Regístrate | Conectar
El Tamiz Libros Recursos Series Únete 7 Users Online
Skip to content

Cómo volar – Introducción




Saludos a todos los lectores de El Cedazo.

Me presentaré: aunque tengo un nombre normal como todo el mundo, soy Gurb en muchos de los sitios de Internet que visito. Por razones que algún día explicaré, prefiero no dar mi nombre verdadero.

Según las convenciones sociales actuales, se podría decir que soy un viejo informático, no tanto como Macluskey, pero sí he vivido parte de lo que él ha relatado en su magnífica serie Historia de un viejo informático. De hecho esta serie es la culpable de que llegase a El Cedazo y de que me haya decidido a escribir algo yo mismo.

Pero para mí resulta triste definirse como persona por la forma en que uno se gana la vida, a no ser que tu trabajo sea lo que más te guste hacer en el mundo (que no es mi caso). Yo creo que lo que te define como persona es lo que haces porque te gusta, por amor al arte y con lo que disfrutas. Desde ese punto de vista, yo me presentaría así:

Hola a todos. Me llamo Gurb y soy paracaidista deportivo, piloto privado de aviones y tirador de precisión.

Me he decidido a escribir una serie de articulillos sobre aviación deportiva que espero que os interesen. Por razones laborales, o mejor dicho, por falta de dinero, dejé de volar a finales del año 2005, pero como lo echo mucho de menos, hablando y escribiendo sobre ello se me pasa un poco “el mono”.

Lo que tengo pensado es describir en forma de relato en primera persona en qué consiste un vuelo típico de un piloto privado. Qué cosas hay que saber y hacer en cada momento. Durante el relato insertaré párrafos sobre aspectos teóricos del vuelo, instrumentación y aviónica, algo sobre la física que hay que conocer para saber por qué un avión hace lo que hace, temas de mecánica, meteorología e incluso la burocracia que hay que tragarse para poder volar. Pero en lugar de dedicar capítulos separados para cada cosa, lo iré contando a medida que surja en el relato. Por ejemplo, si estoy describiendo las comprobaciones prevuelo, en el momento de ajustar el altímetro tal vez me dé por describir qué hace y cómo funciona ese aparato.

Sé que no es un tema con tanto lustre como pueden serlo la física, la historia, la economía o la música clásica, pero quizás porque se sale un poco de lo habitual por aquí puede ser que atraiga nuevos lectores a El Cedazo.

En este artículo, a modo de introducción, describiré un poco qué titulación y experiencia tengo que me faculta para hablar sobre este tema sin que parezca que soy el enterado de turno.

En enero de 1997 comencé a pilotar aviones. Soy poseedor de un impresionante título de Piloto Privado de Aeronaves, lo que me autoriza a pilotar aviones monomotor de pistón terrestres de peso no superior a 1.500 Kg. y con reglas de vuelo visual.

Vamos a desglosar y analizar la frase anterior a ver qué sacamos en claro:

Piloto privado de Aeronaves. Es la titulación básica para poder pilotar un avión de forma no comercial (de ahí lo de privado). No tiene nada que ver con pilotar aviones ultraligeros. Son mundos aparte y los requisitos para pilotar unos no sirven para los otros. Hoy en día no sé como estará la reglamentación, pero cuando yo empecé los pilotos comerciales tenían que conseguir primero el título de piloto privado antes de poder pasar a la aviación comercial.

Aviones monomotor. Esto es fácil. De un sólo motor. Esto limita un poco pero no es para tanto. Aún me podría subir a un Lockheed Martin F-16.

De pistón. ¡Cagada! Se fastidió lo del F-16. Esto indica que ha de ser de hélice movida por un motor de pistones, como el de los coches, vamos. Así que nada de reactores, ni siquiera de hélice movida por una turbina de gas.

Terrestres. Es decir: nada de hidroaviones. No es de menospreciar esta limitación en un país como España, donde hay más pantanos que aeropuertos y rodeado casi por completo de mar. Bueno, qué le vamos a hacer…

De peso no superior a 1.500 Kg. La cosa empieza a ponerse difícil. Eso es más o menos lo que pesa una camioneta. No serán aviones muy grandes, entonces.

Reglas de vuelo visual. Esto quiere decir que en todo momento tengo que tener a la vista el suelo, que es de dónde se toman referencias para la navegación. Por tanto: nada de volar de noche, ni dentro de nubes, ni con niebla.

Resumiendo: puedo pilotar avionetas de chichinabo, de día y si hace buen tiempo. Y todo esto a unos precios exorbitados y con considerables complicaciones burocráticas. ¡Qué bien! … Y aún así, vale la pena.

Este magnífico título y toda mi experiencia de vuelo fueron adquiridos en el Aeroclub Barcelona-Sabadell. Cuando dejé de volar, allá por el año 2005, tenía acumuladas unas 200 horas de vuelo. La cantidad exacta de horas no la recuerdo, pero si a alguien le interesa el dato puedo consultar mi libro de vuelo (si lo encuentro) y contárselo.

Puede parecer que no son muchas horas de experiencia, pero no pensarías lo mismo si las tuvieses que pagar tú. Para un particular con un sueldo normalito resulta muy difícil acumular horas de vuelo. Bueno, más que difícil, económicamente gravoso. Porque sí, amigos, tal como sospechábais, la aviación deportiva es una actividad cara, muy cara. Y curiosamente practicada en su mayoría por personas que no podrían calificarse de ricos, aunque alguno hay, claro. Volar es algo que da miedo a muchas personas y además no “luce” como lo hace un coche deportivo o un buen yatecito. Los ricos, o mejor aún, los nuevos ricos, prefieren tener su yate amarrado en el puerto de moda para airear su estatus. Luego están los asquerosamente ricos, esos de jet privado y tal. Pero esos no se suelen mezclar con el populacho que somos los pilotos privados.

Bueno, creo que por hoy es suficiente. Así que en el próximo capítulo podréis empezar a leer la historia de cómo un intrépido piloto privado realiza un vuelo.

Saludos

Gurb


Sobre el autor:

Gurb ( )

Informático en paro con tiempo para dedicarlo a sus aficiones
 

{ 11 } Comentarios

  1. Gravatar Macluskey | 08/01/2010 at 04:53 | Permalink

    En primer lugar, muchas gracias por tu amable referencia, Gurb. Me has alegrado el día :)

    En cuanto a la serie, me parece una grandísima idea para todos aquellos como yo que nos hubiera gustado poder volar (mejor dicho, pilotar, porque volar, lo que se dice volar, siempre en aviones pilotados por otros… me he hartado), y por unos u otros motivos, jamás lo hemos hecho (salvando el Flight Simulator y eso).

    Enhorabuena, y bienvenido!! Auguro una excelente acogida de serie tan interesante.

    Mac

  2. Gravatar jreguart | 08/01/2010 at 07:13 | Permalink

    Eso promete. Animo y adelante Gurb Linmberg. Jaime

  3. Gravatar oldman | 08/01/2010 at 08:51 | Permalink

    Gurg: te aseguro que voy a disfrutar de lo lindo con lo que promete ser una serie movida (vamos a ser tus copilotos) e ilustrativa de las muchas aplicaciones de la físisca que se utilizan en aeronáutica. Como medida de mi interés…: Mi bautizo aéreo fue en Villafría-Burgos- como paquete en una avioneta biplano Bücker (hace años…) que nunca pude pilotar porque era daltónico. Así que aquí te espero con el paracaidas puesto. Suerte y al toro!

  4. Gravatar Brigo | 09/01/2010 at 12:48 | Permalink

    Pues a mi me parece que esto de volar si tiene mucho lustre. Será opinable. En loo que si me parece que habrá acuerdo es en que esta serie parece que va a ser muy divertida!, y además seguro que aprendemos un montón. Además, seguramente lo aprendido en esta serie valdrá para fardar mientras te tomas unas cañas con los amigos. Con otras series … se te quedan mirando con cara rara :-D

  5. Gravatar Gurb | 09/01/2010 at 01:13 | Permalink

    Gracias a todos por la entusiasta acogida ¡Y eso que sólo es la introducción!

    Viendo las espectativas que se han creado ahora me parece que el primer capítulo, que ya está terminado, os va a parecer un poco soso. Es que trata la parte más burocrática de un vuelo. Si os aburre, dadle una oportunidad a la serie, que en el capítulo 2 ya empezaremos a toquetear el avión.

    Oldman: Ah! las Bücker. Nuestro aeroclub tuvo 2 volando durante muchos años. Yo siempre quise volar alguna, pero por una cosa u otra al final no lo hice. Nunca tuvieron ningún accidente grave, pero entre los pilotos del aeroclub había desconfianza sobre todo por el mantenimiento de los motores ENMASA Tigre, porque despues de 50 años desde que empezaron a construirse, conseguir recambios no era nada fácil. Manejarlas en tierra es complicado por el tren de aterrizaje tan estrecho que tienen y además con el sistema de patín de cola. Los pilotos de hoy prácticamente sólo volamos con aviones que tienen tren triciclo (rueda de morro)

    Anecdota Cebolleta: las Bücker tienen capacidades acrobáticas básicas. Pueden hacer varias maniobras en las que durante unos instantes vuelan “cabeza abajo”. Pero el carburador del motor Tigre no está pensado para eso, por lo que durante esos instantes ¡el motor se para! La primera vez que vi eso en una exibición yo no lo sabía, y cuando oí que se paraba el motor haciendo un tonel a baja altura, casi me da un infarto del susto.

    Si queréis saber más sobre las Bücker: http://www.fpac.org/aviones/bucker_131_jungmann.php?lang=cas

    Saludos Gurb

  6. Gravatar Adolfo | 10/01/2010 at 03:57 | Permalink

    Esto promete. Muy bien escrito, muy dinámico. ANIMO.

  7. Gravatar Adan | 11/01/2010 at 09:23 | Permalink

    Vaya, y hasta hoy que estuvimos sin noticias de Gurb xD (lo siento, no pude evitarlo)

  8. Gravatar umbreak | 11/01/2010 at 10:43 | Permalink

    El texto refleja el gran entusiasmo que tienes en el tema y eso lo hace agradable y contagioso. Creo que puede ser una serie muy interesante por lo poco habitual de estas experiencias. ¿Cuantos de nosotros querríamos volar? Yo aún tengo pendiente, al menos, tirarme en paracaidas (algo es algo). Un saludo y ánimo.

  9. Gravatar Krap | 11/01/2010 at 10:46 | Permalink

    Me ha gustado.

  10. Gravatar chiplicio | 11/01/2010 at 01:53 | Permalink

    Vaya, esto promete, pues es un mundillo un tanto “cerrado” y desconocido para la mayoría del público. Por otro lado… ¡¡¡VOLAR!!! es el sueño de todos (o casi) desde los albores de la humanidad.

    Esperamos impacientes la siguiente entrega.

  11. Gravatar jairo ospina | 10/07/2010 at 03:47 | Permalink

    Me parece muy interesante conocer detalles basicos para pilotar por primera vez un monomotor me gustaria recibir informacion gracias por la colaboracion primiparo con intenciones de pichon de vuelo.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo no es mostrada. Los campos requeridos están marcados *

Al escribir un comentario aquí nos otorgas el permiso irrevocable de reproducir tus palabras y tu nombre/sitio web como atribución.