Regístrate | Conectar
El Tamiz Libros Recursos Series Únete 7 Users Online
Skip to content

Historia de un ignorante… ma non troppo. Aviso a madrileños: La Resurrección de Mahler en Madrid




Este post no es un post de la serie… Pronto tendréis más alimento para el espíritu… o motivos para llamarme ignorante, que de todo habrá.

Este post es para avisar a aquellos de vosotros que residáis en Madrid o cercanías, de que Aún quedan para el domingo, 4 de octubre, entradas para ver, oír, disfrutar como enanos con la Sinfonía número 2 “Resurrección”, de Gustav Mahler, en el Auditorio Nacional de Madrid, Calle Príncipe de Vergara, 146 (Metro Cruz del Rayo).

Acabo de llegar a casita después de escucharla (bueno, y tomarme unas cañitas, que hoy es viernes…) y HA SIDO IMPRESIONANTE.

La Orquesta Sinfónica Nacional, y Coros, dirigidos por Josep Pons, con Isabel Monar, soprano, y Anna Larson, contralto, han dado un Concierto simplemente extraordinario. ¡BRAVOOOO!

Formidable el “Totenfeir, poderoso, y a la vez lírico, a su tiempo justo, ni rápido ni lento. Muy buen trabajo de la cuerda grave (diez cellos y ocho contrabajos), y muy buenas intervenciones solistas de los distintos instrumentos, incluido el del concertino, sublime.

Muy bien trabajado el Andante moderato, con un magnífico pizzicato de toda la cuerda, comenzando con las violas, a las que se le suman luego los violines primeros y segundos, los cellos y los contrabajos… tan largo es el pizzicato que Josep Pons exige a su grey ejecutar el pizzicato como si de una guitarra se tratara… sorprendente y excelente resultado.

Potente el diálogo entre las fanfarrias de metal y el resto de la Orquesta en el scherzo (el “In ruhig fliessender Bewegung“, toma ya). Nuevas intervenciones solistas de falutas, piccolos, oboes, clarinetes… muy bueno.

Excepcional la altísima Anna Larsson (yo creo que mide al menos 1,90 metros la buena contralto, elegantísima y con una bellísima voz) en la Luz Primigenia, acompañada de maravilla por la orquesta, que en ningún momento se come a la contralto, mérito del Director, Josep Pons, de “sujetar a los caballos”.

Y el movimiento final… el que da título a la obra completa… UUAaaahh!

Fenomenal la cuerda, muy logrado el efecto de las trompas y la percusión tocando desde fuera del escenario (esto tiene nombre, sí, pero no me acuerdo ahora), estremecedor el tema de la Resurrección, que aparece y desaparece, se muestra un poquito y luego cambia… hasta que explota, en un tutti de toda la orquesta (preludiada por un portentoso redoble de la caja, al que se suman los timables y el bombo, luego los metales y después toda la orquesta…). No puedo evitarlo: cada vez que escucho esta parte divina se me pone la carne de gallina… es superior a mis fuerzas… y hoy no ha sido una excepción.

Excelente el coro, casi todo el tiempo en pianissino (el pobre coro está allí sentadito más de una hora hasta que le toca intervenir, y entonces, además tiene que hacerlo en piano), muy buenas ambas solistas entrado en su momento adecuado… y cuando por fin Mahler suelta al coro, resulta excelente en los fortissimos… muy bueno, vaya… y además, en todo este largo movimiento (unos treinta y cinco minutos), Josep Pons no corre: se recrea con la música, despacito, dejándola calar hondo… Se agradece mucho que resista a la imperante pasión por correr mucho que útimamente se ha puesto de moda. ¡Ni que pagaran a los músicos por minutos!!

Un final espectacular… de los que amenazan con hacer saltar las bombillas, de tanta potencia sonora como se junta allá, y por fin quince minutos de aplausos… y de bravos… Una pasada, una pasada.

En fin: Haced caso a este viejo impertinente: Si tenéis oportunidad, comprad entradas para la sesión del domingo 4 de octubre, a las 11 y media. Las entradas las venden en Servicaixa.es o en el número de teléfono de Servicaixa, que no sé cuál es. Son baratas (la mejor, unos 17 o 18 euros, aunque la mejor está ya vendida, claro). Se escucha perfectamente desde cualquier punto del Auditorio… ¿Qué esperáis?

Pero eso sí quiero pedir, advertir, solicitar: Todos aquellos que estéis tuberculosos, con neumonía doble, con EPOC o bronquitis terminal, por favor NO VAYÁIS. Quedaos en casita, calentitos.

Es simplemente vergonzoso el espectáculo de toses continuas que se oyen en el Auditorio de Madrid, en cualquier momento, sin el menor recato y, desde luego, sin el menor respeto ni para los músicos ni para el resto del público. Es una Sinfonía de toses indescriptible e inacabable. Una vergüenza. YA ESTÁ BIEN. Esto en casi ningún sitio pasa. Así que haceos un bien, y hacérselo a los demás: Si estás malito, no vayas al Concierto, leñe!!!

En cualquier caso, por si no conocéis la obra (que es una de las obras imprescindibles de toda buena discoteca), aquí os dejo este enlace a la Orquesta de la Universidad de Davis en California, que ni de lejos llega a lo que he tenido el privilegio de escuchar hoy… pero ahí está, y hay que agradecérselo…

Que os divirtáis… y si vais al Concierto, seguro que lo haréis.


Sobre el autor:

Macluskey ( )

Macluskey es un informático de los tiempos heroicos, pero no ha dejado de trabajar en Informática y disfrutar con ella hasta la fecha. Y lo que el cuerpo aguante. Y además, le gusta la música...
 

{ 4 } Comentarios

  1. Gravatar Gustavo | 03/10/2009 at 07:23 | Permalink

    Qué lástima estoy tan lejos de Madrid, la verdad es que tu entusiasmo es contagioso… Pero no puedo! Por ahora me conformaré con el pobre CD que tengo…

    En la Misa de Requiem de Verdi hago algunos comentarios sobre todos tus artículos Mac.

    También hay algo para Lucas.

    Todo esto es realmente fascinante. Saludos

  2. Gravatar Macluskey | 04/10/2009 at 12:51 | Permalink

    Gustavo: Bueno, yo sólo quería animar a quien buenamente pudiera a oír un concierto realmente extraordinario…

    Te cuento un poco: La ONE (Orquesta Nacional de España), depende del Ministerio de Cultura o de no sé cuál, y sus probos profesores son todos funcionarios. Eso, en España, significa que quizá no cobres igual que en una empresa privada, pero tienes el puesto de trabajo asegurado depor vida… y con la que está cayendo, eso es un chollo.

    El resultado es que durante años, muchos años, la Orquesta tocaba con desgana, no ensayaban lo suficiente, se lo tomaban a guasa… y el resultado era lamentable. Hace dos o tres años trajeron nada menos que a Arcadi Volodos a tocar el Concierto número 3 de Rachmaninoff… ¡El Superconcierto tocado por el Superpianista…! Y Volodos estuvo genial… y la orquesta desastrosa. Desastrosa: sin ganas, entrando a destiempo, un desastre.

    Pero el año pasado algo ha debido pasar (supongo que el cambio de director artístico en la Ópera de Madrid, que han fichado nada menos que a Gerard Mortier, proveniente de la Opera de París), quizá que Josep Pons, el director titular, ha conseguido por fin que le hagan caso, o que ensayen, o quizá se han jubilado tres o cuatro docenas de los profesores más antiguos… El caso es que de pronto se han acordado de hacer música, y suenan de maravilla.

    Y este año han estrenado temporada con una Resurrección… que les ha salido bordada. Bordada, sin más.

    Tengo como cinco o seis grabaciones de esta portentosa sinfonía (la que me gusta más es la de Bernstein, por cierto), y estuvo a la altura de las mejores. Y Pons la tocó con el tempo justo, nada de los acelerones que últimamente se han puesto tan de moda entre los directores “in”, que parece que tienen prisa por terminar eirse a casa… Excelente, vaya. A los contumaces oídos de este ignorante informático respondón, claro está…

    Y that’s all folks, como dice el cerdito Porky al final del espectáculo. Espero que le haya servido a alguien este post tontorrón.

    Fuertes abrazos, amigo Gustavo.

  3. Gravatar lluisteixido | 04/10/2009 at 09:45 | Permalink

    Opino como Gustavo, lástima no estar cerca de Madrid para poder asistir… o no tener un Macluskey versión barcelonesa para leer recomendaciones de conciertos “locales”. :)

  4. Gravatar Nacho Arbalejo | 09/10/2009 at 12:52 | Permalink

    Secundo todo lo dicho por Gustavo y por Macluskey. Y lo expreso en en un texto también:

    http://triviumyquadrivium.wordpress.com/2009/10/09/sobre-la-segunda-de-mahler/

    Para mí también ha sido de las mejores versiones que he escuchado en mi vida. Joder y escucharla en directo ha sido un privilegio. Barato me ha parecido escuchar lo que tuve la fortuna de escuchar. Y, es verdad, la Nacional siempre ha sido una panda de funcionarios. Pero Pons parece que les ha metido la disciplina y la obediencia. Menos mal. La sinfonía estuvo impresionante. Vi al final en el patio de butacas a un ancianito quitarse las gafas para enjugarse las lágrimas. A mí también me asomó alguna.

    Y qué suerte también poder compartirlo con quienes tiene la capacidad de reconocer una sinfonía bien tocada.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo no es mostrada. Los campos requeridos están marcados *

Al escribir un comentario aquí nos otorgas el permiso irrevocable de reproducir tus palabras y tu nombre/sitio web como atribución.