El Tamiz

Si no eres parte de la solución eres parte del precipitado

¿Has leído "La rata de acero inoxidable", de Harry Harrison?

Como bien sabéis los habituales, en ¿Has leído…? recomendamos libros de ciencia-ficción (y, de vez en cuando, de fantasía). Siempre intento no destripar la historia pero, al mismo tiempo, dar la suficiente información para que sea posible saber si el libro va a gustarte o no.

La última recomendación, Heliconia, era un ladrillo: serio, sesudo, profundo y muuuy largo. Por eso hoy he elegido un estilo completamente distinto. Hablaremos de una serie de libritos cortos y deliciosos, escritos por el recientemente fallecido Harry Harrison, dedicados a un personaje inimitable, la rata de acero inoxidable.

La rata de acero inoxidable

Aunque posteriormente se convirtieran en una serie de varias novelas, la rata de acero inoxidable apareció originalmente en una historia corta en 1957, como era lo habitual en la época. Por entonces, las revistas de historias de ciencia-ficción eran muy populares en los Estados Unidos, y muchos autores eran tremendamente prolíficos en ellas –en parte por lo poco que cobraban por cada historia–.

Harrison escribió un pequeño cuento para Astounding en 1957 llamado The Stainless Steel Rat (La rata de acero inoxidable), centrada en el personaje entrañable del mismo nombre. La historia era satírica, de picaresca mezclada con ciencia-ficción y, en muchos aspectos, diferente de las habituales en la época.

A mediados del siglo XX la mayor parte de las historias y novelas de ciencia-ficción eran, moralmente hablando, en “blanco y negro”: los buenos eran buenos, los malos malos y las cosas estaban bien claritas en este aspecto. Pero no en la historia de Harrison.

El nombre real de la rata de acero inoxidable es James Bolivar diGriz, que también es conocido como Jim el resbaladizo. Es un ladrón de guante blanco de una habilidad excepcional, en una sociedad futurista en la que el crimen es prácticamente desconocido. La tecnología ha avanzado tanto que es casi imposible cometer uno sin ser cazado, con lo que sólo los más hábiles criminales pueden serlo durante cierto tiempo. Además, es posible incluso modificar la personalidad de la gente artificialmente, con lo que es posible “reformar” a un ladrón y hacerlo un ciudadano perfectamente honrado… si se lo atrapa, claro. Y Jim es una rata que se cuela por los minúsculos huecos que aún quedan en esta sociedad tan “domesticada”.

De modo que el protagonista no es un héroe, sino un antihéroe… pero sólo hasta cierto punto. Sí, Jim es un ladrón pero, al mismo tiempo, tiene un sentido moral muy bien definido, y reglas que siempre cumple a rajatabla. Por ejemplo, matar es algo inaceptable para él. Incluso al robar tiene cuidado: sólo roba a empresas que estén aseguradas, puesto que así quien pierde es la aseguradora (lo que te dice la opinión de esta rata sobre las empresas de seguros).

Por lo tanto, aunque nuestro antihéroe cometa crímenes, y aunque la policía lo persiga con razón, sigue siendo una buena persona: estés o no de acuerdo con su manera de ver las cosas, me parece completamente imposible conocer a Jim el resbaladizo al leer a Harrison y no tenerle una gran simpatía por muchas tropelías que cometa. Sí, se trata de uno de esos libros en los que, cuando la policía está a punto de atrapar al ladrón, estás deseando que se escape.

No sólo Jim es de esta manera: aunque haya malos realmente malos, el tono de las historias siempre es ligero. En eso sí es típica de la época, y debes ser consciente de ello porque determinará en gran medida si disfrutas el libro o no: son historias ingenuas y “limpias”, como las de Asimov, sin dobleces morales ni los tonos grises –más realistas pero también más deprimentes– de novelas más modernas. Hay gente a quien esto le resulta irritante, y a otros –me incluyo, evidentemente– nos parece un soplo de aire fresco de vez en cuando.

Además de ser ligeras, las historias están llenas de humor elegante e irónico, aunque no sean de risa, ya que hay un argumento interesante detrás. El humor aparece en los personajes –hay robots inolvidables–, en las vueltas de tuerca de las historias, en algunas de las situaciones delirantes en las que se ve envuelto Jim… no son libros para reír a carcajadas como puede pasar con Terry Pratchett, pero sí consiguen algo que me parece la razón fundamental para que merezca la pena leerlos, y tanto es así que lo dejo en su propia línea:

Al leer las historias de la rata de acero inoxidable te encontrarás a menudo sonriendo.

Sí, tal vez no te desvelen los entresijos del alma humana ni aprendas muchas cosas nuevas, pero pasarás un buen rato y seguramente olvidarás problemas que sí son profundos pero no tienen solución. De vez en cuando no está mal correr una aventura junto a James DiGriz y compañía –porque otros personajes secundarios, que no puedo desvelar porque destrozo la historia, también son deliciosos–, haciendo de las suyas por la Galaxia.

Tras la publicación de la historia corta, Harry Harrison siguió escribiendo hasta tener una primera novela titulada como la historia. En ella Jim se ve envuelto en problemas que nunca podría haber imaginado –y que, como comprenderás, no voy a contarte aquí– y conoce a varios de los personajes recurrentes en novelas posteriores. Lo bueno de esta serie es que puedes leer simplemente esta primera novela, que es corta y ligera con lo que se lee muy rápido, y creo que te resultará evidente si el estilo te gusta o no.

Harry Harrison

Harry Harrison (1925-2012) (Szymon Sokół/ CC Attribution-Sharealike License).

En otras posteriores se mezclan viajes en el tiempo, alienígenas, episodios de la juventud de Jim… vamos, de todo, pero siempre aderezado con el estilo de Harrison en esta serie. De hecho, el autor siguió publicando novelas de la rata poco a poco a lo largo de los años hasta su muerte (intercaladas con otras, desde luego, porque no es ésta la única obra del estadounidense). Harrison murió el agosto pasado, y no se me ocurre mejor manera de honrar su recuerdo que sonreír frente a las andanzas del sinvergüenza de Jim.

Que yo sepa, sólo los dos primeros libros de la serie (La rata de acero inoxidable y La venganza de la rata de acero inoxidable) han sido traducidos al castellano, y mucho me temo que ya no están a la venta en casi ninguna parte. Sin embargo, en inglés es muy fácil conseguirlos por muy poco dinero de segunda mano (una simple búsqueda de “stainless steel rat” en Amazon os dará una idea, pero son precios muy razonables).

Y, como siempre, una mera búsqueda en Google proporciona múltiples descargas de los libros en formato electrónico aunque, como siempre, os pido que no pongáis enlaces en comentarios: ya tengo bastantes problemas en mi vida.

De cualquier modo que los consigáis, ¡ojalá sea un placer leerlos, como lo fue en mi caso!

¿Has leído...?

10 comentarios

De: Rantamplan
2012-11-28 19:15:28

Hola!

Más que posible opción ahora que se acercan las navidades... pero aprovecho para trasladaros una cuestión:

Las navidades pasadas me regalaron "el juego de Ender", la saga de la fundación y "la vieja guardia" míticas como ellas solas las tres por aquello de meterme en la ciencia ficción por la puerta grande. Total, que el que más me gustó fue el de la vieja guardia, que tenía un tono surrealista la mar de chulo.

Así que... traslado la pregunta:

¿ conocéis algún libro del mismo palo que la vieja guardia?

Gracias!


De: Laertes
2012-11-28 20:34:43

Yo de Harrison leí hace tiempo "Bill, the galactic hero" y me gustó mucho. Me pareció un precursor del humor genial de Pratchett, salvando las distancias.


De: Angel
2012-11-29 06:47:47

Rantamplan: no he leido La Vieja Guardia, pero viendo de que va, tal vez Tropas del Espacio de Heinlein pueda gustarte. A pesar de los odios que levanta este libro (que si promilitarista, fascista, etc, etc) a mi me pareció una novela muy entretenida. Es cierto que presenta una sociedad bastante alejada de nuestra concepción de la democracia moderna, aunque, si se lee con espíritu crítico, hace pensar.


De: Albert
2012-11-29 11:46:03

Rantanplan, del mismo estilo es "La guerra interminable" de Joe Haldemann que ganó el Premio Nebula y el Hugo en los años 70.
La leí hace más de 20 años y la verdad es que no la recuerdo mucho.


De: Rantamplan
2012-11-29 14:25:29

Ok!!

muchas gracias!!

La vieja guardia, para el que no la conozca y de forma muy somera, describe el funcionamiento del ejército colonial y las guerras en las que se ve envuelto desde el punto de vista de una persona mayor que se apunta "por que ya no tiene nada que perder" (como la mayoría de los reclutas).

Lo que para mi hizo el libro muy entretenido es el particular punto de vista desde el que se escribe, como por ejemplo una frase que me resultó simpática y todavía me acuerdo en la que decía algo del estilo de... "a mi edad y con mi próstata, cuando a uno le dan la oportunidad de ir al baño, no la desperdicia".

Por si a alguien le interesa, en su momento escribí una reseña para Luis, que lleva la web del movimiento cultural friki de Zaragoza al respecto de el juego de Ender y al vieja guardia.

Aquí lo tenéis:

http://mcfzgz.hazblog.com/COMICS-Y-LITERATURA-b5/RESACA-LIBRERA-b5-p2.htm


De: Angel
2012-11-29 15:50:59

Rantamplan: si te gusta ese estilo irónico, tal vez pueda interesarte Neal Stephenson. Aunque es de los autores de los que los adoras o los odias. Tal vez Snowcrash (yo me lo tomo como una especie de parodia del cyberpunk) sea un buen punto de entrada. Podría recomendarte el Criptonomicon, pero es un tocho de más de mil páginas, así que mejor empezar por algo más ligero ;-)


De: Sportacus
2012-11-29 17:12:37

"La vieja guardia" continúa en "Las brigadas fantasma", "La colonia perdida" y "La historia de Zoe". La verdad es que están muy bien, pero como el primero ninguno.


De: Rantamplan
2012-11-29 17:13:56

Muchas gracias Angel,

me lo apunto todo para estas navidades que seguro que cae algún libro.


De: Mmonchi
2012-11-30 00:24:49

Yo tengo, encontrados por internet, La rata de acero inoxidable (1), La venganza de la rata de acero inoxidable (2), La rata de acero inoxidable te necesita (4), La rata de acero inoxidable para presidente (5) y El nacimiento de la rata de acero inoxidable (6). Aunque las traducciones dejan mucho que desear, son mejores que nada. ;-)


De: Pablo el Balrog
2012-11-30 05:49:30

Hay una ediciòn en español del libro "The Stainless Steel Rat Saves the World", título traducido como "El Invasor del Tiempo", Emecé Distribuidora, Buenos Aires, 1975. Por supuesto, conseguirlo en papel ahora debe ser un tanto difícil.


Escribe un comentario

Todos los comentarios deben ser aprobados por un moderador antes de ser publicados. Si quieres puedes usar markdown. Todos los campos son opcionales excepto el cuerpo del comentario, claro:

Nombre:
E-mail: (privado, para que aparezca tu gravatar)
Sitio web:

« Premios Nobel - Física 1913 (Heike Kamerlingh Onnes) II Desafíos - Péndulo estelar »