Regístrate | Conectar
El Tamiz Libros Recursos Series Únete 3 Users Online
Skip to content

El euro: Finlandia




Bienvenidos, ladies and gentlemen, a una nueva entrada de la serie sobre las monedas de euro. En el último artículo hablamos del lejano país de Estonia y de sus —en mi opinión— insípidas caras nacionales. Hoy apenas nos movemos de esa zona: analizaremos a fondo los anversos de las caras nacionales de las monedas de euro de la República de Finlandia.[1]

Mapa

Localización de la República de Finlandia en Europa. En verde clarito, la Unión Europea. (NuclearVacuum/Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported)

El país

BanderaEscudoLa República de Finlandia es la nación más septentrional de la Unión Europea, y hace frontera, al norte, con Noruega; al oeste, con Suecia, y al este, con Rusia. Al sur y sudeste se abre al mar Báltico: el golfo de Botnia separa a Finlandia de Suecia, y el golfo de Finlandia la separa de Estonia. Finlandia —cuya capital es Helsinki[2]— es, una vez más, una república parlamentaria, gobernada por la presidenta Tarja Kaarina Halonen —la jefa de Estado, desde 2000— y el primer ministro Jyrki Tapani Katainen —desde 2011, jefe de Gobierno—.

Finlandia estuvo, hasta 2009, dividida en 6 provincias, y éstas en 20 regiones, aunque hoy tan solo se mantiene la organización regional. El país posee una gran cantidad de islas y lagos: casi 200 000 lagos —entre los que destaca el Saimaa, el quinto de Europa por tamaño— y aproximadamente 180 000 islas, la mayor parte de las cuales pertenecen a los archipiélagos de Turku y Åland.[3] El archipiélago de Åland, por cierto, posee un altísimo grado de autonomía respecto del gobierno central.

La República de Finlandia entró a formar parte de la Comunidad Económica Europea en el año 1995, junto con Austria y Suecia. La CEE, enfrascada en aquella época en la creación de la moneda común, no estaba demasiado interesada en una nueva ampliación, y la pertenencia a la Comunidad tampoco era un asunto de vital importancia para los países nórdicos. No obstante, las dificultades para el tráfico de mercancías entre la CEE y estos países terminó por derivar en la celebración de referendos para la entrada en dicha organización. En Finlandia se celebraron dos referendos: uno para las provincias continentales y otro para las islas Åland, debido a la alta autonomía de éstas. En ambos ganó el «sí», de modo que, al contrario que Noruega —que también celebró un referendo por aquellas fechas, en que ganó el «no»—, tanto Finlandia como las Åland entraron a la CEE el 1 de enero de 1995.

Antes del euro: el marco finlandés

Breve contexto histórico

Hasta el año 2002, en que empezó a circular el euro, en Finlandia se utilizaba el marco finlandés,[4] al que llamaremos en adelante markka para no confundirlo con cierta moneda alemana.[5] El markka era una moneda antiquísima: nació en 1860, cuando Finlandia era aún el Gran Ducado de Finlandia, integrado dentro del Imperio Ruso. Esto significa que el markka —de símbolo mk— estaba ligado al rublo imperial ruso en razón 1:1. No obstante, a finales de 1917, poco después de la Revolución Bolchevique, Finlandia declara su independencia. El markka de la República de Finlandia[6] eliminó su ligadura respecto del rublo y fue ligada a la plata primero y al oro después, hasta el abandono definitivo del patrón oro en el año 1940.

La inflación sufrida por el markka durante la II Guerra Mundial obliga a las autoridades monetarias a devaluarlo, de modo que en 1963 aparece el segundo markka, equivalente a 100 markkaa de los antiguos y dividido en 100 peniques o penniä.[7] El nuevo markka se ligó al dólar estadounidense, con una tasa de 3,2 mk = $ 1. Esta tasa fue modificada varias veces: el markka fue devaluado un 60 %, en total, entre 1975 y 1990, hasta que en 1991 se ligó al ECU. El 1 de enero de 1999, finalmente, desapareció para dejar paso al euro, con una tasa de cambio de 1 € = 5,94573 mk.

Las monedas del marco finlandés

Como siempre, vamos a ver las monedas de la serie de 1990 del markka finlandés, que eran las que se encontraban en circulación antes de la entrada en vigor del euro. Muy pocas monedas, por cierto, tan sólo cinco, igual que en Bélgica (imágenes tomadas de Wikipedia):

Denominación

Reverso

Anverso

Imagen

10 p.

Panal de abeja y valor

Muguete

 10 penniä

50 p.

Musgo Polytrichum y valor

Oso

 50 penniä

1 mk

Valor

Escudo de armas

 1 markka

5 mk

Hojas de nenúfar, libélula y valor

Foca anillada del Saimaa

 5 markkaa

10 mk

Rama de serbal de los cazadores y valor

Urogallo

 10 markkaa

Como se ve, también igual que Bélgica, Finlandia escribe sus monedas en los dos idiomas oficiales del país: finés —penniä, markka, markkaa y Suomi— y sueco —penni, mark y Finland—. Se estilan los motivos vegetales y animales en las monedas de Finlandia; tendremos también animales y vegetales en las monedas de euro finlandesas. Sin embargo, el único motivo que volveremos a ver, sin cambios, en los euros es el león heráldico del escudo de armas finlandés, que aparece en la moneda de 1 mk.

Los euros finlandeses

En esta imagen puedes observar las ocho monedas de la serie finlandesa del euro:

Euros finlandeses

Los 8 valores del euro: caras nacionales finlandesas. (Imagen: Wikipedia, editada por Saúl Iglesias)

Como ya adelanté, tenemos fauna —en la moneda de un euro—, flora —en la de dos— y aparece, además, el león del escudo de armas finlandés, en el resto de monedas.

En detalle

0,01 € – 0,02 € – 0,05 € – 0,10 € – 0,20 € – 0,50 €: El león heráldico

Escudo Gran Ducado de Finlandia

Escudo de armas del Gran Ducado de Finlandia. El actual escudo de Finlandia se puede ver en la parte de arriba del artículo. (Avalokitesvara/Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported License)

El escudo de Finlandia data de finales del siglo XVI: fue diseñado durante los reinados de Erico XIV de Suecia y su hermano, Juan III. De Suecia, porque el territorio de Finlandia perteneció, hasta 1809, al Reino de Suecia, y siempre había sido motivo de litigios y guerras entre este país y el Imperio Ruso.

Esta situación política se refleja a la perfección en el escudo de armas finlandés: el león sostiene, en su mano —o pata, o zarpa, o lo que sea— derecha, una espada como las utilizadas por el ejército sueco de la época, y está pisoteando… cómo no, un ryssesabel o sable tradicional ruso. El escudo era, por tanto, un inteligente instrumento propagandístico sueco… que, claro está, se volvió contra ellos cuando Rusia conquistó, por fin, el territorio de Finlandia.

Porque el escudo del Gran Ducado de Finlandia, que formaba parte de la Rusia imperial, fue ligeramente retocado para que el ryssesabel desapareciera de debajo de las patas del león y apareciese, misteriosamente, en su zarpa izquierda, a la vez que la espada de su zarpa derecha —que representaba a Suecia— fue convenientemente recortada, haciéndola parecer más una daga que una espada. En 1917, cuando hubo que diseñar un escudo de armas para el efímero Reino de Finlandia, se recuperó el escudo original, que es el que se mantiene hoy en día.

Además, en el escudo aparecen nueve rosas de plata, que no aparecen en los euros, y que parecen representar a las nueve provincias históricas finlandesas —Finlandia Genuina, Laponia, Carelia, Ostrobotnia, Satakunta, Savonia, Tavastia, Uusimaa y Åland—, aunque no existe ninguna base consistente que apoye esta hipótesis y, además, el número de rosas del escudo ha ido variando a lo largo del tiempo.

1,00 €: El cisne cantor

En las monedas de un euro finlandesas aparecen dos cisnes cantores —de nombre científico Cygnus cygnus— sobrevolando un paisaje lacustre, típico finlandés. El cisne cantor está ligeramente amenazado: se encuentra en la categoría «preocupación menor» según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.[8]

1€

Moneda de un euro de Finlandia. (Imagen: Wikipedia)

¿Por qué cisnes?, podrías preguntarte. Pues bien, resulta que el cisne cantor es el ave nacional de Finlandia: este país es su residencia de verano, junto con gran parte de Rusia, Mongolia, norte de Kazajistán y este de Islandia. En invierno, al llegar las bajas temperaturas, el cisne migra —es un animal migratorio—: podemos encontrarlo en Japón, las Coreas, este de China y en las costas de los mares Negro, Caspio, de Aral, del Norte, Adriático y Egeo. La parte occidental de Islandia es una de las pocas zonas donde se lo puede encontrar todo el año.

2,00 €: La mora de los pantanos

Rubus chamaemorus es el nombre científico de esta flor, la mora de los pantanos, una planta que parece haber sido diseñada expresamente para vivir en Finlandia. ¿Que en Finlandia hace frío? Genial: la mora de los pantanos soporta como nadie las bajas temperaturas; sobrevive, según parece, por debajo incluso de los cuarenta grados bajo cero. ¿Que las aguas finlandesas son dulces o mínimamente saladas? Estupendo: la mora de los pantanos no aguanta nada bien la sal. ¿Que en Finlandia no suele haber sequías? Fabuloso, porque las sequías afectan enormemente a la mora de los pantanos. ¿Que en Finlandia hay muchos pantanos? Adivina cuál es el hábitat preferido de la mora de los pantanos.

Mora de los pantanos

Macrofotografía de una flor de mora de los pantanos. (John Fielding/Creative Commons Attribution-Share Alike 2.0 Generic License)

El fruto de la mora de los pantanos es comestible: en Finlandia se come con queso leipäjuusto.[9] Además, el Lakkalikööri, licor producido a partir de este fruto, es bastante consumido en este país. Por si todo esto fuera poco, su gran contenido en vitamina C lo hace ideal para la prevención del escorbuto en alta mar. Guay, la Rubus chamaemorus, ¿eh?

En cuanto al canto de la moneda de dos euros, muestra el texto «SUOMI FINLAND [garabato] [garabato] [garabato]», donde [garabato] representa una cabeza de león —aunque, personalmente, yo no veo ahí ninguna cabeza de león, pero en fin—.

Generalidades

Mis estimados —y maltratados— lectores, antes de continuar, repitamos nuestro mantra:

«Todas las monedas de Finlandia muestran las doce estrellas de la Unión Europea, colocadas según las posiciones del reloj».

Y ahora, al lío.

Hay que andar con pies de plomo en lo que respecta a las generalidades de las monedas finlandesas de euro, pues han sido ligeramente retocadas en dos ocasiones: en 2007 y en 2008. Las series iniciales del euro finlandés, acuñadas entre 1999 y 2006 —llevan inscrito el año de acuñación— sólo llevan una marca, la marca del director de ceca, que en este caso es la M de Raimo Makkonen. Esta es la serie que puedes ver en la imagen de arriba.

Problema: en el año 2005 el Consejo Europeo decía —como deberías saber si llevas conmigo desde el principio de los tiempos—:

Las caras nacionales de todas las denominaciones de las monedas en euros destinadas a la circulación deberán llevar una indicación del Estado miembro emisor, consistente en el nombre de dicho Estado miembro o en una abreviatura del mismo.

¿Qué pasa? Pues que en las monedas finlandesas no ponía «Finlandia» por ningún lado. Así pues, la serie de 2007 eliminó la marca del director de ceca, la «M», y añadió el identificador de país, consistente en la abreviatura FI, y la marca de ceca, el logotipo de la Rahapaja Oy,[10] que era por entonces una cornucopia con cuatro monedas.

2€

Moneda finlandesa de 2 €, con las marcas correspondientes a la serie de 2007: las letras «FI» y la cornucopia en el anillo exterior. (Imagen: Wikipedia)

En esta serie, el logotipo aparece en el anillo exterior de la moneda, entre las estrellas de las ocho y las nueve en punto. En cuanto a la abreviatura, aparece bajo la flor de la derecha —moneda de 2 €—; en el extremo derecho, sobre el paisaje —moneda de 1 €— o bajo la zarpa trasera del león —demás monedas—.

Debieron de arrepentirse pronto, no obstante, porque en 2008 fue emitida una nueva serie. Ésta es idéntica a las dos anteriores, con la salvedad de que el logotipo de la Rahapaja Oy no aparece entre las estrellas, sino en el interior de la moneda: bajo la flor de la izquierda de la moneda de 2 €, en el extremo izquierdo en la moneda de 1 € o debajo de la empuñadura del ryssesabel en las demás monedas.

Además, cuidado: el logotipo de la Rahapaja Oy no es ya la cornucopia, sino un círculo con un león inscrito. Así pues, en las series de 2010 y posteriores, ésta es la marca de ceca que podemos ver, y no la cornucopia de las series anteriores.

También hay que mencionar a los diseñadores de las monedas, que, aunque no las hayan firmado, existen. Debemos las monedas de céntimos a Heikki Häiväoja (1929-), la de un euro a Pertti Mäkinen (1952-) y la de dos euros a Raimo Heino (1932-1995).

Por último, recordemos que Finlandia es uno de los dos países de la Unión en donde se aplica, por ley, el redondeo sueco, junto con los Países Bajos. Esto significa —como expliqué en el artículo sobre las monedas del euro— que todos los precios se redondean en caja, obligatoriamente, a los cinco céntimos más próximos, razón por la cual las monedas finlandesas de 1 y 2 céntimos de euro no se encuentran en circulación. Sí lo estuvieron un tiempo, hasta que se aprobó la ley, pero hoy sólo se emiten para coleccionismo.

Las monedas conmemorativas

Monedas conmemorativas de dos euros

Vamos con las monedas conmemorativas, colección que, en el caso de Finlandia, es especialmente rica. Sí, la República de Finlandia ha venido emitiendo una moneda conmemorativa de dos euros cada año, desde que «se inventaron» en 2004. Eso, sin contar las dos emisiones conjuntas de la Unión Europea: la moneda «Tratado de Roma» de 2007 y la «10 años de euro» de 2009. En total, nueve son las monedas de este tipo emitidas por el Suomen Pankki, el Banco de Finlandia.

  • 2004: Quinta ampliación de la Unión Europea. Diseñador: Pertti Mäkinen (M). Esta moneda nos muestra una planta creciendo, representando el crecimiento de la Unión Europea con motivo de su quinta ampliación —la mayor de todas, que ya he tratado con más hincapié en el artículo sobre Eslovaquia—. Podemos ver en la parte inferior derecha dos letras «M»: son la marca del director de ceca —Makkonen— y la marca del diseñador —Mäkinen—.[11]
  • Conmemorativas Finlandia

    Colección de monedas conmemorativas finlandesas. Las dos inferiores corresponden a las dos emisiones conjuntas.

    2005: 50º aniversario de la adhesión de Finlandia a la Organización de las Naciones Unidas. Diseñador: Tapio Kettunen (K). Con esta moneda conmemorativa se pretende honrar no sólo el aniversario de la adhesión de Finlandia a la ONU, sino también el propio nacimiento de la Organización: este aniversario coincide con los 60 años de la fundación de la ONU. ¿Su objetivo? La paloma con su simbólica rama de olivo nos lo dice: la paz. Una paz construida a partir de las piezas de un rompecabezas, pues sólo si todas las naciones cooperan, encajando como un puzzle, puede lograrse esta meta. Bello, ¿no?
  • 2006: 100º aniversario del sufragio universal en Finlandia. Diseñador: Pertti Mäkinen (M). En esta moneda, de Makkonen & Mäkinen,[12] aparece a la izquierda la fecha 1.10.1906. Esta fecha no es, obviamente, la fecha de acuñación de la moneda, sino el día en que se aprobó en Finlandia el sufragio universal para las elecciones generales.[13] Cómo no, el motivo central de la moneda son dos rostros de mujer.
  • 2007: 90º aniversario de la independencia de Finlandia. Diseñador: Reijo Paavilainen. Poco puedo decir que no haya dicho ya: si has leído con atención el artículo, sabes ya que Finlandia obtuvo su independencia —como Reino de Finlandia— en 1917. El simbolismo de la barca, personalmente, lo desconozco. ¿La nación finlandesa navegando —con el esfuerzo de todos sus ciudadanos— hacia las procelosas aguas de la libertad? Tal vez.
  • 2008: 60º aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Diseñador: Tapio Kettunen (K). Se repite el evento a conmemorar, dada su importancia: ya lo vimos en Bélgica y aún lo volveremos a ver en Italia y Portugal. En el caso de Finlandia, se representa un individuo visto a través de un agujero en forma de corazón, abierto en un muro de roca. Simbolismo: ¿el amor, y los derechos humanos, abriéndose paso hacia el individuo a través de la dura roca de injusticia y marginación? Tal vez.
  • 2009: 200º aniversario de la Dieta de Porvoo. Diseñador: Reijo Paavilainen. La Dieta de Porvoo,[14] celebrada entre enero y julio del año 1809, fue la primera reunión de la Asamblea Legislativa finlandesa, en la cual la región dejaba de pertenecer al Reino de Suecia para pasar a poder del Imperio Ruso. El motivo de la moneda representa un detalle de la catedral de Porvoo, en donde se celebró dicha reunión.
  • 2010: 150º aniversario del derecho de Finlandia a emitir moneda. Diseñador: Reijo Paavilainen (P). En el año 1860 se publicaba un decreto que permitía a Finlandia comenzar la acuñación de una nueva moneda: el markka, que sustituiría a partir de ese año al rublo ruso. Este es el evento que conmemora esta moneda, la cual es, además, la primera en la que podemos ver el nuevo logotipo de la Rahapaja Oy, que sustituyó ese año a la cornucopia. Se encuentra a la derecha, en el disco interior, cerca de las estrellas de las dos y las tres en punto.

Monedas de coleccionista

Treinta y ocho son las monedas de coleccionista emitidas por Finlandia hasta el año 2010,[15] con cinco valores nominales: 5, 10, 20, 50 y 100 euros. Veámoslas una por una.

Las monedas finlandesas de 5 € son bimetálicas, con un aro exterior de cuproníquel y un disco interior de oro nórdico,[16] y se han emitido en 2003, 2005, 2007, 2008 y dos en 2006. No obstante, en el año 2010 comenzó una serie dedicada a las provincias históricas de Finlandia, cuyas monedas tienen una composición diferente: el anillo exterior es de bronce de aluminio,[17] mientras que el anillo interior es de cuproníquel —como se ve, estas monedas no son de metales nobles, igual que pasaba con las monedas eslovenas de 3 €—. Dentro de esta serie, se emitieron en 2010 las monedas de Finlandia Genuina y Satakunta, y se esperan para 2011 las de Tavastia, Savonia, Uusimaa, Carelia, Laponia, Ostrobotnia y Åland.

20€

Moneda finlandesa de 20 € de plata «Paz y seguridad», emitida en 2009 dentro de la serie «Ética». (Imagen: Mint of Finland)

A continuación van las monedas de 10 €, ya en plata de 925 milésimas —plata esterlina—. El Suomen Pankki emite dos monedas anuales de diez euros, con la excepción de 2010, en que se emitieron tres.

Las tres monedas de 20 € se han emitido con dos composiciones diferentes. La de 2005, en honor del Campeonato Mundial de Atletismo de aquel año, celebrado en Helsinki, era de oro de 900 milésimas. En el año 2009, sin embargo, comenzó una serie de monedas de 20 €, con una moneda anual, llamada «Ética». Las monedas de esta serie no son de oro, sino de plata esterlina: la de 2009 con el título «Paz y seguridad» y la de 2010 con el título «Niños y creatividad», que muestra un mapamundi esmaltado en azul.

Continuamos con las monedas del siguiente valor: 50 €, también bimetálicas. El anillo exterior es de plata esterlina, y el disco interno de oro de 18 quilates.[18] Sólo se han emitido dos monedas de 50 €: una en 2003, conmemorando el arte numismático finlandés, y otra en 2006, celebrando la presidencia finlandesa de la Unión Europea durante el segundo semestre de aquel año.

Y tan solo nos quedan, para terminar, las monedas grandes, las de 100 €, acuñadas en oro de 22 quilates.[19] Se han emitido seis: una en 2002, otra en 2004, otra en 2007, dos en 2009 y una en 2010. Conmemoran diferentes acontecimientos, entre ellos los mismos que las monedas conmemorativas de dos euros, pero una de ellas es un poco más especial. La moneda de 2010, celebrando —igual que la de dos euros del mismo año— el centésimo quincuagésimo aniversario del derecho de Finlandia a emitir moneda propia, es la primera de la historia en ser acuñada en oro de Finlandia, según la Rahapaja Oy.

Para ver imágenes de las monedas conmemorativas finlandesas, puedes acudir a la página web de la Rahapaja Oy: aquí en finés, aquí en sueco y aquí en inglés. Y esto ha sido todo, estimado y abnegado lector. Todo por el momento, claro: en el próximo artículo volveremos hacia el oeste, a un país más cercano a España. Hablaré de las monedas de euro de la República Francesa.


  1. En finés: Suomen tasavalta; en sueco: Republiken Finland. []
  2. En finés: Helsinki; en sueco: Helsingfors. []
  3. Pronunciado «óland». []
  4. En finés: Suomen markka; plural: markkaa. En sueco: finsk mark. []
  5. A veces dudo si debí titular esta serie «El marco alemán» en vez de «El euro». Casi hablo más del marco que de la moneda única. []
  6. Técnicamente, entre el Gran Ducado y la República existió un Reino de Finlandia. Sin embargo, dicho reino duró únicamente un año, desde diciembre de 1917 hasta diciembre de 1918, y su único rey —Carlos I de Hesse— abdicó a los dos meses de su elección. Por eso Finlandia es hoy una república, al contrario que los otros países escandinavos: Noruega y Suecia. []
  7. En singular: penni. []
  8. Ya vimos la escala de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza en el artículo sobre Chipre, al hablar del muflón europeo. En este caso, «preocupación menor» corresponde a un 1 en una escala de 0 a 7, donde el 0 es «sin peligro» y el 7 es «extinto». []
  9. Un queso típico de Finlandia. []
  10. Ah, la famosa Rahapaja Oy, la Casa de Moneda de Finlandia, con la que nos llevamos tropezando desde Chipre. Y con la que nos seguiremos tropezando a lo largo de la serie, por cierto. []
  11. Sí, Makkonen y Mäkinen. A mí me suena a conjunto de heavy metal… []
  12. Lo siento. Si no lo digo, reviento. No más chistes malos, lo juro. []
  13. En las elecciones locales, las mujeres no pudieron votar hasta once años después, en 1917. []
  14. En finés: Porvoon maapäivät; en sueco: Borgå landtdag. []
  15. Recuerda que, salvo excepciones, sólo trato en esta serie las emisiones de moneda de coleccionista hasta 2010, para evitar inexactitudes. []
  16. El oro nórdico, que no lleva oro, es la aleación con la que se fabrican las monedas de 10, 20 y 50 euro cent. Hablé del oro nórdico en el artículo sobre las monedas del euro, al principio de la serie. []
  17. Aleación de cobre, aluminio y algo de níquel. []
  18. Un quilate equivale a una veinticuatroava parte de pureza, es decir, 41,7 milésimas aproximadamente. Así, el oro de 24 quilates es oro puro, y el de 18 quilates es oro de 750 milésimas, el de más baja pureza de los que hemos visto en esta serie. En España, se conoce al oro de esta pureza como «oro de primera ley». []
  19. Oro de 917 milésimas. []

Sobre el autor:

Saul_IP (Saúl Iglesias Prieto)

Con 22 años, soy estudiante de Ingeniería Química, me gusta casi todo tipo de música (sí, la clásica también, ¡viva Bach!), los coches antiguos y coleccionar cosas, en especial monedas de euro. Llegué a El Cedazo a través de El Tamiz, del que soy un fan incondicional desde 2008.
 

{ 6 } Comentarios

  1. Gravatar Macluskey | 31/10/2011 at 01:31 | Permalink

    Gran artículo, como de costumbre…

    Se te ha olvidado mencionar que las monedas de 1 y 2 céntimos de euro no circulan en Finlandia. Teóricamente son tan de curso legal como las de dos euros, pero no circulan. Todos los precios en Finlandia están redondeados a 5 cts, y no hay monedas de 1 o 2 cents, no hay forma de encontrarlas: no se emiten. Salvo en emisiones para coleccionistas, eso sí.

    Yo hace años que me pregunto por qué no hacemos lo mismo de una vez en España. Antes, con la micro-pesetilla, ya lo hacíamos, al menos desde principios de los noventa: todo el mundo redondeaba al “duro” (las cinco pesetas) y de facto las pesetillas no circulaban. Y no me digáis que hoy en día un céntimo de euro vale más que una pesetilla de 1990…

    Saludos

  2. Gravatar Juan Carlos | 31/10/2011 at 06:42 | Permalink

    Gran artículo……

    Pregunta: ¿Eso del redondeo no aumenta (aunque sea pequeño) la inflación de un pais?

    Saludos

  3. Gravatar Saul_IP | 31/10/2011 at 08:17 | Permalink

    @Macluskey:

    Gracias por el cumplido :) En cuanto al asunto del redondeo, sí que lo mencioné: está justo antes de “Las monedas conmemorativas”. Pero muchas gracias por el apunte, nunca se sabe cuándo estas cosas se te pueden olvidar… ;)

    @Juan Carlos:

    Sinceramente, no tengo ni idea :P Yo no veo relación entre redondeo e inflación, pero está claro que yo no soy ninguna autoridad en estos asuntos. ¿Alguna idea, entendidos de economía?

  4. Gravatar Macluskey | 31/10/2011 at 08:48 | Permalink

    @Juan Carlos: El redondeo provoca inflación… si siempre es al alza.

    En España se redondeaba conforme a las reglas del redondeo.

    Un ejemplo: ibas al supermercado, donde los precios (en pesetas) eran: 99, 189, 399, etc (por lo del “redondeo psicológico”: si pone “399″ parece muuucho menos que “400″, ya me dirás…). Llenabas un carro. Llegabas a la caja, hacían la cuenta.

    Digamos que eran 7.567 pesetas. Te cobraban 7.565.

    Digamos que eran 7.568 pesetas. Te cobraban 7.570. O sea, un redondeo en toda regla.

    ¿Qué pasó en España con la llegada del euro (siendo 1 euro = 166 pesetas y pico)?

    Que la gente redondeó precios. Hacia arriba. Nos pusimos (y hablo en general, como país) a convertir un euro en cien pesetas (veinte duros, una moneda de tamaño similar al del euro). Y lo conseguimos. ¡Vaya si lo conseguimos!

    Un ejemplo: Han pasado menos de diez años. En 2001 un café en un sitio normal costaba 80-90 pesetas. Si te cobraban 100 pesetas, ya te pensabas volver, por caro.

    Ahora, en esos mismos sitios, el precio normal es entre 1,20 y 1,40 euros. Al cambio, entre 200 y 235 pesetas. Alrededor de un 125% de subida. Puedo asegurar que yo no gano ahora el doble que en 2001, sino bastante menos. Pero… ¡bastante menos! ;)

    Lo que yo digo es que deberíamos eliminar las monedillas de 1 y 2 céntimos que se meten en los dobleces de los bolsillos y no hay quien las saque, igual que eliminamos las pesetillas hace veinte años. Sólo eso.

    Saludos

  5. Gravatar Macluskey | 02/11/2011 at 08:50 | Permalink

    Saúl: Como supongo que estarás leyendo las noticias sobre Grecia…

    ¡Más vale que te des prisa en escribir los artículos que te faltan, mientras aún exista el euro!!! ;)

  6. Gravatar Irene | 11/10/2017 at 10:05 | Permalink

    Hola! Me ha parecido super interesante el articulo, pero me ha quedado alguna duda. Entonces, las monedas emitidas en el año 2007 tienen un valor más alto? (no sobre su valor facial, sinó su valor en numismàtica. Y las del 2008? Muchas gracias y muy buen articulo!

Escribe un comentario

Tu dirección de correo no es mostrada. Los campos requeridos están marcados *

Al escribir un comentario aquí nos otorgas el permiso irrevocable de reproducir tus palabras y tu nombre/sitio web como atribución.