El Tamiz

Ignora lo accesorio, atesora lo esencial

Consiguen crear ratones tricrómatas

Científicos del Howard Hughes Medical Institute y de la University of California han conseguido algo que, sin tener una utilidad práctica inmediata, muestra hasta dónde está llegando nuestro conocimiento de la ingeniería genética: han logrado modificar el código genético de ratones para que tengan visión tricromática.Tú, querido lector, eres un ejemplo perfecto de un ser tricrómata, salvo que seas daltónico. Dicho de otra manera menos pedante, eres capaz de ver tres colores. Pero la verdad es que suena bien. Repite conmigo: Soy un pedazo de tricrómata, y no me arrepiento de ello.

En cualquier caso, la mayor parte de la gente piensa que casi todos los animales ven “en blanco y negro”. Esto, por supuesto, es mentira, y podría ser una de las Falacias que desmentimos en este blog de vez en cuando. La mayoría de los mamíferos sí que pueden distinguir colores, pero sólo dos y no tres.

Ratón dicrómata.

La diferencia entre la visión de un ratón y la de un humano es la siguiente: nosotros tenemos ciertas células en la retina llamadas conos, que tienen tres tipos: unos conos son sensibles a la luz de onda corta (azul), otros a la de onda media (verde) y otros a la de onda larga (rojo). Combinando la información recibida de los tres tipos de conos, vemos las cosas “en tres colores”.

Si los animales vieran “en blanco y negro” no tendrían conos. Pero los tienen. ¿Por qué muchos libros de texto reproducen la mentira del “blanco y negro”? La verdad es que no lo sé. En cualquier caso, el ratón no ve como nosotros porque sólo tiene dos tipos de conos. Los sensibles a la onda corta (azul) y a la onda media (verde). De esta manera, los ratones no tienen visión monocromática, sino dicromática. Si queremos decirlo pronto y mal, los ratones y la mayoría de los mamíferos no ven “en blanco y negro”, sino que “son daltónicos”. Pueden distinguir algunos colores muy bien, pero otros no. Técnicamente, son dicrómatas.

Los científicos de esas dos instituciones han logrado introducir un gen humano en el cromosoma del ratón: el gen que determina la creación de los conos sensibles a la luz de onda larga (roja). No estaban seguros de si eso bastaría, o de si el cerebro necesita una evolución adicional para interpretar las nuevas señales de la retina. El resultado: los ratones transgénicos son capaces de distinguir todos los colores que distinguimos nosotros. Son tricrómatas, como tú y yo.

Entrando en más detalle (sáltate este párrafo si te resulta farragoso), los investigadores empezaron por sustituir el gen responsable de los conos de onda media por el de los conos de onda larga en el cromosoma X. En un macho, esto significaría que deja de ver el verde para ver el rojo, pero aquí está el quid de la cuestión: las células de las hembras tienen dos cromosomas X y no uno, y sufren lo que se denomina inactivación del cromosoma X, por la que casi todos los genes de uno de los dos cromosomas X de cada célula se silencian y no se usan para nada (como tienen la información “por duplicado”, sólo usan una copia). Lo interesante es que, de los dos cromosomas X de la célula, cuál se silencia en cada una de ellas es aleatorio. De manera que las hembras (y sólo las hembras) genéticamente modificadas tendrán algunas células con el cromosoma X original (receptor del verde) y otras con el cromosoma X modificado (receptor del rojo): pueden ver los dos colores, más el azul de los genes que no habían sido modificados.

En los experimentos realizados, los ratones tienen que elegir entre tres paneles iluminados con luz de colores, dos de colores iguales y uno distinto. Los ratones reciben una recompensa si eligen el panel distinto. Cuando se realiza el experimento con ratones normales (“daltónicos”), eligen el panel bueno un 33% de las veces (es decir, lo hacen al azar). Los super-ratones tricrómatas eligen el panel bueno un 80% de las veces.

Esta noticia me ha impresionado, no porque el experimento tenga gran utilidad ahora mismo, sino porque demuestra la profundidad del conocimiento que estamos finalmente alcanzando sobre la información contenida en los genes, y la fineza con la que somos capaces de producir un resultado al manipularlos. Veremos qué nos depara la genética en diez años.

Fuente: Physorg

Biología, Ciencia

3 comentarios

De: oskar
2008-09-14 01:58:34

En 10 años habrán ya creado ratones hexacromáticos!. No, hablando en serio yo espero que por lo menos ya exista alguna solución para el cáncer.
(y también un tratamiento genético antiarrugas y canas! ;)


De: Ares
2011-05-11 20:21:31

A mi el experimento me ha impresiona por el hecho de qué sólo bastó modificar el ojo para que funcionara, el cerebro ya estaba listo (o tiene con qué adaptarse) al cambio.

Eso me recuerda algo que vi alguna vez, que el ojo humano tiene una capacidad (por decir algo, no recuerdo el número exacto) de 100 millones de pixeles, pero el "cable" que lleva la información al cerebro sólo lleva 1 millón de pixeles. Si se lograra tener el "cable correcto" y el cerebro ya está listo para recibir esa señal, "podríamos" en potencia tener una vista de águila increíble.

Lo que si no entendí es el tema de las hembras ¿no sería que alguna hembras ven el rojo y otras el verde? así fue como yo entendí el tema de los genes recesivos y dominantes en su época de bachillerato.


De: Lhaurgig Sesnas
2012-04-04 00:00:57

Guau, creía haber leído cada entrada de el Tamiz, y es que esta de ratones tricrómatas la encontré por Google. No estaba linkeada en ninguna parte.

Pero bueno, a mi parecer es buena noticia que el cerebro de un ratón no tenga mayor problema para reconocer la diferencia de esos colores. Siguiendo la misma metodología, alguien podría desarrollar una mejora al oído de los ratones, y el cerebro sabría reconocer los nuevos estímulos en el tímpano sin necesidad de, emm... "actualizar el software". Da cabida a ideas asombrosas sin tanto escepticismo sobre su funcionamiento, y nos vendría bien dado lo poco que sabemos todavía sobre neurofisiología.

Saludos!


Escribe un comentario

Todos los comentarios deben ser aprobados por un moderador antes de ser publicados. Si quieres puedes usar markdown. Todos los campos son opcionales excepto el cuerpo del comentario, claro:

Nombre:
E-mail: (privado, para que aparezca tu gravatar)
Sitio web:

« Copos de nieve 85% oveja, 15% humano »