El Tamiz

Ignora lo accesorio, atesora lo esencial

Fin de la misión STS-117

La lanzadera Atlantis ha finalizado la misión STS-117 con éxito y ha aterrizado el viernes en la base Edwards, en California. Han llevado a cabo, a pesar de los problemas encontrados, todos los objetivos de la misión y regresado a casa satisfactoriamente.

Lo cierto es que deberían haber aterrizado el jueves, pero las condiciones meteorológicas en Cabo Cañaveral, en Florida (donde deberían haber tomado tierra) no eran suficientemente buenas. La NASA decidió primero esperar, pero llegado el viernes los planes se cambiaron y se decidió utilizar una de las pistas de aterrizaje auxiliares, en este caso la de California.

Atlantis siendo transportada por un Boeing 747 Atlantis sobre un Boeing 747 en una misión anterior.

A la NASA no suele gustarle aterrizar en bases alternativas por el coste: si Atlantis hubiera aterrizado en Cabo Cañaveral (de donde despegará para la próxima misión), se quedaría allí y no habría ningún problema. Aterrizar en California significa montar la lanzadera en un Boeing 747 y trasladarla hasta Florida…unos dos millones de dólares adicionales para la misión.

Estos Boeing 747 (hay dos) tienen grandes modificaciones respecto a sus versiones comerciales, por supuesto. Entre ellas, los puntos de anclaje de la lanzadera al techo del avión. Sorprendentemente para algo tan caro, hay espacio en estos aviones para el sentido del humor. En uno de ellos, como puedes ver en la foto, punto de anclaje de la lanzadera tiene el aviso “Anclar lanzadera aquí – NOTA: El lado negro abajo”:

Punto de anclaje

Atlantis ha dejado en la ISS a Clayton Anderson (en su primera misión al espacio). El astronauta se quedará allí durante unos cuatro meses y volverá a la Tierra con la misión STS-120. A cambio, la lanzadera trae a casa a Sunita Williams, que llevaba allí desde Diciembre y ha establecido el récord de permanencia femenina en el espacio.

Aún hay otras doce misiones planeadas para acabar de construir la ISS, que es considerada por la NASA como un elemento fundamental para una futura misión tripulada a Marte.

Como propina, un video del aterrizaje de Discovery en Julio de 2006 - alterna imágenes desde cabina y desde fuera: