Regístrate | Conectar
El Tamiz Libros Recursos Series Únete 15 Users Online
Skip to content

El euro: Estonia




Estamos acercándonos ya, poco a poco, al ecuador de esta serie sobre las monedas de euro. Tras haber visto en el artículo anterior los anversos de las monedas españolas, hoy visitaremos el extremo opuesto de Europa. Pasaremos del cálido y confortable sudoeste, en que se encontraba España, al gélido y lejano nordeste, donde nos topamos con la República de Estonia.[1]

Mapa Estonia

Localización de la República de Estonia en Europa. En verde clarito, la Unión Europea. (NuclearVacuum/Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported)

El país

BanderaEscudoYa hemos dicho dónde está Estonia: allá arriba, en el norte, haciendo frontera con Letonia —al sur— y Rusia —al este—. Además, tiene costa en el mar Báltico, al oeste, y en el golfo de Finlandia de este mar, al norte. Su capital es la ciudad de Tallin —que en estonio se escribe Tallinn—, con alrededor de 400 000 habitantes. Estonia posee 1 521 islas en el Báltico, destacando en tamaño las islas de Saaremaa y Hiiumaa. Es, exactamente igual que vimos para Eslovaquia y Eslovenia, una república parlamentaria, cuyo jefe de Estado es el presidente Toomas Hendrik Ilves —desde 2006— y cuyo jefe de Gobierno es el primer ministro Andrus Ansip —desde 2005—.

Estonia, administrativamente, está dividida en 15 condados.[2] Como tantos otros países de la serie —y más que nos quedan por ver—, entró en la Unión Europea en la ampliación de 2004, y es uno de los países menos poblados de la misma: con menos de millón y medio de habitantes, tan sólo supera a Malta, Luxemburgo y Chipre.

Antes del euro: la corona estonia

Breve contexto histórico

En las primeras décadas del siglo XX, Estonia se encontraba bajo ocupación alemana, conformando la denominada Gobernación de Estonia, subordinada al Segundo Reich. Esto quiere decir que la moneda utilizada era la misma que en Alemania: el marco alemán.[3] Tras conseguir Estonia la independencia de Alemania, en 1918, tras la Primera Guerra Mundial, se instauró como moneda oficial del país el marco estonio,[4] con equivalencia 1:1 con el Papiermark alemán.

100 billones marcos

Billete alemán de 100 billones de marcos, emitido en 1924. (Dominio público)

Sin embargo, el marco no duraría más de diez años. La Primera Guerra Mundial acababa de terminar, y las reservas de oro no daban abasto para cubrir las deudas. La economía alemana se desplomó a principios de los años 1920 dando lugar a una de las mayores hiperinflaciones de la Historia, y el Papiermark desapareció en 1923 siendo sustituido por el Rentenmark.[5] En Estonia la inflación no llegó a tan exagerados extremos, pero de todos modos el marco estonio también acabó por ser sustituido por la corona estonia en 1928.

La primera corona estonia[6], con símbolo kr., reemplazó al marco a la razón de 1 kr. = 100 marka, y estaba dividida en 100 senti o céntimos.[7] Para dotar de estabilidad a la corona, se ligó con razón 1:1 a la corona sueca, que seguía el patrón oro, si bien dicho patrón fue abandonado en el año 1933. Finalmente, en 1940, en plena Segunda Guerra Mundial, la URSS invade Estonia, y la corona resulta sustituida por el rublo soviético, de símbolo руб., con relación 1 руб. = 0,80 kr.

De todos modos, los soviéticos no se iban a quedar en Estonia para siempre. Con la caída de la Unión Soviética, Estonia consigue de nuevo su independencia en el año 1991, y en 1992 se introduce la segunda corona estonia con un valor de 1 kr. = 10 руб. Igual que se había hecho con la primera, la segunda corona también fue ligada a una divisa fuerte para aumentar su estabilidad, pero esta vez no se trataba de la corona sueca, sino de un viejo conocido de esta serie: el Deutsche Mark. La corona se mantuvo con un valor de 8 kr. = 1 DM hasta 2004, año en que pasó a ligarse al euro. El 1 de enero de 2011, finalmente, la corona estonia fue sustituida por el euro con una tasa de cambio de 1 € = 15,6466 kr., finalizando así su breve historia y convirtiendo a Estonia en el último país en adoptar el euro.

Las monedas de la corona estonia

Después de esta no tan breve introducción, vamos a ver qué nos hubiésemos encontrado en el monedero de un estonio antes de la entrada del euro. Observemos la serie de 1992 de la corona estonia (imágenes tomadas de worldcoingallery.com):

Denominación Reverso Anverso Imagen
senti Valor facial Escudo de armas 5 senti
10 senti Valor facial Escudo de armas 10 senti
20 senti Valor facial Escudo de armas 20 senti
50 senti Valor facial Escudo de armas 50 senti
1 kr. Valor facial Escudo de armas 1 kr.
5 kr. Motivo conmemorativo y valor Escudo de armas 5 kr.

Las monedas de 5 senti dejaron de emitirse en 1996, y las de cinco coronas eran conmemorativas y rara vez se veían en circulación. No pongo las fotos de esta última serie de la corona estonia para que te fijes en los diseños, ya que los diseños —quiero decir, el diseño— de los euros de Estonia nada tienen que ver con los de la antigua corona. Pongo las fotos por lo bonitas que son las monedas, comparadas con los euros. Porque, sí, por desgracia los euros de Estonia no me gustan nada de nada. Pero nada. Vamos con ellos, no obstante.

Los euros estonios

Ea, allá va la foto de la serie estonia del euro, diseñada por Lembit Lõhmus (1947-):

Euros Estonia

Los 8 valores del euro: caras nacionales estonias. (Imagen: Wikipedia, editada por Saúl Iglesias)

No hay gran cosa que decir, ¿verdad? El simplicísimo diseño de las monedas de euro de Estonia es, en mi humilde opinión, el menos logrado de todos los de la Eurozona, incluyendo a Bélgica —cuyos diseños ya no destacaban precisamente por su originalidad—: un sencillo mapa de Estonia. En él puedes ver, a la izquierda, las islas de Saaremaa —al sur— y Hiiumaa —al norte—, además del lago Võrts[8] en la mitad meridional del país. Los diseños siguen un patrón que veremos de nuevo cuando lleguemos a Finlandia: un motivo para las monedas de céntimos, otro para la de 1 € y otro para la moneda de 2 €.

«Pero Saúl, ¿qué dices?», podrías estar pensando. «¡Pero si son todas iguales!».

Pues no, lista —o listo—, no son todas iguales. Ya que los motivos son tan simples, vamos a ser un poco «repunantes»:[9] en las monedas de céntimos, el mapa aparece en bajorrelieve, es decir, acuñado hacia dentro, mientras en las monedas bimetálicas, el mapa aparece en relieve positivo. Además, el Eesti Pank —el Banco de Estonia, que se encarga de emitir, que no acuñar, las monedas— ha tenido el detalle de representar los pocos accidentes geográficos de Estonia en las monedas de 1 y 2 €. Observa el extremo sudeste del mapa: la ligera elevación que se aprecia es la Suur Munamägi o «Gran Colina del Huevo», el monte más alto de Estonia, con la friolera de 318 metros sobre el nivel del mar.

Diferencias 2€

Detalle de la moneda de 2 €. Aparecen señaladas las islas de Nootamaa (izquierda) y Vaindloo (arriba), que no aparecen en la moneda de 1 €.

Por su parte, las monedas bimetálicas tampoco son iguales entre sí: vamos a fijarnos bien para poder apreciar sus diferencias. Antes de nada, busca una imagen ampliada de las monedas, la de más arriba debería servir. A la izquierda de la isla de Saaremaa —la más grande de todas— se puede apreciar una pequeña islita: Vilsandi. Pues bien, en la moneda de 2 € hay otra isla, aún más a la izquierda y aún más pequeña: se trata de la isla de Nootamaa, que es el punto más occidental de Estonia y que no aparece en la moneda de 1 €. Lo mismo pasa con el pequeño islote que hay en la parte superior derecha de la moneda, a la derecha del año: es la isla de Vaindloo, el punto más septentrional del país, que tampoco sale en la moneda de un euro por su pequeño tamaño.

Concurso diseños

Diseños de las caras nacionales estonias presentados a concurso.

Por cierto, lo de que el diseño de las monedas estonias me decepciona no lo digo por decir. Este diseño fue elegido por concurso: en diciembre de 2004, los estonios pudieron votar por teléfono al diseño que creyeran que les representaba mejor, y entre las propuestas había algunos diseños muy, pero que muy bonitos. Puedes verlos en la imagen de la izquierda. De todos modos, nadie soy yo para poner en tela de juicio el criterio de los estonios en la elección del motivo que representaría a su propio país; si ellos lo votaron así, por algo será.

Traslademos ahora nuestra atención a otros menesteres… Ya sabéis lo que me toca decir, ¿no? Efectivamente: todas las monedas llevan las doce estrellas de la bandera de la Unión, situadas en las posiciones del reloj y orientadas correctamente. Todas las monedas llevan el identificador de país, en este caso el texto «EESTI» —«Estonia» en estonio—, y todas llevan el año —las dataciones comienzan en 2011—. Y eso es todo: Lõhmus no firmó su diseño, y tampoco hay marcas de ceca.

Ceca que, por cierto, conocemos ya de sobra… ¡y ni siquiera hemos llegado aún al país en el que se encuentra! Correcto: las monedas estonias se acuñan en la Rahapaja Oy de Vantaa, en Finlandia, dado que Estonia no cuenta con una ceca nacional. Lo mismo que vimos para Chipre y Eslovenia.

Para acabar, el canto de la moneda de dos euros: el texto «E E S T I ○» repetido dos veces, del derecho y del revés.

Las monedas conmemorativas

Dado que Estonia es un país que acaba de entrar en la Eurozona este año, aún no ha tenido tiempo de emitir ninguna moneda conmemorativa de dos euros. Sí han sido acuñadas, en cambio, varias monedas de coleccionista.

Monedas de coleccionista

20€ Estonia 2011

Moneda estonia bimetálica de 20€, emitida en 2011 con motivo del acceso de Estonia a la Eurozona. (Imagen: Wikipedia)

El Eesti Pank ha emitido dos monedas de coleccionista este año, una de 10 € y otra de 20 €. Puedes ver ambas en la página web del Banco de Estonia: aquí en estonio y aquí en inglés.

La moneda de 10 € es de plata de 999,9 milésimas. El diseño, titulado «El Futuro de Estonia», muestra a dos personajes de la mitología estonia, Kalevipoeg y Vanatühi, bailando la danza nacional estonia bajo el cielo azul. Y digo bien: el cielo azul, pues el reverso está esmaltado en color azul. En el anverso aparece el escudo de armas de Estonia, igual que en las antiguas coronas.

La moneda de 20 €, por último, es bimetálica: consta de un centro de oro de 999,9 milésimas rodeado por un anillo exterior de plata 999,9. Titulada «Acceso de Estonia», su reverso representa el mecanismo de engranajes de un reloj, mientras que en su anverso aparece, de nuevo, el escudo de armas de Estonia.

En fin, me ha salido un artículo más corto de lo normal… así compenso con el anterior, que me salió un pelín largo. Y, aunque no haya gran cosa que decir sobre Estonia, espero que lo poco que hemos descubierto haya resultado interesante. En el próximo artículo no nos desplazaremos demasiado: iremos a un país del que ya hemos hablado en otros artículos —incluido éste—. Visitaremos, pues, la República de Finlandia.


  1. En estonio: Eesti Vabariik. []
  2. En estonio: maakond; en singular: maakonnad. []
  3. No me refiero al Deutsche Mark del que hablé en el artículo sobre Alemania, sino de un marco más antiguo: el Papiermark o «marco de papel», que circuló entre 1914 y 1923 tras el abandono del patrón oro. []
  4. En estonio: Eesti mark; plural: marka. []
  5. Para que el lector se haga una idea, la tasa de cambio Rentenmark:Papiermark fue 1 RM = 10¹² ℳ, es decir, una tasa de un billón de Papiermark por cada Rentenmark. Billones europeos, es decir, millones de millones. En noviembre de 1923, una jarra de cerveza costaba cuatro billones de marcos. No obstante, todo este tema de la inflación está explicado de manera magistral en Entendiendo la inflación, de J y Macluskey. []
  6. En estonio: Eesti kroon; plural: krooni. []
  7. Singular: sent. []
  8. En estonio: Võrtsjärv. []
  9. Ver aquí. []

Sobre el autor:

Saul_IP (Saúl Iglesias Prieto)

Con 22 años, soy estudiante de Ingeniería Química, me gusta casi todo tipo de música (sí, la clásica también, ¡viva Bach!), los coches antiguos y coleccionar cosas, en especial monedas de euro. Llegué a El Cedazo a través de El Tamiz, del que soy un fan incondicional desde 2008.
 

{ 2 } Comentarios

  1. Gravatar Juan Carlos | 05/10/2011 at 11:49 | Permalink

    ¡Que buen ojo para ver el pequeñísimo detalle de las islas!

    Una vez mas, no queda mas que decir: que cosas que uno aprende aqui.

    Saludos

  2. Gravatar Macluskey | 06/10/2011 at 07:41 | Permalink

    Qué razón tienes, Juan Carlos, qué razón tienes…

    Yo de Estonia sólo sabía que era “una República Báltica…” y ya.

    Y, por cierto, los estonios son un poco siesos, ¿no? Porque los diseños presentados (y rechazados) eran todos, sin excepción, mucho más bonitos que el del mapa finalmente elegido. Supongo que lo elegirían por aquello de reforzar la identidad nacional tras su salida de la URSS y todo eso. Pero… ¡qué siesos!

    Gran artículo, Saúl.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo no es mostrada. Los campos requeridos están marcados *

Al escribir un comentario aquí nos otorgas el permiso irrevocable de reproducir tus palabras y tu nombre/sitio web como atribución.