Regístrate | Conectar
El Tamiz Libros Recursos Series Únete 29 Users Online
Skip to content

Historia de un ignorante, ma non troppo… Una pausa para tomar carrerilla…




Este artículo no es un artículo como los demás de la serie. En éste no voy a destripar ninguna obra maravillosa, ni regular, ni mediopensionista. No.

En este artículo simplemente quiero deciros que por fin he tomado la decisión que ya había comentado antes y que llevaba algún tiempo dándole vueltas. Voy a cambiar la forma de escribir los artículos de esta ignorante serie. No espero que cambie mucho la forma (espero que los artículos sean básicamente iguales que los precedentes en cuanto al formato), pero sí que cambiará bastante el fondo.

Me explico: el proceso que seguía hasta ahora para preparar un artículo era, más o menos, el siguiente:

Proceso de Creación de artículos de Macluskey, v1.0

Macluskey agobiado

Uno: Caramba, Macluskey, igual te gustaría escribir sobre una obra que te encanta, digamos el Concierto para piano número 21, Elvira Madigan, de Mozart (u otra obra cualquiera).

Dos: Bueno, busquemos en youtube a ver qué encontramos sobre el glorioso Elvira Madigan… Este proceso podría ser más o menos así: Busca en español, en inglés, en alemán, en francés… Cada vez que encontramos un candidato, oigamos la versión, a ver qué tal es. Vaya, ésta es deleznable. Uff, esta otra es patética, tomada por un videoaficionado desde la fila setecientos de un teatro al aire libre, y encima se oye a la madre del videoaficionado preguntándole que si queda mucho, que se está aburriendo… Caramba, una versión de Daniel Barenboim, ¡qué buena pinta tiene! Vaya, no sirve: sólo está el segundo movimiento. Mmmm. Bueno, pues al final no hemos encontrado nada decente, así que nos olvidamos del Elvira Madigan, una pena.

O sí, a la quinta o sexta (o décima, o vigésima…) hemos encontrado una versión más o menos digna (no fue el caso del Elvira Madigan, por cierto, que ni vivo ni muerto). Y veamos… ¿cómo está partida esa versión (los dichosos diez minutos del youtube)? Ah, mal, claro. El 80% o más de las versiones decentes están partidas literalmente por cualquier sitio, con lo que hay que descartarlas, o tomarlas muy a regañadientes. Pero de vez en cuando se encuentra una versión buena de una obra que estás buscando y encima partida más o menos correctamente como para poder usarla en la serie.[1] ¡Ya tenemos material!

Tres: Vale, ya tenemos la materia base, ahora hay que escribir el artículo. Aunque las obras de las que suelo escribir las conozco bastante bien, o no escribiría sobre ellas, de todos modos hay que documentarse sobre el autor, sobre las circunstancias de la obra, de la versión, si procede… Miro los librillos de los discos que tengo, en otros blogs de colegas que hayan dicho algo (rarísima vez encuentro algo aquí), en la Wikipedia en español, en inglés, en ocasiones en francés, italiano… ¡incluso en alemán![2] Con todo ello, escribo el artículo, busco imágenes adecuadas, lo subo a El Cedazo, lo reviso, lo revisan los otros editores, y queda listo para publicar cuando le llegue el turno. ¿Ya está?

Cuatro: Pues no, no está. El día antes de publicarse verifico que el video que uso para apoyarme en él sigue existiendo… y un par de veces me he llevado la sorpresa de que el video ha desaparecido, sin más, en cuyo caso hay que usar un video sustitutorio, rehacer el artículo en las partes afectadas, etc, etc, etc. Eso, si lo encuentras, que, en otro caso, todo el trabajo iría a parar a la basura, aunque nunca he llegado a eso, menos mal.

El caso más sangrante ocurrió con la Sonata Waldstein para piano, de Beethoven, donde usé una excelente versión del gran pianista chileno Claudio Arrau. Se publicó el artículo y ese mismo día lo eliminaron en youtube. ¡Ese mismo día! Afortunadísimamente, existía otro juego de videos, peor partidos y de algo peor calidad, pero bueno, del mismo Claudio Arrau tocando magistralmente la misma sonata, y se pudo arreglar la cosa más o menos rápidamente. En fin. Pues bueno, si todo va bien ya tenemos el artículo publicado forever and ever… ¿no? Pues tampoco.

Cinco: Porque también ocurre que se eliminan videos al cabo de algún tiempo, dejando los artículos, que tienen vocación de permanencia como todos los de El Cedazo, huérfanos. Ha ocurrido al menos, en dos casos: con la Obertura 1812, de Tchaikowsky, y con los Pinos de Roma, de Respighi… los videos de esos artículos ya no están, y los artículos se han quedado cojos (bueno, cojo, el de Tchaikowsky, que el de Respighi se ha quedado tetrapléjico perdido…). Y poco puedo hacer a estas alturas para remediarlo, así que así se han quedado, como una ruina humeante  de tiempos pretéritos, qué se le va a hacer.

.

Todo este proceso es largo, tedioso (puedo asegurarlo), y sometido a demasiados albures como para dejar tranquila a mi intranquila mente perfeccionista. Así que he decidido que ya estoy cansado de depender de lo que buenamente se encuentra buscando en youtube, que es mucho pero muy muy deslavazado. Entonces, de aquí en adelante voy a proceder de la siguiente manera:

Proceso de Creación de artículos de Macluskey, v2.0

Macluskey en su estado natural

Uno: Seleccionaré la obra que me dé la gana, en la versión que más me guste. Esto será en disco, claro, pues apenas poseo videos musicales y malamente voy a poder seleccionar un video que no conozco.

Dos: Procuraré encontrar exactamente esa obra, en esa versión exacta, y partida, cuando sea menester, de la forma concreta que a mí me gustaría partirla. En una palabra, buscaré que el video que encuentre sea exactamente el que a mí me gustaría encontrar, y no otro, aunque el video no sea realmente un video, sino más bien fotos fijas de cualquier cosa, desde la foto del autor brincando por la pantalla, hasta paisajes nevados o fotos de nubes o de partituras saltarinas o lo que sea…

Lo importante será que la música esté perfecta, y si no se ve al fulano concreto tocar el clarinete cuando le toca, pues nos lo imaginamos, qué remedio.

Tres: Una vez encontrada esa versión perfecta (y espero poder encontrarla con alguna facilidad), escribiré el artículo, pondré las imágenes y enlazaré a youtube como antes… pero con mucho menos trabajo por mi parte.

Espero.

Además, esta forma de redactar los artículos tiene algunas ventajas (supuestas ventajas, más bien) para vosotros, fieles, aunque escasos, lectores/escuchadores de estos pobres artículos, que cito a continuación (cito las ventajas, quiero decir, no los lectores, que igual son aún menos que las ventajas…):

Ventajas de la nueva forma de escribir de Macluskey, v2.0

Una: Escribiré sobre obras maravillosas (según mi entender), en versiones portentosas (según mi entender), que además conoceré bien por un motivo u otro. Se acabaron las versiones cutres “porque es lo único que había…”. Si a partir de ahora una versión no os gusta, será culpa mía y sólo mía.

Dos: Podré escribir sobre obras muy poco conocidas (o desconocidas para casi todo el mundo), y sin embargo excelentes, que me gustaría dar a conocer al personal. Creo que ya he escrito lo suficiente sobre las obras super-famosas del repertorio, y ahora toca, además, hacer una labor didáctica. Al menos, una cierta labor didáctica, que uno da para lo que da. Esto no impide que de vez en cuando escriba algún artículo sobre alguna obra muy conocida, por los motivos que sea, como que la versión sea excelente, o simplemente porque me apetezca… una de las reglas concretas es que no hay reglas concretas. Soy perfeccionista, sí, pero español, al fin y al cabo.

Tres: Me llevará mucho menos tiempo el proceso, me frustrará menos (seguro) y podré ser más productivo (mmm… bueno, ya veremos).

.

Y nada más. Serían bien recibidos cualesquiera comentarios que os plazca hacer, aquí o en el resto de la serie, donde deis vuestra opinión al respecto… Incluso podría considerar “peticiones del oyente”, siempre que coincidan con mis propios gustos, claro, hasta ahí podríamos llegar…

Así que, tras esta declaración de intenciones, os emplazo para la semana que viene, en que publicaré, si el tiempo lo permite, el primer artículo de la Nueva Temporada de la Serie.

Espero que os guste.

Y ya sabéis…

Disfrutad de la vida, mientras podáis. A ser posible, escuchando música.

  1. Sí, soy exigente, por si no os habíais dado cuenta. Llevo muchos años siéndolo, y no voy a dejar de serlo ahora: escribo por puro gusto la serie que a mí me gustaría leer, y no me quiero conformar con menos. Otra cosa es que lo consiga… []
  2. Alemán: Dícese de un idioma rarísimo del que apenas sé lo suficiente como para no morirme de hambre cuando estoy en Alemania, pidiendo pan, salchichas, patatas, cerveza, vino y agua… y decir Bitte y Danke, eso sí. []

Sobre el autor:

Macluskey ( )

Macluskey es un informático de los tiempos heroicos, pero no ha dejado de trabajar en Informática y disfrutar con ella hasta la fecha. Y lo que el cuerpo aguante. Y además, le gusta la música...
 

{ 4 } Comentarios

  1. Gravatar Juan Carlos Giler | 08/09/2010 at 09:15 | Permalink

    Macluskey agobiado -> Macluskey pelo en pecho :D

  2. Gravatar OboeCrack | 13/10/2010 at 09:39 | Permalink

    Espero ansioso los citados artículos. Si hubiera alguna forma de que no te los borraran… Si son poco conocidos o subidos por ti, la probabilidad es ínfima. Yo subi un concierto para oboe, el de Mozart, y duró un par de años. Me decidí a cerrar la cuenta y todos kapput, se borraron, aunque era consciente de ello. Sinceramente creo que prefiero más obras y algo menos de texto. Saludos

  3. Gravatar chapu77 | 19/10/2010 at 04:16 | Permalink

    Hola Mac… pues yo prefiero mas texto… oye has pensado mejor hacerlo multimedia directamente… es decir de tu coleccion grababda high end vas explicando la obra mientras muestras fotos de la obra, del autor, contexto de la época.. o extractos de videos… es decir el articulo seria un video con tu voz y la musica de fondo mas imagenes… eso lo subes al tubo y listo tienes control absoluto… desde el cedazo nos das una simple introduccion.. saludos

  4. Gravatar Macluskey | 19/10/2010 at 10:54 | Permalink

    Mmmmmmm Y…… ¿eso cómo se hace??

    Muy complicado para un viejales. Pero los videos que voy encontrando no están mal, no señor, no lo están. Espero que os gusten.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo no es mostrada. Los campos requeridos están marcados *

Al escribir un comentario aquí nos otorgas el permiso irrevocable de reproducir tus palabras y tu nombre/sitio web como atribución.