Regístrate | Conectar
El Tamiz Libros Recursos Series Únete 5 Users Online
Skip to content

Los dioses de Pegāna – El canto de los dioses y Las reflexiones de Kib




Continuamos hoy nuestra exploración de Pegāna, el mundo casi onírico de Lord Dunsany. En el último cuento conocimos a Kib y el juego de los Dioses. Hoy, como se trata de textos cortísimos, os dejamos dos: El Canto de los Dioses y Las Reflexiones de Kib. Tardas menos en leerlos que en decidir si merece la pena hacerlo o no… y MANA-YOOD-SUSHAI los leería, si estuviera despierto.

EL CANTO DE LOS DIOSES

Se oyó la voz de los dioses cantando el canto de los dioses, diciendo: “Somos los dioses; somos los pequeños juguetes de MANA-YOOD-SUSHAI, con los que ha jugado y luego ha olvidado.”

“Y Nosotros jugamos con los Mundos y el Sol y la Vida y la Muerte hasta que MANA despierte para reprendernos, diciendo; ‘¿Qué hacéis jugando con Mundos y Soles?’”

“Es algo muy grave que existan Mundos y Soles, pero más desoladora es la risa de MANA-YOOD-SUSHAI.”

“Y cuando se levante de su descanso en el Fin, y se ría de Nosotros por jugar con Mundos y Soles, los dejaremos apresuradamente atrás, y ya no habrá más Mundos.”

LAS REFLEXIONES DE KIB

(Dador de Vida en todos los Mundos)

Kib dijo: “Yo soy Kib. No soy otro sino Kib.”

Kib es Kib. Kib es él mismo y no otro. ¡Creedlo! Kib dijo: “Cuando el Tiempo era joven, cuando el Tiempo era muy joven, sólo existía MANA-YOOD-SUSHAI. MANA-YOOD-SUSHAI existía antes del comienzo de los dioses, y existirá tras su final.”

Y Kib dijo: “Tras el final de los dioses no habrá Mundos ni pequeños ni grandes.”

Kib dijo: “Será una existencia solitaria para MANA-YOOD-SUSHAI.”

Puesto que esto está escrito, ¡creedlo! ¿O es que no está escrito? ¿O es que sois más sabios que Kib? Kib es Kib.


Sobre el autor:

Pedro (Pedro Gómez-Esteban)

 

{ 10 } Comentarios

  1. Gravatar chapu77 | 11/03/2010 at 02:14 | Permalink

    A Kib ya lo veo como un revoltoso. Pregunta Mung y Sish y Kib: Son dioses menores creados por MANA? o ya estaban allí?

  2. Gravatar sebacine | 11/03/2010 at 02:33 | Permalink

    Ayer vi un documental, que decía que MANA-YOOD-SUSHAI, se iba a despertar en el 2012. ;)

  3. Gravatar Macluskey | 11/03/2010 at 03:29 | Permalink

    Sï, en el 2012, por la tarde… ;)

    Claro que no hay problema mientras Skarl siga tocando el tambor… ¡Hay que cuidar al tal Skarl, no vaya a tener tendinitis y la tengamos…!!

  4. Gravatar Pedro | 11/03/2010 at 05:02 | Permalink

    chapu, sí, todos ellos son dioses menores creados por MANA.

  5. Gravatar Mazinger | 16/03/2010 at 12:20 | Permalink

    No sé que pensar sobre estos relatos de Dunsany. No llegan a engancharme ni por el lado mitológico, supongo que porque sé de antemano que no son reales, ni por el literario (responsabilidad de la que descargo al traductor ;-) , cuyo trabajo es meritorio -seguramente es mi receptividad la que falla-). Le reconozco sin embargo cierta sensibilidad poética o cadencia jaculatoria que resulta bastante evocadora.

    En cualquier caso, las frase de Kib autoafirmándose (“Yo soy Kib. No soy otro sino Kib”) me recuerda a aquella otra del Éxodo en la que Dios en forma de zarza ardiente dice a Moisés: “Yo soy el que soy”.

    La de Kib, comparada con la del dios hebreo, resulta pueril al lado de la enorme carga de profundidad que tiene la del segundo. “Yo soy el que soy” parece sugerir que nada es salvo él, que sólo Dios existe y que precisamente ese es el hecho diferencial que le permite definirse frente a lo demás. Casi nada…

  6. Gravatar Naeros | 16/03/2010 at 01:26 | Permalink

    @Mazinger, fíjate que yo veo lo de Kib como un reflejo exacto del caso que mencionas. La diferencia es que en un caso tenemos narrador omnisciente y en el otro un diálogo directo, pero la carga la considero igual en ambos casos (y a la vez tiene el mismo punto pueril que mencionas para mí).

  7. Gravatar Pedro | 16/03/2010 at 05:29 | Permalink

    Mazinger, pues lo siento, porque yo los disfruto de lo lindo. Si algún día dirijo otra campaña de un juego de rol de fantasía, sospecho que el panteón imaginario será el de Pegana :)

  8. Gravatar Naeros | 17/03/2010 at 12:44 | Permalink

    @Pedro, yo estoy inspirándome en este panteón para una :P

  9. Gravatar Mazinger | 17/03/2010 at 12:56 | Permalink

    @Naeros.

    Pienso que las frases son muy distintas entre sí, aunque admito que en “Yo soy el que soy” hay cierta ambigüedad que quizás podría hacer entender que es similar a “Yo soy Kib. No soy otro que Kib”.

    “Yo soy el que soy” puede interpretarse como “Yo soy el que yo soy (y no algún otro)”. En este sentido es igual a la de Kib. Ambas deidades afirman su especifidad, su propia identidad.

    Pero “Yo soy el que soy” también cabe interpretarse (era por donde yo iba) como “Yo soy el único que es (o sea el único que existe)”, de donde se desprende que no hay otros que existan (a no ser como parte de él).

    La primera interpretación es tan pueril como la de Kib, en efecto, pero la segunda no. En el panteón de Pegana sólo MANA podría decir algo equivalente a Yahvé, no Kib, que quizás sea tan parte del sueño de MANA como los mundos con los que juega y los seres que crea.

    @Pedro.

    Sí, yo también lo siento. Ya quisiera pillarle el gusto a muchas cosas contra las que me estrello… Al final me quedo con la sensación de que me pierdo algo. Pero chico, no sé, para mí esto es como la pintura abstracta. La miro y la miro pero no me dice mucho. Supongo que es cuestión de dejarse llevar…, porque ya que mencionas los juegos de rol, eso es precisamente lo que me parecen estos textos: un entretenimiento o juego de imaginación de Dunsany.

    Me lo imagino como una especie de Lewis Carroll en un jardín umbrío y fresco durante una tarde estival, sentado bajo un sauce al lado de un arroyo, apoyada su espalda en el tronco, escribiendo mientras sus sobrinos juegan con un tambor viejo de hojalata y unos globos…, dejándose vencer por una agradable somnolencia…, que acaba sumiéndolo en un reparador y ligero sueño en el que el sonido del tambor de juguete se mezcla con esas manchas acrisoladas que a veces uno ve cuando cierra los párpados tras exponerlos a la luz pura que atraviesa las frondosas copas de los árboles…

    Anda, pues ya le voy cogiendo el gusto, mira tú… ;-)

  10. Gravatar chapu77 | 17/03/2010 at 01:39 | Permalink

    @Mazinger: Acaba de comenzar el relato… recién nos está introduciendo a los personajes… no creo que termine en una guerra entre Titanes y Olímpicos pero quien sabe, ten un poco de Fé en MANA seguro que cuando se despierte se armará una de aquellas!!!

Escribe un comentario

Tu dirección de correo no es mostrada. Los campos requeridos están marcados *

Al escribir un comentario aquí nos otorgas el permiso irrevocable de reproducir tus palabras y tu nombre/sitio web como atribución.