Regístrate | Conectar
El Tamiz Libros Recursos Series Únete 9 Users Online
Skip to content

Mitos, Leyendas y otros Desvaríos – El Diluvio (segunda parte)




En el artículo anterior repasamos el mito del Diluvio desde la perspectiva griega y romana. Seguimos hoy con el Diluvio según la Biblia y el Corán.

El Diluvio. Noé.

Muy bien, según el Corán, el Profeta Noé fue enviado para advertirnos de las consecuencias de no servir al dios único y verdadero, Alá. (C. 7:59) Enviamos Noé a su pueblo. Dijo: «¡Pueblo! ¡Servid a Alá! No tenéis a ningún otro dios que a Él. Temo por vosotros el castigo de un día terrible». Pero pese a las insistentes advertencias del Profeta, pocos son los que le creen, razón por la cual el pueblo de Noé sucumbe bajo las tempestuosas aguas. (C. 26:116-120) Dijeron: «¡Noé! Si no paras, ¡hemos de lapidarte!» Dijo: «¡Señor! Mi pueblo me desmiente.  ¡Falla, pues, entre yo y ellos, y sálvame, junto con los creyentes que están conmigo!». Les salvamos, pues, a él y a quienes estaban con él en la nave abarrotada. Luego, después, anegamos al resto. En el arca, construida por Noé según las indicaciones de Alá, llevó también un animal de cada especie: (C. 11:40) «Carga en ella a una pareja de cada especie (…)».

El Diluvio, Octavo fresco pintado por Miguel Ángel en la bóveda de la Capilla Sixtina. Fuente Wikipedia.

Finalmente el arca tocó tierra en el Chudi, pero existen diferentes opiniones respecto de si esto se refiere al Monte Cudi (o Judi), situado en Turquía, o simplemente a “un lugar elevado”.[1] (C. 11:44) Y se dijo: «¡Traga, tierra, tu agua! ¡Escampa, cielo!», Y el agua fue absorbida, se cumplió la orden y se posó en el Chudi. Y se dijo: «¡Atrás el pueblo impío!»

Si dejamos de lado la localización específica del desembarco, podemos notar que hasta aquí el relato es muy similar al de la Biblia. Pero en este resumen he omitido un pequeño episodio narrado en el Corán, que no se menciona en la Biblia: La muerte de uno de los hijos de Noé, del cual no se menciona su nombre. (C. 11:42,43) (…) Noé llamó a su hijo, que se había quedado aparte: «¡Hijito! ¡Sube con nosotros, no te quedes con los infieles!» Dijo: «Me refugiaré en una montaña que me proteja del agua». Dijo: «Hoy nadie encontrará protección contra la orden de Alá, salvo aquél de quien Él se apiade». Se interpusieron entre ambos las olas y fue de los que se ahogaron. Más allá de este pequeño episodio, la diferencia más sustancial entre ambos textos, es que el diluvio narrado en la Biblia, es universal y el narrado en el Corán, es regional. Curiosamente la misma diferencia que separa a los textos: “Biblioteca Mitológica” y “Timeo” de “Metamorfosis”, también separa al Corán de la Biblia.

Hablando de semejanzas y diferencias entre los diferentes relatos, una de las cuestiones más controvertidas[2] que se nos presentan es que en el Génesis, el libro bíblico donde aparece el relato del diluvio con más detalles, no hay sólo una versión del diluvio, sino dos. Como si esto fuera poco, muchos de los estudiosos del tema sostienen que ambas versiones no son del todo compatibles. La sola posibilidad de que existan contradicciones en el texto bíblico obviamente es un fuerte cuestionamiento a su carácter de “inspirado”, pero éste no es el único problema. Tradicionalmente se le ha atribuido a Moisés la autoría de los cinco primeros libros de la Biblia, el Pentateuco.[3] La Hipótesis Documental sostiene, en cambio, que el texto combina cuatro fuentes distintas entrelazadas. Para el tema que nos ocupa, lo interesante es que podemos extraer dos versiones diferentes del diluvio, una proveniente de los documentos Yahavistas, y la otra, de una fuente Sacerdotal. A continuación les ofrezco un resumen de las características más importantes de ambas versiones, que nos servirán luego para compararlas con otros relatos.

Según la versión Yahavista del diluvio, las razones por las que dios decide eliminar a la humanidad son dos. Resulta que al reproducirse los hombres sobre la tierra, los “Hijos de dios”[4] se sintieron atraídos por las mujeres humanas y tomaron por esposas a varias de ellas. Al parecer estas uniones no resultaron nada agradables a los ojos de Yahvé, quien además, viendo que todas las acciones del hombre tendían necesariamente hacia el mal, se arrepiente de habernos creado. (Gén. 6:7) De modo que Yahvé[5] dijo: «Borraré de la superficie de la tierra a esta humanidad que he creado, y lo mismo haré con los animales, los reptiles y las aves, pues me pesa haberlos creado.» Pero Noé fue considerado justo ante los ojos de dios, y por esto decidió salvarlo ordenándole la construcción del Arca y dándole instrucciones precisas de embarcarse en ella junto a su familia y una pareja de cada animal impuro, más siete parejas de cada animal puro. El diluvio (o la lluvia) duró 40 días, anegando toda la tierra y aniquilando a todo ser viviente. Luego de esto, Noé soltó un cuervo, que no encontró un lugar donde posarse, y después una paloma, con los mismos resultados. Una semana después, al soltar nuevamente la paloma, ésta regresó trayendo  una rama de verde olivo. Finalmente Noé volvió a soltar la paloma, que ya no regresó.

Tras descender del Arca, Noé construyó un altar a Yahvé y ofreció en él un sacrificio, inmolando al menos un animal de cada especie. Esto nos haría suponer que en ese entonces debieron extinguirse todos los animales impuros, ya que solo había sobrevivido una única pareja de cada uno de estos. (Gén. 8:21) Al aspirar el agradable aroma, Yavé decidió: «Nunca más maldeciré la tierra por causa del hombre, pues veo que sus pensamientos están inclinados al mal ya desde la infancia. Nunca más volveré a castigar a todo ser viviente como acabo de hacerlo. (( El viejo truco de sosegar a los dioses alimentándolos ))

Según la versión Sacerdotal del diluvio, la razón del anegamiento de la humanidad se reduce a su propia corrupción, que, como el mismo dios nos explica, está llena de violenciaY para terminar con la violencia nada mejor que matar a los violentos. Lamentablemente, tanto hombres como dioses suelen estar de acuerdo con este tipo de razonamientos.

En este caso la descripción de las instrucciones que dios da a Noé son más detalladas, incluyendo el tamaño del Arca, los integrantes de su familia que deben embarcarse con él y la práctica sugerencia de que también debe llevar el alimento necesario. La diferencia está en que ahora dios sólo le indica que lleve una pareja de cada especie animal.[6] Una vez finalizado el diluvio, en esta versión no se mencionan ni las aves que son enviadas para revisar si las aguas han bajado, ni el sacrificio. Pero sí se nos ofrece una detallada descripción del pacto entre Yahvé y los Hombres, a partir del cual dios se compromete a no volver a enviar nunca más un diluvio, y nos deja el Arco Iris, como señal de este convenio.

El Diluvio da para todo

Como ya he señalado, existen varias controversias en torno a estos relatos, sobre todo cuando se trata de avalar o refutar el hecho de que un diluvio “universal” haya sucedido realmente. En lo que a mí respecta no me parece interesante entrar en tal discusión, sobre todo porque rastreando en Internet artículos que  se ocupen de esta perspectiva simplemente terminé avergonzado del tipo de razonamientos que se utilizan y la soberbia con que se presentan algunos argumentos completamente inconsistentes. Si bien a estas alturas me parece absurdo sostener la historicidad de estos relatos, en especial los “universales”, también he notado que en artículos donde sí estoy de acuerdo con la opinión general transmitida la forma de presentar los argumentos, en algunos casos, deja mucho que desear. Voy a dejarles entonces aquí el enlace a varios artículos para quienes les interese revisarlos. Algunos son interesantes, otros no. No es necesario que los lean para poder comprender mis artículos, pero sí que me parece prudente dejarles a mano otros puntos de vista, para que no les quede solo mi opinión en estos temas.

El diluvio según Wikipedia. En estos artículos se defiende la veracidad del relato bíblico del diluvio. Aquí vuelvo a dejar el enlace al artículo donde se defiende la historicidad del diluvio según el Corán. En estos artículos se presentan pruebas en contra del diluvio “universal”, biogeográficas y geológicas (ambos me parecen bastante buenos). Sobre el arca de Noé[7] que supuestamente fue encontrada y que avala el diluvio bíblico (los dos primeros artículos que enlacé también tocan este tema). Sobre el arca de Noé que supuestamente fue encontrada y que avala el diluvio según el Corán. Sobre el arca de Noé que al parecer encontraron varias veces. Este artículo enumera las supuestas contradicciones de ambos relatos bíblicos del diluvio. Éste defiende la autoría Mosaica del Pentateuco.

Si los leyeron, espero no haberles hecho perder mucho tiempo, sino haberles dado un panorama más amplio de los diferentes argumentos que se presentan sobre estos temas. Aunque, claro, son tan sólo unos pocos ejemplos.

¿La…  Justicia de dios?

En los últimos párrafos, al incluir tantos enlaces y eludir tantas controversias, probablemente les quedó la impresión de que estoy “tirando la piedra y escondiendo la mano”. Muy bien, pues aquí va la piedra, y la mano, ya saben a quien pertenece…

Sin lugar a dudas, el Holocausto, las Bombas Atómicas, la Desnutrición y tantas otras atrocidades que aún hoy día suceden son un claro ejemplo de que los sistemas de gobierno y justicia humanos tienen todavía serias deficiencias. Este tipo de argumentos han hecho las delicias de numerosas religiones que, recordándonos tales falencias, contraponen la promesa de un mundo venidero en el que, tras admitir la soberanía divina, reinará eternamente la paz y la felicidad. Tal característica se acentúa notablemente en las religiones monoteístas, donde todo está sujeto a la aceptación del “dios único”. Hoy en día la sola noción de que “dios es uno”, y que este dios es precisamente aquél cuya religión profesamos o deberíamos profesar, implica necesariamente que todos los demás dioses y religiones no son “verdaderos”, motivo por el cual, les guste o no, todos aquellos que no se sometan a la “verdad consagrada”, en caso de un buen diluvio, se quedan afuera del arca.

Ahora bien, si revisamos los conceptos tales como “Libertad de Culto”, “Derechos Humanos” o “Igualdad Social” que el hombre ha ido desarrollando a lo largo de su historia, pese a la obvia dificultad para implementarlos de forma “ideal”, creo que sería interesante cuestionarnos si en el presente podemos llamar “buenos” o “misericordiosos” a dioses cuyos métodos de justicia se parecen tanto a las peores atrocidades que el hombre ha realizado. Sé que un cuestionamiento como éste puede poner los pelos de punta a cualquiera que sea devoto de alguna de las numerosas religiones que abarcan los textos a los que he hecho referencia, pero al mismo tiempo a veces siento que se gasta demasiada tinta en cuestionar o predicar estas creencias, y muy poca en analizar realmente qué significan.

De todas las historias que podemos encontrar en las diferentes mitologías y religiones, el diluvio es definitivamente una de las más terribles, sobre todo cuando se asegura que éste fue universal, así que no estaría mal que dedicáramos un buen rato a pensar sobre estas cuestiones, que tanta importancia tienen y han tenido para la formación de los conceptos morales que rigen nuestras sociedades. La verdad es que a mí, el relato del diluvio me aterra. No por saber que, en caso de que se repita, me quedo seguro afuera del arca. Sino porque demuestra claramente cuánta gente hay que justifica la aniquilación de miles o millones de personas por la simple razón de no compartir su religión.

En la tercera parte tendremos más ejemplos de diluvios.

Notas:

  1. En librodot.com pueden encontrar otra traducción del Corán, donde se dice que el arca desembarca en “la montaña Al-Djudi” y se dan algunas aclaraciones respecto de este tema. Lamentablemente he encontrado varios errores en la digitalización de este libro, pero aún así creo que provee un interesante material. En el artículo cuyo enlace dejo aquí, se sostiene en cambio, que “el Chudi” hace referencia a un lugar elevado []
  2. Prefiero eludir esta controversia, pero, para aquellos a quienes les interese, pueden encontrar en Internet numerosos artículos que hablan del tema desde puntos de vista diferentes. []
  3. Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio []
  4. existen diferentes interpretaciones sobre estos seres; en general son considerados “Ángeles” y sus descendientes, tras la unión con las mujeres humanas, son llamados Nephilim (Gigantes o Titanes). []
  5. He intercambiado el nombre de dios, reemplazando Jehová, por Yahvé, para que no se presenten confusiones []
  6. La diferencia entre la cantidad de animales que suben al Arca y su interpretación como contradicción o no, varía dependiendo de quién nos cuente la historia. Según mi punto de vista, ésta es la única contradicción en el relato del diluvio, el resto de ellas me parece que dependen demasiado de las traducciones o la interpretación que demos a las palabras. Es decir, son un tanto ambiguas, motivo por el cual me parece más prudente otorgarles “el beneficio de la duda” []
  7. Aconsejo revisar las citas bíblicas. []

Sobre el autor:

Sebastián Carrizo (sebacine) ( )

Más que alguien con grandes conocimientos… ¡un entusiasta!, con ganas de incitar a la lectura y la reflexión.
 

{ 10 } Comentarios

  1. Gravatar Tibicenas | 22/04/2010 at 05:08 | Permalink

    Buen articulo y esperando ver la tercera parte, desde la perspectiva de alguien que si cree que existió un diluvio pero que no cree en ningun dios ni religion es educativo ver relatos reflexivos sin entrar en el tema de que si es verdad, que si es mentira, etc.

    Leyendo detenidamente los dos articulos (y buscando bastante en internet) se puede observar como un mismo suceso es explicado por las diferentes religiones y culturas, amoldando a sus creencias, obviando o incluyendo sucesos (caso del hijo de noe por ejemplo) y siempre por designio de un Dios vengador.

    Ademas se puede ver una prepotencia egocentrica sobre un hecho universal, si el diluvio es universal y por ende afecta a todo el planeta da a entender que:

    1º La razon es el hombre , como ser mas importante de todo el planeta 2º Los animales tambien son masacrados por culpa de las personas 3º Las plantas ni se nombran por lo que no se ven afectadas

    De esto se sacan dos conclusiones (realmente mil cponclusiones), una que los escritos fueron realizados tras un suceso extraordinario y segundo que los escribanos se veian como elegidos (diferenciados) por sus respectivos dioses. Dandoles a estos la potestad de crear y destruir a su antojo, pero perdiendo asi su ser todopoderoso, porque la idea es bien sensilla, si eres un dios todopoderoso ¿Por que enviar un diluvio para acabar con toda la raza humana menos unos pocos cuando podrias extender un virus o simplemente chasqueando los dedos hacer desaparecer a la humanidad?

    ¿Hay algun geologo por aqui? me gustaria poder consultarle una duda que me corroe.

    saludos y hasta la tercera entrega

  2. Gravatar Kuno | 24/04/2010 at 12:09 | Permalink

    Holas, recordé que leí una leyenda Mapuche (indígenas del sur de Sudamérica) que cuenta la versión del diluvio de su etnia, sólo quería compartirla contigo. http://leyendas-paganas.blogspot.com/2008/02/trentren-vilu-y-cacai-vilu.html En el enlace encontraras una versión muy resumida.

  3. Gravatar Sergio | 24/04/2010 at 06:58 | Permalink

    En opinion de un agnostico, para el que es tanta religion el ateismo, como cualquiera de las otras, el hecho de que sea dios o un fenomeno natural no es realmente de mucha importancia. Ya pensemos que dios nos quiere o nos hagamos amigos de una piedra, los sentimientos que les supongamos, no dejan de ser eso, supuestos. Como somos nosotros los que pensamos, les ponemos todos esos sentimientos desde nosotros mismos y no pueden pasar de ahi. Dios es bueno o malo para nosotros, para el, a saber lo que el piensa.

    A diferencia de los dioses humanizados de las religiones politeistas, a los dioses monoteistas se les suele reconocer una sabiduria superior, un estado superior de conocimiento al que nosotros no podemos acceder. Eso en realidad resulta muy sugerente desde un punto de vista puramente intelectual, seria como si nosotros intentasemos enseñarle a una hormiga la matematica diferencial. Desde un punto de vista moral, los caminos del señor son inescrutables, dios no hace las cosas bien o mal, dios hace las cosas, aplicarle nuestros temporales y limitados valores morales es bastante absurdo, igual que al reves, nosotros no podemos hacer lo que hace dios y considerarlo bueno por que el lo hace. Nuestra naturaleza bondadosa, es la que nos inclina a pensar que dios es bueno, sin poder llegar a explicarnos por que y es en esto en lo que hace falta la fe, creer que dios existe es facil, que se te muera un hijo y creer que dios es bueno, no lo es tanto.

    Otra cosa, “Libertad de Culto”, “Derechos Humanos” o “Igualdad Social” no son conceptos que el hombre haya desarrollado, son conceptos que el hombre occidental ha desarrollado. Es de enorme soberbia de considerarlos universales, logico que en relatos griegos no se considere el diluvio universal, ellos no pretendian que su historia fuera la de todo el mundo, sino la suya. De todas formas, la soberbia de universalidad es uno de los principales rasgos de la cultura occidental y lo que nos convierte en una cultura tan horriblemente asesina. Hipocritacemente decimos que hay que respetar las ideas de los demas cuando lo unico que pensamos es que estan equivocados o retrasados (pobrecitos arabes, viven en la edad media, pobrecitos salvajes, viven el la edad de piedra, etc). Convertirse en adalid del bien es imposible por se la moralidad de naturaleza social no universal. El error es considerar que podemos considerarla personal y esto nos lleva ha hacer el salto cualitativo superior y considerarla universal. Pero como individuos no podemos hacer nada que este bien o mal, las cosas solo estan bien o mal en el seno de una sociedad.

    Bueno, desde luego creo que me he desviado completamente del tema, pero al menos ha sido divertido. La idea de un diluvio universal es absurda, grandes inundaciones temporales y de regiones muy extensas es muy probable. El tsunami de indonesia es un ejemplo muy claro. En algun documental vi, que hay restos por las islas de grecia de un gran volcan que exploto muy violentamente causando un gran tsunami que afecto a toda la costa mediterranea y que problablemente sea el origen de esta mitologia. Personalmente considero que es mejor considerar que esto sucedio por que dios queria fueramos mejores, que pensar que fue un simple accidente, ya que la desgracia a pasado de todas formas, aprovechar para darle un buen sentido ademas de poder ayudar a la gente a mejorar ayuda a reducir el miedo a que vuelva a ocurrir, ¿o no es tranquilizante ver el arcoiris y pensar en que tenemos un contrato con dios que nos protege de otra catastrofe asi?

  4. Gravatar Macluskey | 25/04/2010 at 07:48 | Permalink

    @Sergio: El volcán que tú comentas es la actual isla de Santorini, donde lo que queda es la caldera inundada, justo donde entran los barcos a atracar. Preciosa isla, Santorini, por cierto. Y está bastante bien documentado que su explosión acabó con la cultura más floreciente de la época: la minoica. Y muy interesante tu comentario.

    @Sebacine: Muy buen artículo! Me ha gustado mucho.

    Saludos

  5. Gravatar sebacine | 01/05/2010 at 04:21 | Permalink

    @Tibicenas: ¡Si hay algún geólogo aquí, que se apure a escribir artículos, porque a mi también me encantaría hacerle unas cuanta preguntas! :)

    @sergio: me voy a concentrar en remarcar algunas cosas de tu comentario que me parecen interesantes, aunque con algunas cosas estoy de acuerdo y otras no, motivo que hace que me interesen aún más :) Por un lado me interesa señalar que no creo que el ateísmo pueda ser considerado una religión, pero supongo que en realidad a lo que te referís es a que afirmar irrebatiblemente que dios existe, o que no existe, puede ser igual de absurdo. De ser así, estamos de acuerdo.

    Respecto de la imposibilidad de juzgar a dios con parámetros humanos, soy perfectamente conciente que es imposible hacerlo desde adentro de una de estas religiones y creo que hay algunas aclaraciones sobre eso en los demás artículos, pero yo no pertenezco a ninguna de ellas y precisamente me interesa cuestionar, y proponer que cuestionemos, esta supuesta “incuestionabilidad”. Para mí todos los conceptos que pretenden imponer una ética incuestionable, son en si mismos, aberrantes y peligrosos.

    Sobre los conceptos de “Libertad de Culto”, etc. Soy conciente de que pertenecen a una parte de la humanidad, pero eso no quita que dejen de ser “humanos”, básicamente me interesaba señalar que no provienen de los dioses, sino de nosotros mismos. Probablemente exista alguna falla en la forma en que me expresé, tengo que revisarlo.

    Finalmente creo que es evidente que yo no considero “tranquilizante ver el arco iris y pensar en que tenemos un contrato con dios” porque eso implicaría que no me importen o considere justo el destino de todos aquellos que se quedaron afuera de ese pacto.

    Muy interesante tu comentario y me encantaría seguir compartiendo opiniones con vos.

    @Todos: les agradezco sus comentarios porque hacen de estos artículos algo bastante más interesante al sumar material y mostrar puntos de vista diferentes. También les pido disculpas por haber demorado tanto en contestar pero estoy un poco falto de tiempo.

  6. Gravatar Cristhian | 08/05/2010 at 10:14 | Permalink

    Sebacine, estuve haciendo en las vacaciones de verano, por mi mucho tiempo libre :D , hize una genealogía que una a los dioses griegos con Eneas y sus dos esposas, y de allí a los descendientes de Ascanio, es decir, los reyes de Bretaña (usando como referencia a http://www.scribd.com/doc/16622511/Monmouth-Geoffrey-Historia-de-Los-Reyes-de-Britania-Rtf ) y Julio César por un lado, y de Silvio y los reyes de Alba Longa, y de allí a Julio César nuevamente, por el otro lado. Todo eso en un documento de Microsoft Word 2003.

    Si te sería de utilidad podrías darme algún email para que te lo mande y lo uses como imagen en algún brillante y ameno artículo tuyo.

  7. Gravatar sebacine | 11/05/2010 at 02:06 | Permalink

    @Cristhian podes enviarlo a sebacine@rocketmail.com Y si seguís con tiempo libre acá te dejo una sugerencia http://eltamiz.com/elcedazo/como-funciona-el-cedazo/ ;)

  8. Gravatar Cristhian | 14/05/2010 at 05:40 | Permalink

    Ok, te lo envío, pero ojo que es .doc, vas a tener que convertirle en .jpg, la imagen de seguro va a ser enorme, ¿o querés que lo publique yo en elcedazo? :D También hize una genealogía que enlace a Adán con Cristo, además tiene algunas ramas laterales, como las genealogías de Caín, Sem, Cam, Jafet, Ismael, Esaú y un largo etcétera, en cuanto a las diferencias de la genealogía de Mateo con la de Lucas, seguí la tradición: Mateo lo redactó por el lado de José y Lucas por el de María. Pero no tengo espíritu de escritor para estar aquí :-(

  9. Gravatar joseph | 26/06/2010 at 03:11 | Permalink

    Dios no destruyó al mundo por no tener una determinada religión, sino porque no dejaban vivir en paz a los que verdaderamente merecían vivir en este hermoso y dinámico planeta.

  10. Gravatar Edwin La Santa | 21/07/2010 at 06:37 | Permalink

    Me parece muy interesante toda esta discusion, sobre todo porque yo vengo de una familia religiosa y creci bajo las creencias tradicionales de la iglesia catoloca y de pequeño creia todo esto como si fuera datos historicos. La realidad es que mientras mas uno se educa literalmente uno va abriendo los ojos. La narracion de el diluvio al igual que muchas otras narraciones son parte de nuestra cultura, literatura pero para nada representan datos 100% reales. Hay que recordar que el conocimiento de el hombre era muy limitado y sus respuestas a los hechos naturales los explicaban con mitos y leyendas. Asi que lo que hoy dia sabemos que un huracan es un fenomeno atmosferico natural para los indios era un dios malo llamado Jurakan (Basado en los Indios Tainos). Asi que para mi es bien facil llegar a la conclusion que tosas estas historias estan narrando probablemente un suceso atmosferico que probablemente afectó diferentes partes del mundo y cada cual lo narró basado en los conocimentos de su epoca y como todo buen chisme segun se pasa de boca en boca sigue creciendo. Lo unico que me parece curioso de todas las narraciones es que siendo de lugares tan remoto y sabiendo que ninguno tenia internet o un celular para comunicarse terminaron escribiendo narraciones similares..quizas la imaginacion de el hombre no es tan amplia despues de todo….

Escribe un comentario

Tu dirección de correo no es mostrada. Los campos requeridos están marcados *

Al escribir un comentario aquí nos otorgas el permiso irrevocable de reproducir tus palabras y tu nombre/sitio web como atribución.