El Tamiz

Ignora lo accesorio, atesora lo esencial

Phoenix - Primeros análisis químicos del suelo marciano

Aunque casi siempre lleguemos tarde (la información de hoy fue publicada por la NASA ayer), seguimos fieles a nuestro compromiso de manteneros al día respecto a la misión de Phoenix en Marte. La semana pasada mencionamos que la sonda se disponía a recoger una muestra de suelo para analizarla utilizando varios de sus instrumentos, antes de tratar de obtener una muestra de hielo.

Muestra terreno marciano

La muestra analizada en el laboratorio húmedo. [Versión a 1000x693 px](http://eltamiz.com/wp-content/uploads/2008/06/muestra-terreno-marciano-grande.jpg “”). Crédito: NASA/JPL-Caltech/University of Arizona/Texas A&M; University.

Aunque los análisis completos van a tardar probablemente otra semana, los resultados preliminares tras un par de ellos son interesantes – una vez más, no revolucionarios aún, pero sí prometedores.

Phoenix ha realizado hasta ahora dos pruebas con la muestra de regolito obtenida. En primer lugar, ha introducido alrededor de 1 cm3 de material en su Laboratorio de Microscopía, Electroquímica y Conductividad que, como recordarás si leíste la disección de la sonda que realizamos hace un par de semanas, es el “laboratorio húmedo” de Phoenix y nos permite realizar experimentos inéditos con suelo extraterrestre, mucho más parecidos a los que se realizan en edafología en la Tierra que cualquier cosa que hayamos logrado hacer antes fuera de nuestro planeta.

Laboratorio húmedo Phoenix

Animación de la introducción de la muestra en el laboratorio húmedo. Crédito: NASA/JPL/UA.

Como dijimos en la “disección”, la sonda lleva agua para mojar las muestras de terreno. Esta agua, por supuesto, está congelada a la temperatura a la que se encuentra Phoenix incluso a pleno sol, pero la sonda la ha calentado hasta derretirla y luego ha introducido el regolito dentro, revolviendo y mezclando bien para formar barro. A continuación ha empezado la batería de pruebas que estaba planeada para conocer la composición y propiedades químicas del suelo en superficie (recuerda que este laboratorio tiene espacio para cuatro muestras, y las otras serán a más profundidad).

Los primeros resultados, como he dicho al principio, son prometedores: en primer lugar, el pH del terreno es básico (entre 8 y 9), lo que lo hace perfectamente apto para la vida tal como la conocemos. Los científicos estaban algo preocupados por la posibilidad de que el suelo marciano fuera muy ácido, lo que supondría unas condiciones más hostiles para la vida microbiana que conocemos, pero se trata de un suelo no demasiado diferente del terrestre.

Además de la acidez, se ha analizado la composición química del terreno. Como he dicho, hace falta tiempo para tener todos los datos, pero se sabe ya que esta muestra contiene varios nutrientes necesarios para la vida. Entre otras cosas, hay sales de magnesio, sodio y potasio – sales que indican una probable presencia de agua líquida en el pasado, aquí o en otra parte (tal vez hayan sido movidas por el viento tras evaporarse el agua). La acidez y composición del suelo lo harían adecuado para cultivar muchas plantas terrestres (aunque esto fuera imposible en la práctica por otras razones, como la falta de agua líquida, oxígeno, etc.).

Además, una segunda muestra de material se ha introducido en otro de los instrumentos científicos de la sonda, el TEGA, que en la disección llamamos (y seguiré llamando aquí) “horno vaporizador”. En este caso la muestra se ha sometido a unos 1000 ºC para analizar el vapor generado, y los resultados son también prometedores.

Se ha detectado, entre otras cosas, la presencia de dióxido de carbono y agua. El agua probablemente no estaba químicamente libre, sino que formaba parte de hidratos, pero es una vez más una prueba bastante concluyente de la interacción con agua en el pasado. Los científicos esperaban encontrar indicios de interacción con CO2 y H2O y, efectivamente, así ha sido.

En palabras de William Boynton, responsable del TEGA,

En este momento, es difícil cuantificar exactamente cuánto dióxido de carbono y vapor de agua fue desprendido o hacer una identificación de minerales. Lo que ya podemos decir es que el suelo ha interaccionado con agua en el pasado. Pero no sabemos si esto ha sucedido aquí, en la región polar, o si ha ocurrido en algún otro lugar y el material fue transportado aquí en forma de polvo.

Hasta ahora no se han encontrado trazas de carbono de origen orgánico ni otros indicios de vida, pero tampoco había muchas esperanzas de lograrlo con esta muestra: es de una profundidad máxima de unos 3 cm, y la intensidad de la radiación ultravioleta aquí en la superficie probablemente hubiera hecho imposible que existiera vida microbiana. La cuestión es que las condiciones del terreno sí permitirían su existencia a mayor profundidad, con lo que todavía tenemos esperanza.

Como digo, no se trata de descubrimientos revolucionarios, pero los científicos de la NASA se han puesto a dar saltos de alegría cuando los primeros resultados han mostrado que el suelo marciano dispone de las condiciones necesarias para la vida microscópica que conocemos. Estaremos al tanto de los siguientes resultados, pues Phoenix ya ha obtenido otra muestra de terreno y seguirá realizando análisis en las próximas semanas.

Para saber más:

Astronomía, Ciencia

9 comentarios

De: Naeros
2008-06-28 09:36:18

Parece que de cara a una futura colonia en Marte, no haría falta llevar tierra de aquí para poder cultivar plantas, ¿no?
Suena muy prometedor :D


De: Manuko
2008-06-28 12:24:52

Y tanto que es prometedor: ya no harán falta misiones de suministro permanente, podrán montar un buen huerto de interior e incluso tener gallinas saltarinas alimentadas con alpiste marciano... Uis... ¿cómo saldrían los huevos en esa gravedad?


De: Alex
2008-06-28 13:03:42

¡Interesante artículo! Espero que en los siguientes experimentos aumenten los descubrimientos :-)

Manuko, pues unas gallinas marcianas podrían volar unos metros más de lo que pueden hacer sus hermanas terrícolas, y los huevos imagino, que serían más redondos... Creo que serían más felices, jeje.

Imaginando que la menor gravedad no afecte a ninguna de sus capacidades reproductivas!


De:
2008-06-28 16:26:09

Creo que la forma de los huevos dependen más por cómo salen de la gallina que de la gravedad en sí, aunque no lo sé seguro. Y ciertamente la gravedad ayudaría a que volaran más metros, siempre y cuando cuenten con una densidad de aire equiparable a la de la tierra (que, aleteando las alas, es lo que permite mantener el impulso en el aire).
Si que sería muy bueno que en un futuro se pudiera plantar algo, aunque me imagino que la cosa es mucho más compleja de lo que parece: aunque el terreno sea fértil, habría que evitar los rayos ultravioleta, adaptar y acondicionar una zona, y cosas así.
Sin embargo, un huerto sí que lo veo viable, sería como crear una miniatmósfera en una especie de invernadero, o algo así. Y quizás con el tiempo, en un futuro mucho más lejano puede que ese huerto aumente y aumente de superficie, hasta colonizar una parte importante del planeta. Aunque eso, a día de hoy, todavía me suena a ciencia ficción.


De: Bestia
2008-06-28 17:36:46

Mientras no se le pueda sacar un rendimiento economico masivo esto no avanzará demasiado, un huerto en marte puede estar bien pero si no se pueden explotar recursos de alli le veo pocas perspectivas de salir a luz, si acaso como campo de pruebas o práctica para hacerlo despues en otros planetas más lejanos.

Estaba pensando en esos planetas o lunas que son como grandes depositos de por ejemplo metano. Ahora, en plena crisis petrolera y viendole las orejas al lobo tal vez no fuera mala idea extraer metano (por ej.) de alli. Por supuesto en cada viaje habria que traer mucha cantidad (pero mucha, mucha, una cantidad casi inimaginable) para hacerlo rentable. Pero significaría una cantidad de dinero tan grande tambien que seguro que algunos serían capaces de aguzar el ingenio y optimizarlo todo al máximo.


De: Javier Aranda
2008-06-28 18:43:59

La clave de un intento de colonización "ambiental" de Marte pasa irremediablemente por la ingeniería genética (aun está reciente la noticia de la investigación de bacterias genéticamente modificadas para producir lo que se ha denominado como "petroleo"). Eso siempre y cuando no se encuentre vida (a la que hay que salvaguardar).
El mayor problema que a priori veo para una primera fase de colonización bacteriana es doble: por una parte es que la existencia de masas generosas de agua en estado líquido es fundamental para que prosperen cultivos de bacterias modificadas y puedan metabolizar adecuadamente la química de los terrenos marcianos; y exactamente la misma necesidad de una adecuada protección contra las radiaciones solares que dudo que esté al alcance de la bioingeniería (sea modificado o no, el ADN se destruirá). Ambos requerimientos se me antojan hoy día irresolubles. :(
De todas maneras creo que todos los que estamos aquí vamos a disfrutar como locos el post sobre Marte por parte de Pedro y seguro que ya se han proyectado soluciones muy sugerentes a ello.

La otra opción es la que están comentando los contertulios, la creación de invernaderos protegidos para crear estructuras habitables herméticas donde puedan habitar científicos e ingenieros. Y es que si alguna vez el Hombre viaja a Marte, lo más lógico es que la preparación del terreno comience 1-2 décadas antes lanzando vehiculos robotizados no tripulados que vayan anticipando una base segura; ir a Marte no es como ir a la Luna y creo que sería suicida mandar una expedición sin plan B, C y D. Soy pesimista, y creo que mis ojos nunca verán a un hombre o mujer pisar Marte todavía. :(


De: Quesito y Tostadiño » Blog Archive » Salimos en el NODO
2008-06-30 17:44:43

[...] La sonda Phoenix continúa avanzando en su misión de descubrir vida en la superficie de Marte, pero lo que no saben en la NASA es que los científicos españoles les llevan décadas de ventaja es el terreno de la exobiología, ya lo decía el NODO en su día: [...]


De: Todo_Spam
2008-06-30 17:45:51

Sería muy interesante ver la altura que podría alcanzar la vegetación en esa gravedad y con suelos "vírgenes" en nutrientes.
Supongo que un simple maizal, al no tener las mismas limitaciones de capilaridad que en la Tierra podrían formar auténticos bosques.

Imagina una secuoya gigante, pero supermegagigante.

Lema marciano: "Una ciudad, un árbol"


De: Arturo Altamira
2008-07-20 20:00:02

Que buen avance, ojalá sigan los descubrimientos con estas muestras y los resultados de la próxima semana sean los esperados, hay que estar pendiente.
Pues a lo mejor algun dia tengamos a marte como una opcion de segunda nacionalidad
;-)


Escribe un comentario

Todos los comentarios deben ser aprobados por un moderador antes de ser publicados. Si quieres puedes usar markdown. Todos los campos son opcionales excepto el cuerpo del comentario, claro:

Nombre:
E-mail: (privado, para que aparezca tu gravatar)
Sitio web:

« Inventos ingeniosos - El airbag Modo vacacional »