El Tamiz

Ignora lo accesorio, atesora lo esencial

El proyecto nuclear Nazi

Iniciamos esta serie de Hablando de… con el ácido sulfúrico, sintetizado por primera vez por Geber, cuyas ideas inspiraron la búsqueda en la Edad Media de la piedra filosofal por los alquimistas, el más grande de los cuales fue Paracelso, que eligió ese nombre para compararse con Celso, que se pensaba era un médico romano pero realmente era un tratadista que escribió una de las primeras grandes enciclopedias, la mayor de las cuáles es el Siku Quanshu, que contiene tesoros científicos, literarios y filosóficos como los tres textos clásicos del Taoísmo Filosófico, que tenía un concepto de la realidad muy diferente del occidental hasta la llegada de la “realidad cuántica”, puesta en cuestión por algunos físicos, que se enzarzaron en interesantes debates como las discusiones entre Einstein y Bohr, en las que tomaron parte otros genios como John von Neumann, cuyas ideas de máquinas auto-replicantes, junto con el concepto de una inteligencia artificial comparable a la humana de Turing, llevaron a las primeras predicciones de una “singularidad tecnológica”, que podría ser una explicación de la Paradoja de Fermi propuesta por el físico Enrico Fermi, que tuvo una importante participación en el Proyecto Manhattan, iniciado por el gobierno estadounidense como respuesta a una carta de Szilárd y Einstein en la que avisaban de la posibilidad de que los Nazis desarrollaran una bomba atómica. Pero hablando del proyecto nuclear Nazi…

Al principio de la guerra, era evidente para todo el mundo que los alemanes tenían ventaja en la física nuclear - la fisión nuclear había sido descubierta en Alemania justo antes de la guerra (por cierto, basándose en el trabajo de Fermi), y los Aliados sabían que estaban por detrás en ese campo de la física.

Sin embargo, en parte, la propia política Nazi favoreció su derrota en este aspecto: muchísimos científicos europeos de la época eran judíos, tenían antecedentes judíos, o los tenían sus cónyuges. Muchos de ellos, como algunos de los que hemos hablado en esta serie (como von Neumann o Fermi) acabarían trabajando en el proyecto nuclear estadounidense, igual que Bohr, cuando podrían haberlo hecho (¿quién sabe?) formando parte del Eje, pues provenían de países como Italia, Hungría, Austria y Alemania. De hecho, el único científico de gran peso que se mantuvo en el bando alemán del desarrollo atómico fue Werner Heisenberg. Desde luego, era un gigante, pero no había otros físicos de su talla a su lado, y sí en el bando contrario.

Además, hubo otra diferencia en los esfuerzos de los Aliados y de los alemanes para conseguir una bomba nuclear: los Aliados tenían un solo programa, el Proyecto Manhattan, controlado por el ejército. Los alemanes tuvieron dos (uno civil y otro militar), y nunca pusieron tanto empeño ni recursos en conseguir la bomba como el otro bando - pensaban que, de conseguirla, sería demasiado tarde para decantar la guerra en uno u otro sentido. En parte, esta opinión se debió, como veremos, a Heisenberg.

Pila atómica alemana de Haigerloch Pila atómica experimental alemana de Haigerloch, desmantelada por soldados británicos finalizada la guerra.

El proyecto civil alemán para conseguir un reactor nuclear y, con él, el suficiente plutonio para construir una bomba de fisión, estaba coordinado por Heisenberg. El proyecto militar estaba dirigido por Kurt Deibner. Aunque ambos equipos mantuvieron cierta comunicación, sus proyectos eran independientes y, de hecho, había cierta rivalidad entre ellos. El primer proyecto fue el original, y era una continuación de las investigaciones anteriores a la guerra.

El segundo proyecto se inició en 1942 cuando un grupo de físicos y químicos convencieron a Hermann Göring (comandante de la Luftwaffe y segundo al mando del Tercer Reich) y Martin Bormann (secretario privado del Führer) de que era factible y necesario destinar más recursos a producir una bomba de fisión, bajo control militar. Este segundo proyecto recibió muchos más recursos que el primero (que, aunque se viró hacia el desarrollo de armas atómicas, seguía siendo primordialmente un proyecto de creación de un reactor nuclear de fisión).

En 1944, después del intento de asesinato de Hitler por parte de un grupo de oficiales alemanes, el gobierno Nazi se volvió aún más rígido en el control de la investigación nuclear: el proyecto militar, aunque siguió siendo dirigido por Deibner, estaba bajo la supervisión directa de Heinrich Himmler, comandante de la terrible y temida Schutzstaffel (SS), al que Deibner informaba puntualmente de todo lo que se hacía.

El control no fue tan estricto sobre Heisenberg y su equipo. De hecho, Heisenberg viajó a otros países durante la guerra y llegó a entrevistarse con Niels Bohr para hablar del programa nuclear alemán. La participación de Heisenberg en el programa, incluso hoy en día, no está muy clara. Por un lado, era el científico civil más importante del proyecto nuclear alemán. Por otro lado, sus resultados en el proyecto fueron un fracaso, y sus cálculos sobre la cantidad de uranio necesaria para alcanzar la masa crítica eran erróneos en varios órdenes de magnitud, un fallo garrafal - ¿intencionado o fortuito? No lo sabemos.

Werner Heisenberg Werner Heisenberg.

Por un lado, Niels Bohr relató más tarde el contenido de la entrevista con Heisenberg: de acuerdo con el danés, Heisenberg le propuso unirse al proyecto nuclear Nazi. Por otro lado, las fuentes cercanas a Heisenberg afirman que éste trataba de pasar información a Bohr para que éste la transmitiera a los Aliados, de modo que estaba actuando contra el bando alemán. En la conversación no había otros testigos, de modo que es difícil saber qué pasó realmente.

Sí resulta sorprendente, por un lado, que Heisenberg tratara de reclutar a Bohr, cuando sabía perfectamente que el danés nunca jamás podría tener un puesto de responsabilidad en la Alemania Nazi, debido a su origen judío. De hecho, Heisenberg se reunió con Bohr en secreto, y probablemente hubiera sido severamente castigado si el encuentro hubiera sido conocido por las autoridades alemanas. Hay quien piensa que Heisenberg quería hacer entender a Bohr que los esfuerzos alemanes no darían fruto, para que de ese modo los Aliados no desarrollasen la bomba de fisión ni (como Heisenberg temía) lanzasen un ataque nuclear contra Alemania.

Se ha hablado mucho acerca de si realmente Heisenberg y su equipo trataron de conseguir sinceramente las armas atómicas y fracasaron, o si intencionadamente obstaculizaron y ralentizaron el programa nuclear, haciendo creer a los dirigentes Nazis que la cantidad de uranio necesaria y el desarrollo que hacía falta eran imposibles de conseguir antes de finalizar la guerra. Es difícil decirlo ahora, pero sí hay algunos indicios que parecen apuntar a una acción consciente por parte de Heisenberg y su equipo.

Por ejemplo, en 1941 un físico alemán de origen judío, Fritz Reiche, llegó a los Estados Unidos con un mensaje escrito a mano por Fritz Houtermans, amigo y colega de Heisenberg, en el que Houtermans afirmaba que Heisenberg “trata de retrasar el progreso del proyecto lo máximo posible, temiendo las catastróficas consecuencias del éxito”. En 1943, un espía alemán del bando Aliado, Erwin Respondek, pasó un informe al Consulado Americano en Zurich en el que afirmaba que el equipo de Heisenberg había creado dificultades a propósito para ralentizar el proyecto.

En cualquier caso, ya fuera por falta de recursos, por la huída de tantos físicos brillantes de origen judío al bando Aliado, por la falta de competencia de Heisenberg o por su sabotaje intencionado, el programa nuclear Nazi nunca despegó. ¿Qué hubiera sucedido si los alemanes hubieran logrado desarrollar bombas similares a las de Hiroshima y Nagasaki? Afortunadamente, nunca lo sabremos.

También afortunadamente, hoy en día no recordamos tanto la participación de Heisenberg en el programa nuclear Nazi como sus enormes aportaciones a la física cuántica (que le valió el Premio Nobel en 1932). Pero hablando de Werner Heisenberg…

Ciencia, Física, Hablando de...

14 comentarios

De: Belerofot
2007-06-18 20:24:55

No sabía que Heisenberg había influido tanto en la historia. Esta gente no solo destacaba en un campo sino en muchos. Porque no existen hoy en día genios de tal envergadura?

De: DanielSantos
2007-06-18 21:27:54

O si existen pero no los conocemos. Muchas veces no se reconoce a la gente hasta mucho despues de morir.

De: Mikel
2007-06-19 02:03:59

Vale, yo entiendo que el Sr. Pedro sepa sobre física, química y demás ciencas; imagino que ese será su trabajo o por lo menos haya cursado estudios referentes a ello. Por ello, creo que escribir los artículos sobre las partículas o sobre la TRE le resultará, más o menos fácil: supongo que lo más costoso será el hecho de redactarlos (sobre todos si es de ciencias como intuyo ;) ).Pero el que ahora nos "suelte" aquí un trozo de la historia nazi me parece, cuánto menos, digno de agradecer, ya que se ve claramente que detrás ha habido un amplio trabajo de documentación.Pues eso, muchas gracias y sigue así ;) .Un saludo.

De: Miguel Nadal
2007-06-19 03:43:35

Ojalá en el horizonte venga ya una entrada sobre Heisenberg (no sólo sobre su incertidumbre, jeje). ;)

De: Pedro
2007-06-19 09:35:00

Mikel,Aunque parezca contradictorio, me cuesta tal vez menos escribir este tipo de artículos. Aquí sólo tengo que leer, sintetizar y escribir lo más interesante de lo que ocurrió de una forma amena. Pero explicar la paradoja de los gemelos sin usar fórmulas, ¡tela! Eso me lleva bastante más tiempo. Además, esto es un cambio de ritmo y tema que agradezco, o me aburriría de escribir El Tamiz y lo dejaría.Miguel,¡Oído y apuntado! Llegará tarde o temprano :)

De: Roberto
2007-06-19 17:17:51

Enhorabuena por el blog, y en especial por los artículos de historia y los de divulgación.
Reconozco el trabajo que lleva implícito un proyecto como el tuyo, y, francamente, te admiro. ¿Cómo sacas tiempo para escribir?

De: Pedro
2007-06-19 17:41:35

Roberto,Gracias por los ánimos. Saco tiempo de donde puedo, y escribo bastante rápido, pero no es fácil. Es una parte razonable de mi tiempo libre entre semana, pero bueno, también es una afición: hay gente que pesca, yo escribo :)

De: Nikolai
2007-06-22 04:20:30

Eso que venga la de Heisenberg.
Siempre me parece vergonzoso cuando se habla de la segunda guerra.
Que equivocados todos que horrores, errores, tan grandes los de la humanidad.
Yo prefiero pensar en lo personal que Heisenberg retraso el proyecto, como ojala lo hubieran hecho en la contraparte americana... :(
http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/4/4e/Nagasaki_1945_-_Before_and_after_%28adjusted%29.jpg

De: El Tamiz : La Peste Negra
2007-11-11 00:02:15

[...] como respuesta a una carta de Szilárd y Einstein en la que avisaban de la posibilidad de que los Nazis desarrollaran una bomba atómica, algo que nunca llegó a ocurrir posiblemente gracias a Werner Heisenberg, aunque el bando aliado [...]


De: .retaguardiaclub.
2008-02-22 15:02:31

Enhorabuena por el post Pedro,

La verdad es que un arma tan letal como la nuclear en manos de un régiman tan paranoico como el III Reich hubiera sido un cocktail explosivo a escala planetaria.

Me gustaría creer, tal como mencionas en el texo, que Heisenberg dificultó los trabajos de la Alemania nazi por estar en contra de ese tipo de armas. Tal como hizo Einstein tras ver el potencial del arma que habíam desarrollado los EEUU y su poder destructor probado en Hiroshima y Nagasaki.

Por cierto, una de las cabezas que rodaron por el intento de asesinato fallido contra Hitler fue Karl Houshoffer uno de los (defenestrados) padres de la geopolítica moderna.

Un saludo internacional desde la retaguardia!
iñigo
retaguardiaclub


De: El Cedazo : Radioactividad (III): Un mundo aun mas radioactivo.
2008-11-10 20:35:55

[...] son países con armamento nuclear. Nota del editor: También hemos hablado en El Tamiz sobre el proyecto nuclear nazi. [↩]Nota del editor: Las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki [↩]Comparte esta [...]


De: javier rios
2010-12-10 00:24:00

Los alemanes terminaron la bomba atomica, los aliados en especial EE.UU., solo encontro la bomba terminada y la lanzo sobre japon. los nazis no pudieron lanzarla sobre EE.UU. porque no tenian un trasporte adecuado para tan largo viaje. un año mas y la guerra la ganaba alemania.


De: Escoria
2011-10-02 11:00:18

Leed el libro de Botaya "Proyecto Hagen", es muy bueno.


De: Enrique Benitez
2014-06-04 21:25

Descubrimientos científicos y aplicaciones de estos a armas de destrucción como las desarrolladas y usadas por los norteamericanos jamás tendrán una justificación valida y mucho menos su uso en población civil, además del grave daño que provocan en el ambiente. Resulta en un crimen contra la humanidad.

Escribe un comentario

Todos los comentarios deben ser aprobados por un moderador antes de ser publicados. Si quieres puedes usar markdown. Todos los campos son opcionales excepto el cuerpo del comentario, claro:

Nombre:
E-mail: (privado, para que aparezca tu gravatar)
Sitio web:

« Conoce tus elementos - El berilio Misión de la NASA al cinturón de asteroides »