Regístrate | Conectar
El Tamiz Libros Recursos Series Únete 12 Users Online
Skip to content

El euro: Irlanda




Bienvenidos a un nuevo artículo de esta humilde serie sobre las monedas del euro. En la entrada anterior visitamos el (económicamente) maltrecho país de Grecia; hoy visitamos el extremo opuesto de la Eurozona: la República de Irlanda,[1] que tampoco ha salido indemne de la crisis económica —aunque ya no se oye hablar de ella tanto como de Grecia o de nosotros mismos, los españoles—.

Mapa

Localización de la República de Irlanda en Europa. En verde clarito, la Unión Europea. (NuclearVacuum/Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported)

Antes de comenzar el artículo, me gustaría escribir una breve nota: ya hace rato que empezó el año 2012, y han comenzado a aparecer noticias sobre nuevas monedas que se emitirán a lo largo del año —como, por ejemplo, una nueva emisión conjunta, conmemorando los diez años de circulación del euro, desde 2002—. Sin embargo, ya que la serie se está alargando mucho en el tiempo, no incluiré en ella nada posterior a 2011 para que la serie no quede desequilibrada —por ejemplo, si comenzara a incluir la nueva emisión conjunta de 2012, tendría que reescribir todos los artículos viejos, o aceptar que la serie quedase «coja»—. Nada después de 2011, por tanto. Dicho esto, comenzamos.

El país

BanderaEscudoLa República de Irlanda ocupa la mayor parte de la isla de Irlanda, a excepción de la pequeña fracción nordeste de la isla —la «nación constitutiva» de Irlanda del Norte—, que pertenece al Reino Unido. La organización administrativa de Irlanda es compleja, aunque, a grandes rasgos, puede decirse que se encuentra dividida tradicionalmente en veintiséis condados.[2] En cuanto a su gobierno, se trata de una república parlamentaria, gobernada por el presidente Michael D. HigginsMicheál D. Ó hUigínn, en irlandés— como jefe de Estado desde 2011 y el primer ministro Enda Kenny —en irlandés, Éanna Ó Cionnaith— como jefe de Gobierno desde el mismo año.

Irlanda, con capital en Dublín, es, después de Luxemburgo, el país de la Unión Europea con el mayor Producto Interior Bruto per cápita: 41 282 dólares per cápita, según datos de 2009 del Banco Mundial. Los irlandeses ingresaron en la Unión Europea en la primera ampliación, en 1973, año en que se pasaba de la CEE-6 original —la Comunidad Económica Europea de los Seis— a la CEE-9 —la Comunidad Económica Europea de los Nueve—. Junto con Irlanda ingresaron el Reino Unido y Dinamarca —con Groenlandia y sin las Islas Feroe—. Es, como ves, el único país de los que entró en aquella ampliación que utiliza hoy el euro: Dinamarca continua con su corona y los británicos son inseparables de la libra esterlina.

Antes del euro: la libra irlandesa

Breve contexto histórico

Antes de que fuera sustituida por el euro, la moneda oficial de Irlanda había sido la libra irlandesa.[3] Esta moneda se independizó de la libra esterlina británica en el siglo XV, pero en 1826 ambas divisas se volvieron a unificar. No sería hasta 1928 que la libra irlandesa reaparecería, tras independizarse del Reino Unido el Estado Libre Irlandés,[4] y esta nueva moneda fue conocida como «libra Saorstát», pues Saorstát significa «Estado Libre» en irlandés. En 1938 se aprueba una nueva constitución e Irlanda sale de la Mancomunidad de Naciones —la Commonwealth of Nations—, tras de lo cual la libra Saorstát pasa a denominarse, sin más, libra irlandesa.

2 s.

Antigua moneda irlandesa de un florín, con la indicación «2 s.» que indica que equivale a dos chelines. Puede leerse la palabra «flóirín». (Djegan / CC BY-SA 3.0)

La libra irlandesa, igual que la esterlina —sus valores estaban fijados con tasa 1:1—, seguía el sistema carolingio, también denominado sistema £sd: una libra —símbolo £— estaba dividida en 20 chelines[5] —símbolo s.— y cada chelín estaba dividido en 12 peniques[6] —símbolo d.—, lo que hacía 240 peniques en una libra. Además, muchas monedas tenían nombres especiales:

  • Un feoirling, o farthing en inglés, era la cuarta parte de un penique. Como curiosidad, los feoirling siguen pudiéndose cambiar por euros en el Banco Central de Irlanda —como todas las antiguas monedas irlandesas—, pero hay que entregar seis para que te devuelvan un céntimo de euro.
  • Un reul, o «real», sin equivalente en inglés, equivalía a seis peniques —medio chelín—.
  • Un flóirín, florin en inglés, o «florín», equivalía a dos chelines —veinticuatro peniques—.
  • Una choróin, crown en inglés, o «corona», equivalía a cinco chelines, un cuarto de libra. Nunca se emitieron monedas de una corona, pero sí de media corona, llamadas en inglés half-crown y en irlandés leath choróin, que valían dos chelines y medio —es decir, dos chelines y seis peniques—.

El complejo sistema carolingio llegó a su fin cuando el Reino Unido decidió decimalizar la libra esterlina, en los años 60, siguiéndole Irlanda en el año 1971. Tras la decimalización, la libra irlandesa quedaba dividida en cien peniques, cuyo símbolo ahora no era «d.» sino «p.», y los nombres tradicionales desaparecían, así como el chelín. Las formas y composiciones de las monedas aún eran por aquel entonces las mismas que las de la serie británica, y ambas divisas seguían fijadas 1:1. Esto cambió en el año 1978, cuando la libra irlandesa abandonó la paridad con la libra esterlina y entró al Sistema Monetario Europeo, del que hablé en el primer artículo de la serie. La sostenida inflación que sufrió la libra irlandesa hizo que su valor fuese bajando frente al marco alemán poco a poco; a pesar de ello, el 1 de enero de 1999 se cambió a 1 € = £ 0,787564.

Las monedas de la libra irlandesa

En la siguiente tabla puedes observar la colección de monedas irlandesas previas al euro: siete monedas con valores que van desde el penique —1 p.— hasta la libra —£ 1—.

Denominación

Reverso

Anverso

Imagen

1 p.

Ave ornamental y valor

Cláirseach

1 p.

2 p.

Ave ornamental y valor

Cláirseach

2 p.

5 p.

Toro y valor

Cláirseach

5 p.

10 p.

Salmón y valor

Cláirseach

10 p.

20 p.

Hunter irlandés y valor

Cláirseach

20 p.

50 p.

Becada y valor

Cláirseach

50 p.

£ 1

Ciervo común y valor

Cláirseach

£ 1

Como se ve, el diseño de la moneda es bien simple: en el reverso, un animal con el valor facial de la moneda; en el anverso, la conocidísima cláirseach, el arpa céltica, junto con el nombre del país en gaélico irlandés —Éire— y el año de emisión. Los animales —muy especialmente las «aves ornamentales» de las monedas más pequeñas— son, en mi modesta opinión, muy bonitos, y podrían haber servido estupendamente como motivo para la moneda común. Un animal en cada moneda, no hubiera sido mala idea, ¿verdad?

Los euros irlandeses

Pues el caso es que a los irlandeses les pareció bien la idea de retomar los diseños de sus antiguas libras, y se decidió que esta sería la nueva serie de euro:

Euros Irlanda

Los 8 valores del euro: caras nacionales irlandesas. (Imagen: Wikipedia, editada por Saúl Iglesias)

Estupendo lo de reciclar los diseños, aunque, en mi opinión… se equivocaron de lado. Lo que rescataron de las monedas de libra no fueron los reversos, sino los anversos; o mejor dicho, el anverso. Un único anverso, con la cláirseach, para toda la serie, decisión parecida a la que habíamos visto ya para Bélgica y Estonia. Eso sí; en defensa de los irlandeses, diré que no podrían haber elegido un diseño más elocuente: un solo vistazo al arpa céltica, y ya no cabe ninguna duda de a qué país pertenece la moneda, incluso aunque no sepamos que «Éire» significa «Irlanda» en gaélico.

Queen Mary Harp

El arpa «Queen Mary», semejante a la conocida como «de Brian Boru». (David Monniaux / CC BY-SA 3.0 Unported)

Veamos, pues, qué se puede decir sobre el arpa céltica. La cláirseach, que es su nombre en irlandés, es uno de los símbolos más conocidos de la música y la cultura celtas. Se ha fabricado siempre con cuerdas metálicas, generalmente de latón, característica que se ha convertido en uno de sus signos distintivos. La caja de resonancia, normalmente hecha de sauce, está fabricada de un solo bloque.

La representación gráfica de una cláirseach más antigua que se conoce se encuentra en una cruz escocesa del siglo VIII, aunque se sabe casi con certeza que el origen de este instrumento es mucho anterior. Por otro lado, en lo que se refiere al instrumento propiamente dicho, una de las arpas célticas más antiguas que se conservan data del siglo XIV o XV: es el arpa del Trinity College o arpa de Brian Boru, así llamada por el primer rey de Irlanda, Brian Boru. No obstante, dado que este monarca murió en 1014, no parece probable que el arpa de Brian Boru —cinco siglos posterior a su deceso— le perteneciese.

Y esto es todo lo que merece la pena decir sobre el arpa céltica, un símbolo omnipresente en toda la República de Irlanda. Además de ella, aparecen en la moneda las doce estrellas de la Unión Europea, colocadas según las doce posiciones del reloj —¡cómo no!— y el año de emisión, comenzando por lo tanto en 2002. A la izquierda del arpa, se puede leer el nombre del país en gaélico irlandés, con la tipografía típica gaélica: «éıʀe». El canto de la moneda de dos euros es Tipo 1.

Y ya. No hay marca de ceca —la entidad emisora es el Banco Central de Irlanda[7]—, ni marca de diseñador —que fue Jarlath Hayes—, ni nada de nada.

No está siendo un artículo muy entretenido, ¿verdad?

No te preocupes, estimado lector, pues ahora llega la fiesta de verdad. Acabemos con tanta uniformidad y vamos a echar un vistazo a las originales e imaginativas monedas conmemorativas de 2 € de Irlanda.

Las monedas conmemorativas

Monedas conmemorativas de dos euros

Je, je, je… Era broma. No, en realidad tampoco hay gran cosa que ver en las monedas conmemorativas: Irlanda es uno de los pocos países de la Eurozona que no ha emitido independientemente ninguna moneda conmemorativa de dos euros hasta ahora, junto con Chipre, Estonia, Malta y los Países Bajos —países, estos últimos, que veremos en su momento—. Digo «independientemente» porque, por supuesto, sí ha emitido las dos emisiones conjuntas: «Tratado de Roma» en 2007 y «10 años de euro» en 2009.

Monedas conmemorativas

Serie de monedas conmemorativas irlandesas: las dos emisiones conjuntas.

Pues nada, algo más de mil seiscientas palabras y ya estoy acabando el artículo… ¿Darán algo más que hablar las monedas de coleccionista, por lo menos?

Monedas de coleccionista

Bueno, las monedas de coleccionista irlandesas ya son más entretenidas. A pesar de que, invariablemente, todas presentan en su anverso el arpa céltica con la palabra «éıʀe» en el alfabeto tradicional gaélico y el año de emisión,[8] en este caso los reversos sí otorgan variedad al conjunto. La República de Irlanda ha emitido 22 monedas diferentes hasta 2011, agrupados en cinco valores faciales.

10 € 2005

Moneda irlandesa de plata de 10 € emitida en 2005, conmemorando el 200 aniversario del nacimiento de Sir W. R. Hamilton.

El menor valor facial es el de 5 €, del que sólo contamos con dos ejemplos. El primero de ellos, acuñado en cuproníquel (cobre 750 ‰ / níquel 250 ‰) en 2003, pertenecía a una serie especial sobre los Special Olympics World Games[9] de aquel año, junto con otra moneda hermana de 10 €. Ambas mostraban en su reverso el logotipo de los Special Olympics 2003. La segunda moneda, emitida en 2008, no estuvo hecha de cuproníquel sino de plata esterlina, y conmemoraba el Año Polar Internacional de 2007–2008.

Si seguimos adelante, entramos en el campo de las monedas de 10 €, todas ellas acuñadas en plata 925 ‰ —plata esterlina—. Existen nueve diseños, uno por cada año desde 2003, y conmemorando los más diversos eventos y personajes —incluyendo, como ya mencioné, los Special Olympics de 2003—. Me llama la atención particularmente el ejemplar de 2005, dedicado a los 200 años del nacimiento de Sir William Rowan Hamilton (1805–1865). Esta moneda nos muestra en su reverso un diseño protagonizado por el operador nabla, introducido por Hamilton y explicado de forma magistral recientemente por Pedro en su serie Las ecuaciones de Maxwell en El Tamiz. Sorprendentemente, «nabla» era la palabra griega para referirse a un arpa, cuya forma es similar… Harps everywhere.

Saltamos al capítulo de las piezas de 15 €, menos frecuentes. Se han emitido cuatro, en los años 2007, 2009, 2010 y 2011, todas en plata esterlina. De entre ellas, hay que destacar la de 2007, diferente a todas las demás porque es la única cuyo anverso no se limita a un simple arpa céltica. En efecto, la moneda en cuestión está dedicada al escultor croata Ivan Meštrović, y está protagonizada por el diseño que el artista envió al Estado Libre Irlandés en 1927 para un concurso acerca del diseño de la futura libra irlandesa. Esta moneda fue emitida a la vez en Irlanda y en Croacia, con diferencias menores —como el nombre del país o el valor facial, pues Croacia utiliza la kuna como moneda—. En palabras del Banco Central de Irlanda,

Esta bella moneda de 15 € de plata en calidad proof celebra el 80.º aniversario del diseño original «muchacha con arpa», que fue regalado al Estado Irlandés por Ivan Meštrović en 1927. Este diseño fue remitido por el artista para su participación en la competición por el diseño de la serie de monedas de 1928 del Estado Libre Irlandés. Desafortunadamente, debido a dificultades al contactar con él —estaba en los Estados Unidos—, su diseño llegó demasiado tarde para ser considerado. El Presidente del Comité de Diseño, William Butler Yeats, escribió más tarde: «Realizó un diseño magnífico y, al descubrir que la fecha había pasado, se lo dio al Estado Libre Irlandés con gran generosidad». Ha sido usado como sello del Banco Central desde 1965.

Siguiente valor facial: 20 €. Se ha acuñado una moneda anual de 20 € desde 2006, y todas se han fabricado en oro de 999 milésimas. Poco más que decir.

Por último, en 2008 se emitió una moneda de 100 €, también en oro 999 ‰ y conmemorando —al igual que la moneda de 5 € del mismo año— el Año Polar Internacional.

Y esto es todo; quien quiera más información o imágenes, puede encontrar unas cuantas tanto en la web Collector CoinDatabase o, las más recientes, en el sitio del Banco Central de Irlanda —ambas páginas en inglés—. Como se puede ver, ha habido relativamente pocas cosas que decir sobre este país, dada la homogeneidad de sus diseños, así que ha salido un artículo corto pero —espero— intenso. Este artículo tan corto será compensado, seguramente, por el próximo, que, si mis predicciones son correctas, será bastante largo. Hablaremos entonces de un país cuyas monedas sí son muy heterogéneas y, además, bellas. Hablaré, en el próximo artículo, de la República Italiana. Hasta entonces.


  1. En irlandés: Poblacht na hÉireann; en inglés: Republic of Ireland. []
  2. Los condados, en irlandés contaetha —singular: contae— y en inglés counties, son divisiones tradicionales que no se ajustan con exactitud a las divisiones administrativas actuales irlandesas: hoy existen 29 divisiones administrativas, además de las cinco ciudades administradas independientemente —Dublín (la capital), Cork, Galway, Limerick y Waterford—. []
  3. En irlandés: punt Éireannach; en inglés: Irish pound. []
  4. En irlandés: Saorstát Éireann; en inglés: Irish Free State. []
  5. En irlandés: scilling, plural scillingí; en inglés: shilling. []
  6. En irlandés: pingin, plural pinginí; en inglés: penny, plural pence. []
  7. En irlandés: Banc Ceannais na hÉireann; en inglés: Central Bank of Ireland. []
  8. A veces, añaden un par de ramitas de laurel o algo así rodeando el diseño. Debe de ser para no caer en la monotonía. []
  9. Los Special Olympics World Games, que se celebran cada cuatro años, son una especie de «Juegos Paralímpicos», llevados a cabo por la organización Special Olympics para personas con discapacidades psíquicas. []

Sobre el autor:

Saul_IP (Saúl Iglesias Prieto)

Con 22 años, soy estudiante de Ingeniería Química, me gusta casi todo tipo de música (sí, la clásica también, ¡viva Bach!), los coches antiguos y coleccionar cosas, en especial monedas de euro. Llegué a El Cedazo a través de El Tamiz, del que soy un fan incondicional desde 2008.
 

{ 2 } Comentarios

  1. Gravatar Macluskey | 01/03/2012 at 03:55 | Permalink

    Qué buen artículo para una serie de moneda tan sosas… ¡pero sosas! Estos irlandeses tiene bastante poca imaginación (aunque me ha dicho que para la cerveza son unos sibaritas… ;) ).

    Gracias por un artículo tan interesante.

    Saludos

    Mac

  2. Gravatar Juan Carlos | 01/03/2012 at 03:33 | Permalink

    Gran artículo, se aprende mucho por aqui. Pero vaya que de verdad poca imaginación, pero si ese es su estilo, que se le va a hacer.

    Bonitos diseños los anteriores, incluir animales locales en los diseños me resulta (personalmente) algo realmente excepcional.

    Saludos.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo no es mostrada. Los campos requeridos están marcados *

Al escribir un comentario aquí nos otorgas el permiso irrevocable de reproducir tus palabras y tu nombre/sitio web como atribución.