El Tamiz

Ignora lo accesorio, atesora lo esencial

[Electricidad I] Riesgos eléctricos, despedida y cierre

Me parece mentira, pero con éste hemos alcanzado la decena de artículos en [Electricidad I], el bloque introductorio a los fenómenos eléctricos, y el final del bloque. No quiero hacerlo más largo, sino dejar otros asuntos para bloques posteriores, por un par de razones: por una parte, no quiero saturaros con un solo tema durante mucho tiempo, y llevamos ya unos tres meses hablando de electricidad sin parar. Además, a mí me pasa lo mismo: si escribo demasiado sobre un solo asunto, me acabo aburriendo y la calidad sufre. Finalmente, es mi idea hacer de estos bloques algo reducido y contenido en sí mismo dentro de lo posible, de manera que sea posible agarrar uno y leerlo de corrido sin tener que leer demasiadas cosas que no te interesen. Diez artículos por bloque me parece adecuado para este fin.

Es mi intención –aunque el tiempo que tengo es limitado, y las energías más todavía–, como sabéis quienes habéis seguido el bloque desde el principio, publicar estas “unidades de conocimiento” en forma de monografías, pero tengo que revisar las imágenes antes siquiera de revisar y editar el texto y enviárselo a los correctores habituales. El problema es, claro está, que estas ilustraciones a color, aunque sean vistosas, harían de los libritos algo carísimo (los precios de impresión a color son prohibitivos)… lo que significa que lo de “carga roja” y “carga verde” no funcionaría en la versión impresa. Probablemente adaptemos las ilustraciones para escala de grises y tengamos “carga gris” y “carga negra” o “carga de puntitos” y “carga de rayas”, ya veremos. Desde luego, miraremos el precio que tendría la versión a todo color, pero seguramente sea inviable; os tendremos informados. Afortunadamente, las versiones electrónicas podrían seguir teniendo imágenes a color.

Alto voltaje

Pero, disquisiciones aparte, no quería terminar este bloque de introducción sin hablar brevemente, a modo de apéndice, sobre algunos conceptos básicos sobre seguridad eléctrica y efectos de la corriente eléctrica sobre el cuerpo humano. ¿Por qué es peligrosa una corriente eléctrica que recorre nuestro cuerpo? ¿Es verdad que puedes “quedarte pegado” al electrocutarte, o salir despedido? ¿Qué medidas básicas de seguridad pueden seguirse para minimizar el riesgo eléctrico? A todo esto dedicaremos la entrada de hoy, en la que no introduciremos ningún concepto nuevo pero sí pondremos en funcionamiento las células grises y lo que hemos aprendido sobre potencia, energía, voltaje, intensidad, resistencia y demás a lo largo de todo el bloque. Vamos con ello.

Nota: Como siempre digo en este tipo de artículos, soy físico, no biólogo, de modo que quienes sabéis más que yo corregidme con cariño pero sin piedad si meto la pata en alguna cosa y no es simplemente una simplificación. Lo mismo digo sobre asuntos prácticos de los que los ingenieros y técnicos eléctricos sabéis mucho más que yo.

Antes de nada, aunque el peligro dependa de algunas variables que hemos estudiado ya, ¿por qué pueden resultar peligrosas las corrientes eléctricas? De las dos razones fundamentales, hemos dedicado un artículo entero del bloque a algo relacionado con la primera, y un pequeño cuadro a algo relacionado con la segunda, con lo que creo que el razonamiento te resultará familiar.

Quemaduras eléctricas

La primera razón es el ubicuo efecto Joule. Si tu cuerpo es atravesado por una corriente eléctrica, de manera inevitable los electrones que la constituyen harán vibrar los átomos de tu cuerpo más rápido que antes debido a los choques con ellos, y esto elevará la temperatura de la parte de tu cuerpo atravesada por la corriente. Dependiendo de las condiciones, este aumento de temperatura puede ser imperceptible, pero también puede producir quemaduras que pueden llegar a ser gravísimas (no quiero poner fotos aquí porque son terribles, pero puedes encontrarlas por la red). Desde luego, si la corriente es muy pequeña, el peligro va más bien por otro lado –hablaremos de ello en un momento–, pero no tienes más que mirar las noticias de personas electrocutadas con grandes corrientes para comprobar los efectos terribles del fenómeno descrito por el buen Joule. De hecho, las unidades de quemados de los hospitales tratan este tipo de electrocuciones.

Una de las diferencias fundamentales entre las quemaduras eléctricas y las producidas, por ejemplo, por un fuego, es que el efecto Joule afecta a todo el recorrido de la corriente eléctrica, no sólo a la piel. Si tocas una plancha muy caliente, por ejemplo, puedes provocar quemaduras en la piel de tu mano y, si la temperatura es muy grande o no retiras la mano a tiempo, pueden llegar a profundizar bajo la piel. Pero si una corriente eléctrica te quema debido al efecto Joule, las quemaduras se producen directamente en el tejido, por dondequiera que haya circulado la corriente. Es más probable, por tanto, sufrir quemaduras internas en el caso de la corriente eléctrica que de un fuego, aunque dependa del tipo de corriente hasta qué punto suceda esto o no.

Sé que es macabro utilizar estos ejemplos para reforzar lo que has aprendido en la serie, pero si recuerdas el artículo anterior sobre potencia y energía, el tiempo es además un factor fundamental. Si en tu cuerpo está disipándose una determinada potencia eléctrica en forma de calor (que es, como recordarás, proporcional al voltaje y la intensidad de corriente), la energía total que recibes es además proporcional al tiempo que la corriente circula por tu cuerpo. De ahí que la respuesta a la pregunta “¿A partir de qué voltaje o intensidad puedes sufrir quemaduras?” sea que depende. Desde luego, si estás sometido a una corriente de enorme intensidad y un voltaje gigantesco, una fracción de segundo puede dejarte como un pollo al horno, pero incluso una corriente mucho más modesta, como la de una casa, puede producir quemaduras si atraviesa nuestros tejidos durante el tiempo suficiente.

De modo que el consejo básico relativo a este punto es de cajón: minimiza el tiempo en contacto con cualquier corriente eléctrica peligrosa. Afortunadamente para nosotros, nuestro cuerpo es eficaz en retirarse de forma refleja de aquello que le causa dolor, lo cual nos protege hasta cierto punto de una exposición prolongada a la corriente eléctrica. Si alguna vez has tocado un enchufe donde no debes y has sentido la desagradable sensación (y probablemente has quitado la mano antes siquiera de darte cuenta de lo que ha sucedido) sabes de lo que hablo. Pero, a veces, hay un problema adicional que evita que te retires a tiempo, y que es la segunda razón básica del peligro de la corriente eléctrica.

Contracción tetánica

En el artículo sobre voltaje dimos algunos ejemplos de voltajes “de la vida real”, entre ellos el existente en las sinapsis neuronales de nuestro cuerpo. Y ahí radica nuestra principal debilidad ante las corrientes eléctricas, como la de todos los demás animales: las utilizamos nosotros mismos para controlar nuestro cuerpo. Naturalmente, las quemaduras eléctricas serían un peligro serio en sí mismas incluso si no tuviéramos ninguna otra conexión biológica con la corriente eléctrica, pero nuestra dependencia de ella supone un riesgo añadido.

Imagina por ejemplo, estimado y sufrido lector, que por azares del destino –y por agarrar lo que no debes– estás sujetando un cable y, en un momento dado, recorre tu cuerpo una corriente eléctrica razonablemente grande. Un efecto está claro: al recorrer tu brazo, el tejido se va calentando y pueden producirse quemaduras. Pero claro, el dolor resultante de la descarga hace que, mediante el arco reflejo, sueltes el maldito cable como si fuera un clavo ardiendo… sólo que no puedes soltarlo. Ésta es la base de ese mito (que merecería casi un capítulo propio de Falacias) de que cuando te electrocutas “te quedas pegado” a la fuente de la electrocución, lo cual es mentira cochina.

Ya sabes lo suficiente para saber que es mentira cochina, por cierto: lo único que podría hacer que te quedases pegado al objeto que te electrocuta sería la fuerza de Coulomb, pero eso requeriría que el objeto y tú estuviérais cargados eléctricamente. Sin embargo, como hemos visto repetidas veces, en un conductor la carga eléctrica neta es nula, hay un equilibrio de cargas: lo que pasa es que éstas se mueven por él. De modo que entre el cable y tú no hay una fuerza eléctrica que te atraiga como una mosca a un papel de pegar en absoluto. Pero ¿qué está sucediendo entonces?

Lo que sucede es que tu debilidad biológica frente a la corriente eléctrica te está jugando una mala pasada. Dicho muy mal y muy pronto (perdonadme médicos, biólogos y similares), cuando decides abrir o cerrar la mano, tu sistema nervioso central envía una señal eléctrica de magnitud minúscula a los músculos extensores o flexores, según el caso. Esta señal se transmite a través de los nervios hasta el músculo, y éste responde como debe a la señal. Pero ahí está la clave de todo el asunto: el músculo recibe una señal eléctrica que le ordena contraerse, o se relaja si no hay tal señal.

Cuando esa corriente atraviesa tu mano y tu brazo al agarrar el cable, por tanto, entre otras cosas recorre tus nervios… y los músculos del brazo responden como están diseñados: contrayéndose. De los dos tipos de músculos (flexores y extensores) los flexores son bastante más fuertes, de modo que aunque ambos sean estimulados, la contracción de los flexores que cierran la mano es la que gana por mucho. La consecuencia es que tu mano agarra el maldito cable como si le fuera la vida en ello, manteniendo el contacto con la fuente de todo el problema (y alargando la duración de la electrocución y el riesgo de todo tipo, además de la posibilidad de sufrir quemaduras). Esta contracción muscular anormal, denominada contracción tetánica, es un auténntico problema.

“¿Pero, no puedo decidir abrir la mano y soltar el cable, y ya está?”, puedes estar preguntándote. Pues la verdad es que no necesariamente, aunque espero que nunca tengas que comprobarlo. Las señales nerviosas que pueda enviar tu cerebro a los músculos que controlan la mano es una broma comparada con la que los está estimulando procedente del exterior, como un susurro en una discoteca. De ahí que se oiga que “te quedas pegado”: no estás pegado, estás agarrando el cable tú mismo con todas tus fuerzas, incluso aunque eso mismo pueda matarte.

A veces, por cierto, puede pasar justo lo contrario –y esto depende de por dónde pasa la corriente y de qué tipo de corriente se trata–: que los músculos afectados sean fundamentalmente los extensores, en vez de los flexores. Si esto sucede, por ejemplo, en los músculos del brazo, extenderás violentamente esa extremidad. Si tocas con la mano un objeto electrificado y los extensores son activados de este modo, empujarás el objeto con cierta violencia. Este tipo de contracción tiene la ventaja evidente de que, o bien empujas el objeto lejos de ti, o –si el objeto está fijo– te empujas a ti mismo lejos del objeto, minimizando el tiempo de exposición a la corriente. Pero, una vez más, no es que la electricidad “te repela” ni nada parecido: son tus músculos los que producen el efecto, actuando de forma incontrolada.

El primer consejo relativo a este punto, por lo tanto, es el siguiente: si tienes que tocar algo y existe riesgo de que ese algo haga que una corriente eléctrica atraviese tu cuerpo, hazlo primero de modo que no puedas agarrarlo si tus músculos se contraen. Por ejemplo, tócalo con el dorso de la mano: si cierras la mano en un puño, no vas a “quedarte pegado”, y el peligro de mantener el contacto desaparece. O, mejor aún, con el pie o la pierna, por la razón que vamos a ver a continuación.

El segundo consejo también debería sonarte razonable: si alguien cerca de ti está obviamente agarrando algo de forma involuntaria por la contracción tetánica, no lo agarres a él para apartarlo. Por un lado, recuerda que está sujetando el objeto con todas sus fuerzas, y no es fácil soltar a alguien que hace eso, por mucho que sea de forma involuntaria. Por otro lado, es posible que tú te quedes agarrado a él de forma involuntaria, una escena que, aunque pueda sonar graciosa, es peligrosa para ambos. No, lo que debes hacer en ese caso, siempre que sea posible, es detener el flujo de corriente eléctrica, desenchufando, apagando interruptores (en duda, el interruptor general de la casa), etc. Y, si no te queda más remedio que apartar físicamente y por la fuerza a la víctima, asegúrate de que lo haces sin agarrar nada.

El caso es que la contracción muscular involuntaria, aparte de crear leyendas urbanas, es peligroso porque puede prolongar el contacto con la corriente… y por otra razón aún más terrible, y la principal causa de muerte por electrocución: puede hacer que el corazón deje de funcionar como debe.

Fibrilación ventricular

El problema, claro está, es que el hecho de que tengas la mano cerrada y seas incapaz de abrirla puede ser un problema, pero hay músculos muchísimo más importantes, como el diafragma o el tejido muscular del corazón, el miocardio. Porque, aunque no sea un marcapasos tecnológico como tal, el “marcapasos” del corazón, llamado nodo sinusal, utiliza impulsos eléctricos… con lo que una corriente que pase por él contrae el miocardio sin que éste pueda relajarse. Pero hay más.

En el caso de la mano, la contracción y relajación es relativamente sencilla: si atraviesa esa región de tu cuerpo una corriente eléctrica, aunque sea grande, una vez que deja de pasar por el tejido nervioso, aunque te cueste al principio, recuperas el control de los músculos. Eso sí, como veremos luego, si la intensidad es muy alta o dura mucho tiempo, pueden incluso producirse daños neurológicos permanentes. Pero el peligro en el corazón es mucho mayor, por la complejidad de sus ciclos de relajaciones y contracciones.

No tengo el conocimiento, el tiempo ni las ganas de ponerme a discutir aquí sobre sístoles, diástoles y demás zarandajas, pero creo que es sencillo comprender que la actividad del nodo sinusal como “marcapasos” es bastante compleja, y el ritmo de relajación/contracción de cada una de las partes es tan complicado que, como bien sabes, sin que te veas afectado por ningún accidente eléctrico es posible que tengas problemas, desde que naces o con el tiempo.

De modo que, al ser recorrido por una corriente eléctrica que contraiga los músculos de forma ininterrumpida, rompiendo el ritmo cardíaco normal, y luego que esa corriente deje de circular, es posible que pasen dos cosas: una, que el nodo sinusal retome el control sin problemas y el corazón lata de manera normal. Y otra, que el caos resultante se mantenga y se entre en lo que se denomina fibrilación ventricular. Me temo que, llegado ese extremo, mis conocimientos no pueden ayudarte mucho, ¡pero el objetivo de este texto no es ése, sino evitar que llegues a ese punto!

Apliquemos la lógica, una vez más, al problema, para llegar a los consejos pertinentes a este punto. Dado que, para que pueda haber peligro de llegar a una fibrilación ventricular, es necesario que la corriente eléctrica atraviese el nodo sinusal en el corazón, el consejo es evidente, aunque tal vez no muy útil: trata de evitar que la corriente atraviese tu pecho.

Que lo haga o no depende de cuál es el camino que puede seguir a través de tu cuerpo; permite que ponga dos ejemplos exagerados. Si agarras dos cables pelados por los que circula una corriente de gran intensidad, y los electrones pasan a través de ti de un cable al otro, lo harán a través de un brazo (y, por cierto, de la mano, lo que puede hacer que no puedas soltarlo), tu tórax y, finalmente, el otro brazo y su mano. Esto significa que es muy probable que parte de la corriente atraviese el corazón y pueda matarte en un abrir y cerrar de ojos.

Sin embargo, si estuvieras de pie con un pie sobre un cable y el otro sobre el segundo cable, la mayor parte de la corriente eléctrica subiría por una pierna y bajaría por la otra, atravesando tu abdomen y dejando el corazón en un peligro mucho menor. Ya sé que estos ejemplos son extremos, y que normalmente no puedes controlar por dónde va a pasar la corriente, ¡o evitarías que pasase por ninguna parte! Pero recuerda el consejo de tocar con el dorso de la mano: si vas a tocar algo que puede estar electrificado y lo haces con una rodilla mientras tu pie toca el suelo, la mayor parte de la corriente irá de rodilla a pie y luego a suelo, lo cual es mucho menos peligroso que agarrarlo con una mano (o, peor aún, con las dos).

Factores de riesgo

Aunque podríamos estar hablando de ello mucho tiempo, una vez comprendido todo esto y los artículos anteriores debería quedar claro de qué depende fundamentalmente el peligro de exposición a una corriente eléctrica en tu cuerpo. Recapitulemos, aunque sea repetitivo:

  • En primer lugar, de la tensión. Si recuerdas el artículo sobre potencia y energía eléctricas y el “fluido dorado” que transportaba cada electrón, el voltaje determina básicamente la energía de la que dispone cada uno de ellos para moverse. Por lo tanto, la tensión en cierto sentido determina hasta dónde pueden llegar esos electrones. Si se trata de un voltaje muy pequeño, un aislamiento muy simple puede protegerte. Si se trata de un cable de alta tensión, ni siquiera el aire que lo rodea es necesariamente suficiente, y los electrones pueden tener la suficiente energía para atravesar el aire y alcanzar tu cuerpo a cierta distancia del cable.

  • En segundo lugar, de la intensidad. Puesto que los principales efectos sobre nuestro cuerpo, tanto las quemaduras como la contracción tetánica y la fibrilación, son proporcionales esencialmente a la intensidad de corriente, intensidades grandes suponen un riesgo mucho mayor. Desde luego, si has seguido la serie hasta ahora sabes ya que intensidad y voltaje están inextricablemente ligados a través de la resistencia y la Ley de Ohm.

  • En tercer lugar, del tiempo de exposición. Afortunadamente para nosotros –aunque se escape del alcance de este bloque inicial– los sistemas eléctricos modernos, en su mayor parte, nos protegen de tiempos de exposición prolongados mediante desconexiones automáticas cuando algo va mal, pero la razón de que éste sea un factor de riesgo también debería ser evidente si has comprendido el bloque y este mismo artículo.

  • En cuarto lugar, de la resistencia de tu cuerpo. Aunque otros consejos de nuestras abuelas, como el de no dormir en una habitación con plantas, no tengan base científica, el de no operar aparatos eléctricos mojado y con charcos de agua en el suelo es un buen consejo; uno que puede salvar tu vida, de hecho.

  • En quinto lugar, del recorrido de la corriente. Como hemos visto, aunque cualquier corriente de cierta magnitud tiene efectos sobre nuestro cuerpo, no es lo mismo una contracción en la pantorrilla que en el miocardio.

Las dos reglas de oro

Antes de terminar, existen un par de reglas de oro que deberías grabar al fuego en tu mente tras terminar esta serie, si alguna vez vas a estar en una situación en la que puede haber riesgos eléctricos… y vas a estarlo, porque es inevitable en el mundo actual.

Ambas reglas se basan en un principio que me parece útil, en general, como filosofía de vida, y que yo expresaría así: Es más eficaz suponer que eres más tonto e ignorante de lo que realmente eres que viceversa, porque las consecuencias de equivocarte son mucho menos graves. Pero ¿cómo se aplica este principio a la electricidad? Pues eso, con dos reglas de oro que, dado que son muy serias, es mejor expresar con cierto humor.

Primera regla de oro - Si el riesgo es posible, estás en peligro.

Podríamos llamar a esta regla “la regla de la educación sexual victoriana”. El sexo, querido niño, es malo: no lo hagas.

Si has seguido este bloque hasta aquí, es probable que nunca hayas aprendido demasiado sobre electricidad, luego tu ignorancia –y lo digo desde el aprecio a un lector de aguda inteligencia y buen gusto como tú– sigue siendo muy grande. Por lo tanto, si te planteas enredar con algún aparato eléctrico en el que no estás seguro si existe riesgo, supón que lo hay. Y si crees que no hay riesgo alguno, ¿confías en que sabes lo suficiente para evaluar ese riesgo? Pues eso.

Ya sé que este consejo es un poco desalentador tras diez artículos, pero es el más honesto que puedo darte: deja los arreglos eléctricos para quien sabe lo suficiente. Pero el ser humano es un animal terco… de ahí que haya una segunda regla de oro.

Segunda regla de oro - Si el riesgo es imposible, estás en peligro.

Si vas a realizar una reparación o estar en contacto con algo por donde a veces circula una corriente eléctrica (e insisto, si este bloque es tu principal fuente de información sobre la electricidad eres un cenutrio haciendo eso), supongo que vas a hacerlo tras desconectar el paso de la corriente y no mientras ésta circula por el objeto. Pero recuerda: debes suponer, a pesar de ser lector de El Tamiz, que eres un ser ignorante y estúpido, porque es una manera mucho más segura de ir por la vida pasarte de tonto que de listo.

Así que no basta con que te asegures de que es imposible, porque puedes haber pasado algo por alto por descuido, o puedes desconocer algo esencial en ese sistema que hace que el “imposible” se convierta en “improbable”. Por tanto, defiéndete contra tu propio descuido: asegúrate de que es imposible que pase corriente dos veces. Apaga el interruptor y corta el paso de la corriente en un interruptor general; apaga y además desenchufa; desenchufa y además corta el interruptor general; corta la corriente y luego, cuando estés seguro de que no pasa corriente, compruébalo con un polímetro. En resumen: asegúrate más allá de toda desconfianza que no estás en peligro. Y entonces, cuando hayas conseguido eso, desconfía de ti mismo.

Si conoces a cualquier persona que tiene contacto profesional con circuitos eléctricos, pregúntale si alguna vez ha sufrido un buen calambrazo. Estoy seguro de que te responderán que sí, y yo te pregunto: si el profesional no ha conseguido protegerse con éxito completamente, ¿cuáles son tus expectativas?

Pues eso. Hasta el siguiente bloque, que será después de un tiempo dedicado simplemente a artículos de las series normales, para oxigenarnos vosotros y yo de monografías y dejar que llegue la inspiración para el siguiente (se aceptan sugerencias, como siempre).

Puedes encontrar este artículo y otros como él en el número de febrero de 2010 de nuestra revista electrónica, disponible a través de Lulu:

Electricidad

58 comentarios

De: Alfonso
2010-02-18 18:13:37

Cuidado con los televisores CRT. aunque estén desenchufados mantienen una carga capacitiva en el lado de alta tensión que puede ser muy desagradable y peligrosa.


De: Juan Carlos Giler
2010-02-18 18:57:40


  • "Si estás sometido a una corriente de enorme intensidad y un voltaje gigantesco, una fracción de segundo puede dejarte como un pollo al horno"
    Que buen artículo !!!!


De: Riesgos eléctricos
2010-02-18 19:36:04

[...] Riesgos eléctricos eltamiz.com/2010/02/18/electricidad-i-riesgos-electricos-des...  por Phoenix-ALX hace 4 segundos [...]


De: jaume
2010-02-18 20:12:39

Hola,
Me ha encantado la serie, muchas gracias.
Sobre la leyenda de quedarse pegado tenía entendido que se debía a la quemadura que se produce al circular la corriente. Si te da la corriente cogiendo un cable la piel se chamusca y se adhiere al cable (Como la carne pegada a la sartén)
De lo de la contracción muscular no tenía ni idea pero me parece que es un factor bastante más importante que el efecto sartén.

Saludos y gracias de nuevo.

Jaume


De: Brigo
2010-02-18 20:38:31

¿Qué tal sabrá un bistec electrocutado? seguro que se calienta más rapidamente y de manera más homogénea que en un microondas. :-D


De: cruzki
2010-02-18 23:11:48

@pedro

"y el ritmo de relajación/contracción de cada una de las partes es tan complicado que, como bien sabes, sin que te veas afectado por ningún accidente eléctrico es posible que tengas problemas, desde que naces o con el tiempo."

Fíjate tu si es complicado que se ha comprobado empíricamente que es caótico. Pero es más, resulta que tiene una explicación evolutiva. Si el sistema de control del corazón caótico sería muy difícil conseguir los cambios bruscos en tan poco tiempo que son necesarios tanto para un cazador como para una presa (obviamente sin comprometer el control normal en situaciones sin riesgo) por lo que necesariamente se necesita que el control sea caótico para poder responder rápidamente a éstos cambios.

Supongo que esta es una razón de peso para que la gente que tiene marcapaso no pueda hacer grandes esfuerzos ni tener sustos y/o situaciones de estrés graves pues un marcapasos no es un sistema de control caótico (más bien todo lo contrario).

Por lo demás, muy precavido te veo Pedro. Te has llevado unos cuantos corrientazos en el laboratorio ¿verdad?


De: LluisR
2010-02-18 23:53:08

"muy precavido te veo Pedro"...
Creo que nunca se es demasiado precavido. Por ejemplo... Si se "apagan" todos los interruptores del "cuadro de mandos"... ¿se puede cambiar el enchufe de la lavadora con total tranquilidad?
¿Sí?
Pues no. La masa puede estar mal instalada (de hecho, creo que es frecuente) y algún vecino tener una derivación (esto ya no es tan frecuente). El calambrazo puede ser brutal.

Al margen de esto: Gracias, Pedro.


De: chamaeleo
2010-02-19 02:23:30

Estaría bien mencionar los aislantes como un método de precaución al manipular aparatos eléctricos.

Por cierto, acerca de la publicación en color... he pensado que muchas revistas publican en color, y no son muy caras, aunque claro, no es lo mismo que un libro, pero siempre se puede poner la portada y contraportada un poco más duras. El caso es si hay alguna editorial o algo parecido que pudiera imprimirse a color, sin que se disparase el precio. Los comics de mortadelo y filemón son otro ejemplo de publicación a color que no parece costar mucho.

Aunque claro, me imagino que también dependerá del número de unidades a imprimir. Igual para una tirada de pocas unidades el coste sigue siendo elevado. Bueno, es sólo alguna sugerencia para ver si mirando por otro tipo de editoriales encuentras algo interesante. Un saludo.


De: Pedro Garcia
2010-02-19 03:59:05

Llevo tiempo leyendo tus articulos y son fantásticos. Lo que más me gusta es que compartas tal cantidad de conocimientos con tanta gente "llana" como yo.
A modo de añadido comentarte una cosilla. Efectivamente, el mayor riesgo de muerte por electrocución es una parada cardiaca o respiratoria o las dos a la vez. Ahora exite un aparato que con una formación muy básica cualquiera puede usar. Es el DESA (Desfibrilador SemiAutomatico). Un aparto que te lee como late el corazón y si lo considera oportuno (esta en fibrilación), da una descarga electrica controlada para que el corazón vuelva a su ritmo normal. Además este dispositivo te va diciendo lo que debes hacer con la víctima (valoración, RCP,...)


De: Pedro
2010-02-19 07:28:37

@cruzki, me he llevado unos cuantos, y he visto otros bastante peores. Pero, sobre todo, como dice LLuís, me he llevado algunos que estaba completamente seguro de que no me llevaría... y la sorpresa fue peor incluso que el trallazo.

@chamaeleo, la verdad es que no he hablado de los aislantes porque me pareció demasiado obvio, pero tal vez no hay nada demasiado obvio en estas cosas :)


De: Farman
2010-02-19 07:56:04

Excelente web, sin duda.
Una pequeña experiencia con la muy antigua instalación de mi casa (soy del grupo de los muy ignorantes).
Voy a conectar un enchufe nuevo a una caja de empalmes. Desconecto el interuptor general y el de seguridad como esta mandado, pero como me da mucho yuyu esto de la corriente, compruebo con el buscapolos a ver si dan corriente los cables y.... tachan. Hay UNO que no se de donde sale, que tiene corriente. Misterios de la vida.
Nunca se es demasiado precavido.

Un saludo


De: Adan
2010-02-19 10:27:22

Interesante articulo. Respecto al lo de estar mojado mientras se manipulan aparatos electricos incrementaria el peligro de sufrir una descarga pero minimizaria el daño no? la corriente elegiria el camino facil, el agua tiene menos resistencia que la piel y no deberia producir ni quemaduras internas ni atravesar el corazon.


De: Sergio
2010-02-19 12:10:52

Yo también me he llevado algún calambrazo... algunos haciendo el gili en el Museo de la Ciencia con las bolas esas que parece que tienen plasma dentro y haciendo cadena, pero el peor que recuerdo fue arreglando una cisterna de esas con interruptor. Saltaron los plomos de casa pero noté igualmente el calambrazo durante unas milésimas. De hecho, la cisterna estaba en un altillo en el que te tenías que meter a lo Gollum y lo peor fue el salto que pegué y el posterior coscorrón contra el techo. Desde entonces llamo a un técnico hasta para cambiar bombillas :D


De: kemero
2010-02-19 15:23:21

Yo tengo un recuerdo muy vívido de la última vez que me electrocute. Debía tener unos 10 años. Lo increíble de la experiencia es que 1 seg parece una eternidad, perdes noción del tiempo y del espacio. Sentía que estaba adentro de un cuerpo que no me pertenecía porque no tenía ningún control sobre el. Desesperante. Suerte que duró solo 1 segundo.


De: Osvaldo J.Schiavoni
2010-02-19 21:06:54

Hace como 30 años yo estaba haciendo unos arreglos en una instalación muy vieja, había aflojado los fusibles como corresponde, pero en algún momento, con las vibraciones del tránsito, estos se volvieron a conectar. Me di cuenta cuando fui a pelar la punta de un cable con los dientes, recibí los 220 volts en la lengua. Una experiencia inolvidable, se los aseguro. Por suerte no me produjo ningún efecto nocivo, que yo sepa.

A Adán: tu razonamiento no es correcto: el cuerpo contiene más agua de la que pueda depositarse en la superficie de la piel.

Hace poco leí que un tipo se mató accidentalmente experimentando con una simple batería de 9 volts: tuvo la infeliz idea de clavarse un electrodo en cada pulgar, con lo cual la corriente que circuló a través de su corazón se elevó a un valor letal. Parece mentira, pero pensándolo bien, no conviene hacer esas boludeces.


De: xx32
2010-02-19 22:52:50

creo que Pedro lo comentó en el artículo de resistencia y conductividad.............


De: LluisR
2010-02-19 23:41:41

@Osvaldo: Con todo respeto, me parece mil veces más "boludo", comop dices, pelar un cable con la boca (por mucho que se hayan aflojado los fusibles), que cualquier disparate que se haga con una pila. Puf, de verdad que no puedo imaginar meter en la boca un cable que esté conectado a una instalación doméstica...


De: hidrargyro
2010-02-20 00:15:12

LuisR yo creo que van a la par las dos experiencias, es muy gracioso, pero para que vean que nos tenemos que reir de todos les cuento la mia, resulta que en mi trabajo hay unos equipos muy grandes que tienen circuitos de mucha potencia, para funcionar tienen llaves que van en cerraduras y si no estan en su lugar no funciona, pero esas mismas llaves son para abrir el equipo y hacer reparaciones, es logicamente una seguridad, si saco llaves no circula corriente dentro y puedo abrir y viceversa, el caso es que queriamos arreglar algo que necesitabamos medir andando asi que engañamos todas las cerraduras para sacar llaves y que el equipo funcione je, y no va que uno de nosotros toca sin querer con el codo y con la mano una parte del chasis y el circuito y le pasaron 11000 volt, sobrevivio, pero todos aprendimos la leccion de no eliminar la seguridad nunca mas!


De: jaime
2010-02-20 04:06:24

Hola, buen articulo, pero la cuestion es a que potencia se siente dolor o es dañino para un ser humano, ya que no depende solamente de la tension, y tampoco solamente de la intensidad.

Saludos


De: CuriOso
2010-02-20 16:20:33

Pues mi último calambrazo fue bastante tonto. Estaba comprobando si había tensión en un enchufe, introduje las bornas del voltímetro, y en efecto, 220 v muy majos. Se ponen a hablarme, me despisto, y saco las bornas (sin mirar lo que hago, estaba hablando) no del enchufe, sino del voltímetro... Al final acabé tocando inconscientemente la parte metálica de los bornes ¡Calambrete que te crió!

@Pedro

Donde dices


En el artículo sobre voltaje dimos algunos ejemplos de voltajes “de la vida real”, entre ellos el existente en las sinapsis neuronales de nuestro cuerpo


igual me equivoco, pero creo que en las sinapsis sólo se liberan neurotransmisores, no hay voltaje. El voltaje está entre el interior de la membrana y el exterior.


De: matematicus
2010-02-21 06:40:05

si no es mucho pedir ojalá pudieras poner esta serie de artiulos eléctricos,jeje, con un vínculo en el apartado de series, porque no he terminado esta miniserie y me gustaría poder entrar a la pestaña de series y encontrarla ahí fácilmente, si no tienes tiempo, no te apures. con esta página tan buena, estraría perfecto que dedicarás el tiempo mejor a escribir artículos, en verdad que es una de las mejores páginas de ciencia en español de la red. una sugerencia y una pregunta. me gustaría q avanzaras un poco más en la serie de ls premios nobel,es mi favorita(x ella conocí el tamiz), y la pregunta ¿cómo se invetaron los zapatos?
pd. pedro eres muy sexy, eres mi amor platónico,(espero no seas homofóbico,jejeje):)


De: matematicus
2010-02-21 06:43:14

ya vi el vínculo, perdon, soy muy distraído, :)
pedro sexy


De: Pedro
2010-02-21 09:55:24

El vínculo lleva poco tiempo ahí (creo que un par de días), así que seguramente no lo hayas visto si miraste hace una semana. Ahora que hemos terminado con el primer ataque a Júpiter (bueno, casi), y con el bloque de electricidad, el resto de series volverán a avanzar a su ritmo normal, pero no sé cuándo le toca a la de Premios Nobel. Las próximas dos tras el último de Júpiter serán de Hablando de... y Alienígenas matemáticos, y no recuerdo a quién le toca luego. Respecto a lo de sexy, para gustos hay colores... siempre tiene que haber gente de gustos extraños, como mi mujer o tú :P


De: Jerbbil
2010-02-22 11:36:11

Buenos días.

Mi único calambrazo fue en mi infancia. Mi hermano mayor estaba construyendo una especie de juego de preguntas y respuestas para el cole. A ver si consigo explicarlo bien... era un tablero subdividido en dos paneles. Estos paneles eran de plástico aislante, salvo unos agujeritos perforados donde se habían puesto chapitas metálicas. Cada uno de los agujeritos de un panel estaba conectado mediante un cable a un agujerito del otro panel por la parte trasera. Los agujeritos de uno y otro panel estaban colocados de tal manera que las chapitas asomaban por los agujeros de unas cartulinas donde se habían escrito las preguntas y respuestas. Si cerrabas estos "pequeños circuitos" con unos bornes conectados a la red eléctrica acertando la pregunta y su respuesta, se encendía una bombillita. Todo monísimo.

Hasta que se me ocurrió tocar los bornes con los pulgares y se me quedaron ahí. Menos mal que mi padre me quitó uno de los bornes de la mano. Dios de mi existencia. En toda mi santa vida no he sentido una conmoción así. Me puse de todos los colores. No he tenido más calor nunca. El momento se me grabó a fuego, literalmente hablando. No sentí los pulgares durante 48 horas. Se oyó un chispazo que para qué las prisas. Estuve un par de horas sin poder acompasar la respiración. El médico dijo que había tenido una suerte tremenda de no haberme quedado en el sitio. Y sin secuelas. Ahora, leyendo el artículo del profe, creo que lo que me salvó fue que los bornes estaban construidos con un esqueleto de boli Bic y remaches, y no podía agarrar los remaches enteros porque la parte metálica que se dejaba asomar era plana, si no, fijo que no los hubiera soltado con o sin ayuda -mi padre agarró de la parte plástica-.

Y desde entonces, y sin haber leído el Tamiz, soy la persona más imbécil del mundo en lo que a electricidad se refiere -en otros aspectos puede que también, pero tampoco es plan de hacerlo público, a lo mejor sí que hubo secuelas :)-. O hay diez centímetros mínimo de espesor de goma entre el cable y yo, o lo maneja Rita la Cantaora.

Muchas gracias por el tiempo que te tomas para ilustrar a ignorantes como yo. Se agradece un montón.


De: Dayl
2010-02-22 11:38:57

Aunque (me parece) no se ha hablado en esta serie, otro dato de riesgo es el tipo de corriente: corriente alterna (CA) o corriente continua (CC). En la CC el riego de fibrilación ventricular es mínimo pero solo profesionales muy especificos tendrán contacto con grandes tensiones o intensidades de CC. Para la mayoria de nosotros la CC solo esta presente en bajos voltajes: en las fuentes de alimentación de muchos cacharros: ordenador, impresoras, televisión, cargadores moviles, etc y ni nos enteramos de su existencia. Teóricamente la CC es más "benficiosa" en caso de descarga. En http://enciclopedia.us.es/index.php/Silla_eléctrica podemos leer los detalles, espeluznantes, de porque la silla eléctrica funciona con corriente alterna y de la pelea que hubo entre Edison, partidario de que las redes de suministros fueran de CC y Westinghouse del suministro con CA, que al final fue la que se impuso.
Por cierto esto podria ser una especie de corolario para la serie, aunque ya esté cerrada. ¿Por que nos llega la electricidad en forma de corriente alterna y despues tenemos que tener toda la casa llena de adapatadores y rectificadores para todos los cachivaches modernos que tenemos funcionan con CC?


De: Pep
2010-02-26 02:25:52

Gracias por este buen artículo, como el resto de la serie.
Mi peor experiencia, bastante desagradable fue con un efecto que me parece no has comentado. Es el efecto provocado por el fogonazo de un buen cortocircuito, en mi caso al cortar, con una herramienta aislada un cable doble con tensión, había desconectado el automatico de la sala, no había corriente en ningún punto, pero el cable venía de otro circuito ... el alicate se partió, y por suerte sólo quemaduras superficiales en la mano. Por lo que me comentaron estas quemaduras incluso pueden afectar a zonas más alejadas pero más sensibles, cara y ojos, por los ultravioletas que se generan. No he vuelto a cortar dos cables juntos...
Sobre lo que se ha comentado de los menores riesgos con corriente contínua creo que depende de la tensión, obviamente, pero en voltajes similares a los habituales en alterna, aparecen fenómenos de electrolisis que pueden provocar la embolia y muerte instantánea.


De: RyAnG
2010-03-01 23:08:33

@Jerbbil
Me surgen muchísimas preguntas después de leer tu comentario.
-¿Pero a qué colegio iba tu hermano? Lo digo para no llevar a mis futuribles hijos.
-¿De verdad les dijeron que enchufaran el circuito a la red eléctrica?
-¿Qué "bombillita" prentendíais encender enchufándola a pelo a 220V? Desde luego las que se utilizan para montajes 'de cole' no aguantan ni medio segundo.
-¿A tu padre le parecía normal todo esto?

Dejando aparte estas dudas, yo tuve uno de estos juegos 'de fábrica' y también construimos uno en el colegio. Eso sí, los dos iban con pilas ¡y de las pequeñas!.


De: RyAnG
2010-03-01 23:13:49

@Pedro. Sigo echando de menos la vista previa. Como puedes comprobar los saltos de línea y yo no parecemos buenos amigos.


De: Pedro
2010-03-02 07:53:34

@RyAnG, ¡ahí lo tienes! Creo que es incluso mejor que el anterior, porque te va mostrando lo que aparecerá según lo escribes :)


De: Macluskey
2010-03-02 14:47:46

Jo! Qué chulo!!!!!

Y en Elcedazo... ¿cuándo, Gran Jefe??? :)


De: Pedro
2010-03-02 17:05:56

Mac, lo acabo de añadir, ya debería estar funcionando allí también :)


De: RyAnG
2010-03-03 00:01:28

Gracias Pedro, creo que debes ser el tío que más se preocupa por sus lectores de todo Internet.


De: Pedro
2010-03-03 18:36:52

Ya será menos... esto me lo pediste hace meses y se me olvidó ;)


De: Rafa
2010-03-08 14:03:38

@Dayl,

Uno de los motivos por la que se usa CA es porque se puede transformar a un mayor voltaje y menor intensidad, manteniendo la potencia. A mayor intensidad mayor es la potencia que se pierde al transportarla en forma de calor, si reduces la intensidad puedes usar cables de sección menor, con lo que ahorras en material y en peso de las líneas de transporte.

Corríjanme si me equivoco, uno de los efectos perniciosos de la CC es que tiene una polaridad constante. Mientras que la CA hace vibrar un cuerpo, la CC puede por tanto desplazar iones, y por ejemplo, disociar el oxígeno del hidrógeno. Eso aprendí en el instituto, aunque no sé si ese efecto es lo suficientemente grande para tenerlo en cuenta, o si se trata de una falacia.


De: Jerbbil
2010-03-08 20:53:46

Hola RyAnG (#26), no sé si llego tarde.

Mi padre siempre ha sido mú manitas, o sea que lo de que su hijo mayor trasteara con cables, conexiones y demás, puede que hasta le molase. Con respecto a la bombillita, es posible, tal como dices, que llevara algún tipo de transformador. Pero los bornes que yo toqué no. Pero en realidad no fue más que un momento muy breve, aunque yo lo haya contado con demasiada grandilocuencia y haciéndome la víctima a más y mejor :), porque el mismo que disfrutaba viendo a su hijo mayor cortar y pelar cables y demás zarandajas, sabía que su hija siempre metía sus pequeñas manitas donde no debía, así que estaba al loro.

El colegio ya no existe. Era el Héroes de Cuba y Filipinas, en Madrid. Por cuestiones de la Logse terminó teniendo otro nombre (Menéndez Pidal o algo así, ya me pilló lejos). El profesorado de entonces ya está jubilado, si no alguna cosa peor. Tus futuribles hijos están a salvo :D.

¡Abrazotes !


De: Jose M. Piñeiro
2010-03-22 16:57:06

Te falta otro factor de riesgo, que no suele ser comun.
La electricidad tambien proporciona energia para las reacciones químicas, pudiendo disociar compuestos mediante la electrolisis.

En una descarga continuada, aunque de baja intensidad, se produce electrolisis en la sangre, causando efectos muy negativos. Fijaos que para ello no es necesario notas "calambre". $0 voltios no los percibimos, pero si curculan durante una hora nos pueden dar problemas.

Otro riesgo de electricidad, que suele ser mas común.
La electricidad provoca movimientos involuntarios. Estos pueden ser un reflejo para apartarse del dolor o contracciones tetánicas.
Estos movimientos involuntarios suelen ocasionar caidas que ocasionan lesiones mas graves que las de la descarga electrica.

Curiosamente estas caidas son, con mucho, la causa mas común de lesiones por electridad.


De: Jose M. Piñeiro
2010-03-22 17:10:24

He tenido una discusion "cienes y cienes" de veces sobre si lo importante era la tension o la intensidad. Este articulo no parece aclararlo.

Bueno, el caso es que ambas cosas deben superar unos limites para dañarnos. Con que uno de los dos valores no supere el límite mínimo no tendremos problemas en un contacto casual.

Por una parte lo que provoca calentamiento, fibrilacion y sensacion de dolor es la intensidad. El voltaje no influye.

Curisamente intensidades muy bajas (La de una pila sobra) nos provocará un fuerte sensacion de dolor, e incluso fibrilacion. Por tanto CUALQUIER INTENSIDAD QUE ENCONTREMOS es peligrosa.

¿Y el voltaje? Pues como nuestra piel tiene una resistencia muy alta, con lo que con voltajes pequeños (segun la ley de ohm) la intensidad de circulacion sera muy baja, por lo que ni siquiera la notaremos.

El voltaje necesario para que una persona normal, con la piel seca, note una descarga ronda los 60 voltios.
Por eso las baterias de los coches (12V) o de los camiones (24V) no dan "calambre" a pesar de que pueden dar unas intensidades enormes.

OJO, NO SE RECOMIENDA EN NINGUN MOMENTO MANIPULAR BATERIAS SIN SABER BIEN LO QUE SE HACE. NO NOS PUEDEN ELECTROCUTAR, PERO UN CORTOCIRCUITO PUEDE PROVOCARNOS DAÑOS SEVEROS.


De: Juan de Luque
2010-06-02 17:24:17

Me ha encantado la serie, de haberla leído hace 9 ó 10 años, no habría tenido que cambiar de plan en mi ingeniería por no aprobar la asignatura de electricidad y lo mismo tampoco habría sido electrotecnia la última asignatura que aprobé.
He seguido leyendo artículos y todo lo que leo me gusta (algunas cosas las entiendo mejor que otras).
No se si tendría alguna ventaja o sentido el hecho de registrarme en la web, pero no me deja. De todas maneras, viendo que puedo leer y comentar sin problema sin estar registrado, seguiré así.

Muchas gracias por tu trabajo altruista.


De: Sele
2010-10-06 10:39:10

Estudié la electricidad por primera vez en la asignatura de Física y Química de la ESO. La aprobé con buena nota pero no entendí como funciona.

En Bachillerato elegí la rama científica donde tenía una asignatura de Física y otra de Química. En la asignatura de Física ahondemos bastante en el tema de la electricidad, pero aprobé bachiller sin saber como funcionaba.

Cuando terminé bachiller me metí en la carrera de Ingeniero Telemático que es la ingeniería técnica de las Telecomunicaciones. En esta carrera tuve una asignatura de circuitos que trataba el tema de la electricidad. Tras un año agónico me salí de la carrera habiendo aprobado solo una asignatura y sin saber aún como coño funcionaba la electricidad.

Al siguiente año me matriculé en la carrera de ingeniero técnico en informática de sistemas donde tuve una asignatura de Física y otra de circuitos eléctricos que trataban el tema de la electricidad de forma bastante amplia. El profesor de circuitos era realmente bueno e incluso utilizo el símil del "agua" para hablar de tensiones e intensidad. Pues bueno, aprobé las dos asignaturas el primer año y seguía sin saber como funciona, de verdad, la electricidad.

Ahora mismo solo me quedan dos asignaturas para terminar esta carrera y gracias a esta serie de 10 artículos en aprendido ¡por fin! como funciona la electricidad realmente.

Este artículo deberían haberlo hecho leer en la ESO o, como mínimo, en el bachillerato y me hubiera ahorrado muchos dolores de cabeza. Infinitas gracias a su redactor. Es una serie realmente buena.


De: Pedro
2010-10-06 17:15:51

Sele, no sabes la ilusión que me hacen cosas como ésta, y más cuando estoy metido en el rollazo de editarlo, corregirlo (afortunadamente con ayuda), darle formato y demás para su publicación en papel... hace falta motivación de vez en cuando :)


De: Alfonso
2010-10-28 20:58:07

Soy monitor de electricidad de una Escuela Taller, durante años me he fijado como meta conseguir que los chicos sean capaces de crearse una imagen mental de la carga eléctrica, la intensidad y la diferencia de potencial y he repetido hasta la saciedad que no puede llamarse electricista quien no lo consiga. Tratándose de que a nuestras escuelas la mayoría de los chicos que vienen no tienen aprobada la E.S.O., he utilizado todos los medios a mi alcance y rara vez he logrado buenos resultados.
Desde hace dos meses estoy utilizando tu artículo y los resultados que estoy obteniendo están superando con creces mis espectativas pero no sólo eso, a mí me está devolviendo la motivación de enseñar estos conceptos y además he aprendido.
Gracias por compartir tus conocimientos, tu paciencia y tu buen hacer de manera gratuita. Como dice alguno de los míos, gracias pedazo mostruo.


De: Pedro
2010-10-28 22:38:39

Alfonso, ojalá pudiera expresar lo que tu comentario significa para mí :) ¡Gracias por decírmelo!

Ahora mismo --aunque no en las últimas dos o tres semanas, por falta de tiempo-- estamos editando y corrigiendo este bloque de electricidad para publicarlo como libro, a ver si lo tenemos para después de Navidad...


De: jorge C
2011-01-06 16:01:55

Yo solo tuve dos incidentes eléctricos . Uno fue por una "broma" (muy pesada por cierto) que me hizo un compañero de trabajo descargándome un capacitor mientras yo estaba atento a las mediciones en un motor eléctrico. Pereferí llevarlo aparte y explicarle bien los peligroso que es hacer esas cosas y más si hay otros riesgos implicados, antes que denunciarlo para que le den una sanción disciplinaria por exposición al peligro. El otro fue cuando estaba haciendo la inspección del cable de alimentación de un equipo. Se bajó la llave de alimentación y puso cierre y señalización al tablero, además de comunicar a los encargados normales. Aún así, una persona vulneró el cierre, hizo caso omiso del cartel y conectó la llave. En este caso en realidad no sufrí choque porque puse un aislante de goma en el piso y me cuidaba de no tocar nada metálico aún cuando supuestamente todo estaba desconectado. La punta de un cable que había sacado, quedó soldada al chasis del aparto antes de que me dé tiempo de aislar dicha punta suelta. El error tal vez estuvo en confiar en que los encargados iban a cumplir la tarea de vigilancia adicional que se les solicitó.


De: Carlos
2011-06-09 08:18:30

tengo una consulta acerca de los efectos de la electricidad
hace poco tuve un encuentro un tanto malo con la electricidad
estaba trabajando con voltaje de 220v en una instalacion de una secadora
y habia bajado los breaks para poder trabajar con tranquilidad cuando un tipo dueño
de la casa vio que no habia luz y se fue a subir los breaks y cabalmente
yo tenia en ese momento agarrado los 2 cables donde los 2 tenian corriente
y me agarro la corriente y el umbral electrico paso por mis brazos y pecho como por un
lapso de 6 segundos hasta que mi compañero de trabajo bajo los breaks
solo tuve quemaduras en las manos y dolor muscular nada mas
no perdi ni el conocimiento ni vomite como generalmente ocurre

pero tengo cierto temor por lo que la corriente me paso por el pecho entonces
no se si me pueden ayudar a saber que problemas puedo tener por este accidente
o que tipo de exmenes medicos puedo hacerme para descartar cualquier problema
en el corazon

ojala me puedan ayudar


De: Miguel
2012-02-20 21:41:08

Muchas gracias por todo. Llevo un tiempo leyendo en tu página y de lo primero que se me ocurrió es que habría que pedir un premio Principe de Asturias para Pedro. No se cual sería el que mejor encajara.
Yo soy médico y hace tiempo que me gustaría hacer físicas. Lo intenté una vez y me resultó imposible por el tiempo y mi capacidad mental. Dentro de unos años espero jubilarme y igual entonces lo intento otra vez, y mientras tanto me informo con tus enseñanzas, incluso entiendo muchas.
Me gustaría que hablases algo más de la corriente continua y alterna. No he entendido nunca las lesiones de entrada y salida de la corriente. En los libros de medicina se habla de dichas lesiones que son distintas. Algunos hacen semejanzas con las de las armas de fuego. Me refiero a la propia lesión superficial, no a las quemaduras profundas que siempre hay si hay superficiales, ni a las lesiones por despolarización de las células de las que habéis hablado (fibrilacion ventricular, tetanias, otras arritmias etc). En concreto si hay lesiones de entrada y salida que son distintas ¿cual es el mecanismo?. Y esto ¿será distinto en la continua que en la alterna?. ¿cual es la explicación científica de preguntar por donde entro y salió la corriente? El camino que recorre si es importantísimo, pero no lo veo así en cuantos los de entrada y salida. Sí es importante por ejemplo si entra por una mano, seguramente tendrás quemaduras en el brazo interiores que no se ven, pero será igual que entre que que salga, y sobre todo en la alterna. Agradezco alguna contestación.
De verdad lo que hacéis no tiene precio.


De: MARIEL
2012-05-02 01:59:32

Hola. Mi duda es x que me dió electricidad en la mano en el dedo medio de la mano izquierda 3 veces y la tercera vez fue tan fuerte que me hizo gritar, si la central de electricidad estaba cortada?? yo estaba arreglando los cables de la linea telefonica.... como puede ser?? Espero algún experto pueda aclararme esta situación. Gracias


De: J
2012-05-02 12:59:14

MARIEL, ¿te has dado cuenta de que los teléfonos funcionan sin estar enchufados a la red eléctrica? Bueno, los teléfonos modernos sí necesitan estar enchufados, pero los antiguos, sencillitos y simplones, no lo necesitaban.

Eso es porque a través de la línea telefónica viene también alimentación. No recuerdo los valores exactos, pero creo que eran unos 40V y un consumo máximo de algunos cientos de miliamperios.

Por lo tanto, aunque tuvieras desconectada la red eléctrica (supongo que quitarías el interruptor de entrada a casa), tocaste los cables del teléfono.

Existe otro sitio donde puede darte calambre: la antena. Por el cable de antena puede venir suficiente tensión como para darte calambre si tocas ambos cables. Depende de cómo sea la instalación, puede que te dé calambre incluso aunque cortes la luz... porque esa tensión venga en realidad de la comunidad.


De: damian
2012-08-22 18:19:43

Yo de niño tuve una electrocución de unos 2 segundos al intentar empalmar un enchufe macho con otro hembra que estaban algo pelados. Las contracciones tetánicas fueron impresionantes. Nunca había pensado antes en ella, pero eran rítmicas, en el sentido de que no se producía una fuerte contracción contínua, sino una especie de frenética "vibración" de todo el cuerpo, como en las películas: "Blebleblebleblebleble". No tengo ni idea de por qué.


De: fernando sanchez
2012-10-20 09:00:17

Encontré la página por casualidad (buscando en google creo) y es la mejor dedicada al conocimiento que haya visto! sobre todo viendo como las dedicadas a mi carrera(economía) son pauperrimas por no decir inexistentes, realmente es muy emocionante ver la manera como lo haces parecer todo tan fácil te admiro :D y sobre la electricidad la regla que sigo es simplemente no tocar lo que no conosco asi me evito errores varios....


De: salvador
2012-10-29 03:58:07

hola, me lei toda la serie, esta genial, gracias a ti he encontrado una manera mas facil de aprender, pero estaria genial que pudieras continuar con la serie , para que nos pudieras explicar como funcionan los generadores trifasicos, por cierto, ¿podria yo hacer una serie de estas en tu pagina? el tema seria: como funciona el automovil
soy estudiante y hay algunos conceptos que creo podria explicar bastante bien, de manere facil acerca del funcionamiento del automovil :D


De: J
2012-10-29 12:06:00

salvador,

Pedro creó hace unos años El Cedazo, precisamente para hacer lo que tú propones: que los lectores pudiéramos escribir artículos con los que desasnarnos unos a otros. Y como es natural, siguiendo la misma filosofía de El Tamiz: simplista antes que incomprensible.

Tienes el enlace arriba a la izquierda, el primero de todos.

En El Cedazo siempre estamos ansiosos por recibir colaboradores nuevos (disclaimer: yo soy uno de los editores). Pásate por allí y mira los enlaces sobre cómo colaborar y tal (se llama "Únete").


De: salvador
2012-11-08 22:56:21

ok muchas gracias, no sabia para que era el cedazo, estaba por escribir algo del automovil pero me entretuve leyendo los demas articulos jajaja, bueno me paso algo curioso, me la he pasado mucho tiempo buscando como funciona un generador trifasico y no encontre nada, busque aqui en el tamiz, en otras webs y bueno despues me fije que el generador trifasico no es otra cosa que un generador normal pero con tres bobinas en el inducido, me di cuenta luego de que observe que un alternador tenia varias bobinas y me fije que antes de pasar al rectificador eran tres cables de tres bobinas diferentes....

bueno para los que quieran saber que es un generador trifasico, es un generador normal pero con tres bobinas, jjeje lo explico aqui porque tambien un amigo estaba confundido con eso


De: javier
2013-02-02 01:08:31

Gracias! Graciaas! Graciaaas! Ojalá existieran mas profesores como vos. Estoy a unas cuantas materias de recibirme de técnico electricista y con este bloque logré comprender mejor la electricidad qe durante cuatro años en mi escuela


De: Xavier
2014-12-02 12:58

Buenas tardes. No he encontrado el método para contactar contigo, así que lo hago vía comentario, espero que lo leas. Tengo varias preguntas. Estoy pensando en comprarme el libro sobre electricidad, pero antes quiero asegurarme de unas cuantas cosas. Soy matemático y me gustaría comprender la eléctricidad tanto como pueda. Primero entender todos los conceptos teóricos y luego además ser capaz de expresarlos matemáticamente, me gustaría saber hasta donde puedo llegar con el libro. En cualquier caso, la versión de 6€ es un pdf? Finalmente me he quedado con una pregunta al leer el bloque. A nosotros en nuestras casas, las compañias eléctricas que nos proporcionan? Sé que la pregunta es estúpida, pero no me acaba de quedar claro. Nos proporcionan los 220 V? En fin, espero puedas responderme. Un saludo!

De: ruben
2014-12-05 06:01

Hola. Soy electricista y me he llevado bastantes calambrazos al tocar cables. Por ejemplo tocando una fase o una tierra derivada que llevaba corriente,etc...Mi pregunta es ¿ estos calambrazos son perjudiciales para la salud o no pasa nada?Me refiero a nivel de sistema nervioso o de corazon etc...en el sentido de secuelas. ¿O una vez pasa el calambrazo todo se estabiliza? Estoy bastante preocupado por esto.

De: tulio contreras
2015-08-11 01:30

Muy bueno tu conclucion en las reglas de oro, soy ingeniero electrico y siempre estoy trabajando en caliente no se porque siempre me pasa lo mismo aunque ya me ha dado infinidades de descargas y se la gravedad del asunto, nunca quito o bajo el breaker principal muy rara vez lo hago, y de y lo mas triste que tengo 1640 hora en seguridad industrial y vivo dando charlas, para evitar accidente e incidentes laborales, uno nunca lo aplica cada vez se vuelve uno mas confiado pero a la vez mas ignorante,saludos y felicitacionespor tu block.

De: mike
2015-12-12 08:57

Llevaba tiempo buscando una guía de aprendiz cual dura de mollera necesita tan explendida explicacición permitiendome en 3 horas pasar de la más lugrube oscuridad a dislumbrar la luz al final del tunel. Soy de los que piensan que hace falta desmontar un trenecito para tener un motivo por el que darle cuerda. La vida no puede desarrollarse sin más, es necesario comprenderla desde 0. El maestro que nace sabido no sufre de curiosidad, pero aquél que aprende de sus dudas y errores tapa con aguaplas las supuestas inquitudes de los apredices por las que él mismo pasó. Por eso simplemente 1000 gracias y espero que sigas ilustrandonos con esta gracia y dedicación

De: tatiana gonzalez
2016-01-12 17:41

Mi esposo recibió una descarga eléctrica,pero milagrosamente no le sucedió otra cosa aparte de las quemaduras y daños psicológicos que tuvo durante el proceso de recuperación. Mi pregunta es, si existe alguna posibilidad al momento de tener hijos que el bebe se forme con algún problema? si eso influye no se....

Escribe un comentario

Todos los comentarios deben ser aprobados por un moderador antes de ser publicados. Si quieres puedes usar markdown. Todos los campos son opcionales excepto el cuerpo del comentario, claro:

Nombre:
E-mail: (privado, para que aparezca tu gravatar)
Sitio web:

« Salido del horno el número de febrero de 2010 El Sistema Solar - Júpiter (VI) »