Regístrate | Conectar
El Tamiz Libros Recursos Series Únete 8 Users Online
Skip to content

El euro: Luxemburgo




Continuamos hoy nuestro viaje, lento pero seguro, a través de los países de la Eurozona. En el pasado artículo fuimos testigos de las bellas monedas de la República Italiana; hoy nos iremos a la tercera monarquía de la serie: visitaremos, amigo lector, el Gran Ducado de Luxemburgo.[1]

Mapa

Localización del Gran Ducado de Luxemburgo en Europa. En verde clarito, la Unión Europea. (NuclearVacuum/Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported)

El país

BanderaEscudoLuxemburgo, cuya capital es la Ciudad de Luxemburgo,[2] se encuentra en el centro-oeste de Europa, rodeado por Bélgica, Alemania y Francia. Igual que España y Bélgica, se trata de una monarquía parlamentaria, pero su jefe de Estado no tiene, en este caso, el título de «rey» —pues no es un reino—. Luxemburgo es un gran ducado, por lo que su jefe de Estado es un gran duque; desde 2000, Su Alteza Real Enrique I de Nassau-Weilburg,[3] sobrino del rey Alberto II de Bélgica. En cuanto el jefe de Gobierno, se trata del Primer Ministro Jean-Claude Juncker, desde 1995, quien ocupa también el cargo de presidente del Eurogrupo.

A pesar de su pequeño tamaño, Luxemburgo es lo suficientemente grande para poseer una organización administrativa compleja: se encuentra dividido en tres distritos o Distrikter —Diekirch al norte, Grevenmacher al sudeste y Luxemburgo al sudoeste—, cada uno de los cuales se organiza en cantones o Kantonen, y estos en comunas o Gemengen. El gran ducado tiene la mayor renta per cápita de Europa, casi duplicando la del siguiente país de la Unión, Austria, y la segunda mayor del mundo, sólo por detrás de Catar, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional.

Con un tamaño algo mayor que el de la isla española de Tenerife, Luxemburgo es el segundo país más pequeño de la Unión Europea —Malta es el primero—, además de tratarse de una de las naciones fundadoras de la Comunidad Económica Europea en el año 1957.

Antes del euro: el franco luxemburgués

Breve contexto histórico

Tras la caída del Imperio Napoleónico, tanto Luxemburgo como Bélgica y los Países Bajos se encontraban unificados bajo el nombre de Reino Unido de los Países Bajos, por lo que las tres naciones pertenecían a la Corona holandesa y empleaban su moneda, el florín. En 1830 Bélgica se levantó en rebelión, y consiguió declarar su independencia. Luxemburgo, que había apoyado a los revolucionarios, fue considerado generalmente como parte de Bélgica.

No obstante, en 1839 se firma el Tratado de Londres, por el que se reconocía internacionalmente la independencia belga. Mediante este tratado, la mayor parte de Luxemburgo pasaría a formar parte integral del Reino de Bélgica, y la zona restante —el Luxemburgo actual, de habla mayoritariamente germana— quedaba como país independiente en unión personal con los Países Bajos —es decir, eran naciones independientes con el mismo rey—. A pesar de ello, la moneda utilizada en el gran ducado era el franco belga.

La división del país perjudicó gravemente la economía luxemburguesa, que intentó contrarrestar sus efectos ingresando en la Zollverein, una unión aduanera conformada por estados germánicos. Debido a ello, desde 1842 Luxemburgo abandonó el franco belga y empleó el tálero, la moneda de Prusia.

Así pues, el franco luxemburgués, con símbolo «F», independiente del belga, no nace hasta 1854, año en el que se establece una tasa de cambio 1:1 entre los francos belga y luxemburgués. Esta paridad se mantuvo con la entrada de ambos países en la Unión Latina, y continuó siendo válida tras su desaparición, en virtud de la Unión Económica Belgo-Luxemburguesa de 1921 de la que hablamos en el artículo sobre Bélgica. En 1935 se revisó esta equivalencia, estableciéndose el franco luxemburgués a 1¼ francos belgas.

En los años 40 llegan los alemanes, invaden el gran ducado y establecen una equivalencia con el Reichsmark —la moneda oficial de la Alemania nazi— de 10 F = 1 ℛℳ. Esta equivalencia no duraría mucho, pues en enero de 1941 dejó de emplearse el franco y solamente se aceptó el marco imperial hasta 1944.

Con el regreso del franco, volvió a instaurarse la Unión Económica Belgo-Luxemburguesa y la equivalencia 1:1 entre los francos belga y luxemburgués, que se mantendría hasta la entrada del euro. De hecho, esta equivalencia hacía que tanto el franco belga como su homónimo luxemburgués fueran de curso legal en los dos países. En 2002, el franco dejó de circular, siendo sustituido por el euro a la misma tasa que el franco belga: 1 € = 40,3399 F.

Las monedas del franco luxemburgués

Me ha quedado un poco largo el contexto histórico, así que veamos sin más dilación la última serie del franco luxemburgués (imágenes obtenidas de Wikipedia):

Denominación

Reverso

Anverso

Imagen

1 F

Valor facial y corona

Efigie de Juan I

1 F

5 F

Valor facial y corona

Efigie de Juan I

5 F

20 F

Valor facial y corona

Efigie de Juan I

20 F

50 F

Valor facial y corona

Efigie de Juan I

50 F

Una cosa llama bastante la atención: en las monedas no aparece el gran duque Enrique, sino su padre y predecesor en el trono, el gran duque Juan I de Nassau-Weilburg (1921-). Juan I abdicó al trono luxemburgués el 7 de octubre de 2000, por lo que nunca llegó a emitirse una serie de francos con la efigie de su hijo Enrique. Aparte de eso, hay poco que decir sobre las monedas de Luxemburgo: valor coronado por un lado y efigie del monarca por el otro. La serie luxemburguesa del euro no es mucho más imaginativa.

Los euros luxemburgueses

La serie luxemburguesa del euro es la siguiente:

Euros Luxemburgo

Los 8 valores del euro: caras nacionales luxemburguesas. (Imagen: Wikipedia, editada por Saúl Iglesias)

La ley luxemburguesa obliga a que en todas las monedas emitidas por el gran ducado aparezca el retrato del gran duque reinante, en este caso Enrique I. Así que no hay mucho donde rascar: la diseñadora, Yvette Gastauer-Claire (1957-) —que firma sus diseños con las siglas GC— incluyó la efigie de Enrique, y punto. No obstante, al igual que pasó con Estonia, las caras nacionales de Luxemburgo tienen más miga de lo que podría parecer.

El retrato del monarca no es el mismo en las ocho monedas; al contrario, podemos distinguir tres diseños: el diseño «clásico», el «tradicional» y el «moderno». El «clásico» es el de las monedas de cobre, las de 1, 2 y 5 euro cent. En este diseño, el retrato aparece con todo detalle, lo cual se aprecia con facilidad en el pelo del Gran Duque. Las siguientes monedas, las de oro nórdico, están realizadas con el diseño «tradicional», muy simplificado. Observa cómo el cabello de Enrique I está representado sin ningún detalle, y con un contorno de líneas rectas que le dan un aspecto muy geométrico. Este estilo tan simplificado es típico de los diseños de los Países Bajos y alrededores: volveremos a ver algo así cuando lleguemos a las monedas holandesas. Por último, en las monedas bimetálicas de 1 y 2 € encontramos el diseño «moderno»: el retrato está partido por la mitad, para dejar sitio al año y al nombre del país.

Si tienes un intelecto inquieto y una memoria prodigiosa, podrías estar haciéndote una pregunta: ¿por qué Enrique I mira hacia la derecha, mientras que Alberto II de Bélgica, por ejemplo, mira hacia la izquierda? Y el rey de los belgas no es el único: Juan I de Luxemburgo, padre de Enrique, también miraba hacia la izquierda, como también hacía Juan Carlos I de España en las antiguas pesetas. Incluso, más adelante veremos que Beatriz I de los Países Bajos y Juan Pablo II —en las monedas vaticanas— también miraban hacia la izquierda. ¿Por qué, entonces, el Gran Duque aparece «al revés»?

Marcas de ceca

Detalle de una moneda de 2 € de 2008, en la que se aprecian las marcas de la Monnaie de Paris (abajo) y de Hubert Larivière (arriba).

La razón es bien curiosa: según la tradición holandesa, tradición que Luxemburgo también aplica, el monarca reinante siempre aparece mirando hacia la izquierda, excepto en la primera serie en la que aparece su imagen, donde mira a la derecha. Recordemos que Enrique I nunca llegó a aparecer en los francos luxemburgueses, así que esta serie del euro es la primera en la que aparece. Por eso mira hacia la derecha, mientras que Alberto II y Beatriz I —que ya aparecían en los francos belgas y los florines holandeses, respectivamente— miran hacia la izquierda.

Aún quedan cosas por decir, y es que esta serie tan simple empieza a complicarse cuando nos fijamos en los elementos comunes: aparecen en todas las monedas el identificador de país —la palabra LËTZEBUERG, «Luxemburgo» en luxemburgués—, el año de emisión, las doce estrellas de la Unión Europea, la marca de la diseñadora, que ya he mencionado… y también la marca de ceca y la marca del director de ceca.

Y estas dos últimas son un lío, así que veámoslas por años:

  • 2002. Ceca: Koninklijke Nederlandse Munt, Utrecht. Director: Van Schouwenburg (interino). Durante las primeras tiradas del euro, las monedas luxemburguesas se acuñaban en los Países Bajos, en la Koninklijke Nederlandse Munt («Real Casa de la Moneda Neerlandesa»), cuya marca es un caduceo. Cuando se emitió la primera tirada en 2002, el director de la casa de la moneda era Maarten T. Brouwer. Sin embargo, esta moneda se había diseñado dos años antes, en 2000, bajo la dirección de Erik J. van Schouwenburg, cuya marca es la que figura en la moneda. Van Schouwenburg ocupaba el puesto de forma provisional tras la salida del anterior director, Chris van Draanen, así que, como es tradicional, utilizaba la marca de su predecesor, el arco y la flecha, diferenciada con una pequeña estrella.
  • 2003-2004. Ceca: Koninklijke Nederlandse Munt, Utrecht. Director: Brouwer. En 2003 la marca de ceca se mantuvo, pero la marca del director se cambió por la del director en activo, Maarten T. Brouwer: un barco con velas cuadradas.
  • 2005-2006. Ceca: Rahapaja Oy, Helsinki-Vantaa. En 2005, las monedas de Luxemburgo pasaron a acuñarse en Finlandia, en la tan familiar —para nosotros— Rahapaja Oy. Por lo tanto, en las series luxemburguesas de 2005 y 2006 nos encontraremos la conocida cornucopia tan vista en otros artículos de esta serie. Por otro lado, los fineses no acuñan ninguna marca de director, sino una simple «S» —por Suomi, «Finlandia» en finlandés—.
  • 2007-2008. Ceca: Monnaie de Paris, Pessac. Director: Larivière. En 2007 volvieron a cambiar y se mudaron a Francia —debía de salirles caro traer las monedas desde Finlandia—. Ya hemos visto en el artículo correspondiente la marca de la Monnaie de Paris, otra cornucopia, y la de su director, Hubert Larivière: una trompa. Además, las monedas fabricadas en Francia llevan una «F» grabada en el interior de una de las estrellas.
  • 2009 en adelante. Ceca: Koninklijke Nederlandse Munt, Utrecht. Director: Brouwer. Por último, en 2009 —y hasta hoy, por suerte— Luxemburgo vuelve a los orígenes: las monedas vuelven a acuñarse en Utrecht, y vuelven a imprimirse en ellas el caduceo de la Koninklijke Nederlandse Munt y el barco de vela de su director, Maarten T. Brouwer.

De todos modos, sean cuales sean las marcas, aparecen siempre en el mismo lugar: a ambos lados del año de emisión. En el caso de Francia, la marca de ceca aparece a la izquierda y la marca del director aparece a la derecha, mientras que en las monedas acuñadas en Finlandia y los Países Bajos es la marca de ceca la que aparece a la derecha. En cuanto al canto de la moneda de 2 €, es Tipo 1.

Las monedas conmemorativas

Monedas conmemorativas de dos euros

Las monedas conmemorativas de Luxemburgo tienen un pequeño obstáculo que esquivar: esa ley que obliga a que en todas las monedas aparezca la efigie del gran duque. En un principio, podría no parecer un gran problema: metemos la cara de Enrique I en todas las monedas y ya está, ¿no? No nos quedarán muy variadas, pero cumplirán la ley.

Ah, pero es que también están las emisiones conjuntas. Dos, hasta 2011. Y en ninguna de ellas aparece el gran duque Enrique, evidentemente.

Pues bien, los luxemburgueses han tenido una ingeniosa idea para «deslizar» la imagen de su monarca en las emisiones conjuntas: hologramas. Efectivamente: las monedas luxemburguesas correspondientes a las dos emisiones conjuntas —«Tratado de Roma» y «diez años del euro»— incluyen una especie de «holograma» o imagen latente en la que aparece la efigie del gran duque, cuyo funcionamiento se ve muy bien en este vídeo:

A los coleccionistas añejos les sonarán estas imágenes latentes, que también estaban presentes en las antiguas monedas españolas de 2 000 pesetas de plata y en las últimas unidades de las monedas de 500 pesetas. En este caso, el año de emisión se alternaba con la «M coronada» de la RCM-FNMT.

Por lo demás, Luxemburgo ha emitido independientemente ocho monedas conmemorativas, hasta 2011. Helas aquí:

  • 2004: Monograma real. Diseñadora: Yvette Gastauer-Claire (GC). La verdad, no entiendo muy bien la motivación de esta moneda conmemorativa, si es que la hay. En ella aparece la efigie de Enrique I y su monograma —una H coronada—, además de las doce estrellas de la Unión formando un semicírculo.
  • Conmemorativas Luxemburgo

    Colección de monedas conmemorativas luxemburguesas. A la derecha, las emisiones conjuntas de 2007 y 2009.

    2005: 50.º cumpleaños del gran duque Enrique I, 5.º aniversario de su subida al trono y 100.º aniversario de la muerte del gran duque Adolfo I. Diseñadora: Yvette Gastauer-Claire (GC). En la moneda aparecen, precisamente, Enrique I y Adolfo I (1817-1905), tatarabuelo de aquél.
  • 2006: 25.º cumpleaños del gran duque heredero, Guillermo de Nassau-Weilburg. Diseñadora: Yvette Gastauer-Claire. Esta moneda nos muestra a Enrique I —¡qué remedio!— y a su hijo primogénito, Guillermo de Nassau-Weilburg (1981-).[4] Guillermo está llamado a ser gran duque de Luxemburgo tras la muerte o abdicación de su padre, con el probable nombre de Guillermo V. Está recientemente comprometido con la condesa Stéphanie de Lannoy, con quien se casará en octubre.
  • 2007: Palacio Gran Ducal de Luxemburgo. Diseñadora: Yvette Gastauer-Claire. Esta moneda es la primera de una especie de «miniserie», junto con la del año 2008, dedicada a las residencias oficiales de los grandes duques: esta conmemora el Palacio Gran Ducal, situado en la Ciudad de Luxemburgo. A pesar de que el Palacio Gran Ducal es la residencia oficial, la familia gran ducal no vive en él habitualmente, sino en el Castillo de Berg. Sin embargo, es en el Palacio en donde se realizan las recepciones oficiales, discursos y demás eventos importantes.
  • 2008: Castillo de Berg. Diseñador: Alain Hoffmann. El Castillo de Berg sí es la residencia habitual de los grandes duques, a pesar de que la oficial sea el Palacio Gran Ducal. Está situado en Colmar-Berg, en el centro del país, y es reconocido como la residencia principal del monarca desde 1848.
  • 2009: 90.º aniversario de la subida al trono de la gran duquesa Carlota I. Diseñador: Alain Hoffmann. Carlota de Nassau-Weilburg (1896-1985) era la segunda hija del gran duque Guillermo IV de Luxemburgo, por lo que no le hubiera correspondido el trono. No obstante, su hermana mayor, María Adelaida I, fue tremendamente impopular, por lo que fue forzada a abdicar en 1919, y Carlota la sucedió. En un referéndum, la inmensa mayoría de la población luxemburguesa votó por la continuidad de la monarquía, pero recortando notablemente sus poderes. Durante la Segunda Guerra Mundial, tras la ocupación nazi de Luxemburgo, Carlota I se exilió en Londres.
  • 2010: Escudo de armas del gran duque. Diseñador: Alain Hoffmann. El escudo de armas de Enrique I es cuartelado, es decir, está dividido en cuatro cuarteles.[5] En el primero y en el cuarto están las armas de Luxemburgo: burelado de plata y azur, un león de gules con la cola horquillada en sotuer, armado, linguado y coronado de oro. Esto quiere decir: «sobre fondo de diez franjas horizontales, alternadas de blanco y azul, un león rojo con una cola de dos terminaciones que se cruzan en aspa, con las garras, la lengua y la corona amarillos». En los cuarteles segundo y tercero están las armas de Nassau: de azur, sembrado de billetes de oro, un león de oro armado y linguado de gules, es decir, «sobre fondo azul con muchos rectangulitos amarillos, un león amarillo con las garras y la lengua rojas».
  • 2011: 50.º aniversario del nombramiento de Juan de Nassau-Weilburg como Teniente-Representante de su madre, Carlota I de Luxemburgo. Diseñador: Alain Hoffmann. Este título, que parece tan largo y complicado, en realidad describe algo bien sencillo: en 1961, tres años antes de su abdicación, la gran duquesa Carlota I nombró a su hijo Juan «Teniente-Representante», Lieutenant-Représentant en francés, un cargo mediante el cual le transfería la mayor parte de sus poderes sin llegar a abdicar del todo. Juan hizo lo mismo con su hijo Enrique dos años antes de su propia abdicación.

Monedas de coleccionista

20 €

Moneda de 20 € de 2006, acuñada en plata y titanio, conmemorando los 150 años del Consejo de Estado de Luxemburgo.

Luxemburgo ha emitido, hasta 2011, 22 monedas de coleccionista, la inmensa mayoría de las cuales están organizadas en series:

  • Serie Instituciones Europeas: Emitida entre 2002 y 2008, con una moneda al año. Está formada por monedas de 25 € de plata esterlina, es decir, plata 925 ‰, excepto el ejemplar de 2003, que es una moneda de 5 € de oro 999. En esta serie se van recorriendo los principales órganos institucionales de la Unión Europea, como el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, la Comisión Europea o el Tribunal de Cuentas de la Unión Europea.
  • Serie Historia Cultural del Gran Ducado de Luxemburgo: Conformada por cuatro monedas de 10 € de oro de 999 milésimas, emitidas en 2004, 2006, 2009 y 2011.
  • Serie Instituciones Nacionales: Esta serie recoge las principales instituciones de Luxemburgo, como el Banco Central de Luxemburgo, el Banco y Caja de Ahorros del Estado o el Consejo de Estado. En esta serie encontramos una moneda de 10 € de oro 999 emitida en 2008 y otras dos monedas bimetálicas, una de 10 € y otra de 20 €, con el centro de titanio 999 ‰ y el anillo externo de plata esterlina, emitidas en 2006.
  • Serie Castillos Luxemburgueses: En esta serie se van explorando los numerosos castillos y palacios de Luxemburgo. Las monedas de esta colección también son bimetálicas, con el anillo externo de plata esterlina y el disco central de niobio. Todas ellas de 5 €, se emiten anualmente desde 2009.
  • Serie Flora y Fauna de Luxemburgo: También son de 5 €, y también son bimetálicas: el anillo exterior es de plata esterlina y el centro es de oro nórdico. Se emiten anualmente desde 2009.

Fuera de estas series, en 2010 se emitieron dos monedas que no pertenecían a ninguna en especial: una de 25 €, de plata esterlina, conmemorando el 700º aniversario de la boda de Juan I de Luxemburgo con Isabel I de Bohemia; y otra de 10 €, bimetálica, de plata esterlina y titanio 999, en honor al 25º aniversario de la firma del Acuerdo de Schengen.

La lista de monedas de coleccionista puede encontrarse en la página web del Banco Central de Luxemburgo, que es quien emite las monedas.

Cambios futuros

Es probable que la serie luxemburguesa del euro cambie en un futuro no muy lejano, pues las estrellas de las monedas de céntimos no aparecen como en la bandera de la Unión Europea, tal y como establecen las normas actuales, sino formando un semicírculo, para hacer sitio a la palabra «LËTZEBUERG». Por tanto, en una hipotética segunda serie, las estrellas deberían pasar a ocupar todo el anillo externo de la moneda, por lo que habría que disminuir el tamaño del retrato para dejar espacio al nombre y al año, o bien pensar en una solución como la de las monedas de 1 y 2 €. El Consejo de la Unión Europea ha publicado recientemente una noticia al respecto, en la que se detalla un plazo para llevar a cabo estos cambios. No obstante, el plazo termina… ¡el 20 de junio de 2062!, así que es de esperar que los diseños cambien antes de esa fecha.

Y esto es todo por el momento: para el próximo artículo veremos el primer microestado de la serie.[6] Visitaremos, querido lector, la República de Malta. Hasta entonces.


  1. En luxemburgués: Groussherzogtum Lëtzebuerg; en francés: Grand-Duché de Luxembourg; en alemán: Großherzogtum Luxemburg. []
  2. En luxemburgués, Stad Lëtzebuerg. []
  3. Su nombre completo es Enrique Alberto Gabriel Félix María Guillermo de Nassau-Weilburg y Borbón-Parma. []
  4. Su nombre completo es Guillermo Juan José María de Nassau-Weilburg y Borbón-Parma. []
  5. Esta división, que también se puede ver en el escudo de Castilla y León, por ejemplo, es muy común. []
  6. Entendiendo como «microestado» cualquier país con menos de 1000 km² de superficie. []

Sobre el autor:

Saul_IP (Saúl Iglesias Prieto)

Con 22 años, soy estudiante de Ingeniería Química, me gusta casi todo tipo de música (sí, la clásica también, ¡viva Bach!), los coches antiguos y coleccionar cosas, en especial monedas de euro. Llegué a El Cedazo a través de El Tamiz, del que soy un fan incondicional desde 2008.
 

{ 3 } Comentarios

  1. Gravatar Macluskey | 17/07/2012 at 07:33 | Permalink

    No son muy imaginativos los luxemburgueses con sus monedas… pero en cualquier caso¡ es realmente complicado encontrar una!

    Ni siquiera en la zona colindante (Benelux, Francia, Alemania, etc) es fácil encontrar una moneda de Luxemburgo. Yo una vez vi una…

    Gran artículo, como de costumbre.

    Saludos

  2. Gravatar Bevender | 15/02/2014 at 01:31 | Permalink

    Creo que estoy aprendiendo mas sobre los países europeos a través de sus monedas, que de ninguna otra fuente. En especial, flipé con el artículo de San Marino, me encantó el de Malta, y este de Luxemburgo también. Ahora que estas acabando esta serie, ¿te atreverías con algún país más, como los pequeños Liechtenstein o Andorra ?

  3. Gravatar Saul_IP | 10/04/2014 at 05:24 | Permalink

    @Bevender: Me alegro mucho de que estos artículos te ayuden a aprender cosas nuevas: te aseguro que yo también he aprendido muchísimo de estos países desde que empecé a escribirla :) En cuanto a Andorra, en el último artículo —la Actualización final, que espero no tardar en terminar— hablaré un poquito sobre ella, pues los andorranos comenzarán a emitir sus propios euros a lo largo de este año. Espero que te resulte interesante.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo no es mostrada. Los campos requeridos están marcados *

Al escribir un comentario aquí nos otorgas el permiso irrevocable de reproducir tus palabras y tu nombre/sitio web como atribución.