El Tamiz

Ignora lo accesorio, atesora lo esencial

Durante la semana [2007/10/21] (texto)

Desgraciadamente, esta semana no hay episodio del podcast. Acabo de actualizar mi sistema operativo, Ubuntu, a la nueva versión 7.10 “Gutsy Gibbon”, y la versión de Audacity (el programa que utilizo para grabar y mezclar el podcast) no funciona correctamente. Podría mover los archivos que utilizo a Windows y hacerlo desde allí pero, francamente, no tengo suficiente energía para hacerlo. Esperaré a que la siguiente versión de Audacity funcione como debe - si la semana que viene no lo hace, entonces tendré que pasarme a Windows, pero no tengo ninguna gana de hacerlo.

De cualquier modo, no desisto; aquí tenéis lo que hubiera dicho en el podcast, en formato de texto. ¡Algo es algo! Quiero comentar algunas noticias aparecidas por la red durante esta semana, recomendar algún artículo de otros sitios y escribir algo de opinión, como suelo hacer en el podcast. Es curioso cómo suele suceder que cada semana parece haber alguna característica común en las noticias que me llaman la atención - esta semana no es diferente.

La primera noticia de la que quiero hablar tiene que ver con el informe de la NASA sobre las causas del deshielo ártico de los últimos años, y su relación con vientos inusuales. Aunque el informe en sí es interesante, lo que más me llama la atención sobre el asunto es la intensidad de las emociones que despiertan este tipo de noticias en la gente. Si echas un ojo a los comentarios sobre la noticia en barrapunto verás a lo que me refiero. Y, como diría mi idolatrado Stephen Colbert, esto nos lleva a la palabra del día…

Emotividad.

Cierto tipo de asuntos -y el calentamiento global es uno de ellos- provocan en la gente emociones intensas. Aunque, en principio, esta noticia, como todas las anteriores sobre este tema, es de carácter científico, parece que somos incapaces de enfrentarnos al problema de manera fría y calculadora. Y, querido lector, en mi opinión, la actitud fría y calculadora está infravalorada. Parte del problema, desde luego, es que hay un trasfondo político muy profundo y maloliente detrás del calentamiento global, se han formado bandos (y en ambos huelo el maloliente trasfondo político) y esto parece, más que una pregunta a la que encontrar respuesta, un partido de fútbol.

Pero al encontrar la verdad científica no se gana dependiendo de cuál es la verdad: se gana al encontrarla, independientemente de cuál sea. Ahí está el error de mucha gente, en mi humilde opinión.

La emotividad está muy bien, pero no para atacar problemas científicos. Como he dicho antes en un editorial - si te enfrentas a una pregunta y la respuesta que encuentras te hace sentir bien, ¡mucho cuidado! Lo mismo podría decir de una respuesta que te hace sentir mal y consideras errónea: ¿la consideras errónea porque tienes razones objetivas para ello, o el hecho de que sea falsa te haría sentirte mejor?

Lo más desesperante es que, en algunos temas concretos, esta subjetividad y emotividad están tan extendidas que es dificilísimo estar seguro de que la fuente que lees es objetiva, y el calentamiento global es, desde luego, uno de esos temas (y lo dice alguien que ha estudiado dos añitos de física del aire y meteorología). Una vez más, sé que suena mal, pero la actitud fría y desapasionada es, en mi opinión, la única manera de encontrar respuestas. Una vez se sabe la verdad sobre algo -incluso si la respuesta es que no hay suficientes datos para estar seguros-, independientemente de si esa verdad me hace sentir bien o mal, puedo dar rienda suelta a mis emociones, pero no antes. Pero me estoy repitiendo.

Algo similar me ha pasado por la mente al leer el interesante artículo sobre el consumo de agua en una economía del hidrógeno en Ciencia Kanija. En este caso veo la actitud correcta para afrontar un problema: ¿es plausible una economía del hidrógeno basada en la electrólisis del agua para obtener este elemento? ¿cuáles serían las condiciones necesarias, el rendimiento mínimo que lo haría práctico, las cantidades de agua precisas y la energía necesaria para destilarla y electrolizarla?

La cuestión es que, mientras nos hacemos estas preguntas, tiene que dejarse totalmente a un lado el hecho de que una respuesta me guste más que otra. ¡Por supuesto que me encantaría que hiciera falta una pequeña cantidad de agua y que todo fuera eficiente y perfecto! Pero para saber, hace falta observar in emociones las cosas, como hace el informe del artículo. Demasiadas veces oigo afirmaciones facilonas que muestran la realidad no como es, sino como quien habla quiere que sea. Los angloparlantes lo llaman wishful thinking, y es algo que me desespera.

Sí, el hecho de incluir emociones en el proceso de decidir cómo es la realidad despierta emociones en mí. Irónico, ¿verdad? Sin embargo, intento apartar estas emociones cuando trato de buscar respuestas sobre algo. ¿Puede ocurrirme a mí también? Desde luego, pero al menos sé que puede ser así y, en cuanto una respuesta me hace feliz y quiero decirle a alguien “¿ves? ¡te lo dije!” echo el freno y me replanteo todo el asunto, por si las moscas.

Como digo, es curioso cómo las noticias parecen seguir patrones, aunque sé que los patrones están en mi cabeza y en cómo interpreto las noticias, por supuesto. Esta semana también me encuentro con una noticia en digg sobre posibles artefactos voladores muy antiguos. Por favor, si hasta muestra cómo varios de los bajorrelieves se parecen a naves de La Guerra de las Galaxias… El texto no tiene desperdicio. Mi parte favorita es donde afirma que el ejército de Alejandro Magno fue atacado por naves voladoras en la India, pero que sus enemigos eran tan benevolentes que no utilizaron armas atómicas contra su ejército y por eso conquistó la India.

La cuestión es que, probablemente, quien escribe la noticia y mira los relieves no es indiferente a cuál es el significado: es mucho más interesante y sugerente que se trate de máquinas voladoras que de algo totalmente distinto y sin relación. Lo dramático siempre es más interesante que lo prosaico. Es una actitud relativamente común en los “creyentes” en las visitas extraterrestres (y el autor de esa página parece serlo).

No me refiero a cualquier persona que piensa que somos visitados, o hemos sido visitados, por alienígenas. Me refiero a quienes sienten una intensa emoción al respecto, quieren que sea así y, de no serlo, se sentirían muy decepcionados. Es muy fácil pintar las cosas del color que nos hace felices, e ignorar los hechos contrarios. En el futuro quiero dedicar una serie a las pseudociencias, y esta característica es una de las claves para identificarlas: a sus seguidores no les da igual cuál es la respuesta a las preguntas.

De las tres noticias que he comentado, sólo una se enfrenta a un problema de manera objetiva, y no es casualidad - es algo muy inusual. Afortunadamente, la mayor parte de los científicos suelen hacerlo -no todos-, pero la manera de reaccionar de la gente ante las noticias científicas es, muy a menudo, emotiva. Y la emotividad está muy bien para muchas cosas, pero no para encontrar respuestas objetivas… y ésa ha sido la palabra del día.

Si aún sigues leyendo, siento haber soltado este chorro de ideas arbitrarias. Probablemente, de haber grabado el podcast, lo hubiera pulido más y organizado algo mejor. Desde luego, todo esto es una opinión personal y muy probablemente errónea. Hasta la próxima semana, espero.

Blog, Editorial

6 comentarios

De: Kanijo
2007-10-21 14:00:51

No puedo estar más de acuerdo con lo que expones Pedro. Algo que me molesta extremadamente son las fáciles afirmaciones basadas en la desinformación. En mi opinión el verdadero culpable de esta desinformación son los medios, ya sabemos que es prácticamente imposible encontrar un periódico o televisión que no estén dirigidas hacia un entorno político u otro, y dependiendo de esta tendencia, temas como el cambio climático o el problema energético serán retorcidos para que se adecuen a nuestra vía de pensamiento.

El claro ejemplo lo tenemos en Al Gore, aplaudido por unos, denostado por otros, pero prácticamente imposible ver un análiosis científico riguroso sobre su documental o sobre las conclusiones del IPCC. Estamos siendo bombardeados por desinformación desde todos los frentes y finalmente eso cala en la opinión pública.


De: Pedro
2007-10-21 14:55:55

Me alegro de que estés de acuerdo, Kanijo :) Lo que más me frustra de todo es que, incluso de las cosas de las que sé (como es el clima) me quedo confundido y algo desesperado al no saber de quién fiarme y de quién no, y con la sensación, al final, de que no puedo fiarme de casi nadie. ¿Y qué hay de las cosas de las que no sé mucho? Ahí me la pueden "colar" por todos los sitios...

Al menos, siempre suele haber ciertas personas de las que sabes que puedes fiarte en distintos asuntos y puedes recurrir a ellas para que separen el grano de la paja, pero no son muchas, y no de todos los temas conoces a alguien.


De: Roberto
2007-10-21 18:11:12

¡Glups! Lo que dices es el tipo de cosas que me hace replantearme actualizar el sistema. Me temo que esperaré a que lleguen las vacaciones (navidades, o incluso el verano) para actualizar. Me refiero, evidentemente, al mal funcionamiento de Audacity.
En cuanto a la emotividad en la valoración de un informe o un descubrimiento, estoy de acuerdo en que todos tratamos de arrimar el ascua a nuestra sardina, pero en el caso del calentamiento global, es curioso cómo los detractores tratan de defender la actitud insensatamente destructiva del progreso.
Puede que el calentamiento global no exista, o puede que no tenga su origen en la actividad humana. Pero es evidente que, si no ponemos algo de sensatez en el uso que hacemos de los recursos, si no ponemos sensatez en los procedimientos para la obtención de energía, y si no ponemos sensatez en el reciclado, procesado y almacenamiento de residuos, acabaremos con el estado de nuestro entorno tal y como lo conocemos tarde o temprano. Y, hoy por hoy, no tenemos otro entorno al que trasladarnos, ni sabemos cómo arreglar un entorno roto.
Y eso, no depende de que la amenaza mayor sea el calentamiento o no. El calentamiento puede que sea sólo (si lo es) un primer aviso.


De: Moko
2007-10-22 12:13:39

"Wishful thinking", en castellano, es "voluntarismo" ;-)

Por lo demás, excelente artículo, como de costumbre.


De: MaQy
2007-10-23 17:05:36

Viendo que has tenido problemas con Gutsy, un consejo para trabajar desde Windows, si tus particiones usan ext3 puedes montarlas desde Windows con http://www.fs-driver.org/

Por otro lado, esta imagino que sí lo sabrás, pero puedes montar la partición de Windows con ntfs-3g, que ya viene de serie con Gutsy. Así que con estas dos cosas no necesitas andar pasando archivos de un sitio a otro.

Un saludo ;).


De: Pedro
2007-10-23 19:43:42

Moko,

Gracias. Ya sé que ha sonado un poquito pedante lo de "wishful thinking" :P

MaQy,

Lo segundo lo uso ya, aunque no resuelve mi problema. Lo primero no lo conocía, y puede resultarme muy útil, ¡gracias!


Escribe un comentario

Todos los comentarios deben ser aprobados por un moderador antes de ser publicados. Si quieres puedes usar markdown. Todos los campos son opcionales excepto el cuerpo del comentario, claro:

Nombre:
E-mail: (privado, para que aparezca tu gravatar)
Sitio web:

« Descubren el mayor agujero negro estelar jamás observado Rayos - Peligros y protección »