Regístrate | Conectar
El Tamiz Libros Recursos Series Únete 13 Users Online
Skip to content

El euro: Mónaco




En esta serie de El Cedazo sobre las diferentes series nacionales del euro, estamos en racha de países pequeñitos. En los últimos artículos hemos pasado por la pequeña nación de Luxemburgo y, en el siguiente, por el aún más pequeño país de Malta. Continuamos la progresión en la presente entrada, visitando un estado aún más diminuto. Bienvenido, amado lector, al Principado de Mónaco.[1]

Mapa de Mónaco

Localización del Principado de Mónaco en Europa. (Bosonic dressing/CC BY-SA 3.0 Unported)

Antes de empezar, me gustaría recordar que en esta serie estamos tratando únicamente las monedas que se han emitido hasta el año 2011, por motivos que ya expliqué en el artículo de Irlanda. No obstante, y por recomendación de Macluskey, al final de la serie incluiré un artículo de «actualización», con todas las monedas de 2012 y, probablemente, también las de 2013. De todos modos, antes de eso nos queda visitar los Países Bajos, Portugal, San Marino y el Vaticano, además del país de hoy. Vamos allá.

El país

BanderaEscudoEl Principado de Mónaco se encuentra en la costa mediterránea francesa, a tan solo 13 km de la ciudad de Niza, de modo que hace frontera con Francia por todas partes menos por el sur, donde el país se abre al mar Mediterráneo. En el pasado, Mónaco estuvo dividido en tres municipios: Mónaco-Ciudad,[2] Montecarlo[3] y La Condamine. No obstante, en 1917 los tres municipios se combinaron en uno solo, convirtiéndose Mónaco en una de las tres únicas ciudades-estado hoy supervivientes.[4] Hoy, la ciudad-estado de Mónaco se divide en diez barrios:[5] tres de ellos son los tres municipios originales, seis se formaron por escisión de los anteriores y uno, Fontvieille, fue construido enteramente sobre terreno ganado al mar en los años 70.

Además de ser el segundo país más pequeño del mundo,[6] es también el más densamente poblado: 15 142 habitantes por kilómetro cuadrado, lo cual es bastante bestial —el siguiente país en la lista, Singapur, no supera los 7 400 hab./km², quedando muy por detrás—. No hay más que ver una panorámica del principado: hay tantos edificios apelotonados —todos ellos de muchos pisos— que parece que no vaya a caber absolutamente nada más.

Aérea de Mónaco

Vista aérea del Principado de Mónaco. Las zonas donde no hay edificios ya no son Mónaco, sino Francia. (Webster/CC BY-SA 3.0 Unported)

Pero continuemos. Mónaco es una monarquía constitucional, pero no es un reino, sino un principado. Su jefe de Estado es, por consiguiente, un príncipe: desde 2005, Su Alteza Serenísima Alberto II Grimaldi,[7] tras suceder a su padre Raniero III Grimaldi.[8] Por su parte, el jefe de Gobierno se denomina Ministro de Estado, y es, desde 2010, Michel Roger. Y hay algo que me gustaría hacer notar sobre el Principado de Mónaco: es, desde que empezó esta serie, el primer país que vemos que no pertenece a la Unión Europea.

«Pero, Saúl», podrás preguntarte. «Si no está dentro de la Unión Europea, ¿cómo es posible que Mónaco utilice el euro como moneda oficial?».

Quedará muy claro en un instante, pero antes, pongámonos en situación.

Antes del euro: el franco monegasco

Breve contexto histórico

Siglo XIX. La economía del Reino de Francia está on fire, y el «franco Germinal» —del que hablamos en el artículo sobre Francia— es una de las monedas más estables de Europa. No es de extrañar, pues, que el Principado de Mónaco se fijase en el sistema monetario francés cuando, en 1837, decide acuñar sus primeras monedas: 5 centimes y 1 décime de cobre y latón y 5 francos de plata, según el sistema de la Unión Latina. Todas las monedas eran idénticas en peso, dimensiones y composición a sus homólogas francesas.

Así seguiría siendo con el resto de emisiones: las monedas emitidas por el principado han sido siempre de las mismas características que las francesas. Mediante acuerdo entre los gobiernos francés y monegasco, ambas divisas se mantenían con una tasa de cambio 1:1, es decir, eran equivalentes, y además tanto el franco francés como el franco monegasco podían ser utilizados sin ningún problema en Francia o Mónaco —o Andorra, que también utilizaba el franco francés junto con la peseta española sin acuerdo alguno—. Incluso cuando, en 1958 —tal y como vimos en el artículo correspondiente— el franco francés se revaluó, instaurándose el «franco Pinay», el franco monegasco hizo lo propio. También se emitió en Mónaco, por ejemplo, aquella curiosa moneda francesa de 20 ₣, trimetálica, que vimos en el artículo de Francia.

Pero hete aquí que, en 1999, entra en escena el euro. Dada la peculiar circunstancia en la que se encontraría Mónaco si siguiese utilizando el franco tras la entrada del euro en Francia, la Comisión Europea solicitó a la República Francesa el diseño de un acuerdo monetario entre Francia y Mónaco, que permitiera al principado la utilización e, incluso, acuñación de monedas de euro. Dicho acuerdo fue firmado en mayo de 2002, y ésa es la razón por la que pueden existir hoy las monedas monegascas de euro, sin pertenecer Mónaco a la Unión.

Las monedas del franco monegasco

La serie de monedas del franco monegasco es extensísima… exactamente igual que la francesa. De hecho, prueba a comparar cada moneda con su correspondiente de Francia, y verás que, aunque los diseños cambian, los metales son idénticos:

Denominación

Reverso

Anverso

Imagen

1 c.

Rama de laurel y valor facial

Escudo de armas

1 c.

5 c.

Francisco Grimaldi, escudo de armas y valor facial

Efigie de Raniero III

5 c.

10 c.

Francisco Grimaldi, escudo de armas y valor facial

Efigie de Raniero III

10 c.

20 c.

Francisco Grimaldi, escudo de armas y valor facial

Efigie de Raniero III

20 c.

½ fr.

Escudo de armas y valor facial

Efigie de Raniero III

50 c.

1 fr.

Escudo de armas y valor facial

Efigie de Raniero III

1 fr.

2 fr.

Escudo de armas, monograma y valor facial

Efigie de Raniero III

2 fr.

5 fr.

Monograma y valor facial

Efigie de Raniero III

5 fr.

10 fr.

Monograma y valor facial

Sello de Mónaco

10 fr.

20 fr.

Monograma y valor facial

Palacio del Príncipe de Mónaco

20 fr.

100 fr.

[Escudo de armas y valor facial]

[Efigie de Raniero III]

100 fr.

Es fácil comprobar que la serie monegasca está basada en la francesa. Llaman la atención, igual que allí, la moneda bimetálica de 10 fr. y la trimetálica de 20 francos. El motivo de la moneda de 100 francos de plata lo he escrito entre corchetes, puesto que variaba de uno a otro año.

Como ves, en esta serie no aparece Alberto II, que no subió al trono hasta 2005, sino su padre, Raniero III. Así que, como ya habrás adivinado, vamos a tener dos series de euros para Mónaco, una para cada soberano. Vamos allá, pues.

Los euros monegascos

Serie de Raniero III (2001-2005)

Tal y como sucedía en Francia, también los euros de Mónaco dejan ver su herencia de los antiguos francos:

Euros Mónaco (1.ª serie)

Los 8 valores del euro: caras nacionales monegascas de la 1.ª serie. (Imagen: Wikipedia, editada por Saúl Iglesias)

Como ves, comparten diseño las monedas de 1, 2 y 5 euro cent y las de 10, 20 y 50, mientras que la de 1 € y la de 2 € tienen dos diseños distintos. Vamos a analizarlos.

0,01 € – 0,02 € – 0,05 €: El escudo de armas

0,05 €

Moneda de 5 euro cent de Mónaco, del año 2001, con el escudo de armas.

En las monedas cobrizas, lo que aparece es el escudo de armas de Mónaco, con diseño del renombrado grabador francés Robert Cochet (1903-1988). En lenguaje heráldico, está definido como un «fuselado de plata y gules», es decir, un sembrado de rombos blancos y rojos.[9] Estas son las armas de la dinastía Grimaldi, a la que pertenecía Raniero III y, ahora, su hijo Alberto II. Tras el escudo se ve un manto de armiño coronado y, bajo él, una cinta con el lema de Mónaco, Deo Juvante —«con la ayuda de Dios»—.

Pero lo que llama más la atención son los «tenantes» del escudo, es decir, las figuras humanas que lo sostienen a ambos lados. En este caso, se trata de dos monjes empuñando espadas, lo que tal vez pudiera parecer extraño. Esto tiene que ver con la historia medieval de Mónaco, pero en vez de explicarla aquí, voy a dejarlo para las monedas doradas, cuyo diseño va de lo mismo.

0,10 € – 0,20 € – 0,50 €: El sello de Mónaco

Porque resulta que el sello de Mónaco, que aparece en las monedas de 10 a 50 céntimos de euro con diseño de Robert B. Baron, consta de un caballero montado en un caballo rampante. El caballo está cubierto con los rombos rojos y blancos de los Grimaldi, mientras que el caballero, a pesar del yelmo, el escudo y la espada, lleva un hábito de monje. Otra vez el monje guerrero: retrocedamos, pues, a la Edad Media, y busquemos allí el porqué de este diseño tan recurrente en las monedas monegascas.

0,50 €

Moneda de 50 euro cent de Mónaco, del año 2001, con el sello de Mónaco.

A principios del siglo XII, el peñón de Mónaco pertenecía a la República de Génova, una de las repúblicas itálicas más poderosas de la época. Dado que había sido el emperador Enrique VI del Sacro Imperio quien había donado dicho territorio a Génova, el enclave estaba gobernado por los gibelinos, es decir, los partidarios del Sacro Imperio. Y por ello, el territorio estaba bajo el punto de mira de sus enemigos, los güelfos, partidarios del Papado.[10]

Así que, como era de esperar, los güelfos no tardaron en tratar de penetrar en la fortaleza. El primero que lo intentó fue Francisco Grimaldi, en 1297, mediante una original estratagema: él y los pocos soldados que lo acompañaban se disfrazaron de monjes, y fingieron pedir alojamiento para que los gibelinos los dejaran entrar en Mónaco. Una vez dentro, sin embargo, Grimaldi y sus hombres fueron derrotados. No sería hasta 1331 que su primo, Carlos I Grimaldi, derrotase a los genoveses.

De todos modos, poco importa el hecho de que Francisco y sus «monjes-soldados» perdiesen la batalla. El caso es que su hazaña ha pasado a la historia, y Francisco Grimaldi se ha convertido en un símbolo de Mónaco: ya aparecía en las antiguas monedas de 5, 10 y 20 centimes, y los monjes con espadas que sostienen el escudo del principado también remiten a su leyenda. El sello de Mónaco, un monje armado montando a caballo, no es más que una representación de Francisco Grimaldi luchando contra los gibelinos.

1,00 €: Raniero III y Alberto de Mónaco // 2,00 €: Raniero III

2 €

Moneda de 2 € de Mónaco, del año 2001, con la efigie de Raniero III.

En la moneda de 1 € se puede ver al príncipe de Mónaco, Raniero III, acompañado de su hijo, el entonces príncipe heredero Alberto de Mónaco. Su hermana mayor, la moneda de 2 €, nos muestra solamente a Raniero III, y su canto es del Tipo 1.

Raniero III nació en Mónaco el 31 de mayo de 1923, y su infancia no fue feliz. Sus padres, Carlota de Mónaco y Pedro de Polignac —que, aún durante la niñez de Raniero, se divorciarían—, no parecen haberles prestado la debida atención a él y a su hermana mayor, hasta el punto de que el propio Raniero declararía, ya adulto:

Mi hermana y yo hemos sido educados por una niñera. A nuestros padres sólo les veíamos a las cinco de la tarde y únicamente durante una hora. El resto del tiempo estábamos confinados en una habitación de juegos.

En el año 1949 moría su abuelo, el príncipe Luis II. Como su madre había renunciado a sus derechos en 1944, el trono pasaba directamente a Raniero, que por aquel entonces tenía 26 años.[11] Así, ya convertido en príncipe de Mónaco, conoció a la actriz estadounidense Grace Kelly mientras ésta se encontraba en la Costa Azul rodando Atrapa a un ladrón,[12] y se enamoró de ella hasta el punto de seguirla a Estados Unidos. Se casaron en 1956, con lo que Grace Kelly se convertía en la princesa Gracia de Mónaco.[13] A pesar de que a la princesa le costó adaptarse a la vida principesca y a la oposición de la familia de su marido,[14] ambos constituyeron un matrimonio feliz, del que nacerían tres hijos: Carolina, Alberto y Estefanía. Mientras tanto, el Principado de Mónaco iba viento en popa: Raniero aprobó en 1962 una constitución que convertía a Mónaco en una monarquía moderna, y utilizó sus contactos para convertirlo en una rentable inversión para los millonarios, así como un atractivo destino turístico.

No obstante, las cosas se fueron torciendo poco a poco. A medida que crecían, las princesas Carolina y Estefanía eran fuente continua de escándalos en la prensa rosa, debido a sus constantes matrimonios y divorcios.[15] Para colmo de males, en 1982, la princesa Gracia fallece en un accidente de coche, un golpe del que Raniero nunca llegó a recuperarse. El segundo marido de Carolina, Stefano Casiraghi, moría en un espectacular accidente náutico en 1990, Estefanía seguía originando escándalos amorosos y Alberto seguía sin casarse. Paulatinamente, la salud del príncipe se fue resintiendo, hasta que, en marzo de 2005, fue hospitalizado por una infección pulmonaria. Murió menos de un mes después.

Generalidades

Pero volvamos a temas menos truculentos… Como siempre, hay algunos elementos que se repiten en todas las monedas:

  • Las doce estrellas. Como manda la ley, en todas las monedas aparecen las doce estrellas de la Unión Europea… pero descolocadas, igual que pasaba con las monedas de Luxemburgo. En efecto, las doce estrellas aparecen divididas en dos grupos de 6, para hacer espacio al identificador del país y al año.
  • El identificador de país, consistente en la palabra «MONACO» en la parte superior del anillo externo de las monedas.
  • El año de acuñación, localizado en la parte inferior del anillo externo. Al igual que Grecia, Mónaco no empezó a acuñar monedas en 1999, sino en 2001. No obstante, como Mónaco es un país muy pequeño, no tuvo problemas para producir todas sus monedas en un año, al contrario de lo que les pasó a los helenos.
  • La marca de ceca. Como era de esperar, las monedas monegascas son acuñadas por la francesa Monnaie de Paris, en Pessac. Su marca es, como ya sabes si leíste los artículos sobre Francia y Luxemburgo, una cornucopia, que aparece en todas las monedas a la izquierda del año.
  • La marca del director de ceca. Se encuentra a la derecha del año. No voy a explicarlas en detalle porque ya las vimos en el artículo sobre Francia, pero son:
    • 2001 y 2002: la herradura de Buquoy.
    • 2003: el corazón de Levet.
    • 2004 y 2005: la trompa de Larivière.

Una cosa curiosa de los euros de Mónaco es que, al contrario que pasa con el resto de países que hemos visto, no existen monedas para todos los años: en algunos años no se acuñó ninguna moneda, ni siquiera para coleccionistas. De este modo, no existen las monedas de 1, 2 y 5 euro cent de 2003, ni las de 10, 20 y 50 céntimos y 1 y 2 € de 2005. Aparte de eso, la mayoría del resto de tiradas se han emitido sólo para coleccionistas, y las que quedaron en circulación fueron rápidamente absorbidas por otros coleccionistas, por lo que quedan poquísimas por ahí.

Serie de Alberto II (2006-hoy)

Cuando el príncipe Raniero III falleció, en abril de 2005, ya había sido emitida la serie de monedas de aquel año, por lo que hubo que esperar hasta 2006 para ver la nueva serie en la que aparecería el nuevo príncipe, Alberto II. Éstas fueron las monedas de esa segunda serie:

Monedas Mónaco (2.ª serie)

Los 8 valores del euro: caras nacionales monegascas de la 2.ª serie. (Imagen: Wikipedia, editada por Saúl Iglesias)

En las monedas de cobre sigue apareciendo el escudo de armas de Mónaco, y en las grandes el retrato del príncipe Raniero ha sido sustituido por el de su hijo Alberto. Por su parte, en las monedas de 10, 20 y 50 céntimos de euro ya no aparece el sello de Mónaco, sino el monograma de Alberto II: dos «A» entrecruzadas bajo una corona. Los diseñadores son los mismos que los de la serie anterior, pero hay otros cambios:

  • Las estrellas de la Unión aparecen ahora correctamente, tal y como están dispuestas en la bandera de Europa.
  • Debido a ese cambio de posición de las estrellas, fue necesario desplazar el identificador de país y el año —y, con él, las marcas de ceca y del director de ceca—, colocándolos en la parte interior de la moneda, en lugar del anillo exterior. Las marcas de directores han sido:
    • 2006 a 2010: la trompa de Larivière.
    • 2011 en adelante: el pentágono de Sampo.

Igual que en la 1.ª serie, no existen todas las monedas de todos los años. De 2007 solo existe la moneda de 1 €, de 2008 no existe ninguna, y de 2010 solo existe la de 2 €. Y hay un dato curioso sobre las monedas de 1 € de 2007: de las 100 000 unidades que se produjeron, en torno al 3 % —exactamente, 2 991— no llevaban ninguna marca, ni de ceca ni del director. Dada su escasez, estas monedas sin marca de 2007 son algunas de las más apreciadas por los coleccionistas —y caras, y eso que las monedas de Mónaco ya son carísimas de conseguir normalmente—.

Las monedas conmemorativas

Monedas conmemorativas de dos euros

Conmemorativas

Las dos monedas conmemorativas de 2 € emitidas por Mónaco hasta 2011.

El Principado de Mónaco no tiene necesidad de emitir muchas monedas conmemorativas, ya que sus monedas «normales» son ya muy valoradas por los coleccionistas dada su escasez. Hasta 2011, las monedas conmemorativas de dos euros emitidas por Mónaco son:

  • 2007: 25.º aniversario del fallecimiento de la princesa Gracia de Mónaco. Diseñador: Robert B. Baron (R.B.BARON). En efecto, la muerte en un accidente de coche de Grace Kelly supuso tal golpe para la población monegasca que, 25 años después, el principado le dedica esta moneda conmemorativa.
  • 2011: Boda de S. A. S. Alberto II y Charlene Wittstock. Charlene Lynette Wittstock nació en Rodesia, lo que hoy es Zimbabue, en 1978, y de niña se mudó a la República de Sudáfrica. Participó como nadadora, en representación de Sudáfrica, en los Juegos Olímpicos de Sídney 2000, y fue precisamente aquel año, durante el circuito de natación Mare Nostrum en Mónaco, cuando conoció al príncipe Alberto. Se casaron el 1 de julio de 2011 en el Palacio del Príncipe, con lo que Wittstock pasó a ser la princesa Charlene de Mónaco.

Tal vez eches en falta las monedas de las dos emisiones conjuntas, pero es que Mónaco, al no pertenecer a la Unión Europea, no ha participado en ninguna de las emisiones conjuntas. Así pues, su catálogo de monedas conmemorativas se reduce a dos.

Monedas de coleccionista

20 €

Moneda monegasca de 20 € de oro 900, emitida en el año 2002.

Siguiendo con la línea de las monedas conmemorativas de dos euros, Mónaco ha emitido muy pocas monedas de coleccionista: ocho, hasta 2011. Eso significa que puedo mencionarlas una a una:

  • 2002: Una moneda de 20 €, de oro de 900 milésimas. Simplemente aparecía el retrato de Raniero III, en el anverso, y el escudo de Mónaco, en el reverso.
  • 2003: Dos monedas, una de 100 € de oro 900 ‰ y otra de 10 € de coin silver, o plata de 900 milésimas. Ambas se emitieron para celebrar el 80.º cumpleaños de Raniero III, y eran muy parecidas a la de 2002: en la de 10 € aparecía, junto a Raniero, el príncipe Alberto, mientras que en la de 100 €, en vez del escudo de armas, aparecía el sello de Mónaco, el «monje guerrero».
  • 2004: Para celebrar el 1 700 aniversario de la muerte de santa Devota, patrona de Mónaco, se emitió una moneda de coin silver de 5 €. Como curiosidad, la imagen de santa Devota era la que iba a aparecer originalmente en las monedas de 1 y 2 euros, pero en Francia está prohibida la acuñación de imágenes religiosas en las monedas, así que se desestimó la idea.
  • 2005: Se emitió una moneda de 10 €, de oro 900 ‰, con motivo del fallecimiento de S. A. S. Raniero III. Muy parecida también a la de 2002.
  • 2008: Dos monedas, una de 20 € de oro 900 ‰ y otra de 5 € de coin silver. Se conmemoraba el 50.º cumpleaños de Alberto II. El diseño era similar a la moneda de 2002, pero con el retrato del príncipe Alberto.
  • 2011: Una moneda de 10 €, de coin silver, para celebrar la boda de Alberto II y Charlene Wittstock. En el anverso aparecen las efigies de los novios, mientras que en el reverso se ve el monograma dual de la pareja.

Y es todo; como ves, toda la colección de Mónaco se reduce a 26 monedas, incluyendo las de colección. Espero que el artículo te haya parecido, como mínimo, interesante; para la próxima, nos veremos en el Reino de los Países Bajos. Hasta entonces.


  1. En francés: Principauté de Monaco. []
  2. En francés: Monaco-Ville. []
  3. En francés: Monte-Carlo. []
  4. Las otras dos son Singapur y la Ciudad del Vaticano. []
  5. «Barrio» no es una traducción exacta, pero es, a mi juicio, la más adecuada. En inglés se los denomina wards, y en francés, bydels, a través de un préstamo del danés. Otra traducción, aún inexacta, podría ser «distrito». []
  6. Detrás de la Ciudad del Vaticano. []
  7. Su nombre completo es Alberto Alejandro Luis Pedro Grimaldi. []
  8. Aunque normalmente se toma el nombre italiano, «Rainiero», la mayoría de fuentes que he consultado recomiendan en español la forma «Raniero», sin «i». El nombre completo de Raniero III era Raniero Luis Enrique Majencio Bertrán Grimaldi. []
  9. Puedes ver que, como en tantas otras monedas, el rojo está representado mediante un rayado vertical, tal y como mandan las reglas heráldicas. Esto ya lo vimos en otros países como, por ejemplo, Austria y Francia. []
  10. Ya vimos, cuando hablamos de Dante Alighieri en el artículo sobre Italia, quiénes eran los gibelinos y los güelfos. []
  11. El trono también se saltaba a su hermana mayor, Antonieta, pues las leyes sucesorias monegascas dan preferencia a los varones, igual que las españolas. Curiosamente, Antonieta de Mónaco y su amante urdieron un plan, a mediados de los 50, para sustituir a Raniero en el trono, plan que, evidentemente, no se llevó a cabo. []
  12. El título original era To Catch A Thief. En España se tradujo como Atrapa a un ladrón, mientras que en América Latina era Para atrapar al ladrón. []
  13. Antes de conocer a Kelly, había tenido un romance de varios años con Gisèle Pascal, romance que se terminó cuando corrió el rumor de que ésta era estéril. Según parece, fue Antonieta quien extendió el rumor. Años después, Antonieta nunca se llevó bien con su cuñada, Grace Kelly. Ah, el amor fraterno. []
  14. Es decir, de Antonieta. []
  15. A Alberto, la prensa lo tenía más olvidado, aunque tampoco se privó de ir sembrando hijos ilegítimos por ahí. []

Sobre el autor:

Saul_IP (Saúl Iglesias Prieto)

Con 22 años, soy estudiante de Ingeniería Química, me gusta casi todo tipo de música (sí, la clásica también, ¡viva Bach!), los coches antiguos y coleccionar cosas, en especial monedas de euro. Llegué a El Cedazo a través de El Tamiz, del que soy un fan incondicional desde 2008.
 

{ 3 } Comentarios

  1. Gravatar Juan Carlos | 01/03/2013 at 02:12 | Permalink

    Pues el artículo se sobró de interesante.

    Una consulta, en la moneda de 100 euros de oro ¿el oro es el que vale esos 100 euros? ¿O es su valor nominal (el valor del oro puede ser menos o mayor)?

    Saludos

  2. Gravatar Saul_IP | 05/03/2013 at 06:31 | Permalink

    @Juan Carlos:

    Los 100 € son, como tú dices, el valor nominal. El oro que contiene esa moneda vale bastante más de 100 € —y, de hecho, si vas a comprar la moneda te la venderán por el valor del oro que contiene, en la mayoría de los casos, y no por el valor nominal—.

    ¡Un saludo!

  3. Gravatar J | 03/04/2013 at 07:48 | Permalink

    A mí me faltó que Saúl contara un cotilleo sobre Mónaco: hasta no hace mucho, Mónaco tenía un tratado con Francia por el que, si se interrumpía la línea de sucesión, volvería a ser parte de Francia (un protectorado, según las fuentes que Saúl me ha pasado). Por lo tanto, las noticias del Hola y el Lecturas sobre las andanzas sexuales de Alberto Grimaldi no eran cotilleos banales, sino cuestión de estado.

    Por lo que Saúl me ha contado, en 2002 hicieron un nuevo tratado para poner fin a ese problema, permitiendo líneas sucesorias laterales. Imagino que alguien estaba muy preocupado por la posibilidad de que se les acabase el paraíso fiscal…

Escribe un comentario

Tu dirección de correo no es mostrada. Los campos requeridos están marcados *

Al escribir un comentario aquí nos otorgas el permiso irrevocable de reproducir tus palabras y tu nombre/sitio web como atribución.