El Tamiz

Si no eres parte de la solución eres parte del precipitado

¿Has leído Heliconia, de Brian W. Aldiss?

En esta edición de ¿Has leído…? no voy a recomendar un libro, sino una trilogía, ya que no tiene mucho sentido leer sólo uno de ellos. Se trata de una maravilla que tiene ya años, pero que me parece que merece la pena leer no una, sino varias veces: Heliconia, de Brian W. Aldiss.

Se trata, como digo, de tres novelas que forman un todo, y que fueron publicadas en 1982, 1983 y 1985 respectivamente. Aunque recuerdo haberlas visto muchas veces de niño y adolescente en mis constantes visitas a la librería, nunca me llamaron la atención; además, en mi ignorancia infantil, consideraba que la ciencia-ficción “de verdad” no iba más allá de Asimov, Clarke y poco más. Posteriormente olvidé su existencia, hasta que Geli me regaló la trilogía completa en un solo volumen (al final pondré la edición por si alguien la encuentra) el año pasado, y cuando la leí me dejó de piedra. Pero, ¿cómo pude haberme perdido algo así en los ochenta?

De modo que, para que no te pase a ti, aquí tienes mi aviso. Aunque me parece una obra maestra, creo también que puede resultar lo mismo una delicia que un tostón infumable, según los gustos de cada uno, de manera que intentaré describir el estilo para que sepas, con la mayor seguridad posible, si en tu caso pasaría lo primero o lo segundo.

Heliconia, portadas

Aunque la obra es suficientemente compleja como para tener repliegues y matices por todas partes, en mi opinión tiene unas cuantas características que la hacen diferente de la mayor parte de novelas, ya sean de ciencia-ficción o de cualquier otro género.

En primer lugar, no hay protagonistas al uso: el protagonista real es Heliconia, un planeta imaginario similar en algunos aspectos al nuestro (pero muy diferente en otros, y de eso hablaré luego). La trilogía completa recorre varios miles de años de la historia del planeta, de modo que los individuos vienen y van, y lo que permanece como hilo conductor es el proceso de cambio del planeta en sí.

Esto es fundamental no sólo por el hecho de que la historia no es la de un individuo, ni siquiera una nación o una especie, sino del planeta entero, sino porque lo delicioso de leer Heliconia –si te gusta este estilo de literatura– está precisamente en el cuidado meticuloso y el mimo con el que se tratan todos los aspectos del planeta. Uno de los objetivos de Aldiss era inventar un planeta, pero no al buen tuntún, sino de la forma más coherente posible. Para ello buscó la ayuda de varios catedráticos de Oxford (astrónomos, biólogos, geólogos, sociólogos…, de todo), de modo que pudiera documentarse y preguntar dudas para no decir barbaridades.

Tal vez, si eres aficionado a los juegos de rol, alguna vez has intentado crear un mundo imaginario con muchos detalles (cuerpos celestes, estaciones, fauna y flora, sociedades y culturas…). Bien, si tuvieras una mente privilegiada, muchos amigos que fuesen catedráticos en todos los campos y tomases drogas de manera regular para aumentar tu rendimiento, lo que obtendrías sería Heliconia.

Por ejemplo, por hablar de algo que no revienta ninguna historia –pues hay muchas– pero que pone de manifiesto lo que quiero decir, deja que describa brevemente el sistema estelar en el que está el planeta. Es posible que mi descripción te parezca un rollo insoportable y, si es así, no leas el libro. Aunque no está escrito como una enciclopedia (luego hablaré de ese asunto), si estos detalles te dan exactamente igual seguramente no lo disfrutarás; si, por el contrario, se te iluminan los ojos al imaginar la escena y las consecuencias sobre los habitantes de Heliconia, disfrutarás la trilogía como un niño un helado (que es lo que me pasó a mí).

La estrella principal es una súpergigante de tipo A –si no sabes de lo que hablo, a leer, hombre– llamada Freyr por muchos habitantes de Heliconia. Freyr tiene una compañera, una enana de tipo G similar a nuestro Sol llamada Batalix (aunque nuestro Sol es G2 y Batalix es G4, es decir, algo más fría y anaranjada). El centro de masas de las dos está, naturalmente, muy cerca de Freyr, de modo que en la práctica Batalix realiza órbitas elípticas alrededor de Freyr con un período de unos 2 600 años terrestres.

A su vez, el planeta Heliconia (Helliconia en el original, cambiado en la versión en castellano por razones de pronunciación, supongo) orbita Batalix en una órbita más lejana que nuestro planeta alrededor del Sol, de modo que tarda 480 días en dar una vuelta a la estrella. Por tanto, si la única estrella del sistema fuese Batalix, Heliconia sería un planeta bastante más frío que la Tierra, puesto que la estrella es más fría que el Sol y además el planeta orbita a una distancia mayor.

Sistema estelar Heliconia

Sistema estelar de Heliconia (de Physics of Helliconia).

Pero claro, Freyr, la súpergigante blanca, lo complica todo. Batalix orbita a su alrededor en una órbita muy elíptica: entre 236 Unidades Astronómicas (UA) y 720 UA. Esto significa que los cambios de temperatura sobre Heliconia se deben fundamentalmente a su distancia variable a Freyr, puesto que las estaciones normales por la inclinación del eje del planeta respecto a la eclíptica de Batalix ((35 grados. ¿Creías que bromeo cuando hablo de los detalles minuciosos?)) son una nimiedad comparado con acercarse y alejarse a una súpergigante de tipo A distancias tan enormes.

De manera que hay una primavera, verano, otoño e invierno normales debidas a Batalix, que se producen en el mismo orden de magnitud de tiempo que nuestras estaciones, pero luego hay estaciones de una duración gigantesca (pues el Gran Año de Batalix alrededor de Freyr es de dos milenios y medio) y efectos muchísimo más tremendos, de modo que el Gran Invierno es más frío que nuestras eras glaciales, y el Gran Verano es más caliente que el más caliente verano de nuestros trópicos. Claro, cualquier habitante de Heliconia nace, vive y muere básicamente durante la misma estación –aunque hay cambios bruscos en determinados momentos de la órbita–, de modo que los efectos se producen sobre generaciones más que sobre individuos.

¡Pero es que aún hay más! Aldiss no sólo construye un sistema estelar detallado en el espacio, sino también en el tiempo. Batalix (con Heliconia a su alrededor) fue capturada por la atracción gravitatoria de Freyr hace tan sólo ocho millones de años, lo cual produjo una catástrofe cósmica que alteró ambos subsistemas estelares, despidiendo cuerpos celestes fuera del sistema y modificando los que quedaron en él. Puesto que ocho millones de años es un abrir y cerrar de ojos en términos astronómicos, estamos hablando de un planeta que orbitaba una enana G pero que, de la noche a la mañana, se encuentra ahora orbitando alrededor de una súpergigante A.

Y aquí es donde se muestra otro aspecto de la construcción mental de Aldiss que me parece increíble: el modo en el que todo se integra con todo lo demás. Hemos estado hablando de astronomía pura, ¿verdad? Pero claro, ocho millones de años es poco tiempo no sólo astronómicamente hablando, sino también evolutivamente. Cuando Batalix fue capturada por Freyr poseía ya vida… vida evolucionada para subsistir en un mundo muy diferente del de ahora. Sin embargo, ocho millones de años es también suficientemente largo para producir cambios evolutivos, de modo que hay formas de vida actuales en Heliconia que no existían como tales antes de su captura, pues se han adaptado a las nuevas condiciones impuestas por Freyr. Parte de la tensión del libro se basa en el conflicto entre estas formas de vida pre-captura y post-captura.

Esto se hace más interesante por el hecho de que tanto unas como otras tienen representantes inteligentes. Al primer tipo pertenecen los phagors o ancipitales, criaturas similares en cierto sentido a los minotauros mitológicos. (no voy a detallarte la biología de sus órganos internos, pero si lees el libro, tarde o temprano aprenderás sobre ella). Al segundo tipo pertenecen los humanos de Heliconia –que se parecen a nosotros pero no por que exista parentesco genético–; por lo tanto, los ancipitales llaman a los humanos hijos de Freyr, y existe gran animadversión entre unos y otros.

Pero esto es sólo un ejemplo del entrelazamiento de disciplinas y hechos: la biología se mezcla con la astronomía, las dos con la sociología… es impresionante, de verdad, aunque no tenga aquí el espacio para dar muchos más detalles (ni quiero destripar las sorpresas, que hay unas cuantas).

El tercer aspecto que me parece notable es el que salva el libro de convertirse en un tostón enciclopédico –aunque, como digo, si no disfrutas de los detalles no tiene sentido que lo leas–: se trata de historias absolutamente personales e inmediatas. No se nos describen los efectos astronómicos o sociológicos de manera abstracta, ni se nos listan especies animales y vegetales y su relación con la geografía del planeta como si estuviéramos leyendo un libro de texto.

No: conocemos a personajes creíbles, con deseos, miedos y esperanzas muy concretos. Conocemos sus historias individuales, aunque la longitud de la trilogía hace que estos individuos lleguen y luego se vayan; de este modo, todo el mundo inventado por Aldiss se nos va revelando según lo hace a los ojos de sus protagonistas, y a veces tenemos falsas concepciones cuando ellos las tienen, para luego descubrir la verdad cuando ellos lo hacen. Cada momento importante en la súper-historia que engloba estos milenios lo vivimos a través de la piel de personajes concretos y sufrimos y nos alegramos con ellos –¡y cómo sufrimos a veces!–.

Puesto que el libro comienza cerca del inicio de la Gran Primavera, la humanidad se encuentra en un estado muy primitivo: las grandes estaciones producen una especie de surgimiento y caída cíclicos de la civilización (no puedo explicar por qué o te fastidio la historia). Por lo tanto, vivimos junto con los habitantes cosas como la primera domesticación, el descubrimiento de la astronomía moderna, el primer telescopio, hipótesis cosmológicas, las primeras naciones… un poco de todo.

Todo está aderezado por la tenue relación entre Heliconia y la Tierra: una estación espacial, Avernus, orbita el planeta y desde ella los terrícolas observamos lo que sucede en Heliconia, el único planeta descubierto por entonces en el que hay vida compleja además de la Tierra. De hecho, puesto que la trilogía recorre milenios, también pasan cosas en la Tierra y en Avernus que son realmente fascinantes, y de las que no puedo hablar por no reventar hilos argumentales.

Hay además algo en la historia que me recuerda un poco a Anochecer, de Asimov, y a Cántico por Leibowitz, de Walter Miller. Se trata del concepto cíclico de la historia, en este caso (como en Anochecer) determinada en gran medida por las grandes estaciones de Heliconia. Sin embargo, aquí también Aldiss huye de lo simple y plano – aunque en Heliconia hay ciclos, no son inmutables, y a lo largo del libro descubrimos que tal vez todo no esté determinado… pero, una vez más, no puedo hablar de esto sin fastidiarte la lectura, así que me callo.

Creo que, a estas alturas, deberías tener ya una idea de si esta gigantesca obra (no lo digo en broma, son mil y pico páginas en total) puede resultarte un placer o un plomo. Si crees que puede gustarte, eso sí, un consejo: ¡paciencia! Es de una longitud tan grande que, al principio, antes de que se vayan desenvolviendo los pliegues, puede parecer decepcionante. Hace falta darle tiempo y dejarse llevar.

La edición que tengo yo es la de Science Fiction Masterworks, que está a la venta por 20€ en Book Depository (que tiene envío gratuito). Otra versión similar más antigua, la de Voyager, está a la venta usado por precios ridículos de menos de 1€ en Amazon UK.

La verdad es que no he conseguido encontrar una versión asequible en castellano; Minotauro las tiene publicadas por separado, pero cada uno cuesta unos 20€, lo que convierte a la trilogía en algo demasiado caro. Sin embargo, para variar, hay multitud de versiones electrónicas piratillas en la red muy fáciles de encontrar.

La consigas como la consigas, mi recomendación es que sea una de las lecturas del verano. A mí me están dando ganas de releerla sólo por escribir esta reseña, ¡ay, si no tuviera otros cinco libros esperándome!

¿Has leído...?

30 comentarios

De: pag
2012-07-19 20:34:45

Lo que menos me gustó de los libros es la parte que se relaciona con la Tierra. Medio hippy-estúpido. Lo que mas me gustó es el segundo tomo, me parece una genialidad. Odio que no haya un Otoño. Gran libro. Brian Aldiss es un gran escritor, pero algunas cosas no me gustan. Pero eso es mi culpa, probablemente.

En algún libro de LeGuin hay un planeta con un año de 100 años terrestres (¿era en Planeta de exilio?), y la influencia de ese año en la civilización está también muy bien desarrollada. Bueno, LeGuin es maravillosa, para mi.


De: Gustavo
2012-07-20 01:27:03

Es uno de los libros mas hermosos que he leído en mi vida. Llevas la razón, Aldiss crea todo un mundo, todo un universo. Su descripción de un mundo con sus reglas evolutivas, con sus sociedades cambiantes, con su religión en evolución también, es única. De lectura obligada.
En caso no conozcas a Mogwai, y si bien yo no se si ellos pensaron en Aldiss cuando compusieron esta maravilla, te dejo un link a New paths to Helicon, para que vueles y te imagines a ese mundo orbitando lentamente en el frío de Batalix hasta que Freyr lo hace estallar.
Saluttes.
http://youtu.be/oJ_spqyincI


De: Gustavo
2012-07-20 01:29:23

http://www.youtube.com/watch?v=oJ_spqyincI


De: Martín
2012-07-20 02:17:06

Una excelente reseña que me ha dado unas ganas increíbles de leer esta maravilla.

Buena entrada.


De: Jesús
2012-07-20 09:03:34

Reconozco que a mí hace unos años me superó el estilo denso de Heliconia Primavera y la abandoné a las pocas páginas. Pero leyendo este post me ha picado el gusanillo, lo meteremos en el ebook a ver...


De: Luis
2012-07-20 09:29:18

¡Anda! Ya sé de dónde sacó George R. R. Martin las estaciones milenarias en su Canción de Hielo y Fuego...


De: Chapu
2012-07-20 12:06:52

Tiene narices. Esta trilogía siempre ha estado a mi mano en la biblioteca pública de Valladolid, pero nunca me la he llevado a casa por que le faltaba el capítulo de "otoño". Por suerte, este despiste mío es fácil de solventar. La verdad es que tiene muy buena pinta.


De: Fernando
2012-07-20 12:38:09

Para mi Heliconia empieza bien, me gustan los libros 1 y 2, pero decae mucho en el tercero. De Aldiss me gustó más HotHouse (Invernáculo)

@Luis, las estaciones de CdHyF no tienen nada que ver con Heliconia. Las de Heliconia son fijadas por unas claras reglas físicas, mientras que las de CdHyF son causadas por una confrontación mágica y por lo tanto impredecibles,


De: Battosay
2012-07-20 13:27:19

¡Mierda! ¿Tenías que publicar esto ahora? Ya he hecho la compra de mis siguientes lecturas para el verano. Si publicas esto hace una semana, me lo hubiera pillado sin duda. Ahora tendré que ponerlo a la cola, a ver cuando entra.


De: Albert
2012-07-20 17:32:16

Hace más de 30 años leí, de Brian Aldiss, "La nave Estelar" que está muy bien y aconsejo.
Pero recuerdo con rabia que el título en castellano te revienta la historia, pues te revela de entrada que el mundo que te están describiendo es una nave. (El título original en inglés es "Non stop")
Es decir, el título en español es un auténtico "spoiler", el editor se lució.


De: serxio
2012-07-23 00:55:21

Me encanta Aldiss. Nunca he leido Heliconia por ser demasiado extenso pero esta entrada me ha dado animos. Desde luego Invernáculo es una maravilla.


De: Battosay
2012-07-23 10:40:50

@Pedro estaba buscando entradas anteriores de "¿Has leido...?" y me he fijado en que este artículo está etiquetado como "Hablando de...". Cuando tengas un rato deberías cambiarlo.


De: Pedro
2012-07-23 17:19:14

Gracias, Battosay, corregido :)


De: Ignacio
2012-07-27 13:22:44

Genial, lo pongo en la pila (literalmente :P)
Os recomiendo una serie de Javier Negrete que se llama la Espada de Fuego. El 1º y el 2º libro no te hacen entrever lo que ocurre en el 3º y el 4º donde una mezcla de imaginación + ciencia crea una ciencia ficción que me ha sorprendido muchísimo.

http://www.scyla.com/sagas/128/fantasia/saga_tramorea

Os pongo la lista de libros sacados de la bibbliografía que he añadido a la pila, eso si no os puedo poner todos ni decir el motivo de los dos que os pongo porque el revelaría parte del libro :)

Warped Passages de la física Lisa Randall
EEsayo Hacking Matter de Wil McCarthy

Saludos!!!


De: Ignacio
2012-07-27 13:23:05

Genial, lo pongo en la pila (literalmente :P)
Os recomiendo una serie de Javier Negrete que se llama la Espada de Fuego. El 1º y el 2º libro no te hacen entrever lo que ocurre en el 3º y el 4º donde una mezcla de imaginación + ciencia crea una ciencia ficción que me ha sorprendido muchísimo.

http://www.scyla.com/sagas/128/fantasia/saga_tramorea

Os pongo la lista de libros sacados de la bibbliografía que he añadido a la pila, eso si no os puedo poner todos ni decir el motivo de los dos que os pongo porque el revelaría parte del libro :)

Warped Passages de la física Lisa Randall
Ensayo Hacking Matter de Wil McCarthy

Saludos!!!


De: ¿Has leído Heliconia, de Brian W. Aldiss?
2012-08-02 00:39:53

[...] "CRITEO-300x250", 300, 250); 1 meneos ¿Has leído Heliconia, de Brian W. Aldiss? eltamiz.com/2012/07/19/has-leido-heliconia-de-brian-w-ald...  por Mr.Bradley hace [...]


De: Fernando Soguero
2012-08-02 01:04:35

Pues apunto estos libros para leerlos. La ciencia ficción dura tampoco está tan mal. ¿Habéis leído "Huevo de Dragón" y "Estrellamoto" de Robert L. Forward?


De: Angel
2012-08-02 08:03:59

Fernando: Huevo de Dragon me encantó. El mundo descrito por Forward es una pasada (una forma de vida -los Cheela- surgida en una estrella de neutrones). La historia de un primer contacto muy original. Estrellamoto lo tengo todavía en la pila de pendientes...

Por cierto, para los que gusten de la ciencia ficción hard, buscad algo de Greg Egan. Para mi, el mejor autor de ciencia ficción de los ultimos años.


De: Roberto
2012-08-02 14:05:54

Gracias por la reseña, me la apunto.

Sabía que Aldiss me sonaba de algo y es que una historia corta contenida en "Supertoys Last All Summer Long: And Other Stories of Future Time" inspiró la película "A.I. Inteligencia Artificial" (que es muy blandita; no se cómo será la historia original).


De: Muadib
2012-08-03 01:14:59

Buen post.

Excelente obra, que sin embargo posee cierta pesadez, y quizas hace necesario su relectura con paciencia y mente abierta.

Es obligante la adquisicion/captura de la trilogia completa y obviamente es necesario iniciar su lectura por el tomo I.

Para mi un elemento interesante de la obra son las peripecias de la estacion espacial Avernus sin embargo su historia final decae en mucho.

Taonadamente


De: marciano
2012-08-03 03:44:09

Estoy esperando que nos cuentes cuáles son esos cinco libros que tienes en el cargador.


De: nachomagic
2012-08-06 11:18:19

Fernando, me apunto Huevo de Dragón :)


De: Ignacio
2012-08-06 11:26:03

Fernando, me apunto Huevo de Dragón para la pila :)


De: Raquel
2012-09-02 22:54:26

He estado buscando la trilogia -en papel- desde que lei este articulo hace mas de un mes. Esta descatalogada, y no he encontrado nadie ofertandola en segunda mano. Alguien me puede aconsejar de donde puedo conseguir los libros ? nuevos o usados, me da igual.


De: Angel
2012-09-03 08:21:24

Raquel: busca en iberlibro.com. Para encontrar libros descatalogados es excelente.


De: Albert
2012-09-03 12:55:31

He aprovechado el mes de Agosto para leer Heliconia Primavera.
Me ha parecido una novela muy floja, casi todo paja. Me gustó mucho más del mismo autor "La nave estelar"


De: brutza
2012-09-11 10:13:12

A mi la trilogía también me ha parecido muy muy floja, demasiada paja. Si bien es cierto que si juntas la trilogía el protagonista es el planeta, no lo es durante cada novela, sobretodo el segundo y tercer libros tienen sus protagonistas humanos fijos. La mejor parte me pareció la primera mitad del tercer libro pero la segunda mitad es terrible (incluyendo el royo hippie heliconia-tierra que ya comenta el primer usuario).

Una lástima porque es verdad que el universo creado para esta novela es muy bueno, pero el autor no ha sabido sacarle el partido que se merece y al final ha quedado una obra desmesuradamente larga, demasiado, sobretodo para la poca historia que se cuenta.

Y luego pues eso, las incongruencias totales, en primavera, en una sola generación de 30 años heliconianos, son capaces de avanzar de forma increible, desarrollan la agricultura, domestican animales, comienza el comercio, descubren que no son el centro del universo, etcetcetc, demasiado rápido y luego saltas al segundo libro 500 años más tarde y han evolucionado poquísimo, encuentran en ese libro finalmente las armas de fuego y 500 años más tarde (invierno) siguen prácticamente igual que 500 años atrás, ni por asomo de la electricidad ;).

Muy inverosimil. Yo le doy un suspenso a la obra. Lo único bueno, lo que indica la reseña, la ambientación astronómicamente hablando es muy buena, la idea es muy buena, muy cuidado desde el punto de vista de la astronomía. Que pena, podrían haber salido aventuras cojonudas en ese universo


De: Brigo
2012-09-12 00:08:45

Pues siento ser yo quien acabe de destrozar la reputación de la trilogía, pero es que me ha parecido realmente floja. No ya por la paja, que si, ni por la poca calidad literaria, que también, sobre todo lo que me indigna es la mala calidad científica de toda la obra, con la excepción de la astronomía.

No voy a pormenorizar para no llenar de spoilers el comentario, por si a alguien aún le quedan ganas de leerla, pero por poner un ejemplo crucial: el virus Helix y todo lo que tiene que ver con el es una inmensa burrada.

Que a gusto me he quedado. :-)


De: Juan Carlos
2012-10-03 23:40:39

Acabo de finalizar el primer libro (Primavera) y la verdad estuvo bastante bastante bueno.

Pero la verdad, no sé cuando tendré tiempo (y ganas) de leer los otros dos.

Están archivados hasta segunda orden

Saludos.


De: Rafael Linde
2013-09-15 16:39

En pocas palabbras, es una trilogía que me ha encantado,recomiendo su lectura


Escribe un comentario

Todos los comentarios deben ser aprobados por un moderador antes de ser publicados. Si quieres puedes usar markdown. Todos los campos son opcionales excepto el cuerpo del comentario, claro:

Nombre:
E-mail: (privado, para que aparezca tu gravatar)
Sitio web:

« Enviado el número de julio de 2012 El Sistema Solar - Saturno (IV) »