El Tamiz

Ignora lo accesorio, atesora lo esencial

Daños ligeros en la protección térmica de la Atlantis

Pensé que, después de informar de la misión STS-117, durante once días no haría falta decir nada por tratarse de una misión rutinaria - me equivocaba. Aunque no parece tratarse de nada grave, ha surgido un problema en la misión: una parte de la cubierta que protege la Atlantis del calentamiento de la reentrada atmosférica se ha levantado.

El hueco en el escudo térmico es de unos 10 cm x 15 cm, y se encuentra en una esquina, que se ha levantado debido al viento durante el despegue. Se encuentra en una zona (cubriendo uno de los cohetes de maniobra en la parte trasera de la lanzadera) que no se calienta demasiado en la reentrada, sólo hasta unos 550ºC, de modo que no es un problema muy grave - pero, después de desastres del pasado, la NASA no quiere arriesgar por ningún detalle.

La tripulación, mientras realiza las tareas planeadas en la ISS, va a seguir examinando el daño. Desde Tierra, van a examinar las películas tomadas desde los SRBs (como la que publicamos aquí ayer) para ver si pueden discernir la magnitud del daño y cómo repararlo eficazmente. Además, la tripulación dispone de un brazo robótico con una cámara para examinar la zona, y siempre pueden realizar un “paseo espacial” para verlo de cerca y repararlo: después del desastre del Columbia, todas las misiones disponen de un “kit de reparación” de modo que los astronautas pueden parchear el recubrimiento cerámico para el aterrizaje, si el daño no es extenso.

Una vez más, si no hay nada de interés que contar, dejaremos el asunto hasta que Atlantis aterrice…esperemos que sea así.