El Tamiz

Ignora lo accesorio, atesora lo esencial

Estudio para construir un telescopio líquido gigante en la Luna

La Universidad de Arizona está elaborando un estudio encargado por el NASA Institute for Advanced Concepts (Instituto de Conceptos Avanzados de la NASA) para construir un telescopio líquido gigante en la Luna, que podría ser cientos de veces más sensible que el Hubble.

Los telescopios líquidos no son nuevos - la idea fue propuesta por primera vez en 1850 por el astrónomo italianio Ernesto Capocci. El más grande del mundo (6 metros de diámetro) se encuentra en Canadá.

Estos telescopios funcionan de la siguiente manera: en vez de tener un espejo primario sólido (un espejo parabólico construido de un metal pulimentado), se llena un “plato” con mercurio y se pone a girar. Como ya predijo Newton, el líquido en rotación dentro del campo gravitatorio terrestre toma forma de paraboloide de revolución - la forma de un espejo parabólico sin el coste y la precisión de pulir un metal hasta el extremo.

Pero un telescopio líquido en la Luna tendría enormes ventajas:

En primer lugar, la menor gravedad permitiría construir un espejo mucho mayor (en la Tierra sería fácil que se colapsase bajo su propio peso). Los planes llegan hasta a proponer diseños de 100 metros de diámetro, pero un tamaño más realista a corto plazo serían 20 metros de diámetro.

En segundo lugar, la ausencia de atmósfera permitiría a estos telescopios funcionar con una visión tan clara como la del Hubble o su heredero, el James Webb Space Telescope. Parte del problema de los telescopios terrestres utilizados para observar las estrellas más lejanas es que, al estar alejándose de nosotros a gran velocidad, su luz (por efecto Doppler) está desplazada tanto hacia frecuencias más bajas que parte de ella se encuentra en el infrarrojo, en el que la atmósfera terrestre absorbe muy bien. Pero incluso en el visible los telescopios espaciales tienen una enorme ventaja respecto a los terrestres.

Los obstáculos técnicos fundamentales para el diseño de un telescopio líquido en la Luna son dos: por un lado, los rodamientos empleados en la Tierra en estos telescopios (que no pueden ser de bolas porque hacen vibrar el espejo, aunque sea un poco) son de aire comprimido, lo cual sería un problema en la Luna. Una posible solución es utilizar levitación magnética empleando superconductores.

Por otro lado, en la noche lunar el mercurio…¡se congela! De manera que los científicos están buscando otros líquidos muy reflectantes pero con puntos de fusión más bajos que el mercurio.

Si se salvan estos obstáculos y se encuentra financiación, es una opción muy valiosa: por un lado, tiene muchas de las ventajas del James Webb Space Telescope. Desde luego, no puede orientarse como el pequeño telescopio espacial, pero por otro lado tiene dos grandes ventajas: piensa en el tamaño de los instrumentos ópticos del James Webb comparados con los de un monstruo de 100 metros de diámetro.

Incluso con sólo 20 metros de diámetro, un telescopio de este tipo podría observar objetos cien veces más tenues que el James Webb…y a una fracción del coste. Construir algo estático en la superficie de la Luna es mucho más barato que lo va a ser el James Webb (4.500 millones de dólares).

Además, el problema de no poder dirigir el telescopio, aunque existe, no es tan grande: por un lado, puede compensarse la rotación de la Luna (que es muy regular) con software para que no afecte a la imagen. Por otro, puede que sólo pueda observarse una sección del cielo cada vez, pero pueden sumarse los tiempos de exposición de cada rotación para obtener tiempos más largos.

Sin embargo, aunque construir un espejo pequeño podría hacerse remotamente utilizando robots, uno grande requeriría una misión tripulada a la Luna, lo cual parece que no despierta demasiado entusiasmo en algunos sectores ahora mismo.

En cualquier caso, habrá que esperar y ver si el proyecto recibe los fondos necesarios para llevarse a cabo. El James Webb y una súper-piscina-rotatoria-lunar juntos…¡qué no podríamos ver!

Para saber más: Artículo en Wired.

Astronomía, Ciencia

6 comentarios

De: Sergio
2007-05-21 14:15:24

Desde luego tendría una potencia sorprendente pero no crees que subir el material para construirlo saldría muy caro; piensa en lo que pesa esa masa de mercurio para llenar el telescopio. Un tema a parte sería el problema ético de construir semejante infraestructura en un satélite que aunque no pertenece a nadie, estuvo, está y estará en las mente y el corazón de la humanidad. ¿Habría que hacer un referéndum mundial para aceptar la construcción de cada infraestructura en la luna? ¿Y si una gran potencia no acepta la votación? ¿Podríamos con el tiempo convertir la luna en un desorden urbanístico como Marbella? ¿O en un vertedero?

De: Diego
2007-05-21 17:53:10

Que lo gestione entonces Naciones Unidas.

De: Pedro
2007-05-21 18:20:43

Sergio,En primer lugar, como has visto en el artículo no será mercurio. No sé que líquido usarán, pero aunque sea caro es una fracción del precio de un satélite como el James Webb - y tal vez sea un líquido que pueda producirse con materiales "nativos", no lo sé.En el segundo punto estoy de acuerdo con Diego - Naciones Unidas sería probablemente la mejor opción. Negarnos a tener nada que ver con el resto del
Sistema Solar porque no es de ningún país es cerrar los ojos. La ONU no es una buena opción, pero probablemente la única que tenemos por ahora, y eso es un problema que tenemos que solucionar...En cualquier caso, no creo que haya una demanda de convertir la Luna en nada raro - y un observatorio internacional, algo como la ISS pero en la Luna, no es descabellado, creo.

De: Fernando Beltran
2007-05-21 21:15:03

Pienso que la vieja idea de construccion de un teles líquido debe ser sustituida por nuevos ingenios que seguramente llegarán antes de lo que pensamos. Se me ocurren nuevos materiales inteligentes basados en nanotecnología, por ejemplo, que se pudieran adaptar a grandes estructuras construidas con materiales ligeros.
De todas maneras, seguir queriendo mirar el Universo desde nuestra cuna( La Tierra) parece más una idea bucólica pero poco práctica para los nuevos descubrimientos. Existe mucha más información en otras freciencias del espectro luminoso de la que apreciamos en nuestro visible.

De: el barto
2008-09-16 16:44:58

que se usen telescopios espaciales y listo


De: Pedro
2008-09-16 17:16:43

@ el barto,

La cuestión es que en superficie se pueden construir de un tamaño mucho mayor a menor coste. Ahora mismo no es viable construir un telescopio espacial óptico del tamaño que éstos podrían tener.


Escribe un comentario

Todos los comentarios deben ser aprobados por un moderador antes de ser publicados. Si quieres puedes usar markdown. Todos los campos son opcionales excepto el cuerpo del comentario, claro:

Nombre:
E-mail: (privado, para que aparezca tu gravatar)
Sitio web:

« Relatividad sin fórmulas - Relatividad de la simultaneidad Video - Reentrada de basura espacial sobre Colorado »