Regístrate | Conectar
El Tamiz Libros Recursos Series Únete 4 Users Online
Skip to content

El euro: Eslovaquia




Después de haber visitado en el artículo anterior la lejana y pequeña isla de Chipre, proseguimos nuestro alfabético viaje por la Eurozona. Hoy nos toca otro país de Europa central, la República Eslovaca.[1]

Mapa

Localización de la República Eslovaca en Europa. En verde clarito, la Unión Europea. (NuclearVacuum/Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported)

El país

BanderaEscudoEslovaquia se encuentra en el centro del continente europeo, y no tiene salida al mar. Hace frontera, al norte, con Polonia; al este, con Ucrania; al sur, con Hungría; al sudeste, con Austria; y al nordeste, con Chequia. La forma de Estado de Eslovaquia es la república parlamentaria, con un presidente como jefe de Estado —Ivan Gašparovič desde 2004— y un primer ministro como jefe de Gobierno —primera ministra, en este caso: Iveta Radičová, desde 2010—. En Producto Interior Bruto per cápita, Eslovaquia es el penúltimo país de la Eurozona, con 22 040 dólares per cápita, superando únicamente a Estonia.

La República Eslovaca —con capital en Bratislava, antiguamente llamada Presburgo— entró en la Unión Europea en el año 2004. Como ya indiqué en el artículo anterior, la ampliación de la Unión del año 2004 ha sido la mayor de su historia en número de países: diez nuevas naciones pasaron a formar parte de la UE ese año, pasando de la «UE-15» —la Europa de los Quince— a la «UE-25» —la Europa de los Veinticinco—. También ha sido la ampliación más importante en número de habitantes: la Unión ganó 75 millones de habitantes ese año. Además, supuso una importante «inclinación de la balanza» hacia el este de Europa, pues, exceptuando tal vez a Malta, todos los países eran del oriente europeo.

Antes del euro: la corona eslovaca

Breve contexto histórico

Antes del euro, la moneda nacional de Eslovaquia fue la corona eslovaca,[2] cuyo símbolo era Sk. Han existido dos coronas eslovacas a lo largo de la Historia, conocidas —obviamente— como «primera» y «segunda» corona.

La primera corona eslovaca sustituyó a la primera corona checoslovaca, después de la disolución de la Segunda República Checoslovaca en 1939 debido a la invasión de la Alemania nazi. Checoslovaquia se dividió en la República Eslovaca y el Protectorado de Bohemia y Moravia, y la primera corona eslovaca estaba ligada 1:1 a la corona de Bohemia y Moravia. A su vez, ambas lo estaban al Reichsmark alemán, a la razón de 10 coronas por cada Reichsmark.[3] En el año 1940 perdió esta paridad, poniéndose a 1 ℛℳ = 11,62 Sk, mientras que la corona de Bohemia y Moravia permanecía inmutada.

Tras la finalización de la II Guerra Mundial con la derrota alemana, volvió a constituirse en 1945 la República Socialista Checoslovaca, y con ella la segunda corona checoslovaca,[4]  a la que siguió una tercera. En 1990 vuelve la democracia a Checoslovaquia, instaurándose la República Federal Checa y Eslovaca… que duró más bien poco. En el año 1993 el país se divide en dos de nuevo: la República Checa y la República Eslovaca, y con ella llega la segunda —y última— corona eslovaca. Sucediendo 1:1 a la checoslovaca, estaba dividida en 100 halierov,[5][6] y fue revaluándose poco a poco frente al euro, hasta que fue sustituida por él el 1 de enero de 2009 a una tasa de 1 € = 30,1260 Sk. Sí, Eslovaquia es el segundo país más reciente en la Eurozona, habiendo entrado Estonia en 2011.

Las monedas de la corona eslovaca

Regocijémonos, oh ínclito lector, con la visión de las monedas que utilizaban los eslovacos antes de 2009 (imágenes tomadas de worldcoingallery.com). Los diseños habían sido los mismos desde que apareció la segunda corona eslovaca en 1993. Además, en 2003 se retiraron las monedas de 10 h y 20 h.

Denominación Reverso Anverso Imagen
10 h Campanario de Zemplín y valor Escudo de armas 10 h
20 h Monte Kriváň y valor Escudo de armas 20 h
50 h Torre del castillo de Devín y valor Escudo de armas 50 h
1 Sk Virgen con el Niño y valor Escudo de armas 1 Sk
2 Sk Venus de Hrádok y valor Escudo de armas 2 Sk
5 Sk Hexadracma de Biatec y valor Escudo de armas 5 Sk
10 Sk Cruz de bronce del s. XI y valor Escudo de armas 10 Sk

Los motivos de las monedas son muy diversos, y vemos que todas ellas muestran en su anverso el escudo de armas con la leyenda SLOVENSKÁ REPUBLIKA. Sin embargo, hay dos diseños sobre los que debo llamar la atención: la silueta del monte Kriváň y el propio escudo de armas. Los volveremos a ver ahora mismito.

Los euros eslovacos

En cuanto veas la imagen de la serie de euros de Eslovaquia, verás cómo tenía razón al pedirte que te fijaras en aquellos dos diseños:

Los 8 valores del euro: caras nacionales eslovacas. (Imagen: Wikipedia, editada por Saúl Iglesias)

¿Ves el monte Kriváň? ¿Ves también el escudo de armas de la República, bien grandote? Bien, pues entonces el único motivo que desconoces es el de las tres monedas de oro nórdico. Aún así, veamos en detalle las monedas de euro eslovacas, todas ellas acuñadas y emitidas por la Mincovňa Kremnica —la Casa de Moneda de Kremnica—, que es la ceca más antigua del mundo aún en funcionamiento: fue establecida en el año 1328.

En detalle

0,01 € – 0,02 € – 0,05 €: El monte Kriváň

El monte Kriváň se encuentra en la cordillera del Alto Tatra, en el norte de Eslovaquia —si bien cruza ligeramente la frontera y parte de ella penetra en Polonia—. No obstante, el pico más alto del Alto Tatra —y, por ende, del país— no es el Kriváň, sino el monte Gerlachov, con 2 655 metros de altura, mientras que el Kriváň se eleva a tan sólo 2 495 metros sobre el nivel del mar.

Monte Kriváň

El monte Kriváň. (Thomas T./Creative Commons Attribution 2.0 License)

Entonces, ¿por qué incluir al Kriváň, y no al Gerlachov, en las monedas?

Bien, lo cierto es que hasta 1837 sí se pensó que el Kriváň era el monte más alto del Alto Tatra, alternando el título con el monte Lemnický, hasta que el sajón Ludwig Greiner determinó mediante triangulación que en realidad el Gerlachov era más alto. Sin embargo, el Kriváň sí es considerado el pico más bello de Eslovaquia, con sendas bien marcadas para su ascenso y unas excepcionales vistas desde su cumbre. De hecho, fue el pueblo eslovaco el que decidió por votación, en 2005, que esta montaña debía aparecer en sus euros.

El primer ascenso registrado a la cumbre del Kriváň es el del pastor luterano Andreas Jonas Czirbes, en 1773, y le siguieron muchas más personas a lo largo de los años, algunas de ellas con bastante fama. Es el caso de Federico Augusto II de Wettin, rey de Sajonia, que escaló a la cumbre con 43 años de edad en 1840.

El diseñador de esta moneda, tal como acredita la «Z» en la parte inferior derecha del año, fue Drahomír Zobek, que diseñó también las monedas de la corona eslovaca.

0,10 € – 0,20 € – 0,50 €: El castillo de Bratislava

El castillo de Bratislava, protagonista de las monedas medianas del euro, es el único motivo que constituye una novedad respecto de la corona eslovaca, y está firmado por Ján Černaj —empleado de la Mincovňa Kremnica— y Pavel Károly —de la Escuela de Artes Aplicadas de Kremnica—.

Castillo Bratislava

El castillo de Bratislava. A ver si encuentras la ventana que no encaja. (Peter Zelizňák/Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 License)

De planta rectangular, el castillo de Bratislava fue construido entre los siglos IX y XVIII, de modo que comprende diversos estilos arquitectónicos: románico —siglo X—, renacentista —siglo XVI— y barroco —siglos XVII y XVIII—. En el año 1740, María Teresa de Habsburgo, que sería más tarde emperatriz consorte del Sacro Imperio Romano Germánico, asciende al trono de Hungría convirtiéndose en reina de Hungría y Croacia y archiduquesa de Austria, e instala en el castillo su residencia. Fue ella la principal impulsora de la remodelación barroca y rococó del castillo, y en el año 1765 éste se convirtió también en oficina del gobernador de Hungría, a las órdenes de la reina. El castillo vivió así una de sus épocas más opulentas.

Pero todo lo que sube, baja, y en 1781 el puesto de gobernador de Hungría es abolido por el hijo de María Teresa, José II de Habsburgo-Lorena. Dos años después, la sede de las autoridades húngaras se traslada también a Buda —hoy Budapest—, y el castillo se convierte en seminario. En 1802, también el seminario se mueve a otro lugar, y el castillo de Bratislava se adapta como barracón militar. Un incendio en 1811 agrava el ya notorio deterioro del edificio, que a mediados del siglo XX estaba ya en ruinas.

A partir de 1953 la suerte vuelve a sonreír al castillo, ya que se comienzan a realizar estudios arqueológicos y arquitectónicos para comenzar la restauración, lo cual se hizo realidad en 1957. Aunque fue paralizada durante la Primavera de Praga de 1968, ha ido desarrollándose sin problemas dignos de mención desde entonces: la constitución de Eslovaquia, por ejemplo, fue firmada en su Salón de los Caballeros en 1992.

Y se ha llegado más lejos de la simple restauración: en 2008 se comenzó una reconstrucción masiva del edificio, con un presupuesto de 2 000 millones de coronas —unos 60 millones de euros—, que debería finalizar en torno a 2013.

1,00 € – 2,00 €: El escudo de armas

Y, por fin, llegamos a las monedas de 1 y 2 euros, que nos muestran el otro motivo que ya vimos en la corona eslovaca: el escudo de Eslovaquia. El escudo en sí, como puedes ver en la parte superior de este artículo, se describe para los profanos en la materia como una cruz doble blanca en pie sobre tres colinas azules, más alta la central, todo ello sobre fondo rojo.[7] Como en todo escudo de armas que se precie, cada cosita tiene su simbolismo:

2 €

Moneda eslovaca de dos euros, con el escudo de armas del país, emitida en 2009. (Imagen: Wikipedia)

  • Los colores, rojo, blanco y azul, son los colores del paneslavismo, movimiento del siglo XIX que defendía la unidad de todos los países eslavos, esto es, del este de Europa. Si nos vamos a las banderas de estos países, los colores paneslavos están por todas partes: Croacia, Chequia, Rusia, Serbia, Eslovenia, las antiguas Yugoslavia y Checoslovaquia… y, por supuesto, Eslovaquia.
  • El simbolismo de la doble cruz blanca, o cruz patriarcal, no está demasiado claro. Se sabe que esta cruz aparece en Bizancio en el s. IX, y podría representar el doble poder —seglar y eclesiástico— de los reyes bizantinos. Otros afirman que significa la muerte, primero, y resurrección, después, de Jesucristo. En cualquier caso, la cruz doble era utilizada por clérigos y misioneros bizantinos. Y fue así como llegó a lo que hoy es Eslovaquia: «exportada» por los santos Cirilo y Metodio en su misión a lo que entonces era la Gran Moravia. Hoy es uno de los símbolos más antiguos de la Europa oriental.
  • Para terminar, las tres colinas representan a las tres cadenas montañosas Tatra —de la que ya he hablado—, Matra —que se encuentra en Hungría, y donde se encuentra el pico más alto de ese país, el Kékes— y Fatra —que son, en realidad, dos cadenas: el Gran Fatra y el Pequeño Fatra—. No, no es ninguna broma. Tatra, Matra y Fatra.

El diseño de la moneda, con su adaptación del escudo eslovaco, pertenece a Ivan Řehák, catedrático de Arquitectura de la Universidad Eslovaca de Tecnología en Bratislava. El canto de la moneda, por otro lado, es la inscripción «SLOVENSKÁ REPUBLIKA ★ ❧ ★», en donde ❧ es una hoja de tilo.

Generalidades

Bueno, aunque sea innecesario decírselo a alguien tan versado como tú, que te has leído esta serie desde el principio, y en concreto te has leído el artículo sobre las monedas de euro, señalaré no obstante que en todas las monedas aparecen las doce estrellas de la bandera europea, colocadas en las doce posiciones del reloj, además del año —claro— y el identificador de país, que para Eslovaquia es el propio nombre del país —SLOVENSKO— y no una abreviatura. También aparece en todas ellas el escudo de armas en pequeñito, exceptuando las monedas de uno y dos euros, ya que es su diseño principal.

Hasta aquí, lo que se ve de un vistazo. Ahora, lo que se ve fijándose: la marca de ceca y la firma del diseñador.

Marca de ceca

En todas las monedas aparece la marca de ceca, que no es otra cosa que el logotipo de la Mincovňa Kremnica. Se trata de un símbolo circular, con la imagen estilizada de un troquel, entre cuyas dos partes se encuentran las iniciales de la casa: MK. En las monedas de céntimos, la marca de ceca aparece a la izquierda del escudo de armas, mientras que en las de 1 y 2 € está a la izquierda del asta de la cruz patriarcal.

Firma del diseñador

Por supuestísimo, los diseñadores de las monedas de euro eslovacas firmaron sus diseños, como todo hijo de vecino. Dado que hay cuatro diseñadores, tendremos cuatro firmas:

  • En las monedas de 1, 2 y 5 euro cent, a la derecha del escudo de armas, vemos la Z de Drahomír Zobek.
  • En las de 10, 20 y 50 céntimos, en la parte derecha del diseño y casi confundiéndose con él, están las firmas de Ján Černaj— y Pavel KárolyꟼK—.
  • Para acabar, en las monedas gordas, la firma de Ivan Řehák se puede ver a la derecha del asta de la cruz: una I y una Ř superpuestas.

Las monedas conmemorativas

Monedas conmemorativas de dos euros

A pesar de llevar menos tiempo en la Eurozona que Chipre, la colección de monedas conmemorativas de dos euros eslovacas es más rica que la de aquél. Tres monedas conmemorativas ha emitido Eslovaquia, entre ellas la emisión conjunta «10 años de euro». La otra emisión conjunta, «Tratado de Roma», data de 2007, así que Eslovaquia —obviamente— no participó en ella. Las otras dos monedas han sido:

Conmemorativas

Colección de monedas conmemorativas eslovacas. (Imagen: Wikipedia, editada por Saúl Iglesias)

  • 2009: 20º aniversario de la Revolución de Terciopelo. Diseñador: Pavel Károly (ꟼK). La Revolución de Terciopelo suele considerarse comenzada el 17 de noviembre de 1987, con una manifestación pacífica en Praga, en la que los manifestantes agitaban sus llaveros para producir ruido —de ahí el motivo de la moneda, mitad llave mitad campana—. A partir de entonces se sucedieron una serie de manifestaciones que terminaron con la disolución del régimen de partido único, la dimisión del presidente de la República y, en 1990, las primeras elecciones democráticas desde 1946.
  • 2011: 20º aniversario de la fundación del Grupo de Visegrado. Diseñador: Miroslav Rónaiis (MR). El Grupo —o Triángulo— de Visegrado fue fundado por los jefes de Estado de Polonia, Checoslovaquia y Hungría en 1991. El objetivo era apoyarse mutuamente para contribuir a la integración de los tres países en Europa. Hoy, el término «Triángulo de Visegrado» no es válido, ya que, tras la división en 1993 de Checoslovaquia, el triángulo es más bien un «Cuadrilátero de Visegrado»[8] conformado por Polonia, Chequia, Eslovaquia y Hungría.

Monedas de coleccionista

Eslovaquia ha emitido, hasta 2010,[9] seis monedas de coleccionista, casi todas en plata, y en valores de 10, 20 y 100 euros.

10 € 2010

Moneda eslovaca de 10€ de plata, emitida en 2010, con motivo de las iglesias de madera de los Cárpatos. (Peter Zelizňák/Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 License)

Las monedas de 10 € están fabricadas en plata de 900 milésimas,[10] la aleación con menos proporción de plata de las que hemos visto hasta ahora. Se emitió una en 2009, con motivo del 150º aniversario del nacimiento de Aurel Stodola —pionero en el área de la termodinámica técnica, con investigaciones sobre turbinas de vapor y gas—, y dos en 2010: una sobre los sitios Patrimonio de la Humanidad eslovacos —en concreto, las iglesias de madera de los Cárpatos— y otra sobre el 150º aniversario del nacimiento del escritor Martin Kukučín, el más notable representante del realismo eslovaco.

En cuanto a las monedas de 20 €, constituyen una serie —de una moneda anual— sobre la Protección de la Naturaleza y el Paisaje, siendo protagonizadas en 2009 por el Parque Nacional Veľká Fatra y en 2010 por el Parque Nacional Poloniny.

Por último, y cambiando al oro, tenemos la moneda de 100 € emitida en 2010, en oro de 900 milésimas, conmemorando el mismo motivo —pero no con el mismo diseño— que la moneda de 10 € del mismo año: las iglesias de madera de los Cárpatos.

Puedes ver imágenes de las monedas de coleccionista de Eslovaquia aquí en eslovaco y aquí en inglés.

Y con esto finalizamos el artículo sobre Eslovaquia, que me ha salido —una vez más— más largo de lo que esperaba. Sin escaparnos del centro de Europa, hablaré en mi siguiente artículo sobre un país de nombre muy parecido: la República de Eslovenia.


  1. En eslovaco: Slovenská republika. []
  2. En eslovaco: slovenská koruna. []
  3. No podía faltar en esta entrada una referencia al marco alemán: Chipre se libró pero Eslovaquia queda pegandito, así que… Por si lo has olvidado, el Reichsmark o marco imperial, con símbolo «ℛℳ», era la moneda del régimen nacionalsocialista alemán, que precedió al Deutsche Mark. []
  4. Bufff… Vaya lío, entre «eslovaca» y «checoslovaca». Me estás poniendo la cabeza loca, Saúl. Además, estás hablando solo. []
  5. Singular: halier; plural nominativo: haliere; plural genitivo: halierov. El singular se usa para números acabados en 1 y el plural nominativo se usa para los acabados en 2, 3 y 4. Para todo lo demás, MasterCa… digoo… plural genitivo. []
  6. Nota del Editor: ¡Menudo lío! ¿Os habéis fijado que hay dos plurales diferentes en las lenguas eslavas, uno para «pocos» y otro para «muchos»? []
  7. Heráldicamente, la descripción es «Sobre campo de gules, tres montes de azur en punta, y sobre ellos una cruz patriarcal de plata». Sí, los heráldicos hablan raro. []
  8. Juro por lo más sagrado que lo de «Cuadrilátero de Visegrado» me lo he inventado sobre la marcha. Que nadie lo tome en serio, por Dios. []
  9. Recordemos que, salvo excepciones, sólo trato las emisiones hasta 2010, para evitar inexactitudes. []
  10. En los Estados Unidos, esta aleación de plata se conoce como coin silver. []

Sobre el autor:

Saul_IP (Saúl Iglesias Prieto)

Con 22 años, soy estudiante de Ingeniería Química, me gusta casi todo tipo de música (sí, la clásica también, ¡viva Bach!), los coches antiguos y coleccionar cosas, en especial monedas de euro. Llegué a El Cedazo a través de El Tamiz, del que soy un fan incondicional desde 2008.
 

{ 12 } Comentarios

  1. Gravatar Pedro | 11/07/2011 at 07:56 | Permalink

    Si alguien me hubiera dicho, antes de empezar la serie, lo mucho que disfrutaría y aprendería leyéndola, no le hubiera creído :)

  2. Gravatar J | 11/07/2011 at 10:59 | Permalink

    Yo también tengo esa impresión. Cuando Saúl empezó a escribirla y nosotros a editarla, lo hice casi con desgana. Pero cuanto más leía, y más anécdotas caían en mis manos, con más avidez esperaba la siguiente entrega.

  3. Gravatar Macluskey | 11/07/2011 at 03:06 | Permalink

    Pues yo no, ya véis. Desde el primer momento me pareció interesantísima, pues hablar de las monedas de los países es una forma de hablar de los propios países, de su geografía, su historia, sus gentes…

    Y, desde luego, Saúl ha encontrado el tono justo: no sólo explica cómo son las monedas, lo que podría ser aburrido para los no iniciados, sino que lo adorna con todo tipo de anécdotas y datos que hacen muy entretenido el artículo. Un gran trabajo.

  4. Gravatar Saul_IP | 12/07/2011 at 05:15 | Permalink

    Me sonrojo :oops: :)

    Me alegro de que gusten los artículos :D Lo cierto es que una serie para, simplemente, describir monedas, no es algo que yo clasificaría como “inenarrablemente apasionante”, así que intento que quede aliñada con anécdotas y curiosidades para que no sea un tostón intragable. Yo mismo disfruto —y aprendo— mucho escribiendo, y realmente empecé a escribir la serie un poco “para mí”, sin esperar que tuviera el éxito que ha resultado tener :)

  5. Gravatar Juan Carlos Giler | 14/07/2011 at 04:39 | Permalink

    De acuerdo con todos.

    Aunque no lo parezca…. que cosas que uno aprende aqui!

  6. Gravatar patriot | 15/07/2011 at 09:17 | Permalink

    hablando de dinero y esas cosas.. tengo una consulta. Podría alguien por favor, explicarme que es un CDS algo leí, pero quedé peor, y lo explicaron tomando como ejemplo un caso de Delphi, pero quedé peor.

    alguien puede publicarse una entradita? o solo una explicación clara por favor. gracias.

  7. Gravatar Macluskey | 16/07/2011 at 08:43 | Permalink

    @Patriot: Un CDS es un seguro. Simple y llanamente. Un seguro sobre deuda soberana.

    Me explico: Yo compro Deuda portuguesa, por ejemplo, digamos un millón de euros en Obligaciones a 10 años, y no tengo seguridad de si en realidad dentro de diez años los portugueses me van a devolver mi dinero. Entonces compro a un banco (yanqui casi siempre) un CDS que me asegura que, en caso de impago de mi deuda portuguesa, el banco yanqui pagará por ella.

    Echa un ojo a este impagable artículo de Kike Vázquez que quizá te ayude a entender qué es de verdad un CDS y para qué sirve… http://www.cotizalia.com/perlas-kike-vazquez/2011/sirven-ademas-resultar-riesgo-sistemico-20110712-5795.html

  8. Gravatar J | 16/07/2011 at 08:54 | Permalink

    patriot: lo insinuamos un poco cuando en la serie Entendiendo contamos los seguros (http://eltamiz.com/elcedazo/2010/07/13/entendiendo-los-seguros/).

    CDS significa Credit Default Swap, que no tiene traducción directa. Simplificándolo, es un seguro contra una quiebra. Tú inviertes 10M€ en Bonos del Estado, pero te preocupa que España declare una quiebra y no recuperes tu dinero. Así que contratas un seguro (que cuesta dinero, una prima) para que, si España quiebra, la aseguradora te pague los 10M€.

    Ese tipo de seguros lleva mucho tiempo en el mercado. Técnicamente, puedes asegurarte contra la quiebra de un estado, de una persona, de una empresa… incluso puedes asegurarte contra la quiebra de una aseguradora.

    Entonces, ¿por qué están tanto en los medios últimamente? Porque parece ser que es posible contratar el CDS sin ser el dueño de los bonos (no sé si es que directamente lo permite o es que se hace “ingeniería legal” para llegar a ello). Es decir, que no es que hagas una inversión y le hagas un seguro, es que directamente aseguras el hecho de que el país quiebre… es decir, esto se parece mucho mucho a una apuesta.

    ¿Cuál es el problema entonces? El problema es que entonces los asegurados por esos CDS quieren que quiebre. Si esos asegurados son gente o empresas con poder, pueden acabar provocando adrede la quiebra para cobrar la indemnización.

  9. Gravatar Sergio B | 18/07/2011 at 09:23 | Permalink

    Buena serie de artículos, yo tenia aficiones numismasticas (bueno, las tengo pero como estoy arruinado totalmente pues no puedo continuarla pero ya podre) y me esta gustando bastante. haciendo un poco patria chica las viejas pesetas lo que eran los últimos años cambiaban de modelo cada año, algo que creía mas común pero que por ahora no he visto por aquí en otro país y vamos, como ya queda poco pues ya veremos (¿alguien no sabe que había dos monedas de 100 pesetas cada año?).

    Lo que decís de los CDS es un negocio de eso que explotan, aparte de poder comprar y venderse sin tener deuda lo malo es que se han convertido en controlador de nivel mundial debido sobre todo a la imposibilidad de crear moneda para poder contrarrestar. Si tienes seguros de estos y los subes de precios (mayor prima) los mercados interpretan que el país en cuestión va a quebrar, no quieren comprarle deuda y efectivamente se pone en el limite de quiebra por lo que sube intereses y eso que ganas si tenias bonos que encima los cobras mas caros. ¿Por que no le hacen eso a EEUU y si a España? Si a EEUU le molestan con algo así puede poner en marcha la maquina de hacer dolares y pagar así las deudas, desde luego que el dolar se devaluaría, pero se va a devaluar igualmente si tienes una crisis de deuda, así que, ¿para que pagarla? Que el euro tiene sus cosas buenas ojo y este ataque especulativo no nos engañemos, no es de EEUU o China, es de Alemania y Francia, sino Europa podría dejar entrar en quiebra a Grecia o a Portugal o incluso devaluar el euro, pero nos íbamos a quedar con unos en quiebra y con unos bancos que no han cobrado, todo en casa. Vamos que son cuentos, en cuanto Alemania le diga a sus bancos que o se portan o deja tirada a Grecia ya veras como la tratan con mas cariño mientras a rapiñear (he aprovechado a pa soltar mi opinión a si de golpe ya que lo nombrabais, asi que gracias :) ).

  10. Gravatar Patriot | 20/07/2011 at 12:26 | Permalink

    señor J, señor Macluskey, muchas gracias por su aclaración. señor J, precisamente eso era lo que querá saber, que es el asunto de esas sanguijuelas que quieren que un país entre en quiebra.

    muchas gracias.

  11. Gravatar Patriot | 20/07/2011 at 12:29 | Permalink

    y disculpen por sacarlos del tema, mis disculpar al señor Saul

  12. Gravatar J | 10/05/2012 at 07:18 | Permalink

    Patriot: este cómic de de Abstruse Goose me ha recordado a nuestra conversación. Grandioso.

    http://abstrusegoose.com/460

Escribe un comentario

Tu dirección de correo no es mostrada. Los campos requeridos están marcados *

Al escribir un comentario aquí nos otorgas el permiso irrevocable de reproducir tus palabras y tu nombre/sitio web como atribución.