El Tamiz

Ignora lo accesorio, atesora lo esencial

[Electricidad I] Ley de Coulomb

En el primer artículo del bloque introductorio sobre electricidad hablamos acerca del concepto de carga eléctrica y sus unidades. Hoy continuaremos profundizando en este asunto; como siempre en este nivel básico, tratando de centrarnos en los conceptos y no en las fórmulas. Hablaremos en primer lugar de la Ley de Coulomb, y luego de sus consecuencias perceptibles en nuestra vida cotidiana, especialmente los dos tipos fundamentales de electrización.

Como recordarás, terminamos aquel artículo preguntándonos cuánto es un culombio. Dimos una definición oficial, derivada de otras, que no era demasiado informativa, y después otra más fundamental, basada en un número concreto y arbitrario de protones o electrones. Sin embargo, para comprender de verdad si un culombio es mucha carga o poca, hace falta compararlo con algo que podamos percibir: con lo que define la carga de verdad, es decir, la fuerza electromagnética.

Esta fuerza puede percibirse en la Naturaleza de dos formas determinadas: como fuerza eléctrica y como fuerza magnética, aunque ambas tengan el mismo origen último. Ahora mismo no nos interesa la fuerza magnética, de la que hablaremos en un bloque diferente: nos centraremos en la versión eléctrica de la interacción electromagnética, descrita en su forma más simple y asequible por el genial Charles-Augustin de Coulomb en su famosa Ley.

La Ley de Coulomb

En el siguiente bloque atacaremos la Ley de Coulomb numéricamente, pero por ahora lo que más me interesa es dejar claro su concepto. Esta ley es una de las dos conexiones (en términos de 1785, por supuesto) entre la carga y su fuerza correspondiente: en este caso, entre la carga eléctrica y la fuerza electromagnética. Expresada con mis palabras, de forma algo más extensa a como lo hizo el buen Coulomb,

Las cargas del mismo signo se repelen; las cargas de signo contrario se atraen. La fuerza con la que lo hacen es tanto mayor cuanto mayores son las cargas, y tanto menor cuanto más lejos están una de la otra, y depende además del medio que separa ambas cargas.

Como cualquier otra ley física, no tiene demostración: se trata de algo que hemos observado que es así, y punto. Si en algún momento se verifica, mediante experimentos, que esta ley no siempre se cumple, o que hay algo más fundamental por debajo de ella y que es simplemente una consecuencia de otra cosa, la descartaríamos, o la dejaríamos como un caso particular de una Ley más amplia. Hasta ahora, todos los experimentos realizados con cargas han cumplido la Ley de Coulomb, con lo que la mantenemos.

Si analizamos la Ley con un poco de calma, no debería resultar demasiado sorprendente. Dos protones se repelen entre sí; dos núcleos de oxígeno, cada uno con ocho protones, se repelen mucho más intensamente. Y, si los alejamos mucho uno del otro, se repelen con menos intensidad. Si ponemos esas cargas en el aire, la fuerza que sufren no es la misma que si están en el agua o dentro de un metal. Cuánto vale esa fuerza exactamente es algo que discutiremos en el siguiente bloque; por ahora, lo importante es que te quedes con la copla de quiénes se repelen y quiénes se atraen, y que la fuerza aumenta con la cantidad de carga y disminuye con la distancia. La influencia de la sustancia que haya entre las cargas tampoco será algo que tratemos en detalle por ahora, porque no es lo importante.

Con esta Ley, podemos responder a la cuestión de ¿cuánto es un culombio? “hacia atrás”. Es decir: Si tuvieras algo con una carga de 1 C en una mano, y un objeto idéntico, con una carga de 1 C, en la otra mano, y tuvieras los brazos extendidos ante ti y separados un metro, ¿qué fuerza notarías?</strong> ¿serías capaz de resistir la repulsión y mantener los objetos quietos, o no? ¿podrías ser capaz de vencer esa fuerza y forzar a los objetos a acercarse el uno al otro?

Por ahora, tendrás que creerme en el cálculo, porque no será hasta el siguiente bloque que haremos números con la Ley de Coulomb. Y el resultado tal vez resulte difícil de creer: cada uno de los objetos repelería al contrario con una fuerza de 9 000 000 000 newtons. Dado que tampoco hemos dedicado ningún bloque a la dinámica hasta ahora, permite que “traduzca” esto a términos que nuestra cabeza comprende bien. Para levantar 1 kg en la Tierra hacen falta más o menos 10 newtons. Para levantar un coche de 1 000 kg, por tanto, hacen falta 10 000 newtons. Dicho de otro modo, cada mano que sujeta la carga de un culombio, para mantenerla ahí, quieta, tendría que hacer la misma fuerza que se necesitaría para levantar 900 000 coches. ¡Toma castaña!

Vamos, que la respuesta a “¿cuánto es un culombio”? es: “una verdadera barbaridad”. No sólo no serías capaz de mantener esos dos objetos quietos, si no los soltases a tiempo te arrancarían los brazos de cuajo. La razón, de la que hablaremos más en detalle en el Bloque II, es que la fuerza electromagnética es de una intensidad terrorífica.

De hecho, si has entendido la verdadera magnitud de un culombio, puedes utilizar las células grises para sacar conclusiones sobre las situaciones en las que te das cuenta de que has notado cargas eléctricas: por intenso que te pareciese entonces el fenómeno eléctrico que fuera, tiene que haberse tratado de desequilibrios de carga absolutamente minúsculos.

Por cierto, ¿por qué digo “te das cuenta de que has notado” y no simplemente “has notado”? ¡Porque estás notando la fuerza de Coulomb constantemente! Otra cosa es que no te parezca que haya electricidad por ningún lado cuando coges una piedra o caminas por el suelo, pero un ejemplo relativamente sencillo debería hacerte ver lo contrario:

Los dedos de mi mano están compuestos de átomos. Lo mismo sucede con las teclas con las que estoy escribiendo este texto. Cuando mi dedo está lejos de la tecla (“lejos” = “a una distancia mucho mayor que el tamaño del átomo”), la posición exacta de los electrones y protones en los átomos es irrelevante: mis átomos ven a los de la tecla “negros”, es decir, con cargas superpuestas, y los de la tecla ven a los de mi mano exactamente igual. ¿Qué noto entonces? Absolutamente nada.

Pero, si acerco mi dedo a la tecla hasta que la distancia sea suficientemente pequeña como para notar las posiciones relativas de cada partícula que compone los átomos (traducción a nuestro lenguaje cotidiano: si “toco la tecla”), mis átomos y los de la mesa se ven como son: un núcleo verde rodeado de una nube roja de electrones. Y, de acuerdo con la Ley de Coulomb, cuanto más cerca están las cargas, con más intensidad se atraen o repelen. Pensemos con un poco de cuidado sobre lo que sucede entonces.

Mis núcleos verdes se repelen con los núcleos verdes de la mesa, y se atraen con los electrones rojos de la mesa; y mis electrones se repelen con los electrones rojos de la mesa, y se atraen con los núcleos verdes de la mesa. Dado que las cargas totales rojas y verdes son las mismas, ¿quién gana? Gana, y con diferencia, la repulsión entre mis electrones rojos y los electrones rojos de la mesa, dado que son los que están más cerca unos de otros.

Es más: si me empeño en seguir acercando mi dedo a la tecla, la repulsión será mayor y mayor. Tanto que, estrictamente hablando, nunca puedo llegar a tocar “realmente”, por ejemplo, una mesa, porque la fuerza de repulsión se hace muchísimo mayor que la que puedo ejercer yo con mis patéticos deditos. Desde luego, todos nos entendemos, pero en este sentido físico, “tocar” significa “acercar una cosa a otra lo suficiente como para notar la fuerza de repulsión entre las nubes electrónicas de ambas cosas”.

De hecho, cuando me empeño en acercarme a la tecla, llega un momento en el que la fuerza con la que nos repelemos es mayor que la fuerza elástica del muelle que la mantiene en su sitio, y entonces, empujo la tecla. Sólo que es un empujón indirecto, como el de un imán que se acerca a otro hasta empujarlo sin realmente tocarlo. La cuestión es que la distancia entre una y otra es tan pequeña que me es imposible verla; y “noto que la toco”, sólo que lo que estoy notando realmente con los nervios de mi piel es esa fuerza de repulsión.

Lo mismo sucede cuando estoy de pie sobre el suelo: realmente, no estoy tocando el suelo “de verdad”, estoy levitando sobre él, pero a una distancia comparable al tamaño de un átomo, claro, o la fuerza de repulsión no vencería a las otras entre protones y electrones de uno y otro lado. De modo que la fuerza de Coulomb es lo suficientemente intensa como para sostenerme sobre el suelo (y mucho más); y, si no existiera, dada la cantidad de espacio vacío entre átomos y dentro de cada átomo, atravesaría el suelo y seguiría cayendo hacia el centro de la Tierra, porque nada me sujetaría. Pero yo no soy lo único que la fuerza de Coulomb sostiene: la propia Tierra no se colapsa sobre sí misma por su propia atracción gravitatoria porque los átomos de las capas más profundas se repelen, a través de las nubes electrónicas rojas de unos y otros, a las capas superiores del planeta.

Colapso gravitatorio y enanas blancas

La fuerza eléctrica, como hemos visto, es de una intensidad tremenda, y basta para “sostener” la Tierra, de modo que su propia gravedad no la haga colapsarse sobre sí misma. Dicho de cierto modo, la fuerza de repulsión entre nubes electrónicas “sostiene el peso de la Tierra”. Pero ¿y si la Tierra fuera mucho más masiva? ¿Llegaría un momento en el que la fuerza de Coulomb no pudiera sostener tal presión gravitatoria?

La respuesta es que sí: aunque intensa, la fuerza eléctrica tiene un límite, y si se acumula suficiente masa sin que nada más sostenga su propio peso, se produce un colapso cataclísmico. Pero, para que eso suceda, hace falta una cantidad de masa mucho mayor que la de la Tierra: la masa de una estrella.

Lo que sucede cuando una estrella no es capaz de sostener su propia masa mediante la Ley de Coulomb y la presión de la radiación producida por la fusión en su interior es algo de lo que hemos hablado en La vida privada de las estrellas y, en particular, en Las enanas blancas.

Aunque por ahora no entraremos más en esto, las fuerzas de atracción entre cargas positivas y negativas desempeñan otros papeles fundamentales, y sin ellas no habría química ni estarías leyendo este artículo. Pero mi objetivo era simplemente hacerte ver que sí, efectivamente, sí que notas la fuerza de Coulomb y el hecho de que las cosas tienen carga todo el tiempo. Es imposible escapar de ella, ya que estamos compuestos de enormes cantidades de carga de ambos tipos (dentro de un momento veremos cuánta).

Pero, a veces, notamos las cargas eléctricas y la Ley de Coulomb de un modo que no podemos ignorar. Uno de los fenómenos en los que las cargas se muestran sin tapujos, y se pone de manifiesto la inmensidad de un culombio, es la electrización.

Electrización

“Electrización” es un nombre, en mi opinión, desafortunado, como tantos otros en este Bloque. Electrizar un cuerpo significa conseguir de algún modo desequilibrar las cargas de un cuerpo (quitando cargas de un tipo o añadiendo cargas del contrario). El nombre, como digo, no me parece muy bueno, porque suena como si antes no hubiera “electricidad” en el cuerpo y se la estuviéramos dando, pero no es así – lo único que hacemos es crear un minúsculo desequilibrio entre las cargas de ambos tipos en el cuerpo.

Es así como casi todos entramos en contacto con la electricidad de un modo obvio. Los fenómenos resultantes de la electrización de los cuerpos reciben el nombre colectivo de “electricidad estática”, un nombre que tampoco me gusta lo más mínimo. Seguro que sabes de lo que estoy hablando: frotas un peine de plástico contra tu pelo y, si lo acercas a un trocito de papel, notas la fuerza de Coulomb.

La manera en la que solemos conseguir esto es mediante la triboelectricidad, o electricidad por frotamiento. ¡Otro nombre malísimo! Dicho mal y pronto, cuando se ponen en contacto dos objetos, mediante adhesión, golpes o frotamiento, en determinadas circunstancias, uno de ellos puede “robar” electrones al otro, de modo que uno se queda con un exceso de electrones y el otro con un defecto de electrones, es decir, ambos quedan cargados (en el sentido de que tienen un desequilibrio entre los dos tipos de cargas). De ahí que el nombre no sea bueno: se puede lograr esta electrización por contacto frotando los cuerpos, pero hay otros medios. Si alguna vez has botado un balón de baloncesto y luego has sentido un chispazo al tocar otra cosa, sabes a lo que me refiero.

El caso más típico es el cepillarse el pelo con un cepillo o peine de plástico: a veces, el cepillo se lleva algunos electrones del pelo, con lo que el cepillo o el peine queda cargado negativamente y el pelo positivamente, y ambos se atraen (quién roba electrones a quién depende, en último término, de la naturaleza de los dos materiales a escala atómica y de sus “hambres de electrones” relativas). Estoy convencido de que has notado esto. Dicho en términos de nuestras cargas de colores, el cepillo se ha llevado un poco de carga roja del pelo:

Triboelectricidad

Tanto el pelo como el cepillo quedan cargados, y se atraen. Esto es precisamente lo primero que te pedí que hicieras en el Experimento 1 del artículo anterior (si no lo hiciste, no pasa nada, puedes seguir entendiendo esto sin problemas aunque no lo hayas visto tú mismo): que frotases un cepillo o peine de plástico contra tu pelo. Ahora entiendes la primera de las dos cosas importantes que sucedieron durante el experimento – el cepillo “robó” algunos electrones a tu pelo.

Pero para entender qué es lo que sucedió después (que, al acercar el peine al agua, el chorro de agua se curva y se acerca al peine de plástico) hace falta comprender el segundo método fundamental de electrizar una sustancia. Es posible desequilibrar las cargas de un cuerpo sin tocarlo; es decir, es posible inducir, indirectamente, un desequilibrio de cargas en un cuerpo, utilizando la maravillosa Ley de Coulomb. El resultado no es que el cuerpo tenga más cargas positivas que negativas ni viceversa, de forma total, sino que la distribución de cargas sea diferente a la de antes, de modo que una parte del cuerpo quede cargada negativamente y la contraria positivamente. Esta electrización sin contacto, indirecta, se denomina inducción electrostática, y es lo que hiciste tú al acercar el cepillo de plástico al agua del grifo.

Es evidente que lo que pasa al acercar el peine al agua no es trata de un fenómeno triboeléctrico, porque el peine nunca toca el agua, de modo que no ha podido “robarle electrones”. Si la materia realmente no tuviera carga alguna, lo que viste al hacer el experimento nunca podría suceder. La clave de la cuestión es que tanto el cepillo como el agua son una superposición de verde y rojo; en el caso del agua, una superposición completa (el agua es “negra”), en el caso del cepillo, con un poco más de rojo que de verde, porque robó electrones a tu pelo, con lo que tiene un ligero exceso de electrones, de carga roja. ¿Qué pasa al acercar el cepillo al agua? Que la Ley de Coulomb hace su aparición una vez más, y se produce la inducción electrostática.

La situación, en gráficos de rojo y verde, es básicamente la siguiente (los dibujos, por si no lo habéis notado, son míos, no de Geli, así que la calidad es… bueno, la que es):

Inducción electrostática 1

Pero recuerda: el agua en el dibujo no es negra porque no tenga ninguna carga; es negra porque es la superposición de rojo y verde. Y esos rojo y verde sufren sendas fuerzas al acercar el cepillo… la carga roja es repelida, la carga verde atraída… y entonces se rompe la superposición completa, porque las cargas se mueven dentro del agua: no mucho, como veremos más adelante, simplemente un poquito:

Inducción electrostática 2

El agua se ha electrizado, es decir, se hace ahora evidente que existen cargas en ella, aunque su carga total siga estando completamente equilibrada. Esta electrificación no es por contacto como antes, sino por un simple acercamiento: el agua se ha electrizado por inducción. Esta inducción, por cierto, no es la misma que la inducción de las ollas de inducción, a eso llegaremos más adelante en la serie. ¡Pero la cosa no acaba aquí!

Ahora entra en juego, otra vez, la influencia de la distancia en la Ley de Coulomb: sí, el rojo del cepillo repele al rojo del agua y atrae al verde del agua… pero el verde está más cerca. Como consecuencia, la atracción es más fuerte que la repulsión, y el agua se acerca al cepillo. Incluso la carga negativa se acerca, porque las fuerzas internas del agua son más intensas que las que ejerce el cepillo, con lo que la carga verde que se acerca “tira” del resto del agua, y todo el líquido se curva hacia el cepillo:

Inducción electrostática 3

La verdad es que verlo con tus propios ojos es mucho más revelador que leer mi descripción o ver los tristes diagramas, pero bueno.

Según el agua sigue fluyendo hacia abajo y se aleja del cepillo, claro, las fuerzas de atracción y repulsión van desapareciendo hasta que no se notan, con lo que el líquido vuelve a caer verticalmente como si el cepillo no estuviera ahí, mientras que el agua “nueva” que cae del grifo, al acercarse al cepillo cargado, sufre el mismo fenómeno. Pero, si has realizado este experimento y anteriormente entendiste la magnitud real de un culombio, creo que la conclusión debería ser clara: las cargas “desnudas” (sin ser solapadas por una carga igual de signo contrario) que percibimos en la vida cotidiana son minúsculas comparadas con un culombio. Si no fuera así, esa leve y sutil fuerza que sufre el agua te bañaría en una ducha infernal, mientras que el cepillo se rompería en pedazos por las fuerzas cataclísmicas que sufriría.

Dicho de otro modo: cuando frotas el cepillo contra tu pelo, el desequilibrio entre cargas es una nimiedad comparado con la carga total, positiva y negativa, que hay en tu cuerpo. Fíjate que ya hemos dicho –y creo que deberías estar convencido– que un culombio “desnudo” originaría una fuerza de Coulomb catastrófica, con lo que cualquier desequilibrio de carga que hayas visto seguramente ha sido mucho más pequeño. Pero, igual que un culombio es mucho mayor que las cargas “desnudas” que has visto, la carga total de cada tipo en tu cuerpo es muchísimo mayor que 1 C. Para que te hagas una idea, hay unos cuantos miles de millones de culombios (!) de carga negativa, y aproximadamente los mismos de positiva, en tu cuerpo. ¡Tela marinera!

¿Cuánta carga de cada tipo hay en tu cuerpo?

Uno de los mayores placeres de la Física es la realización de aproximaciones para hacerse una idea del orden de magnitud de las cosas. Es típico el chiste del profesor de Física, en la Universidad, que empieza un problema numérico en el que hay un perro diciendo, “Supongamos que el perro es una esfera…”. De modo que ataquemos este problema realizando aproximaciones abyectas. Si no sabes Química, tal vez tengas que creerme en un par de pasos, pero bueno.

Supongamos que tú, paciente lector, eres una esf… ¡no, no, eso era el perro! Supongamos que tú, querido lector, estás completamente hecho de agua. Sí, ya lo sé, mentira cochina, pero suficientemente aproximado a la realidad para que nos dé una idea del orden de magnitud de la carga de tu cuerpo sin complicarnos las cosas. Y supongamos también que tienes una masa de unos 70 kg – una vez más, si no es así la diferencia no es relevante para un cálculo grosso modo.

  • La masa de un mol de agua es de 18 gramos, de modo que en tu cuerpo hay unos 3 889 moles de agua.
  • Cada mol de agua contiene 6,023·1023 moléculas, de modo que en tu cuerpo hay 2,34·1027 moléculas de H2O.
  • Cada molécula de agua contiene dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno, con un protón y ocho protones respectivamente (y el mismo número de electrones), es decir, un total de diez protones y diez electrones por molécula. Además, cada átomo de oxígeno tiene otros ocho neutrones, es decir, ocho neutrones por molécula
  • Cada electrón tiene la carga, evidentemente, de un electrón, es decir, que la molécula con diez electrones contiene en ellos 10e de carga negativa.
  • Cada protón, como vimos en el artículo anterior, tiene cargas positivas y negativas, 4/3 de carga positiva (los dos quarks up) y 1/3 de negativa (el quark down), comparadas ambas con las del electrón. Con lo que los diez protones suponen el equivalente a 13,3e de carga positiva y 3,3e de carga negativa.
  • Cada neutrón, como vimos también entonces, tiene dos quarks down (2/3 de la carga del electrón) y un quark up (2/3 de la carga del electrón, pero positiva), es decir, que los ocho por molécula suponen 5,3e de carga positiva y otros 5,3e de carga negativa.
  • Sumando los tres puntos anteriores, cada molécula tiene 18,67e de carga positiva y 18,67e de carga negativa (con lo que es, claro, neutra).
  • Esos 18,67e por molécula, multiplicados por el número de moléculas en tu cuerpo, resultan en la carga total de cada tipo en electrones: el equivalente de 4,37·1028 electrones (la misma cantidad de carga positiva y negativa).
  • Si dividimos el número de electrones que hay en ti entre el número de electrones en un culombio que mencionamos antes, obtenemos el número mágico: 7·109 culombios, que es la carga roja que hay en tu cuerpo (y la misma carga verde, por supuesto). Apabullante, ¿no?

Es decir, que cargas de 1 C puestas a un metro de distancia originarían fuerzas irresistibles… y tu cuerpo contiene unos cuantos miles de millones de culombios de cada tipo. Por lo tanto, cuando arrancas electrones a tu pelo con un cepillo, por muy obvio que sea el efecto, la cantidad de carga que se lleva el cepillo es un tanto por ciento absolutamente ridículo comparado con la cantidad total. Incluso si pudieras arrancar un culombio de electrones de tu cuerpo con el cepillo (una auténtica barbaridad), estaríamos hablando de un 0,000 000 01% de la carga roja total de tu cuerpo. Y en la realidad no alcanzas ese número ni de lejos (lo calcularemos en un desafío más adelante).

De modo que podríamos decir que un culombio es, según con qué lo comparemos, muchísima o poquísima carga: es una ridiculez comparada con la carga positiva o negativa de cualquier cuerpo macroscópico… y, al mismo tiempo, es muchísimo más grande que cualquier carga “desnuda” (sin estar compensada por otra del tipo contrario) que probablemente hayas visto nunca.

En el caso del agua y el peine, la electrización del agua no ha sido completa, porque como hemos dicho antes, no es que haya un desequilibrio total de cargas, sino un desequilibrio local: en vez de estar solapadas uniformemente, una parte del chorro de agua tiene más carga positiva que negativa y al revés. Pero conseguir el desequilibrio global de las cargas no suele ser difícil: suele bastar con poner simplemente en contacto el cuerpo cargado con el que aún no lo está, de modo que las cargas se redistribuyan entre ellos.

La razón de esto es, ¡sorpresa! la Ley de Coulomb una vez más. Cuando frotaste el cepillo contra tu pelo, arrancó algunos electrones; esos electrones se repelen unos a otros debido a la fuerza de Coulomb, y también son atraídos por los protones del cepillo. Pero, como hay más electrones que protones, cada electrón sufre más repulsión que atracción: gana la repulsión, y si el electrón pudiera, escaparía de allí empujado por esa fuerza de Coulomb.

Si los electrones no lo hacen es porque, como veremos más adelante en este mismo Bloque, no pueden moverse fácilmente por el cepillo por la estructura microscópica del plástico. De hecho, si has hecho el experimento en vez de leer lo que te cuento sobre él, tal vez hayas notado algo: los electrones arrancados a tu pelo ni siquiera se han distribuido por el cepillo, y el dibujo que yo he hecho (en el que hay una capa roja de electrones que cubre el cepillo entero) no es riguroso: el peine sólo atrae al agua por la parte que tocó tu pelo, y las partes del cepillo que no tocaron tu pelo siguen igual que estaban antes, con equilibrio de cargas. El desequilibrio está bastante localizado en la parte que frotó tu pelo porque los electrones no se pueden mover libremente por el cepillo.

Pero, si la parte del cepillo con un exceso de electrones toca otro objeto, algunos de esos electrones serán empujados por la repulsión de Coulomb hasta el otro objeto ya que, como hemos dicho, sufren más repulsión que atracción. Pero claro, según vaya habiendo más electrones “de sobra” en el segundo objeto, éstos también serán repelidos desde el segundo objeto hasta el primero, hasta que llegue un momento en el que se alcance el equilibrio. Si, por ejemplo, el peine tiene 0,000 006 culombios de más en forma de electrones, y se toca con otro objeto, idealmente la mitad de ellos serán empujados al segundo objeto hasta que cada uno tenga un exceso de 0,000 003 culombios de electrones. Ambos objetos acaban electrizados, aunque cada uno de ellos con menos desequilibrio de cargas que el del primer objeto, claro.

Experimento 2 - Péndulo Jedi

Material necesario: Un cepillo o peine de plástico, un hilo, un aislante pequeño y ligero (cheerio, trocito de espuma o poliestireno, etc.), pelo.

Instrucciones: Este experimento es similar al de curvar el agua, pero va un paso más allá: en el caso del agua no podíamos acabar de electrizarla porque está fluyendo todo el tiempo, de modo que nos hace falta algo que no se nos escape durante el experimento. Utilizaremos un objeto lo más pequeño y ligero posible, que sea aislante: yo lo he hecho con la funda de espuma de unos auriculares, pero puede hacerse con un trocito de corcho blanco de embalar (poliestireno), con un cheerio (esos cereales redondos y pequeñitos), etc.

En primer lugar, ata un extremo del hilo al cheerio o similar, y el otro a cualquier sitio del que pueda colgar, con lo que tienes una especie de péndulo muy ligero.

En segundo lugar, utiliza la triboelectricidad para conseguir que el peine quede cargado negativamente, como en el experimento anterior (frotándolo contra tu pelo o contra alguna fibra sintética, cuanto más vigorosamente, mejor).

En tercer lugar, acerca el peine o cepillo al péndulo sin tocarlo: igual que en el caso del agua, las cargas del péndulo dejan de estar completamente solapadas, de modo que la carga positiva es atraída por el peine, con lo que el péndulo se acerca al peine.

Aquí llegamos donde no podíamos llegar con el agua: deja que el péndulo toque el peine unas cuantas veces. Los electrones se redistribuirán por ambos objetos, de modo que ambos tengan un ligero desequilibrio de cargas negativas. Pero ahora, al estar ambos cargados negativamente, en vez de atraerse, ¡se repelen! Puedes hacer que el péndulo “levite” acercándole el peine. Es ahora un Péndulo JediTM. Esperemos que George Lucas no utilice estos efectos especiales.

Ideas clave

La información esencial para afrontar el resto de artículos del Bloque es la siguiente:

  • Las cargas eléctricas se repelen (si son del mismo tipo) o se atraen (si son de tipos contrarios) con una fuerza, la fuerza de Coulomb, que es tanto mayor cuanto mayores son las cargas y cuanto más cerca están.

  • Cuando dos objetos se golpean, frotan o rozan, pueden quedar electrizados por el fenómeno llamado triboelectricidad; uno termina con más electrones de la cuenta, y el otro con menos.

  • Cuando un objeto cargado se acerca a otro que no lo está, el neutro puede sufrir un desdoblamiento de cargas mediante la inducción electrostática.

  • El desequilibrio de carga involucrado en cualquier fenómeno electrostático de la vida cotidiana es siempre minúscula, especialmente comparada con la carga total de cada tipo del objeto.

Hasta la próxima…

Además de recomendarte que realices el experimento del Péndulo Jedi, aunque sea –como todos los cuadros de color– opcional para seguir la serie, hoy introduciremos el tercer tipo de cuadro, además de los experimentos y ampliaciones, que emplearemos a lo largo del Bloque: los cuadros verdes de desafío.

La idea, en general, será la siguiente: te plantearé un problema, ya sea numérico o lógico, que puede ser resuelto con lo que has aprendido hasta el momento; la respuesta se dará en el siguiente artículo. Como cada entrada del Bloque se publica un par de semanas después de la anterior, debería darte tiempo de sobra para pensar sobre el asunto y llegar a una respuesta. El objetivo es que te demuestres a ti mismo lo que sabes, no que nos lo demuestres a los demás, de modo que te pido que no des la respuesta en comentarios. Y, como hacen falta dos semanas para que veas la respuesta, no te rindas fácilmente.

En Ciencia, cualquier teoría debe ser falsable, es decir, debe haber algún tipo de experimento que, si se verificase, demostraría que la teoría es falsa y que hace falta buscar otra nueva. Dicho en otros términos, si de una afirmación se sigue necesariamente una conclusión, pero observamos que la conclusión es falsa, entonces la afirmación inicial debe necesariamente ser falsa. Esto no sólo es aplicable a las teorías científicas, sino a muchas otras cosas… como el desafío de hoy, que es un entrenamiento más de este modo de razonar que del conocimiento que has adquirido.

De modo que, tanto en éste como en posteriores desafíos, analiza las consecuencias que se derivan de la afirmación que estás cuestionando como verdadera o falsa; si una sola de esas consecuencias es imposible, la afirmación es falsa. Este modo de pensar y de demostrar la falsedad de algo es muy común en Ciencia, y volveremos a él a menudo a lo largo de éste y otros Bloques.

Desafío 1 - Pilas y electrones

Es relativamente común encontrarse con la siguiente idea acerca del funcionamiento de una pila:

La pila contiene multitud de electrones, y según funciona, va perdiendo electrones, que salen por el cable y proporcionan la energía a las cosas que funcionan con la pila. Los electrones de la pila, por tanto, se van gastando, hasta que llega un momento en el que no queda ninguno: la pila se ha agotado.

Esta idea sobre el funcionamiento de una pila es absurda. Y, utilizando lo que has aprendido hasta ahora, eres capaz de demostrar por qué. De modo que el desafío de hoy es el siguiente: Demuestra lógicamente que esa explicación es absurda.

Aviso: No respondas al desafío en comentarios. No es para que nos demuestres lo que sabes, sino para que te lo demuestres a ti mismo. Simplemente espera a que, en la próxima entrada, demos la respuesta, para saber si tenías razón o no.

En la próxima entrada del Bloque hablaremos de cómo la fuerza de Coulomb origina el movimiento de cargas: la corriente eléctrica.

Para saber más:

Electricidad

90 comentarios

De: Pedro
2009-10-20 17:16:57

Parece que hace falta que lo diga en más de un sitio, porque avisar en el propio artículo no ha funcionado... :)

El objetivo es que te demuestres a ti mismo lo que sabes, no que nos lo demuestres a los demás, de modo que te pido que no des la respuesta en comentarios.

No os lo toméis a mal si os borro comentarios por este asunto.


De: Alburton
2009-10-20 17:53:43

Bravo Pedro!
No solo consigues engancharme a tus articulos cuando no tengo ni idea del tema hablado (cuantica,relatividad y un largo etc)!
Tambien esta serie,de la que se podria esperar que lo supiera todo, me esta enseñando cosas buenisimas y esta entretenida!
Ole!
Te añadire a mi lista privada de gente que deberia tener una estatua si consigues hacernos entender que demonios es la entropia! ;)
Yo la conozco como S(dQ/T) siendo S la integral cerrada a un ciclo termodinamico internamente reversible! Ole por Clausius! Pero que me pidan a mi o a mis profesores de universidad que lo expliquen mas alla de su aplicacion y nos haremos los locos...)
Gracias!
PD: No hay prisa! X)


De: JaimeM2
2009-10-20 17:57:54

Pero entonces, si pudiésemos coger solo un tipo la carga de cualquier cosa y eliminar la que la solapa, la fuerza que habría ahí sería titánica. En una manzana, en un dado, en una mínima gota de agua ¿hay cargas rojas y verdes que generan miles de millones de newtons?


De: kemero
2009-10-20 19:26:23

JaimeM2

Si, pero cuanta energía tenes que invertir para tener una manzana hecha netamente de electrones o protones?

Pedro

Excelente articulo! lo de explicar las cargas con colores creo que ha sido un gran acierto. Es una lástima que no haya existido el Tamiz hace 6 años atrás (o al menos ésta serie)... me hubiesen ahorrado muchísimo tiempo de estudio series como ésta.

pd: 7º párrafo: "Con esta Ley, PODEMOS PODEMOS responder a la cuestión de..."


De: anset
2009-10-20 19:44:36

en tus ideas clave has escrito:
"Las cargas eléctricas se atraen (si son del mismo tipo) o se repelen (si son de tipos contrarios) con una fuerza, la fuerza de Coulomb, que es tanto mayor cuanto mayores son las cargas y cuanto más cerca están."
y pienso yo si no sera que las que se atraen son de distinto tipo y las que repelen las de igual tipo?
por otro lado me encantan tu articulos y esta serie en especial
un saludo


De: Naeros
2009-10-20 19:52:41

Genial, como siempre :D
Te ha quedado niquelado ;)


De: Pedro
2009-10-20 19:56:39

Errores corregidos, thank you! Y éste lleva listo bastante tiempo... si lo habré leído veces :(


De: Fernando
2009-10-20 20:36:57

@Pedro: Lo siento, no había leido el artículo, he visto el desafío y no he podido resistir la tentación de dar una solución sin haberme enterado del propósito didáctico del mismo...

Saludos


De: Pedro
2009-10-20 20:39:46

Fernando, no problem :)


De:
2009-10-20 20:53:06

Me ha resultado muy fácil leerlo y me he quedado con todo, creo.

Un saludo


De: Alfonso
2009-10-20 22:36:24

Hay algo que no me queda claro:

¿por que el peine roba electrones al pelo y no es el pelo el que roba electrones al peine?

Parece que en la triboelectricidad hay una secuencia que dice quien se carga positivamente y quien negatigamente pero debe de haber un fundamento físico.

JaimeM2: Yo entiendo que sí. Pero en principio al estar compensadas las cargas no generan trabajo. Cuando vamos quitando las cargas (electrones, porque a ver como quitamos los protones) le estamos dando una energía. Al soltar ese objeto cargado se generan fuerzas que producen desplazamientos que consumen la energía que le hemos dado.

Gracias y seguid así.


De: Brigo
2009-10-20 22:45:58

Donde pones: (quitando cargas de un tipo o añadiendo cargas de un tipo)

Yo substituiría el segundo "de un tipo" por "de el mismo tipo" o "de otro tipo", lo que toque, para que quede más claro.

Gran artículo. Eres un "profe" nato. :-)


De: Curioso
2009-10-20 22:51:00

Alfonso, pues no sé. Pero yo hice el experimento con un peine de plástico (contra fibra, mi pantalón) primero y no me funcionó. Lo repetí con un peine de asta (creo que le llaman así), tras peinarme y funcionó al revés. Repelía el chorrito de agua ¡y bastante!

saludos


De: Pedro
2009-10-21 06:32:49

Alfonso,

por que el peine roba electrones al pelo y no es el pelo el que roba electrones al peine?

Porque el plástico tiene más hambre de electrones que el peine. Hay listas de materiales ordenados de este modo, por ejemplo, aquí: http://en.wikipedia.org/wiki/Triboelectricity

Brigo, ahora mismo lo cambio, gracias :)

Curioso, no entiendo por qué pasa lo que dices, qué curioso (valga la redundancia)... independientemente de la carga del peine, por inducción debería haber atraído al agua neutra. Tiene que haber algo más en lo que no estamos pensando --como que el agua estuviera cargada positivamente--. En el siguiente artículo habrá un experimento que te pediré que hagas con el peine de asta :)


De: JaimeM2
2009-10-21 07:46:06

4 y #11, ¡gracias!.

De: Toms
2009-10-21 08:14:14

Como siempre Pedro ¡GENIAL!

ESSSSSSTUPENDO

Lo leeré más despacio para empaparme de todo e intentar realizar el desafío

¿como puedo poner caras en los comentarios?


De: macluskey
2009-10-21 09:07:34

Muy buen artículo, Pedro. Hubiera necesitado a alguien como tú dándome clases hace cuarenta años... Ah!, claro, que entonces los profes de física ni siquiera sabían qué era en realidad un protón (porque lo que me contaron no se parece en nada a lo que ahora sé...).

¡Grande!

PD: En aras a dejar el artículo limpio de polvo y paja:

"Tanto como el pelo como el cepillo quedan cargados..." Sobra un "como".

"(sin ser solapadas por una carga igual de signo contrario) que percibimos en la vida cotidiana son minúsculas comparadas con un culombio." Falta el paréntesis de cierre.

"Si los electrones no lo hacen es porque, como veremos más adelante en el Bloque, " Creo que sería mejor decir "en este mismo Bloque", por ejemplo, para que quede más claro.

Saludos. Mac, el pesado.


De: Toms
2009-10-21 09:27:10

Pedro, leyendo el artículo otra vez me he dado cuenta de una pequeña errata linguística.

Debajo del dibujo de los dos círculos negros dices: "Tanto como el pelo como el cepillo quedan cargados...", creo que sobra el primer "como",

habrá que "comérselo". Aquí tendría que venir una cara, pero como no me salen........... pues eso

Un saludo.


De: JaimeM2
2009-10-21 12:17:09

Toms, sobre la errata, goto 17.

Y sobre los emoticonos, parece que no hay... :-( .
Un momento... :roll: .
¡Quizá sí los haya :lol:!.

Al menos los más típicos, parece que sí salen. Prueba este :P con dos puntos y la p.


De: Toms
2009-10-21 12:32:19

JaimeM2, llevas razón sobre la errata, lo que pasa que me he dado cuenta cuando ya la había editado, disculpas.

Gracias por la información no sé como verlos.

Cuando haces un comentario en el foro te aparece los iconos del tipo de letra y demás y también aparecen los emoticonos, pero aquí no aparece nada ¿sabéis por qué?

Probaré con la combinación de letras que me has dicho :P

Bueno parece que sí, pero, claro, si tengo que saber todas las combinaciones de letras es un poco "rollo", pero si no hay otro remedio las cogeré del foro.


De: Sergio
2009-10-21 12:55:23

Grande, grande, como siempre.

Se me plantea una pregunta: ¿por qué se sabe que la fuerza de la gravedad no tiene nada que ver con la fuerza electromagnética si su comportamiento es tan similar?
¿Se podría obviar la fuerza de la gravedad y buscar las respuestas en el electromagnetismo?


De: Angel
2009-10-21 13:35:09

Sergio, no es que se sepa que no tienen nada que ver, simplemente se asume. De hecho Einstein se paso la mitad de su vida intentando unificar electromagnetismo y gravedad, aunque no llego a nada. Y la "cruzada" más importante de la física teórica actual es unificar la gravedad con la mecánica cuántica (el electromagnetismo esta perfectamente explicado dentro de la cuántica mediante la electrodinámica cuántica).

En definitiva, queda mucho por conocer sobre las fuerzas fundamentales, pero para las situaciones habituales, la teoría de Culomb, Faraday, Ampere, Maxwell y compañía es más que suficiente, y bastantes intringulis tiene ya como para meterse en complicaciones ;-)


De: CuriOso
2009-10-21 14:39:24

Pedro, pues ya me haces dudar. Mira que si ha sido un efecto óptico :/. Pues acabo de repetirlo y ha salido una vez. Luego nada (chorrito recto), y he estado apunto de quedarme calvo... no sé ¿estaré alucinando :P ?

En fin, sea como sea, estoy listo para el próximo experimento.


De: Pedro
2009-10-21 16:28:41

Curioso, estoy atontado, el experimento que te iba a pedir era éste, el del Péndulo Jedi. ¿Puedes hacerlo y comprobar que, antes de tocar el péndulo con él (porque entonces nos pasa a todos), tu peine de asta lo repele también?


De: lujuz 07
2009-10-21 19:17:20

Pedro. aclarame algo, si en el juego del pendulo que es creado por estas fuerzas elctromagnetica hay desdoblamiento de carga?


De: CuriOso
2009-10-21 19:32:02

Ya está hecho. Conclusión: no sirvo para hacer experimentos T_T jajajaja.

Peine de plástico frotado contra lana -> atrae.

Peine de asta -> NADA de NADA
se movía más por el airecillo que por otra cosa.

Lo que no falla es el boli bic. Ese atrae que no veas. Lo siento, podemos titularlo "tribulaciones de un experimentador novato"


De: Pedro
2009-10-21 20:21:49

lujuz, se menciona en la propia descripción del experimento: las cargas dejan de estar solapadas, se desdoblan muy ligeramente.


De: Rober
2009-10-21 23:12:52

@CuriOso: mejor llamarle "tribulaciones triboeléctricas" :P


De: CuriOso
2009-10-21 23:34:24

XD


De: Toms
2009-10-22 10:25:09

¡Hola Pedro!

Dices que no "tocamos" sino que nos acercamos lo suficiente para notar la fuerza de repulsión entre las nubes electrónicas.

Interpreto que los átomos nunca llegan a tocarse; cuando levanto o empujo algo lo que realmente hace el movimiento es la fuerza eléctrica.

Si cojo un folio por un extremo y lo levanto, los electrones de mis dedos y los del folio se repelen, pero si pongo la presión necesaria en los dedos el folio no se cae.

Si las fuerzas electrostáticas no me dejan tocar el folio, exactamente ¿qué es lo que hace que el folio no se caiga?

Un saludo


De: J
2009-10-22 11:14:20

@Toms: tengo un ratito libre, a ver si consigo respondértelo y así no molestamos a Pedro (1).

"Caer" es "ser atraido por la fuerza de la gravedad". Si algo no cae es porque hay otra fuerza que contraresta a la de la gravedad. Supongamos que ese objeto es un electrón E1. Si debajo de ese electrón E1 pongo otro electrón E2, como son carga iguales se repelen. Si la fuerza con que E1 es repelido es igual a la fuerza con que la tierra atrae el objeto, ya lo está sujetando. Pero E1 y E2 no se tocan, solo están muy cerca.

El problema, claro está, se quién sujeta a E2. Pues otro electrón E3, que está debajo de él. ¿Y a E3? Pues E4... En términos macroscópicos es ¿quién sujeta la hoja de papel? Mis dedos. ¿Y a mis dedos quién los sujeta? Mi mano. Y a mi mano, mi brazo. A mi brazo, mi cuerpo. Mis piernas, la silla, el suelo, las vigas, los pilares, la tierra que hay debajo, la tierra bajo la tierra que hay debajo,... así hasta que llegamos al centro de la Tierra.

Ten en cuenta para entender todo esto que yo solo he puesto relaciones de repulsión entre electrones, pero también hay de atracción entre protones y electrones. Así, por ejemplo es posible que no haya nadie debajo de E4, sino que haya un protón P1 que está encima o a lado de E4, sujetándolo (eso son los enlaces químicos, básicamente).

(1) No es una actitud alturista, sino egoista, para que Pedro tenga tiempo de seguir con todas las series que tiene abiertas.


De: Daryl
2009-10-22 12:06:23

Imagino que me adelanto. Has introducido un nuevo concepto: la Inducción. Es una acción a distancia y de acuerdo a lo dicho en otros articulos: en toda fuerza fundamental de la naturaleza hay un intercambio de particulas que, en la electrica (o electromagnética) es el FOTON.
Entonces, ¿de donde salen los fotones? ¿como, si los fotones no tienen carga eléctrica) pueden en algunos casos hacer que se atraigan los cuerpos -agua y peine- o se repelan -péndulo Jedi-?. Es más, en realidad ¿no hay siempre inducción? Lo electrones de la mano y del papel se repelen, no llegan a tocarse, notan la influencia antes de llegar a chocarse ¿no es esto una inducción, solo que a distancias nanoscópicas?


De: Toms
2009-10-22 12:39:16

@J: Muchas gracias por sacar ese "ratito" y, llevas razón, si así no molestamos a Pedro mejor, que bastante trabajo tiene ya el hombre.

Tu explicación se basa en que debajo del electrón hay otro, y debajo de éste otro y así hasta el centro de la Tierra, sí, esto lo entiendo.

Pero en el ejemplo del folio debajo de éste no hay nada, excepto aire, mis dedos lo sujetan lateralmente.

No es lo mismo extender la mano y poner encima una moneda que sujetarla entre los dedos.

En el primera caso la moneda no se cae porque no puede atravesar la mano por las fuerzas electromagnéticas, osea, como tú dices muy bien, unos electrones repelen a otros y sin tocarlos sujetan la moneda.

Pero en el caso de sujetarla con los dedos, yo la cojo lateralmente, debajo de los electrones de la moneda no hay otros que la sujeten, sino que la sujeta "la presión que yo hago con los dedos", pero esa presión ¿en qué se traduce?.

Si las moléculas no se tocan y la fuerza electrostática, en este caso, es hacia los laterales, porque mis dedos están a la izquierda y derecha de la moneda, algo que "toque" a la moneda le impedirá caer y no son los electrones que están debajo porque debajo no hay.

No sé si me explico bien, espero que me entiendas.


De: J
2009-10-22 13:39:55

@Toms: no te endentí a la primera, creí que sujetabas la hoja de manera "horizontal", pero a lo que te refieres es a que la hoja está vertical.

Supongo que el truco está en que no los tienes a los lados, los sigues teniendo por debajo... ligeramente por debajo, y a ambos lados. Va un dibujo en ascii. Ep es el electrón del papel, Ed el electrón de tu dedo y . no es nada (pero lo tengo que poner para que las letras salgan en las posiciones adecuadas)

..........Ep

.....Ed.......Ed

Cada uno de los Ed empuja a Ep, pero sus componentes horizontales se anulan mutuamente, y las componentes verticales se suman, sujetándolo. Como esas componentes horizontales se anulan mutuamente y solo la pequeña porción que es la componente vertical está realmente sujetándolo, se está "desperdiciando" mucha fuerza y sujetarlo así es más ineficiente que apoyarlo encima: tienes que apretar mucho con los dedos para sujetar algo que pese relativamente poco.


De: Pedro
2009-10-22 17:04:47

Mac, he corregido dos de los errores, pero el de (sin ser solapadas...) no lo entiendo. El paréntesis está cerrado (y en tu propia cita lo está), ¿no? ¿me estoy perdiendo algo?

Gracias por las correcciones :)


De: Macluskey
2009-10-22 18:52:31

Uyyy, no, ehhhh... El que está perdiendo la chaveta es el menda. ¡No he visto el paréntesis de cierre!

Glup.

En fin, dos de tres, no está mal para un viejales impertinente... :D


De: Toms
2009-10-22 19:16:59

@J: Creo que te he entendido, vamos a ver:

Voy a hacer unas líneas para explicar lo que entiendo, va ha ser un poco chapucera pero para entendernos creo que valen

| || |

a b c

A es mi dedo pulgar, B las dos caras de la moneda y C mi dedo índice.

A y C se acercan a B hasta que puedo sujetar la moneda sin que caiga al suelo, el proceso que entiendo es el siguiente:

Cuando los electrones se acercan lo suficiente hay una fuerza electromagnética que empuja a mis dedos hacia el exterior, pero los electrones de la moneda no están todos en línea recta enfrente de los míos sino que algunos estarán encima y otros debajo, osea entremezclados, unos arriba y otros abajo, y son éstos los que empujan la moneda hacia arriba hasta vencer la fuerza de la gravedad.

Si yo presiono más habrá más electrones que se "mezclen" y tendremos más fuerza electromagnética y podré sujetar un objeto que pese más, si dejo de presionar habrá menos electrones que ejerzan fuerza hasta que la fuerza electromagnética sea inferior a la fuerza de gravedad y la moneda se caiga.

Espero no haber puesto muchas "burradas", si es así corregidme sin piedad.


De: Surek
2009-10-22 19:31:16

Quizás sea una pregunta retórica, pero ahí va:
¿Es esta repulsión de cargas lo que causa que al tirar algo contra un líquido (una piedra a un charco, alguien saltando en una piscina, etc), este salpique? No me refiero a nada relacionado con la densidad ni nada parecido, tan solo el hecho de salpicar. No sé, después de leer este artículo creo que tiene algo que ver.
Gracias


De: Angel
2009-10-22 20:52:58

Surek: pues si, basicamente la mayor parte del movimiento que nos rodea, su causa ultima es la interacción electromagnetica: que las bolas de billar reboten, que un futbolista pueda dar una patada al balón, que la puerta se abra al empujarla, que unos engranajes giren, que los pedales de la bicicleta se muevan al mover los pies, etc, etc.


De: David
2009-10-23 00:48:55

Yo el chiste lo conocía con una vaca, no un perro. Si mi memoria no me falla era más o menos así:
A un biólogo, un ingeniero y un físico se les pidió describir a una vaca lo mejor que pudieran. El ingeniero dijo: "Es un animal que da X litros de leche al día, puede soportar una carga X, etc." El biólogo dijo: "Mamífero cuadrúpedo rumiante, de la familia de los X, etc."
Cuando llegó el turno del físico empezó diciendo: "Sea una vaca esférica y de masa despreciable..."

Aunque también lo he oído de distintas maneras, refiriéndose también a los matemáticos, etc.


De: Bartran
2009-10-23 10:28:41

Buenos Días a todos, y Gracias Pedro.

@Toms y @J:

No digo que la respuesta de @J no sea válida ni mucho menos, pero te doy una opción más.

A mi entender se debe al rozamiento, y en palabras simples la linea de átomos de la moneda que forma el perfil no es llana, ni con mucho, y las de tus dedos aún menos de tal forma quedaría algo así:

Donde los * son los átomos de la moneda y las - son los átomos de tu dedo.

**************************-----------
*-------------------------------------
**
******----------------------------
******************************-----
*-----------------------------------
**
**************-------------------

En realidad sí que hay electrones/átomos "debajo" de la moneda, y "arriba" se formaría como un especie de engranaje, en el que las repulsiones se darian tanto horizantalmente como verticalmente, sosteniendola por tanto contra la fuerza de la gravedad.

Seguramente hay bastantes incorrecciones en esta idea y no la den por válida sin pensar en ella!

Un saludo a toda la comunidad.


De: Bartran
2009-10-23 10:33:03

Me respondo al ver como ha quedado el dibujo U.U

Donde a son los átomos de una superficie y B los de la otra.

aaaaBBBB
aBBBBBB
aaaaaaaB
aaBBBBB
aaaaBBBB

PD: Perdón por estropear así la página.


De: J
2009-10-23 11:25:33

@Bartan: aunque el dibujo apenas se entiende, la explicación sí.

Probablemente sea una mezcla de ambas opciones: tu superficie rugosa con mi empuje desde ambos lados.

Para pesos pequeños (la hoja de papel que decía Toms en el primer post), creo que el "rozamiento" podría llegar a ser suficiente (en el nivel tan microscópico en el que estamos hablando, vemos que los electrones no se tocan, solo se acercan mucho; pero nos entendemos, ¿no?), y que al ser superficies rugosas los electrones de uno penetren en la estructura del otro (es decir, el "rozamiento" lo entendemos como que las superficies son dentadas y los dientes de una entran entre los de otra, como una cremallera microscópica), de modo que en realidad sí están uno sobre otro, y la explicación básica del post 31 es suficiente.

Pero para pesos más grandes me cuesta creer que lleguen a penetrar tanto que realmente sujeten solo con eso. Ejemplo: pones un taza sobre la mesa, y levantas uno de los lados de la mesa unos centímetros (digamos hasta llegar a 45º)... la taza resbala, cae y se hace migas. Así que no digamos si está completamente vertical, como proponía Toms...

Es decir, creo que el rozamiento tiene su papel en la respuesta, pero es muy pequeño.


De: lluisteixido
2009-10-23 11:54:07

Pedro, creo que tendrías que poner el aviso de no responder a los desafíos dentro del cuadro verde.

Supongo que si llegamos a la página, en lo primero que nos fijamos todos es en lo que nos llama más la atención :p


De: Lego
2009-10-23 11:58:25

Yo creo que en los cálculos de carga total de un cuerpo hay alguna trampilla, puesto que no tiene en cuenta que los neutrones tienen carga de ambos tipos (aunque sea compensada), y los protones también tienen más carga de la que parece (tienen algo de rojo, aunque en su mayoría son verdes...)... vamos, que me parece que hay mucha más carga en un cuerpo. Y luego, a saber "de qué" están hechos los quarks, que lo mismo hay más carga por ahí escondida...

¿No sería más fácil "obviar" el concepto de carga total y hablar sólo de diferencias?

¡¡Gracias por la página!! (es la primera vez que escribo y nunca lo he puesto...)


De: Toms
2009-10-23 13:28:12

@J: @Bartran

En mi humilde opinión creo que los dos componentes, como dice J, entran en juego a la hora de sujetar un objeto. Aunque en los dos la explicación sea la misma, fuerza electromagnética (f.e.) de los e-.

No es lo mismo sujetar entre los dedos una hoja lisa que un trozo de lija.

En el caso de la hoja habrá que ejercer más presión con los dedos porque al ser menos rugosa el rozamiento juega un papel muy pequeño y habrá muy pocos e- que penetren en la superficie en la estructura del otro, entonces nuestra presión hará que haya más e- que penetren y, por supuesto, más f.e. que mantendrá la hoja sin caer.

En el caso de la lija al ser muy rugosa, el rozamiento sí juega un papel importante, porque al ser muy alto ya hay muchos e- que penetran en la otra superficie y ejercer suficiente f.e. para que no se caiga, sin tener que hacer mucha presión.

Pero donde quiero llegar a parar con tanta explicación, (que seguro que es innecesaria) es que, tanto el rozamiento como la presión, consiguen "un mismo efecto" MÁS ELECTRONES QUE PENETREN EN LA ESTRUCTURA DEL OTRO CUERPO Y MÁS F.E. QUE SE OPONE A LA GRAVEDAD.

Es decir, cuando más rozamiento menos fuerza tengo que hacer para sujetarlo.

En el ejemplo de J. si pones un trozo de lija pegado en la mesa y encima una taza seguro que tendrás que levantar con más ángulo la mesa para que la taza caiga al suelo.


De: Pedro
2009-10-23 16:33:24

Daryl, siento haber borrado tu comentario, pero en el artículo pido específicamente que no se responda al desafío en comentarios. Si te sirve de consuelo, no has sido el único.

Lluís, pues probablemente sí. En fin. Ahora lo cambio.


De: Pedro
2009-10-23 16:39:26

Lego, ¡tienes toda la razón! En cuanto pueda, rehago el cálculo incluyendo la carga de neutrones y protones para hacerlo mejor. ¡Gracias! :)

¿No sería más fácil “obviar” el concepto de carga total y hablar sólo de diferencias?

Evidentemente lo hacemos al calcular fuerzas netas, pero así en general y desde el principio, no estoy de acuerdo. La gente hace eso, y se queda con la idea de que sólo hay cargas cuando lo que hay es desequilibrio de cargas. Al principio, cuanto más énfasis en que hay una cantidad de carga gigantesca en los cuerpos macroscópicos, aunque equilibrada, mejor (en mi no tan humilde opinión, claro).

Es lo mismo que los signos: al calcular, evidentemente usamos signos porque es mucho más fácil. Pero empezar con signos hace pensar a la gente que, realmente, hay cargas inherentemente positivas y negativas (aunque mucho me temo que algunos profesores nunca se han planteado el porqué de positivo/negativo). Al principio, énfasis en esto - luego, cuando ya entiendes y te pones a calcular, a lo fácil para el cálculo.


De: nuwanda
2009-10-25 20:49:14

exelente articulo pedro felicidades como siempre, se ve que tiene varios admiradores esta serie.
una pregunta los neutrones no tienen polos electricos? me refiero a como la molecula de agua.
y estos neutrones frente a un campo electrico sienten una fuerza que tiende a separarlos entonces, se podria fisionar un neutron de esta manera ?
salu2


De: nuwanda
2009-10-25 21:01:49

ups mil disculpas odio escribir 2 veces pero bueno me olvide de esta pregunta, en cuanto ronda mas o menos la carga de un generador de van der graaft?


De: Pedro
2009-10-26 07:26:50

Nuwanda, que se sepa, los neutrones no son polares. Ese "desdoble" del que hablas podría muy difícilmente separar las cargas de un neutrón, porque la interacción fuerte que mantiene los quarks unidos es muchísimo más intensa que la electromagnética. No habría ni comparación. Por cierto: http://eltamiz.com/2007/09/18/la-estructura-interna-del-neutron/

Respecto a los generadores de Van de Graaff, la respuesta aproximada ya la sabes si has entendido el artículo: una carga minúscula. Por ejemplo, el construido por el propio Robert Van de Graaff en 1930 y que sigue funcionando hoy en el Museo de la Ciencia de Boston alcanza un voltaje (no hemos llegado ahí aún, pero bueno) de unos 2·10⁶ voltios. Aproximando un poco y teniendo en cuenta que consta de dos esferas de 4,5 metros (no sé si de radio o diámetro), la carga acumulada en el generador es de entre 0,0005 y 0,001 culombios.

Hay algunos más potentes (de hasta 5·10⁶ voltios), pero la diferencia no será muy grande en orden de magnitud... y esto es en los monstruos. Los que se usan en los laboratorios de universidades y colegios tienen voltajes bastante más pequeños, y cargas bastante menores, claro.


De: chamaeleo
2009-10-26 20:56:21

Estos artículos me habrían sido muy útiles hace apenas unos pocos años, cuando estudiaba esto. Cuando estudié esto, la definición de culombio no la tenía muy clara, y después de leer estos dos artículos, me he aclarado bastante. Según he entendido, y haciendo analogía con la masa, 1C es una unidad fundamental para el electromagnetismo, como 1kg es a la masa.

Por otro lado, no sé si lo habrá dicho alguien antes (no me he leído todos los comentarios, hay muchos), pero yo habría calculado la carga de nuestro cuerpo de otra forma:

Sabemos cuántos culombios tiene un protón. Calcularía cuántos protones-neutrones-electrones hay en un kilogramo de materia ordinaria en estado neutro. De esta forma, sabríamos cuántos culombios tiene un kilogramo de materia ordinaria en estado neutro.

Claro, en este método habría que presuponer una cierta proporción de protones-neutrones-electrones, pues una mayor proporción de electrones y protones que de neutrones aumentaría la carga; porque el electrón tiene la misma carga, pero concentrada en una masa mucho menor.


De: lujuz 07
2009-10-26 22:10:16

...creo que hoy en dia men estan confundiendo un poco las cosas pues me da dificultad entender como hago para comprender el cierre que hace un electron en su momento angular para llegar a cero y asi poder ser arrebatado o intercambiado .
HAY DIOS¡¡¡¡¡¡¡
como es que es? a menor distancia mas fuerza .proporsional a la materia. en mi caso el nucleo.


De: Pedro
2009-10-26 22:17:30

lujuz, ¿?


De: perroverde
2009-10-28 00:48:28

“tocar” significa acercar una cosa a otra lo suficiente como para notar la fuerza de repulsión...

Que genial, mil veces estudie la ley de coulomb y wauu recien caigo...


De: McDiufa
2009-10-29 09:46:04

Pedro, Me quito el sombrero, eres un maestro de la aptitud pedagógica.

Pero soy un poco burro y a ver si he entendido bien aplicándolo al concepto de fusión nuclear: el motivo de que hagan falta unos cuantos millones de grados de temperatura para realizar la fusión es por toda la energía necesaria para vencer la fuerza de repulsión de coulomb entre dos núcleos verdes?
(Aunque sigo sin entender por qué después de hacer la fusión se desprende tanta energía, pero eso será otra historia)


De: Pedro
2009-10-29 11:04:39

McDiufa, básicamente, sí :)


De: Jerbbil
2009-10-31 18:54:55

Buenas tardes,

Voy a seguir esta serie con ganas e impaciencia, como hago con todas, pero necesitaría, para calmar mi espíritu hambriento, que me dijeras, oh gran profesor, si en algún momento vas a poner un esquema básico (antes simplista que incomprensible) de cómo funcionan las cocinas de inducción. Es que desde el primer día que puse una sartén en una de esas me está reconcomiendo la curiosidad, pero tampoco es plan de desmontar el aparato, que luego pierdo la garantía... :)

Un saludo y continúa igual, por favor.


De: Fernando
2009-11-01 11:02:45

Una utilidad de la mal llamada "Electricidad Estática":
http://www.youtube.com/watch?v=Pzg5rIhCLAs

Son los primeros segundos del video.

Saludos


De: Fernando
2009-11-01 11:10:25

@Jerbbil: Las cocinas de inducción creo que tendrán que esperar pues funcionan induciendo un campo magnetico en las ollas. Supongo que sería capaz de dar una explicación sencilla y más o menos correcta, pero convendría esperar a que le llegue el turno al electromagnetismo y los fenómenos implicados.

Saludos


De: Pedro
2009-11-01 11:17:40

Sí, las buenas noticias son que más tarde o más temprano hablaremos de las cocinas de inducción. Las malas son, como dice Fernando, que será tarde :P

Ah, y como lo de "gran profe" vaya con retintín, vas a aprobar conmigo cuando las ranas críen pelo ;)


De: bertea
2009-11-08 19:03:06

esta muy clara la explicacion y me ayuda mucho con mis estudios pero hay que agregarle un poco mas de ilustraciones


De: Peluca
2009-12-05 18:00:26

Yo tengo una pregunta:

Si realmente NUNCA tocamos las cosas, sino que lo que sentimos es la "repulsión" ¿Cómo es que sentimos la textura de algo?

O sea si no lo tocamos, como nos damos cuenta que algo es rugoso, o caliente, o frío, etc.


De: Pedro
2009-12-05 18:34:41

Si piensas cuidadosamente sobre ello y en las cosas a nivel microscópico, creo que puedes contestarte a ti mismo. Pero, si no, hay aquí bastante gente que puede hacerlo tan bien como yo, así que se lo dejo a ellos ;)


De: Zetterström
2009-12-05 19:38:08

Peluca, para sentir el calor de una chimenea, no necesitas meter la mano en las llamas. El calor se transmite por radiación y tu piel tiene receptores de frío y de calor que llevan esta información al cerebro.

Quizás esto te aclare algo:

http://es.wikipedia.org/wiki/Tacto


De: Peluca
2009-12-06 00:32:13

Pues sigo teniendo la duda, yo no sé casi nada de física, y me he metido en la Wiki y dice que el tacto permite reconocer la zona TOCADA, pero según Pedro, no tocamos, sino que en realidad sentimos la repulsión...

Alguien podría explicarme por favor entonces por qué sentimos textura? Me toco un pelo y es diferente de tocar un papel... o cosas así... realmente no lo pillo.

Saludos! Muy bueno este blog


De: Peluca
2009-12-06 00:47:58

Me acabo de terminar esta parte y no me quedan dudas, salvo la planteada en mi comentario anterior (por favor podrían responderla?)

Sinceramente tu trabajo es impecable, de hecho (si encontraste el mail que te mandé) te tengo en como web de referencia en mi comunidad.

Sos un capo loco, la verdad te felicito por tu laburo y por la constancia de tus publicaciones.

Saludos!


De: javi
2009-12-09 13:26:30

Felicidades por el artículo y por la serie! (casi estoy deseando que acabe para empezar con la Termo!)

Pregunta rebuscada: Los aviones llevan en el borde de salida del ala una especie de antenitas (descargadores de estática) por los que se ¿libera? la electricidad estática generada por rozamiento con el aire durante el vuelo. He buscado por ahí pero no encuentro una explicación de cómo es el proceso de descarga. ¿Se te ocurre algo?


De: Miguel Alberto
2010-01-12 23:41:25

Vaya friega que me han puesto, tratando de explicar !que en realidad no tocas las cosas¡, de esquizofrenico me han tildado, se burlan de mi y me dicen loco.


De: Christian Sola
2010-07-28 11:20:57

Jajajajaja, pues comenta que lees El Tamiz a ver de qué te tildan.


De: madel
2010-11-03 13:57:45

Hay algo que no acabo de entender.

"Si tuvieras algo con una carga de 1 C en una mano, y un objeto idéntico, con una carga de 1 C, en la otra mano, y tuvieras los brazos extendidos ante ti y separados un metro, ¿qué fuerza notarías?"
"cada uno de los objetos repelería al contrario con una fuerza de 9 000 000 000 newtons"

Pensaba que cada partícula repelería a la otra la raiz cuadrada de 9 000 000 000 de newton.


De: compotrigo
2011-02-01 23:32:06

"la propia Tierra no se colapsa sobre sí misma por su propia atracción gravitatoria porque los átomos de las capas más profundas se repelen, a través de las nubes electrónicas rojas de unos y otros, a las capas superiores del planeta".

¿No falta algo en esa frase, Pedro? ¿O quizás sobra el "se" de "se repelen"?

Saludos.


De: Toño
2011-02-06 04:35:32

Estimado Pedro, en primer lugar quería felicitarte y darte las gracias por la gran labor de divulgación que realizas.
Desde que conozco este sitio no he parado de leer series una tras otra y de aprender cosas nuevas.
Tengo una pequeña duda con respecto a este artículo, en el apartado "¿Cuánta carga de cada tipo hay en tu cuerpo?" comentas lo siguiente:
"Cada neutrón, como vimos también entonces, tiene dos quarks down (2/3 de la carga del electrón) y un quark up (2/3 de la carga del electrón, pero positiva), es decir, que los diez neutrones por molécula suponen 6,6e de carga positiva y otros 6,6e de carga negativa."
Mi duda es si en este caso cada molécula de agua tiene 8 neutrones, o los 10 que comentas.

Un saludo
Toño.


De: Pedro
2011-02-06 10:39:40

Toño, sí, primero hablo de los ocho neutrones y luego pongo 10 (creo que porque había 10 protones justo en el punto anterior). Ahora mismo lo corrijo, ¡gracias! :)


De: gaston
2012-05-13 16:57:17

Paso a dejar mi comentario, en forma de agradecimiento. La verdad que es impresionante el trabajo que has dedicado en hacer este sitio, realmente excelso. Despues de haber leido algunos textos sobre el sublime Nikola Tesla, comence a indagar sobre el tema de la electricidad, y mas digna respuesta que las tuyas no encontre. Gracias y espero que continues publicanodo articulos como este, dignos de lectura


De: gaston
2012-05-13 17:32:15

Leyendo detenidamente el articulo me surgieron algunas dudas:

Si las cargas del mismo signo se repelen, ¿Como es posible que en un mismo atomo 2 protones permanezcan unidos?

Tambien me surgio una duda respecto al tema de que los objetos no pueden tocarse entre si. Poniendo como ejemplo un cuchillo que atravieza con la punta un trozo de carne, ¿Como es capaz este de lograrlo sin tocar al objeto? ¿A caso es capaz la fuerza de repulsion de desgarrar la carne, atravezarla y dispersar los atomos que en ella se ecuentran? y si es asi, ¿Por que los atomos del cuchillo no son dispersados y este no se quebranta, si los atomos tienen la misma consistencia? , ¿Y de que forma influye el filo del arma en esto?

Te mando saludos y espero una respuesta


De: gaston
2012-05-13 17:34:13

Y ahora que lo pienso tambien me surge otra duda, y es respecto a la materia en estado liquido. Suponiendo que colocamos un dedo en agua hirviendo, si no somos capaces de tocarla realmente, ¿Como es posible que sintamos el calor y nos quememos?


De: Pedro
2012-05-13 17:41:11

gaston, si no te importa, dejo que algún otro conteste a tus dos preguntas sobre lo de tocar las cosas --hay gente aquí que ha entendido este artículo de sobra, creo, para responderte--.

Respecto a los protones, la responsable es una fuerza muchísimo más intensa que la electromagnética a corta distancia: la interacción nuclear fuerte residual entre los hadrones que componen el núcleo, con los piones como "mensajeros". Puedes leer sobre ello en http://eltamiz.com/2007/08/02/esas-maravillosas-particulas-el-pion/ y http://eltamiz.com/2007/10/18/esas-maravillosas-particulas-el-gluon/ .

Gracias por los elogios, por cierto, no se merecen :)


De: gaston
2012-05-13 20:26:16

Pedro, desde ya te agradezco tu inmediata respuesta, y cuando tenga un tiempo voy a leer el enlace que me dejaste

Con respecto a lo de las leyes de repulsion, creo que tambien entendi lo esencial del tema (que en realidad los objetos no se tocan directamente, si no que se repelen los unos a los otros), pero lo que no me quedo en claro es como se aplican a esos casos en particular.

Bueno, me despido y te mando saludos.


De: gaston
2012-05-13 20:28:46

Ah, y me olvidaba, queria preguntarte si podrias recomendarme algun articulo sobre corrientes electricas, continuas y alternas :D
Ahora si, adios y gracias


De: J
2012-05-14 19:12:11

Como nadie sale a la pizarra, salgo yo.

El material del cuchillo (y de la carne) se mantiene unido por enlaces químicos entre sus átomos. Un enlace químico no es más que otra forma de decir, "atracción entre los protones de uno y los electrones de otro". Podrías preguntar, ya que estás, qué mantiene cohexionado a los átomos individuales, pero como no lo has preguntado, pues no lo contesto, porque supongo que sí lo sabes.

Cuando el cuchillo corta la carne, lo que hace es introducirse entre los átomos de la carne, rompiendo esos enlaces, simplemente porque con sus electrones repele a los electrones de los átomos de la carne, hasta que se separan de donde estaban. Qué se dispersen los átomos del cuchillo o los de la carne (es decir, que el cuchillo corte a la carne o la carne corte al cuchillo) depende de la fuerza de esos enlaces y de su disposición geométrica. Los enlaces del cuchillo son más fuertes y están dispuestos en forma de filo. Pero los de la carne son más fuertes que, por ejemplo, los del agua, y por eso puedes meter la mano en el agua, cortar el agua con tu mano.

Los protones del núcleo no se separan unos de otros porque están unidos por la fuerza nuclear fuerte. Dicha fuerza es más fuerte que la electromagnética, así que aunque los protones se repelen entre sí por la fuerza electromagnética, se atraen por la nuclear fuerte. No obstante, su alcance es muy pequeño, fuera del núcleo de los átomos ya no se nota. (hasta aquí todo lo que sé sobre esta fuerza) Pedro no la ha contado aún, salvo de pasada, pero seguro que algún día, cuando acabe las otras veinte series que tiene abiertas, nos lo cuenta. Ejem.

El filo del cuchillo afecta a lo siguiente: tú haces una fuerza determinada para cortar. Digamos por ejemplo 1N, pero da igual el valor numérico. Si el filo es de 1mm de grosor, ese 1N se reparte entre todo ese 1mm. Si el filo es de 0,01mm, se reparte en menos superficie. Hasta aquí, supongo que era obvio. A nivel atómico lo que quiere decir es que el filo de 1mm tiene que romper por ejemplo un millón de enlaces si quiere cortar la carne. Pero el de 0,01mm solo entra se aproxima a 10.000 enlaces. La fuerza que ejerces rompe más fácilmente 10.000 enlaces que 1.000.000 de enlaces.

Con el agua te quemas porque... ¿qué es la temperatura? Si no has leído la serie sobre termodinámica de El Tamiz, vete a ella en cuanto acabes con este comentario. La temperatura son partículas moviéndose muy rápidamente. Cuando esas partículas "chocan" contra otras partículas, estas últimas salen despedidas, y las primeras se paran. Es decir, las partículas del agua, que estaban calientes, "chocan" contra las partículas de tu dedo y tu dedo se calienta. Ahora ya solo queda interpretar "chocar" desde el punto de vista electromagnético. No es necesario que un electrón toque a otro: si se le acerca lo suficiente, lo repelerá con tal fuerza que saldrá despedido, quedándose él a su vez parado. Eso es "chocar".


De: gaston
2012-05-15 12:24:09

Ahora si voy entendiendo todo mejor, gracias J, muy buena respuesta. Entiendo que el filo del cuchillo entonces depende de su grosor. Mientras mas fino sea este ejercera mas presion con menor esfuerzo, eso tampoco lo sabia.

Bueno, me voy al colegio, mas tarde seguire leyendo mas de estos geniales articulos. Saludos!


De: Peregring-lk
2013-07-21 22:20:31

Ok, ahora yo :)

Llamemos "agua" a cualquier objeto neutro, y "peine" a cualquier objeto cargado negativamente.

Cuando acerco el peine al agua, atraigo al agua, ya que parte de la carga eléctrica se dirige, repelida, al extremo opuesto del agua, por tanto, en la parte más cercana al peine, hay una carga positiva local. Ok, pregunta ¿por qué los electrones no abandonan el agua? ¿Son las fuerzas nucleares las responsables?

En caso afirmativo, si dichas fuerzas nucleares son tan fuertes como para hacer que los electrones repelidos no abandonen el agua, ¿cómo permiten que los electrones se muevan libremente dentro del objeto? Es decir, ¿quién o cómo o bajo qué condiciones, o hasta qué punto, o (ponga la interrogación que más le guste a usted aquí) se toma la decisión de «tú puedes moverte por aquí, pero no más pa'llá!»? De acá pa'cá sí, pero de aquí pa' más pa'lla nanai.


De: Peregring-lk
2013-07-21 22:23:00

Another question, pero más tonta.

¿Son los electrones de un extremo los que acaban repelidos en el otro? ¿O se van empujando «en cadena»? ¿Pou qué... pou qué!? (gracias Mauriño por su intervención).


De: Gabriel
2013-10-13 06:15

Se te ha pasado un es por un se. Es evidente que lo que pasa al acercar el peine al agua no es trata de un fenómeno triboeléctrico

De: alma
2013-12-19 23:39

Pedro, sinceramente, tienes dos cualidades muy grandes la de entender de fisica y la de saber enseñar. Deverdad es dificil encontrar profes de fisica como tu. Este blog es una pasada pero creo que podrias ayudar a muchos otros estudiantes si hicieras un canal en youtube. He encontrado verdaderos maestros alli como por ej. Julioprofe (mates) Te pido que consideres hacer videos con este material y con la didactica que tienes, ayudaria mucho pues fisica es una materia bastante complicada y traumatica y tu consigues que sea divertida e interesante :-) imagino que no tengas mucho tiempo....a lo mejor podria tener colaboradores para traducir los textos en videos.....bueno es solo una idea. ungran saludo y muchisimas gracias!!!

De: J
2013-12-20 11:44

alma,

para algunos artículos y series ya existe. Ejemplo:

http://eltamiz.com/la-vida-privada-de-las-estrellas/

Por lo que sé, lleva una cantidad no despreciable de trabajo.

De: Venger
2014-04-19 09:12

Estimados queridísimos: yo también he hecho el experimento del péndulo Jedi y quiero compartir con vosotros mis resultados.

He utilizado un trozo de poliexpán de unos 2 cm3 y lo he colgado con un hilo. También he usado un peine de plástico todo él pero no sé de qué material es.

Después de peinarme profusamente he acercado el peine y el poliexpán se ha separado directamente. Quiero decir que no lo atrae, lo toca y luego se separa. Se separa y mucho.

Me pasa entonces como a CuriOso. Yo creo que es porque el poliexpán también está cargado negativamente.

He intentado descargarlo con una llave, tocándele y frotándole, tanto al poliexpán como al peine. Y he conseguido descargarlo un poco ya que al acercarlo se levanta muy poquito. ¿Hay algún método mejor para descargar algo?

Pero entonces, me vuelvo a peinar y se vuelve a separar un montón.

¡No consigo que se atraigan! ¿Alguien sabe por qué?

¡Que la fuerza os acompañe!

De: Alejandro
2015-11-21 13:58

Muchas gracias una vez más Pedro.

De: NELSON TOBO DAVILA
2016-05-15 19:49

Yo, no quiero hacer exactamente un comentario, ademas de felicitarlo por su articulo, solo quisiera que me ayudaran a concluir si en un compuesto químico como el B2O3 que es el oxido de Boro, que tipo de enlace los une, ionico o covalente, o tiene carácter de ambos, lo cierto es quiero calcular la fuerza de atracción Coulumbica y no se si utilizar los radios ionicos o covalentes de los atomos, la diferencia de electronegatividades me indica que es covalente pero puede tener cierto caracter ionico tambien, entoces mi pregunta va hacia si puede calcular la fuerza de atraccion columbica en un enlace covalente?

Escribe un comentario

Todos los comentarios deben ser aprobados por un moderador antes de ser publicados. Si quieres puedes usar markdown. Todos los campos son opcionales excepto el cuerpo del comentario, claro:

Nombre:
E-mail: (privado, para que aparezca tu gravatar)
Sitio web:

« Durante la semana #32 - ¿Cómo funciona una olla a presión? Conoce tus elementos - El escandio »