Regístrate | Conectar
El Tamiz Libros Recursos Series Únete 7 Users Online
Skip to content

Eso que llamamos Lógica. El libro.




Hace eones que publiqué aquí una serie sobre Eso que llamamos Lógica, concretamente entre octubre de 2011 y junio de 2012. La serie se basaba en mis viejos y amarillentos apuntes de la asignatura “Metodología” de segundo curso de Informática, cuando yo era joven y la disciplina se iba construyendo cada día… ¡qué tiempos! Esos apuntes que conservo como oro en paño reflejan cómo nos contó la asignatura D. José Cuena Bartolomé, uno de los mejores profesores que he tenido en mi vida, en aquellos turbulentos años de mediados de los setenta del siglo pasado, cuando Franco se estaba muriendo y nadie sabía qué iba a pasar con nuestras vidas, con nuestra sociedad, con nuestro país… Y sí, la asignatura se llamaba “Metodología”, pero lo que contenía era Lógica formal. Cosas que pasaban entonces, cuando los temarios de las asignaturas se iban construyendo sobre la marcha.

A lo largo de la serie se desgranaban los esquemas lógicos que luego me fueron muy útiles a lo largo de mi vida profesional como informático de pro, hoy felizmente jubilado, y me pareció interesante compartir esos apuntes, esa forma un tanto peculiar de explicar la Lógica, a los lectores de El Cedazo. Los comentarios recibidos, muchos de ellos muy intensos, me convencieron de que efectivamente era un tema que tenía cierto interés para los lectores, así que la serie fue publicándose plácidamente hasta su finalización, contando incluso con dos interesantes colaboraciones en forma de anexos que escribió nuestro amigo Javier “J” Sedano.

Cuando la serie terminó recopilé los artículos en formato PDF y los puse a disposición de los lectores que los quisieran, tanto en formato A4 como en A5. Y ahí quedó la cosa. Pero el caso es que años después publiqué una novela de gran éxito,[1] BEGIN, en papel en la plataforma lulu.com y también en formato electrónico (epub en lulu y kindle en Amazon), y después, visto el éxito y, sobre todo, lo bien editados que están (lulu lo hace de maravilla) y lo bien que quedan en la biblioteca de casa, publiqué también la versión en papel de mis Memorias de un Viejo Informático, esa dicharachera serie que tanto dio que hablar hace casi diez años, y también las correspondientes versiones electrónicas, en formato epub o kindle.

Eso que llamamos Lógica. Portada.

Ambos libros quedan, como dije, preciosos en mi estantería y me alegran la vista cada vez que los veo, por lo que poco a poco me he ido convenciendo para hacer lo mismo con la serie sobre Lógica. Así serán tres los libros que adornan mi biblioteca personal, en vez de dos.

Y dicho y hecho, me he arremangado nuevamente para lidiar con formatos, páginas pares e impares distintas, números de página que van y vienen y todas estas fruslerías necesarias para publicar de forma digna, en la plataforma lulu.com, el libro en papel sobre Eso que llamamos Lógica. Lo que os cuento hoy por si a alguno de vosotros, queridos lectores de El Cedazo, le parece interesante tener en papel las elucubraciones lógicas de un informático viejo.

Aquí tenéis una foto del libro, con la portada que, sinceramente, no me he currado mucho, pero que sin embargo, una vez que tienes el libro en tu mano, queda bastante resultona para mi gusto: los colores contrastan, el título se lee bien y la imagen se adecua razonablemente al contenido.

El libro tiene 176 páginas en total, contando en esa cifra con las guardas, títulos, índice y demás, por lo que las páginas con contenido “de verdad” deben ser unas 160. Está en formato “media carta”, es decir, 8,5 x 5,5 pulgadas de tamaño, que es el más económico que ofrece lulu, y el precio que le he puesto, alrededor de 7 euros por ejemplar (en realidad el precio hay que ponerlo, no sé por qué razón, en dólares, así que el precio podrá ir variando, espero que no mucho, conforme varíe el cambio entre el dólar y el euro), es casi el mínimo posible después de tener en cuenta el coste de impresión y encuadernación y los márgenes de lulu. O sea, que aunque se vendieran miles de ejemplares, que va a ser que no, no me haría rico, je, je, porque desde luego no es ésa la intención. Recuerdo nuevamente que el pdf sigue estando con acceso gratuito para quien lo desee, y por eso esta vez no he publicado el libro en formato electrónico.

A pesar de que en su día, al editar los resúmenes en PDF, me quejaba de que la calidad de las fórmulas no era maravillosa y se pixelaban algo, porque había tomado para obtener el documento las fórmulas generadas con Latex en los artículos, es decir, las imágenes conteniendo las fórmulas, en vez de reescribir nuevamente el documento con Latex, la pura verdad es que visto en la impresión en papel no queda mal. Podría estar mejor, ciertamente, más nítido y afinado, pero al final todas las fórmulas se leen perfectamente… y espero encarecidamente que estén todas bien, que sean correctas, que es lo más importante.

El libro está editado en blanco y negro, porque hacerlo en color daría como resultado un precio realmente prohibitivo, y no creo que merezca la pena editarlo en color porque apenas hay en toda la serie fotos, dibujos o esquemas que lo requieran. En esos pocos casos he cambiado los colores para que al imprimirlos en blanco y negro se distingan los gráficos lo mejor posible… Vale, “lo mejor posible“, que no es lo mismo que “perfecto“, pero creo que esos gráficos se distinguen lo suficientemente bien como para que no merezca la pena embarcarse en la carísima impresión en color.

A continuación encontraréis una imagen del interior del libro, donde pueden verse algunas de esas fórmulas que se leen muy bien.

Eso que llamamos Lógica. Interior.

Por otra parte, es una pena no haber podido incluir algunos comentarios realmente interesantes que amables lectores hicieron en su momento en los diferentes artículos de la serie, particularmente en los artículos dedicados a la implicación lógica, a la escurridiza y sibilina implicación lógica que tantos quebraderos de cabeza da. Los comentarios siguen estando con los artículos, por lo que aquel que lo desee puede acudir, siguiendo los enlaces de la serie, a obtener sabiduría de dichos comentarios.

En fin, además de los artículos propiamente dichos de la serie, en el libro he incluido, con su permiso, los dos Anexos que en su día escribió para ella Javier “J” Sedano, a quien no puedo sino agradecer no sólo su magnífica aportación al libro, sino todas las correcciones y los comentarios que hizo a los artículos de la serie original.

Pero, insisto, a quien más tengo que agradecer el que publicar este librillo haya sido posible es, por supuesto, a D. José Cuena, mi gran profesor de la Prehistoria, que es quien impartió hace más de cuarenta años las clases que dieron origen a los apuntes que, a su vez, han dado finalmente origen al libro.

Descansa en paz, Pepe.

.

Antes de terminar, quiero repetir lo que dije en su día sobre la forma en que están expuestos los diferentes temas, capítulos, etc del libro. Y es que, igual que hizo Pepe Cuena hace cuarenta y pico años, el tema se expone de forma “bottom-up”, de lo particular a lo general, y eso produjo en su día ciertas controversias con lectores y editores. En una palabra, en el libro se va construyendo el edificio lógico desde sus cimientos, poco a poco, ladrillo a ladrillo, pared a pared, hasta conseguir construir el edificio completo. Primero enseña a fabricar los ladrillos, luego a unirlos para construir paredes, luego éstas para construir una planta, etc, hasta llegar a construir el edificio completo.

Tradicionalmente la Lógica se enseña más bien mediante una aproximación “top-down”, de lo general a lo particular, y esta diferente forma de exponer el contenido llevó a algunos lectores, incluyendo a los propios editores Pedro y J, buenos conocedores del tema, a considerar que en ciertos artículos “faltaban cosas”, que “estaban incompletos” e incluso directamente que lo expuesto en el artículo n era erróneo… y luego llegaba el artículo n+1 y decían: “Ah, claro, aquí está lo que echaba en falta en el capítulo n…”. Como un ejemplo, y aunque sea adelantarme al contenido del libro y destripar de algún modo su contenido, los conocidos cuantificadores “Para Todo” y “Existe”, que normalmente se definen tan pronto en la explicación de la asignatura que casi se dan por supuestos, aquí sólo aparecen al final, una vez se han establecido firmemente a qué cosas podemos aplicar el cuantificador correspondiente. Y así con todo.

O sea, aquellos que os animéis a leer el libro, en papel o pdf o lo que sea, tened paciencia, que está todo lo necesario, en el orden lógico “bottom-up”… si en algún momento echáis en falta alguna cosa, esperad, que ya aparecerá cuando le toque.

Los capítulos que componen el libro son, lógicamente, los mismos que los de los PDF’s que antes he citado; en cualquier caso los enumero a continuación:

Prefacio

Introducción

I – El álgebra de Boole

II –  La Forma Normal Disyuntiva en el álgebra de Boole

III – Álgebra de Circuitos

IV – Una nueva mirada al álgebra de Conjuntos

V – El cálculo proposicional

VI – La sibilina implicación lógica

VII – El proceso de deducción lógica

VIII – El cálculo de predicados

IX – La inferencia lógica

Apéndice I: Solución al problema del Maquinista (que se plantea en el capítulo 4)

Apéndice II: La reducción de Karnaugh, por Javier “J” Sedano

Apéndice III: Lógica digital, por Javier “J” Sedano

.

Y yastá. Ya digo, 176 páginas en total, incluyendo guardas, con bastantes fórmulas y mucha sapiencia lógica que aquí pongo a vuestra disposición en lulu.com al menor precio posible. Y si queréis ahorraros gastos de envío, que de hecho no son pequeños, podéis aprovechar para adquirir simultáneamente alguno más de los excelentes libros que otros autores de El Cedazo (o yo mismo) han publicado en lulu, y que tenéis en la página de “libros” de este sitio, y así el coste del envío se reparte entre todos ellos y sale más económico.

Gracias por todo. Y que lo disfrutéis.

 

 

  1. Unos 150 ejemplares vendidos para una novela en autopublicación no está nada mal. []

Sobre el autor:

Macluskey ( )

Macluskey es un informático de los tiempos heroicos, pero no ha dejado de trabajar en Informática y disfrutar con ella hasta la fecha. Y lo que el cuerpo aguante. Y además, le gusta la música...
 

Escribe un comentario

Tu dirección de correo no es mostrada. Los campos requeridos están marcados *

Al escribir un comentario aquí nos otorgas el permiso irrevocable de reproducir tus palabras y tu nombre/sitio web como atribución.